MARCHA POR LA EDUCACIÓN PÚBLICA

Luz y Fuerza de Córdoba se sumó a la movilización obrero-estudiantil

El pasado miércoles 22 se concretó una masiva marcha en defensa de la educación pública, en reclamo contra el ajuste del presupuesto universitario y por un aumento salarial del 35 %. Esta marcha se construyó de manera conjunta, articulando con todos los sectores que forman parte de esta institución.

Nuestra organización sindical, como no podía ser de otra manera, encabezada por miembros del Consejo Directivo, participó activamente en la marcha.  Mientras tanto, nuestro Secretario General Gabriel Suárez, el Secretario Adjunto Jorge Molina Herrera y el Secretario Gremial Rodolfo Bonetto, estaban en la ciudad de Buenos Aires participando en la segunda audiencia en el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación

La marcha se inició en la misma Ciudad Universitaria y continuó por la Av. Hipólito Yrigoyen hasta la intersección con Bv. San Juan frente a la Plaza Agustín Tosco.  En un improvisado escenario, se dio lectura al documento elaborado por los responsables de la marcha.

Razones de la marcha

En el documento elaborado se explica el motivo de la necesidad de la multitudinaria marcha en defensa de la universidad pública: “Hoy marchamos en defensa de las universidades públicas como expresión de una preocupación común por el devenir de la educación superior y el desarrollo científico y tecnológico de nuestro país. Queremos y exigimos un presente y un futuro de desarrollo, de inclusión, de mejores oportunidades para el pueblo. Los recortes en estas áreas que estamos sufriendo, tienen un efecto devastador a mediano y largo plazo, y sabemos de las dificultades y de los tiempos necesarios para recuperar lo que están poniendo en riesgo.”

“El compromiso es con la Defensa de la Universidad Pública, la Defensa del Salario, de sus Trabajadores y Trabajadoras. ¡Universidad Gratuita, Laica y de Calidad, comprometida con su pueblo y su tiempo!”

Agradecimiento

Agradecemos desde ADIUC a las autoridades universitarias, al Consejo Superior, a los consejos directivos, a los gremios estudiantiles, a los egresados y egresadas, a los y las no docentes con sus representaciones gremiales y a todas y todos los estudiantes aquí presentes. También agradecemos la participación de las diferentes organizaciones sociales, partidos políticos, gremios y a la comunidad en general que se encuentra apoyando este reclamo.

 

Los pueblos que olvidan su historia, están condenados a repetir sus errores.

Córdoba quedó plasmada en la historia como la provincia más revolucionaria, este concepto surgió de la lucha estudiantil y más adelante de la lucha obrera lo que terminó sellando la unidad obrero – estudiantil que enmarcó la realidad social Cordobesa.

Aquella “Córdoba, la docta…”, “Córdoba de la reforma…”, “Córdoba del Cordobazo…”, son la historia que nunca debimos olvidar los cordobeses, para evitar volver sobre nuestros pasos y tener que poner nuestras energías en defender derechos adquiridos en lugar de invertir energías para ampliar nuestros derechos como bien lo dijo Deodoro Roca, “los dolores que quedan son las libertades que nos faltan…”.

Nunca vamos a poder ocuparnos de esas “libertades que nos faltan”, si estamos condenados a repetir errores.

Estamos en otros tiempos, las luchas de hoy son más profundas, más controladas, más intelectuales. Estaríamos equivocados si creemos que la solución a nuestros errores se tendrían que encaminar de la misma forma que se encaminó en aquellos años.

Hoy la prioridad es la lucha inteligente, la lucha consciente del conocimiento.  Lo esencial del éxito es el saber elegir a quien nos gobierna, pues hoy es el gobierno nacional primero y el gobierno provincial después quienes parecen haber decidido que este pueblo debe dividirse en pobres, muy pobres y ricos muy ricos y que para eso tienen que dinamitar la educación para que solo se puedan educar los hijos de las familias más adineradas, como así también destruir la industria nacional para que haya excesiva demanda laboral y de esa manera bajar los sueldos. No era tan difícil avizorar  esta estrategia. Pero hicimos la cómoda, dejar que otros piensen por nosotros, dejar que  nos mientan y echarle la culpa a quien nos mintió. Otro gran error.  Al que  nos mintió no le importa lo que pensemos, lo único que le importa es quitarnos derechos, y de hecho lo está logrando.

Hoy ya estamos inmersos en esta lucha, hoy no queda otra salida que enfrentar y resistir este embate neoliberal, y la realidad nos vuelve a juntar obreros – estudiantes, juntos y adelante. Como siempre Córdoba pondrá el pecho y esperamos que como siempre salgamos airosos, dependerá de nuestra unión, dependerá de nuestra inteligencia.

El gobierno nacional/provincial pareciera no haber medido que el efecto de la opresión social que provocan, ha reeditado la unión de estudiantes y obreros para resistir. Si en algo nos equivocamos los integrantes de la sociedad, es en haber pensado que nunca vendrían por nosotros y dormirnos en los laureles.

Tenemos todos los ingredientes para lograr ganar esta lucha y será esta generación la que tendrá que insistirle a las generaciones venideras, que aprendan de nuestra historia y así poder garantizar la permanente vigencia de los derechos adquiridos.

Sra. de Lamparita

 

 

.