VOCACION DE SERVICIO

El fuerte temporal que se abatió sobre la ciudad de Córdoba el día 30 de enero, fue de dimensiones nunca vistas en nuestra ciudad.

Sólo basta con repasar algunos de los daños producidos por las ráfagas de viento, agua y piedra, transformadores que volaron como si fueran cajas vacías de zapatos, postes arrancados  de cuajo, líneas de alta y media tensión cortadas.

Los compañeros trabajadores salieron prestamente a reponer la energía que se cortó en numerosos barrios de nuestra ciudad.

Desde ese día de la tormenta, los empleados de EPEC no tuvieron descanso.

No obstante, incentivados por algunos medios de prensa en actitud irresponsable, numerosos vecinos encolerizados, a menudo enfrentan a las camionetas de EPEC, llegando a apedrearlos por falta de energía en sus casas. Cuestión ésta, que hace más difícil trabajar para reponer el servicio eléctrico.

Equivocadamente algunos vecinos llegaron a pensar que los trabajadores de EPEC retacean su esfuerzo, produciendo hechos lamentables como haber apedreado las instalaciones de SEA en Villa Páez produciendo la rotura de vidrios e incluso daños a los automotores estacionados en el predio.

Debemos recordar que trabajar con tensión eléctrica requiere mucha concentración por lo que es fundamental la tranquilidad y la responsabilidad, pero poca tranquilidad se puede tener cuando los vecinos los apedrean o los amenazan.

Los compañeros se han multiplicado en cuadrillas con solo la mitad de trabajadores para poder reparar  mayor cantidad de daños y fallas, lo que evidentemente les demanda mayor esfuerzo.  Incluso muchos trabajadores que estaban en uso de su licencia, han retornado para colaborar en el restablecimiento del servicio.

El Consejo Directivo del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba felicita a los trabajadores por entregar toda su experiencia y esfuerzo demostrando como siempre  su vocación de servicio

Dicho así, sólo se puede apelar a la paciencia y a la comprensión de la población en general, para lograr la restitución de la energía lo antes posible. De otra forma lo único que se lograría es más demoras en los trabajos que se tienen que llevar a cabo para solucionar los problemas y que se haga la luz

Ultimo momento

Ante la gravedad de la situación, dado que grandes sectores de nuestra ciudad   esperan la normalización del servicio eléctrico tras 72 horas de espera, la empresa consultó al sindicato sobre la posibilidad de obtener apoyo de empresas particulares para acelerar el proceso de normalización.  Ante esta consulta, el sindicato expresó que es posible esta situación por única vez debido al grave problema climatológico que existió, siempre y cuando sea personal de EPEC de la Zona A quien disponga de la facultad de distribuir las boletas de reclamos a los privados y de supervisar los trabajos que   realicen en la red.  Estas personas responsables de Zona A, serán quienes coordinen con las Guardias, todas las maniobras en la red. Esta modalidad fue coordinada por las Secretaría Gremial con los Delegados