CONSEJO DE EMPRESA INGRESO DE PERSONAL Y SALARIO

En la reunión del Consejo de Empresa realizada esta semana, se analizó la pauta salarial con la que trataremos de cerrar un acuerdo para mantener el poder adquisitivo de nuestro salario. La discusión paritaria ya comenzó y estamos conversando en base a elementos concretos de análisis para poder concluir con un acuerdo que será llevado a los cuerpos orgánicos una vez que se determine algún porcentaje. La reunión pasó a cuarto intermedio para el próximo miércoles, pero ya la discusión está planteada firmemente.

consejo de empresaa (6)
Nuestro Secretario General Gabriel Suárez, el Secretario Adjunto Jorge Molina Herrera en la Reunión de Consejo de Empresa con la presencia del Presidente Ing. Luis Giovine y los dirigentes de los demás sindicatos de Luz y Fuerza

Con respecto al tema de los cubrimientos de los cargos vacantes, nosotros planteamos que el ingreso de personal es ya imprescindible para garantizar la excelencia de la calidad de servicio que nosotros brindamos. Las tres organizaciones sindicales, cada una con su problemática, dejamos aclarado  que el plan Quinquenal se está ejecutando en óptimas condiciones con el sacrificio del personal. El trabajador que tiene exceso de horas extraordinarias trabajadas producto del faltante de personal, empieza a estar expuesto a los accidentes, situación que nos preocupa sobremanera porque la falta de descanso de los compañeros genera medidas como las que se están llevando adelante actualmente, que es la no realización de maniobras programadas, por lo que necesitamos una respuesta positiva.

Esto lo venimos manifestando con anterioridad, hemos tenido algunos inconvenientes al no tener la dotación de personal adecuado para cubrir en algunos casos hasta el servicio mínimo, por lo que esto es preocupante. En esto indudablemente juega en contra el ausentismo debido a las enfermedades, a las licencias o un compensatorio, casi todos motivados por jornadas de trabajo extensas.

La base esencial del funcionamiento está en cubrir todos los cargos que dispone cada una de las estructuras de plantel, por ejemplo  para que de esa manera se puedan cubrir la cantidad de servicios que son necesarios para la pronta atención de los reclamos que habitualmente asurgen en cada una de las guardias.

Somos conscientes de que no va a ser una materia fácil pero también hemos demostrado a la empresa que por cada compañero que se jubila -en este periodo tenemos una cantidad importante- está la posibilidad de generar tres ingresos nuevos con el mismo monto salarial, porque una categoría del ingresante es menor que la del compañero que ingresa a la pasividad.

Lo que dejamos bien en claro a la empresa, y que se da en todas las actividades que desarrolla EPEC, es que una persona que hoy ingresa a EPEC por más que tenga los conocimientos técnicos teóricos adquiridos en la Universidad o en una escuela técnica -que prácticamente no quedan producto del vaciamiento educativo de la década del 90- no hay garantías de que el primer día de trabajo vaya a realizar la tarea que habitualmente se cumple con el personal de la empresa, porque la mayoría de estos conocimientos solo se adquieren con la práctica, por lo que preparar a un compañero oficial para una guardia o un capataz o un compañero de Mantenimiento o del Taller Electromecánico o de Transformadores, en definitiva, de todas y cada una de las actividades que lleva adelante la empresa en cuanto a comercialización, transporte, distribución y generación de energía, no se prepara de un día para otro, por eso la exigencia tiene una motivación, una razonabilidad, y es cubrir la excelencia de un servicio que hoy estamos brindando. Y como queremos seguir siendo garantes del buen servicio a la comunidad y ser los que seguimos comprometidos con nuestros verdaderos patrones que son los usuarios, se necesita inyectar un importante caudal de trabajadores para cubrir las necesidades cotidianas,

Sabemos que no es fácil y pelear por un ingreso masivo nos cuesta mucho porque tenemos que hacer un análisis presupuestario y cuando lo hacemos empezamos a ver otros números y justo cuando estamos discutiendo salario la empresa en forma oportunista puede aprovechar esta circunstancia por lo que nosotros tenemos que separar las cosas, porque una cosa es la discusión salarial y otra es la necesidad operativa del servicio.

Este punto quedó absolutamente aclarado ya que son dos cuestiones totalmente distintas. Esto permitió además buscar elementos que contribuyan a reducir el ausentismo en la empresa a través de un mayor control en aquellas carpetas médicas en las que se tiene dudas, porque nosotros como trabajadores vamos a decir la verdad, por ahí la empresa duda de una carpeta prolongada de un compañero pero para ello puede resolverse con una junta médica en el ámbito del Ministerio de Trabajo donde realmente se verifique la patología o el impedimento físico para desarrollar la tarea, y si es así, plantearse la reubicación de ese compañero en un lugar que teniendo en cuenta su problema, pueda continuar trabajando. En caso de no haber posibilidad de reubicarlo por su enfermedad, buscar una instancia de jubilación  que permita seguir su vida en otra realidad económica, pero esta cuestión hay que hacerla porque si no vivimos criticando las cosas que no se dan producto de que siempre tenemos la culpa nosotros los trabajadores.  En este caso los trabajadores no somos culpables porque los controles los debe hacer Medicina Laboral que no sólo tiene que controlar y asegurar la disminución del ausentismo, sino también adecuar los elementos para tener al día todas las necesidades de información para que nosotros desde la conducción del gremio podamos reafirmar la defensa de aquel compañero que está enfermo o que pidió un par de días porque está agotado por hacer horas extras al no tener un relevo.

Hemos coincidido que haya primero ingreso de personal y después buscar una ecuación que nos permita reducir las faltas.  En este sentido la empresa realizó algunas propuestas y las estamos analizando como gremio porque también nosotros pretendemos que los trabajadores estén trabajando y no estén enfermos. A ninguna organización sindical le gusta que los trabajadores estén mal de salud y si está enfermo hay que recuperarlo y si para recuperarse necesita ser reubicado hay que hacerlo, pero siempre en el marco de la verdad, con la prevención y el cuidado de la salud del trabajador y preservando de alguna manera esto que siempre ha sido característico en EPEC.  Por ello, si no tenés la capacidad para desarrollar la tares a raíz de una enfermedad o lo que te sucedió en un accidente, que la empresa reconozca con una reubicación el esfuerzo diario que realizó durante muchos años de su vida laboral. Estas cuestiones fueron las que tratamos y se acordó pasar a un cuarto intermedio para el miércoles próximo a la tarde, para abordar con mayor profundidad los dos temas que para nosotros son vitales: la recomposición salarial y el ingreso de personal para concretar el cubrimiento de las vacantes que dejan los compañeros que se jubilan y por las políticas de expansión que proyecta la empresa, porque sin gente no se pueden realizar.

Indudablemente que de no tener respuesta a estas dos cuestiones seguramente vamos a encaminarnos a un conflicto.

Gabriel Suárez

Secretario General