EUGENIO ZAFFARONI EN LUZ Y FUERZA DE CÓRDOBA

El Dr. Eugenio Raúl Zaffaroni  fue miembro de la Corte Suprema de Justicia y actualmente es  Juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con sede en San José de Costa Rica.  Por su función debe concurrir a las reuniones  una vez cada dos meses en San José de Costa Rica o en otros lugares en los que se resuelva  a lo largo del año.

El viernes 29 de setiembre estuvo una vez más en nuestra sede sindical para participar en una conferencia de la Escuela Popular de Derechos Humanos que organizan en forma conjunta nuestra Subcomisión de Derechos Humanos, la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UNC, la cátedra de Criminología de la Facultad de Derecho de la UNC y Justicia Legítima.

Fue recibido en nuestra Biblioteca por los integrantes de la Subcomisión de Derechos Humanos que preside nuestro Secretario General Gabriel Suárez, oportunidad en que lo entrevistamos:

–  ¿Cómo se desarrolla su actividad en la CIDH?

–  Es una tarea interesante, no desde el punto de vista de solución de casos, porque lamentablemente los casos nos llegan muy atrasados a través de un filtro de la comisión, pero es interesante en cuanto a bajada de línea doctrinaria a los Tribunales Superiores de la región.  Muchas veces vemos las tragedias que tenemos en nuestro país y cuando las comparamos con cosas que han pasado que tenemos que resolver, nos damos cuenta que no llevamos la peor parte.  Creo que en América Latina está funcionando un genocidio por goteo de alguna manera producto de la situación colonizada o subdesarrollada en que nos somete este totalitarismo corporativo.  Si vamos sumando los muertos que tenemos en nuestra región como resultado de ese subdesarrollo colonizador nos encontramos con una pequeña Hiroshima y Nagasaki que nos mandamos a cada rato

–  Dos de los integrantes de la Corte Suprema primero aceptaron ser nombrados por Decreto ¿cuál es su opinión respecto al funcionamiento de la misma?

–  La integración de la Corte Suprema cambió, claro.  Veo alguna jurisprudencia regresiva innecesaria producto del desconocimiento de la competencia de la Corte Interamericana en el tema de Derechos Humanos.  El 2 x 1 fue otro de los hitos.  Una jurisprudencia de la corte negándole los derechos de sindicalización a las policías es otro problema y si enmarcamos esta situación en la agresión verbal respecto de jueces tradicionales en nuestra justicia del trabajo, nos está mostrando un panorama que no es muy alentador

 

–  Los medios de prensa hegemónicos hablan del garantismo como responsable de la inseguridad

–  En realidad es un viejo argumento que como publicidad diría que se remonta a Bernardo Neustadt de quien nadie se acuerda ahora, porque como todos, este tipo de personajes, pasan. Es lo mismo desde hace treinta años que lo vengo escuchando y  es resultado de un monopolio de medios de comunicación, realmente es eso, la gente se asusta, incluso a mí me bajaron de una lista de candidatos a diputado de la ciudad de Buenos Aires porque era piantavotos debido a esa publicidad.  De modo que nada de esto es nuevo, es lo mismo que se reitera a lo largo de años y es el discurso autoritario en materia penal.  Discurso que tampoco es original, porque acá nada es original, lo que pasa es que copiamos todo y como copiamos todo, también copiamos los discursos que se están manejando en Estados Unidos desde hace muchos años, copiamos el combate al sindicalismo.  Por otra parte también sostienen el argumento que no podemos tener precios competitivos porque no tenemos flexibilización laboral.  También copiamos la estigmatización de los Mapuches  calificándolos como terroristas que es inventada por los chilenos, copiamos la baja de edad de la responsabilidad penal de los pibes copiada a los brasileños, a la publicidad política de derecha de Brasil. Nada de esto es original ni es nuevo, simplemente son estas cosas que se adaptan un poco a  nuestras características folklóricas.  Lo único original es la forma en que lo adaptan a nuestro folklorismo, el resto es algo que viene del mundo y de la región.

–  ¿Cómo avizora el panorama nacional ante la política de exclusión social que está en aplicación?

–  Si no encontramos una salida política, el final será igual al de Martínez de Hoz con la tablita y el final de Cavallo y su política, en un momento se van a acabar los dólares y va a venir la catástrofe al igual que vino las otras veces, salvo que encontremos una salida política que no me parece muy inmediata.  No la veo porque en ese aspecto por ahora a través del monopolio de  los medios les da buen resultado lo que están haciendo.  Creo que tenemos que prepararnos para esa eventualidad, estamos en una etapa de resistencia.  Antes que nada tenemos que superar la depresión, no se puede hacer resistencia deprimido.   La resistencia hay que hacerla con alegría, con voluntad, con confianza, con fe en el futuro.  Lo que tenemos que pensar es que si no podemos interrumpir este proceso  (de política de exclusión) y llega una situación caótica de esa manera, hay que pensar que la situación debe durar lo menos  posible y hablar a los pibes que no saben de represión para que eviten cualquier provocación porque de lo contrario vamos a tener muertos.  Y todo lo demás lo podemos revertir pero los muertos no los vamos a resucitar nunca, eso tengámoslo en cuenta.  En primer término tenemos que pensar qué vamos a hacer después porque la táctica de penetración que usan es a través de defectos institucionales.  Se trata de repensar el estado,  es decir fortalecer el estado. Todo este totalitarismo trasnacional que estamos viviendo lo que quiere hacer es debilitar nuestros estados.  Hay que pensar cómo construir un Estado fuerte.  Estado fuerte no significa un  Estado autoritario, sino fuerte en soberanía. Perón no era un jurista pero se dio cuenta que tenía que construir un Estado diferente para asegurar las cosas que  iban obteniendo y llamó a Arturo Sampay para hacer la Constitución Argentina de 1949.  Nosotros tenemos que hacer lo mismo, a medida que se van ocupando posiciones hay que asegurar la ocupación de las posiciones socialmente…  bueno, no lo hicimos.  Y no estoy pasando facturas sino simplemente diciendo que (en el gobierno anterior) hubo una omisión.  Por eso en el futuro es lo principal en lo que tenemos que pensar, una institucionalización para un Estado fuerte en soberanía.

–  Mencionó que el gobierno equivocadamente plantea una avanzada contra los derechos de los trabajadores

–  Sí, claro. La avanzada contra los trabajadores no la inventaron desde el gobierno, sino que es producto de toda la ideología de este totalitarismo corporativo plutocrático (cuando las clases altas se encuentran a cargo de la dirección del Estado) de Hayek y todos esos tipos que llegan al absurdo de sostener que no hay desempleo voluntario, porque siempre la demanda tiene que coincidir con la oferta y si se produce desempleo voluntario es porque se opta por el ocio o porque hay salarios muy altos por lo que hay que bajar los salarios.  Es el viejo debate de Hayek con Keynes de los años 30 o sea que tampoco estamos inventando nada.  Es el viejo verso que tiene el llamado neoliberalismo, con perdón de los liberales que no tenían nada que ver con esto, porque no tiene nada que ver con el liberalismo político.  La prueba es que lo han llevado a cabo los contactos de estos líderes directamente con Pinochet por ejemplo, o sea que de liberalismo no tiene nada, esto es totalitarismo.  Estamos ante un ensayo totalitarista planetario con sus versiones regionales.  Nos preocupa mucho lo que están haciendo con Brasil, lo que están haciendo con nosotros.  Es altamente preocupante.  Latinoamérica ya ha tenido campañas así, en el 54 suicidio de Getulio Vargas  en Brasil e invasión a Guatemala, cambia radicalmente la orientación del movimiento nacional revolucionario Boliviano y nos  bombardean la Plaza de Mayo en el 55.  Esos hechos son una demostración del comienzo de la avanzada contra los derechos conquistados por el pueblo y que ahora el gobierno ha comenzado a practicar recortando derechos.

El Dr. Eugenio Zaffaroni dirige la palabra ante la sala Agustín Tosco colmada

 

Nuestro compañero Alfredo Seydell, en nombre de nuestro Secretario General, da la bienvenida al Dr. Eugenio Zaffaroni y a todos los presentes

 

la sala Agustín Tosco colmada

 

El Dr. Eugenio Zaffaroni fue recibido por la subcomisión de Derechos Humanos de nuestro sindicato, por integrantes de Justicia Legítima y por los representantes de la FUC