ACTO DE LANZAMIENTO DEL PARO NACIONAL EN LUZ Y FUERZA DE CÓRDOBA

El viernes 31 de marzo, concurrieron a nuestra sede sindical el Secretario General de la CGT Nacional compañero Juan Carlos Schmid y Secretarios Generales de otros sindicatos de nuestra ciudad, con el objetivo de realizar el lanzamiento del Paro Nacional del jueves 6 de abril de 2017.

En primer término se reunieron en nuestra Biblioteca para compartir conceptos y posteriormente en nuestra Sala Agustín Tosco, tras entonar el Himno Nacional Argentino, hicieron uso de la palabra nuestro Secretario General Gabriel Suárez y el Secretario General  de la CGTNacional Juan Carlos Schmid.  Dada la importancia de sus definiciones, a continuación reproducimos sus discursos.  (En el próximo Electrum ampliaremos la información)

JUAN CARLOS sCHMID
Juan Carlos Schmid, Secretario General de la CGT Nacional

“Hay que ser prudentes, pero esa prudencia no se puede confundir con resignación, hay que ser inteligentes, pero esa inteligencia no puede dejar de lado la sensibilidad, hay que ser firmes como dijo Gabriel Suárez en la construcción de una resistencia al modelo de exclusión social”

Con muchos de ustedes nos conocemos hace un tiempo largo, hemos recorrido otros tiempos, otros gobiernos, otros planes económicos con la intensidad del paso en defensa de nuestra dignidad. Córdoba no es cualquier lugar. El Consejo Directivo está recorriendo la mayor cantidad de delegaciones para explicar las razones del paro, pero Córdoba siempre marcó en alguna medida el pulso de este país. Para mí es un orgullo estar en Luz y Fuerza y tener este contacto con los sindicatos cordobeses y aprovechar compañeros, para pedirles que hagan todo el esfuerzo por llegar a la unidad. Que miren el costo tremendo que hemos cargado sobre nuestras espaldas, particularmente algunos compañeros en estos últimos meses, para llevar adelante una unidad que ponga en la agenda política esto que acaba de decir el compañero Suárez, este problema que afecta a todos los gremios confederados. Yo ya lo dije hace un tiempo atrás cuando vine a presentar un libro, pero se los reitero: Córdoba ha marcado el pulso de este país muchísimo tiempo y el sindicalismo argentino está esperando que Córdoba nuevamente marque el pulso político.

Los Ceos del gobierno nacional ven un retrato social y económico que nosotros no vemos. Hace mucho tiempo que vienen anunciando pronósticos que no se cumplen, resultados que son muy pobres. Ese retrato social tiene una visión con un lente totalmente distinto al que tenemos nosotros. La aparición de los famosos brotes verdes, hasta que se conviertan en ramas, pasan por arriba de nuestro lomo; la inflación está siendo controlada a costillas del pueblo trabajador, a costillas de que se derrumbe el consumo, que se multipliquen las suspensiones y que se conviertan en cesantías, que haya quincenas atrasadas y que todo el país esté con el temor cierto de no poder llegar a fin de mes o no tener trabajo al otro día.  Entonces nosotros no vemos el mismo retrato social. Y los funcionarios del gobierno nos quieren convencer junto con los Ceos, que podrán haber sido brillantes en el empresariado privado, nos quieren convencer de que el éxito individual, es la política para construir una sociedad más justa, ¿y saben en realidad que nos están diciendo? que nos jodamos por haber nacido en una barriada pobre, nos están diciendo que nos jodamos porque nuestros padres no tuvieron éxito, nos están diciendo que nos jodamos porque no nacimos en cuna de oro, eso es lo que nos están diciendo los funcionarios del gobierno que miran ese retrato social.

La Argentina, compañeros y compañeras, necesita al menos para iniciar el camino del despegue e ir hacia el desarrollo un 30 % de inversión de su Producto Bruto Interno, ¡30 %! ¿A dónde está esa política? ¿Cuál es la política para atraer inversiones a la Argentina? ¿A dónde está la lluvia de inversiones que se prometió para reactivar el aparato productivo? ¿Acaso está en la fuga de capitales o en la especulación financiera que termina sacando los capitales que necesitamos para nuestra gente? ¿Acaso está en las facilidades que hay para ir a comprar productos a Chile? ¿Esa es la política de inversión que quiere el gobierno nacional?

Miren compañeros, acá en realidad estamos frente a un programa económico que no está colocando en el centro de la escena ni al trabajo, ni a la producción, ni a los trabajadores, está colocando en el centro al mercado y al colocar al mercado se olvida que el mercado únicamente va a buscar los resultados sin tener ninguna sensibilidad social.

El drama educativo, compañeros y compañeras, nos interpela a todos, ¡a todos!, no hay un sector de la vida nacional que no se sienta interrogado por el drama educativo.  Y le pueden llamar revolución educativa o como quieran llamarle, pero esa revolución, esa resolución del conflicto educativo se tiene que realizar mejorando los presupuestos, teniendo mejores programas de capacitación, respetando a los sindicatos, no violando la ley y no perseguir a los sindicatos, esa es la única manera que vamos a coadyuvar a la mejora de la educación.

Una enorme frase de Einstein -para mí el mayor científico del siglo pasado- ¿y saben lo que decía Einstein? Él interpelaba a los poderosos y les decía “si a ustedes les parece cara la educación, prueben con la ignorancia”.

A la CGT no la alienta ningún planteo electoral, el calendario electoral no lo pone el Consejo Directivo de la CGT, hay que acostumbrarse, no en esta administración, en todas, en las que tuvieron atrás también, porque cada vez que aparece el reclamo sindical, aparece la palabra desestabilización, ¿o no? Cuántas veces han escuchado ustedes a lo largo de la historia que cuando hay un reclamo sindical dicen ahí están los “negros” desestabilizando un gobierno. Y resulta que los primeros desestabilizadores son los grupos económicos, son los conglomerados, son los monopolios y son también los políticos que le erran para encontrarle el agujero al mate, ¿y saben por qué? Porque claro, nosotros somos los portadores del malestar social. Nuestra tarea no es legislar, ni ofrecer un programa económico ni estar en los laboratorios de análisis del desarrollo, nuestra tarea es poner arriba de la mesa el conflicto social y expresar el dolor de ese conflicto social en la multiplicación de despidos y en aquel hombre que no sabe si va a llegar a fin de mes con el salario que está cobrando.  Por eso es importante que nosotros tengamos este tipo de encuentro, porque al paro hay que militarlo, como se dijo acá. Normalmente durante un paro nos quedamos en nuestra casa y aprovechamos el día libre, pero además de eso cada militante que está en esta sala, tiene que convencer al vecino, tiene que estar en la mañana en la tomada de mate en el lugar de trabajo o en la oficina reiterando los fundamentos de porqué vamos al paro. Y de verdad, los problemas que tenemos, algunos son nuevos, se han agravado justamente por la aplicación de las medidas económicas de las que estamos hablando, pero también hay problemas que son de vieja data.  Miren, que tengamos más de 12 millones de compatriotas sumergidos en la miseria y en la pobreza no se hacen en un día, es el fracaso que tenemos como sociedad, es el fracaso de la dirigencia política, ya no le podemos echar la culpa a la dictadura militar, esa época está muy lejos, todas las macanas las hemos hecho del 83 para acá, por eso tenemos tantos millones de hermanos y hermanas que lo único que saben es ver cómo se las pueden rebuscar para poner un plato de comida en la cena y son hombres y mujeres que no tienen ningún horizonte, y eso no solamente lo tiene que hacer doler la interpretación en la CGT, tiene que ser un dolor que sacude la conciencia moral de la Argentina porque de eso no se puede olvidar un pueblo que muchas veces a lo largo de la historia llegó a la felicidad de la mano del peronismo. Entonces compañeros, nosotros venimos a recorrer los lugares para hacer un llamado al paro general y ese llamado al paro general es para que se comprenda que no partimos de las mismas interpretaciones, de que nosotros no tenemos el mismo diagnóstico de ellos y que tampoco creemos en la aplicación de las mismas herramientas.  Acá para que haya precios transparentes tiene que dejar de haber bolsillos flacos y para que se pueda comprar al contado, tiene que haber  moneda en el bolsillo del pueblo trabajador.

En definitiva, nosotros sabemos mejor que nadie, mejor que cualquier clase social, cuáles son las experiencias fallidas en este país. Todos los que estamos acá -los más jóvenes lo están advirtiendo también ahora- sabemos perfectamente que cuando se produce una fogata social, el incendio lo terminamos pagando nosotros y los platos rotos lo pagan los de siempre, los trabajadores. Por eso hay que ser prudentes, pero esa prudencia no se puede confundir con resignación; hay que ser inteligentes, pero esa inteligencia no puede dejar de lado la sensibilidad; hay que ser firmes como dijo Gabriel Suárez en la construcción de una resistencia que va más allá de un proceso electoral, porque alguna vez el General, el viejo General, nos dijo acerca de los procesos electorales: para nosotros el partido y las elecciones son solamente un peldaño y una escalera por la que tiene que ascender el pueblo argentino hacia la justicia social, y de eso no se puede olvidar el peronismo y en particular el movimiento obrero organizado. Lo que quiero decir es que nuestra lucha es permanente y nuestra lucha es permanente en defensa de lo que aquí ya se dijo, nuestra lucha es permanente porque en alguna medida, claro que somos un movimiento que tenemos rasgos conservadores, porque queremos conservar lo que tenemos, queremos conservar nuestras estructuras, nuestros convenios colectivos, nuestros salarios, nuestras colonias de vacaciones, nuestra participación, nuestro protagonismo, ¡cómo no vamos a ser conservadores! ¡no queremos retroceder un paso en esa dirección! Pero eso no quiere decir que no tengamos la voluntad cierta de empujar la rueda del progreso social. Acá en este país y en todo el mundo, todo lo que está edificado, todas las leyes sociales, las regulaciones y los avances que ha tenido la humanidad, lo hemos hecho nosotros, los trabajadores, empujando la rueda del progreso social y efectivamente, nunca nadie nos regaló nada, nosotros hemos conquistado todo. Así que compañeros, hago un llamado con la serenidad y la tranquilidad de conciencia de haber tenido una conducta –para los más viejos que me conocen- al servicio de la clase trabajadora, para estar siempre ubicado en el mismo lugar, ni más adelante ni más atrás, en el mismo lugar donde me puso la voluntad de los trabajadores.

Nosotros vamos a llevar adelante este paro nacional y ese paro nacional va a provocar un silencio ensordecedor el día 6 de abril, va a ser un silencio ensordecedor que va a atravesar la geografía del país, será un silencio ensordecedor que será un toque de atención muy fuerte al gobierno de Cambiemos. Hoy traje algunos afiches y allí hay una frase que apela a la conciencia, para que no nos roben la esperanza y porque no nos tenemos que dejar robar la esperanza. No nos van a robar la esperanza porque nosotros vamos a defender esa esperanza y los sueños de construir una sociedad más justa, ¡y no nos van a robar la esperanza y el futuro, porque el futuro somos nosotros! Muchísimas gracias.

 

GABRIEL SUAREZ
Gabriel Suárez, Secretario General

“Nuestras conquistas son nuestra dignidad”

Compañeros y compañeras, hoy estamos acá poniendo la cara no tan sólo representando a los gremios, en los que cada uno tiene que generar las herramientas de resistencia, sino que también estamos representando de alguna manera al movimiento obrero de Córdoba en su conjunto por las distintas expresiones que están en esta sala Agustín Tosco. Y este es un buen día para hacer memoria de un montón de cosas que pasaron y que son importantes relatarlas nuevamente. Me acuerdo cuando a EPEC querían privatizarla, me acuerdo cuando La Vozdel Interior titulaba “Luz y Fuerza, un gremio en soledad”, y vino una persona a darnos una mano, con un sindicato fuerte, con una decisión fuerte, por lo que nada más y nada menos tengo que volver a reivindicar al compañero Hugo Moyano, que al igual que todos  los dirigentes de Córdoba que están aquí presentes, ayudaron a nuestra organización sindical, una organización sindical que en la década del 90 se había parado para resistir  los intentos de privatización.  No habíamos dejado de exigir al gobierno nacional y al gobierno provincial que no aplicaran la receta economicista que vuelven hoy a ser parte de un modelo de exclusión social que lidera el presidente Macri y que tenemos el mejor alumno aquí en la provincia de Córdoba el gobernador Schiaretti.

Y no somos golpistas los laburantes, ¡no somos golpistas los laburantes! somos democráticos, porque la democracia se recuperó con la sangre de muchos trabajadores a lo largo y a lo ancho de nuestra Patria.  Y hoy día hablabamos con mi amigo, amigo que siempre ha estado con nosotros porque ha representado la voluntad del MTA en conjunto con el compañero Moyano y es hoy Secretario General de la CGT, el compañero Juan Carlos Schmid.

Queremos de alguna manera los más jóvenes hacer docencia, así como los camioneros ven en la figura de Pablo Moyano la pelea, porque esta realidad que viven los compañeros camioneros, lo viven los lucifuercistas y lo viven todos los compañeros de las distintas actividades ¿o creen que en el país está todo bien?  Pero también tenemos una preocupación y empezamos nosotros mismos con una autocrítica diciendo cuántos trabajadores más faltan en esta sala producto de que no están convencidos de que es el momento de la resistencia.  O no entienden que los salarios dignos que tenemos es porque los hemos ganado, no porque alguien nos regalara algo, porque a los laburantes nadie nos regaló nada, salvo el Gral. Juan Domingo Perón y la compañera Evita.  Este no es un acto partidario, uno entona con emoción y con fuerza la marcha peronista pero acá hay compañeros que no son peronistas, que son socialistas, que son radicales, pero todos somos de la clase que debemos defender, la de los laburantes, es la única expresión genuina que hay para que se pueda cambiar la realidad que quiere implementar en este modelo de exclusión social ¿y por qué decimos eso? porque no debe haber diferencias entre nosotros los laburantes, al contrario, el problema de Luz y Fuerza es el problema de otro gremio, el problema de otro Gremio es el problema de Luz y Fuerza, y el problema de un laburante es el problema de todo el movimiento obrero.  Vienen por nosotros, vienen por nuestras conquistas sindicales, vienen por los convenios colectivos de trabajo, quieren la división del movimiento obrero, los medios que son afines a la política de una mala información, están al día.  El movimiento obrero debe estar unido porque es el único elemento organizado que puede hacer cambiar la política de Macri que nos está llevando a la ruina a todos y cada uno de los trabajadores tanto activos como pasivos y no debemos desconocer eso porque no va a ser la primera movilización, ni el primer acto como tampoco la última, porque nunca los trabajadores le firmamos un cheque en blanco a nadie. Ustedes fíjense la otra semana lo que ha sucedido ¿o ustedes creen que no vienen por nosotros? Luz y Fuerza tiene buen salario, tiene un buen Convenio Colectivo de Trabajo igual que Camioneros ¿y ustedes creen que no nos van a tocar a nosotros?…  qué les está pasando hoy a los compañeros de distintos sectores, que al que patalea le eliminan la tutela sindical ¿y qué es eso sino una persecución?  Y a nosotros que nos dicen que somos desestabilizadores, golpistas que queremos voltear al gobierno, … si nos están cagando a nosotros cada una de las conquistas sindicales y encima nos quieren quitar los resguardos que tenemos nosotros ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, la personería gremial ¡y a la personería gremial no se renuncia!

Y hoy día tenemos que demostrarnos y demostrarles a todos que ¡hoy somos todos docentes! ¡Tenemos que salir a defender a cada uno de los maestros! ¿Saben por qué? Porque es una cadena de resistencia del movimiento obrero y si se cae un eslabón, esa cadena pierde resistencia y hoy están molestando permanentemente a los docentes y si se rompe ese eslabón la cadena pierde fuerza y los trabajadores unidos vamos a impedir que eso suceda porque únicamente a este modelo de exclusión social lo cambiamos nosotros los trabajadores con convencimiento, con protagonismo, con participación, con exigencia porque ¿saben qué va a pasar si no hacemos nada? No vamos a tener forma de mirar a nuestros hijos, no vamos a poder respetar la historia de nuestros dirigentes sindicales, tenemos la experiencia de Córdoba, el Gringo Tosco, Atilio López, el compañero Juan Lorenzo Racero que paró la privatización de EPEC. Nosotros tenemos compañeros desaparecidos, muchos de los familiares de esos compañeros desaparecidos están en esta sala, pero están acá ¿para qué? ¡¡¡Para que nosotros sigamos resistiendo!!! Si nosotros perdemos tiempo, el gobierno nacional avanza sobre nuestras conquistas.  Si nosotros esperamos, estamos perdiendo ese tiempo; nosotros tenemos que pararnos y decir que no vamos a dar ningún paso atrás. Vamos a resistir, vamos a defender y vamos a ser dignos trabajadores  para poder decirles a todos que el movimiento obrero está unido.  Y a nosotros nos van a tener que matar a todos para que de esa manera puedan avanzar sobre nuestras conquistas. Porque nuestras conquistas son nuestra dignidad.

acto-paro20
Nuestro S ecretario G eneral Gabriel Suárez y el Secretario General de la CGT Nacional Juan Carlos Schmid, en nuestra Sala Agustín Tosco colmada, en el lazamiento del paro nacional del 6 de abril