ROBO DE CONDUCTORES DE EPEC ¿Y LA POLICÍA DÓNDE ESTÁ? EN EL EDIFICIO CENTRAL

Una banda de delincuentes o varias, desde hace más de cinco años se dedican a robar conductores de cobre de nuestras líneas de 66 kV en los tramos entre San Francisco y Villa María y entre Villa María y Marcos Juárez.

El 4 de junio  nuevamente robaron los conductores de cobre de cincuenta y seis vanos en la línea de 66 kV San Francisco – Las Varillas (son 40 km de línea) y el 1 de julio en la línea de 66 kV Villa María – Bell Ville robaron dieciocho vanos.  Desde entonces, las cuadrillas de Redes de Alta Tensión están trabajando para restituir los conductores de la línea San Francisco – Las Varillas.  Una vez que terminen con esa línea, repararán la línea Villa María – Bell Ville debido a que el sistema interconectado provincial de EPEC es mallado, las localidades han continuado alimentadas desde otros puntos del sistema.

El gobierno de Córdoba, en lugar de ocupar a la policía para la  custodia de las líneas de EPEC, los ha concentrado en un gran número (más de cuarenta) dentro del edificio central de EPEC, mientras la delincuencia comete delitos sin riesgo de ser descubiertos.  Realmente el Ministerio de Seguridad tiene varios problemas, ni siquiera controla su propio armamento, menos aún podemos esperar que proteja la infraestructura de EPEC.  En cambio, a la policía se le asigna el rol de amedrentar y reprimir a los trabajadores.

La tarea es más lenta que en oportunidades anteriores, porque ahora Redes de Alta Tensión, además de la falta de personal crónica,  está sometida al efecto de las resoluciones firmadas por el Directorio que limitan la jornada y consecuentemente los viáticos necesarios, por lo que  esforzadamente trabajan para restituir los conductores. Además, carecen del stock suficiente de conductores porque parece que  al Directorio no le interesa mucho este problema porque total, los trabajadores siempre pondrán su invalorable cuota de sacrificio para que el sistema interconectado recupere su normalidad.

Pero el directorio en su inconsciente tranquilidad,  alimenta el conflicto contra Luz y Fuerza sin medir consecuencias, como la que se produjo ayer a las 3.50 de la madrugada, ocasión en que se produjo una falla entre Villa María y Arroyo Algodón quedando sin energía esa localidad, Pozo del Molle y Las Varillas ya que habían robado la línea San Francisco – Las Varillas.  Estas tres localidades y zonas de influencia, normalmente son alimentadas desde San Francisco y desde Villa María.  Los compañeros de Redes de Alta Tensión tuvieron que dejar sus tareas de reposición de los conductores robados para reparar el tramo Villa María – Arroyo Algodón, tarea que finalizaron a las 12.30 hs.  Es decir, que podemos afirmar que por irresponsabilidad  del Directorio, las tres localidades estuvieron sin servicio durante casi nueve horas.

¿Por qué responsabilizamos al Directorio? Porque no comprende que EPEC es una empresa de capital intensivo y no prevé un stock suficiente de materiales (el cable es fundamental en una empresa de energía), porque no habilita la cantidad suficiente de viáticos para que se continúe trabajando los siete días de la semana como siempre se ha hecho ante fallas excepcionales como la de robo de conductores, porque el personal de toda la Gerencia de Transmisión está con la preocupación constante de mantener el servicio, pero es el Directorio que a través de mentiras y decisiones equivocadas, provoca  continuamente el entorpecimiento de las actividades normales de la empresa.  El Directorio en estos últimos meses, está dejando librado  a las iniciativas del personal de carrera la solución de los problemas que el propio presidente y sus vocales provocan.  Para colmo, mientras se repara la línea San Francisco – Las Varillas, han robado seis vanos más en la Villa María – Bell Ville pese a que el Centro de Control dispuso que se tensionaran los tramos que no habían sido robados ¿el Directorio y su gerente porteño de Legales  tomaron las previsiones necesarias para que la policía custodiara nuestras líneas? ¡o creyeron más importante militarizar el edificio central de EPEC?

Nuestro Secretario General Gabriel Suárez reflexiona: “A nosotros nos preocupa el robo de conductores porque significa mucha plata para la empresa, que solo tiene  a sus trabajadores porque si la policía está toda en el Edificio Central es muy difícil que vaya a apresar a quienes  se robaron los vanos de las líneas que nosotros estamos tratando de recuperar. Esto es materia de otro tipo de análisis que debería preocuparle a la dirección de la empresa para evitar el robo de conductores de cobre de nuestras redes de alta tensión.  En lugar de eso mantienen a la policía en el Edificio Central de EPEC mientras los delincuentes actúan a su antojo como si estuvieran en zonas liberadas. 

Es importante tener permanentemente actualizado el equipamiento de Redes de Alta Tensión al igual que el de la totalidad de los sectores operativos de EPEC, por eso es necesario volver al diálogo para que la Empresa recupere el funcionamiento que necesita este sector que garantiza el mantenimiento de las líneas de alta tensión con una calidad de trabajo excepcional, con una profesionalidad importantísima que ha permitido distinguir por este motivo a EPEC entre otras empresas de energía.  El sector Redes de Alta Tensión de EPEC está integrado por trabajadores con un elevado conocimiento del trabajo en alta tensión que ha demostrado su profesionalidad en la reparación de la red de alta tensión en condiciones altamente desfavorables como  torrenciales lluvias, nieve y tornados. Los compañeros de Alta Tensión siempre han respondido con eficacia por lo que han sido reconocidos siempre por directorios anteriores, incluso por el actual aunque hoy día parece que esto lo han olvidado. Con mucho orgullo reconocemos la profesionalidad de los compañeros porque son los que siempre están cuando el servicio los necesita”.     

 

 

 

.