GABRIEL SUÁREZ EN EL SECRETARIADO NACIONAL DE FATLYF

“COMO HA SIDO HISTÓRICAMENTE,  HAY GREMIOS  QUE  QUIEREN  PELEAR  Y OTROS QUE VAN A SER PARTE DE  LA ENTREGA. NOSOTROS VAMOS A PELEAR” 

El  lunes 27 nuestro Secretario General Gabriel Suárez participó  en Buenos Aires en la  reunión de Secretarios Generales  de la Federación  Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza  (FATLYF) donde instó  a defender  activamente y movilizados,  las conquistas que el Movimiento Obrero ha  logrado y  construido durante décadas que hoy están siendo atacadas por el Gobierno de Macri  y las  políticas dictadas por el Fondo Monetario Internacional.     Compartimos los tramos fundamentales de su discurso

La unidad de los trabajadores y la división  de la dirigencia

Nosotros tenemos que reflexionar y abroquelarnos como clase y como estructura sindical. El problema que tiene una organización sindical debe ser del conjunto.

En una de las reuniones de Secretarios Generales se había planteado  que debíamos preocuparnos  un poco más de las cuestiones nuestras y no tanto por ser  solidarios. Eso es un error, la solidaridad tiene que estar las 24 horas del día,  los 365 días del año.  Sin embargo hay organizaciones sindicales que están haciendo la propia  y son las próximas que van a tener grandes problemas, porque el gobierno no apunta únicamente al Convenio Colectivo de Trabajo de los Lucifuercistas, como es el caso de Córdoba, vienen con una Reforma Laboral, se viene otro ajuste sobre el Sistema Previsional que va a significar hacer converger a todos en un Sistema Previsional  único en la República Argentina por lo que tenemos que ir anticipándonos porque es lo que dice el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.  Todo esto no se frena solo con advertir que si nos tocan vamos a salir a la calle, por el contrario,  creo que debemos  estar en la calle para que no nos toquen.

Uno apuesta fuertemente a la unidad del Movimiento Obrero, pero la unidad del movimiento obrero nace desde abajo, estas diferencias que hoy existen se dan entre dirigentes sindicales, no entre trabajadores, no es que el movimiento sindical no esté unido.

No hay que tener miedo y hay que salir a pelear, Hugo Moyano fue uno de los dirigentes sindicales que se fue de la CGT  sin haber perdido nada y hoy nos vuelve a unir el espanto,  así que yo no descarto que vuelva a aparecer el MTA (Movimiento de los Trabajadores Argentinos),  junto a  una estructura de sectores sociales que quieran pelear, porque acá los gremios que quieran pelear van a pelear y los gremios que quieran entregar van a entregar, históricamente ha sido así. Nosotros vamos a pelear. Nosotros queremos estar  con los que quieren ir a pelear, no con los que nos van a entregar y la Federación tiene asumido  el rol de la pelea.

La etapa histórica en la que estamos: Todo lo que hemos construido durante décadas corre riesgo con Macri en el gobierno.

La situación social que hoy vive nuestra querida Patria nos obliga a pelear.  Escuchaba la preocupación  que tienen ustedes de ver cómo se incrementa diariamente el hambre en los hogares  humildes argentinos, como crece el cartoneo, como se ven familias enteras durmiendo en la calle, muchas familias sin necesidades básicas cubiertas, muchos a los que se les han arrebatado los sueños. Ninguno de los que abrazamos la formación peronista hoy le estamos dando a la gente una alternativa de solución, al contrario, parecería que todos están viendo con qué porcentaje de votos  se quedan y no ven que ese porcentaje no alcanza para ganarle a Macri  y se posibilita así  un segundo período de este modelo de exclusión social  que sería destructivo para todo el Movimiento Obrero Argentino y para la Patria en su conjunto. Todo lo que hemos construido durante décadas corre riesgo con Macri en el gobierno.

Sabemos que es un momento muy complicado pero no es la primera vez que pasa esto, recién hacían mención sobre la similitud con la década del 90; es cierto, es la década del 90 pero recargada.

Hoy no están algunos   personajes que en los 90 fueron parte de la estructura del Menemismo, cuando se abrazó la enajenación del patrimonio nacional, provincial y municipal,  en esta oportunidad esos actores no están, así que ahora tampoco le pueden echar la culpa al movimiento obrero porque esta es una  decisión política,  pero también uno puede ser culpable por acción o por omisión.

También podemos comparar la crisis actual con la que se vivía con el gobierno de la Alianza que desembocó en la tragedia del 2001.  Un gobierno que mientras crece el riesgo país no acierta con ninguna medida económica que sea favorable al pueblo y que solo privilegia al poder económico concentrado.

Debemos convencernos y actuar en consecuencia de que la causa de los trabajadores y del Movimiento Obrero es la defensa del conjunto, que lo que le pasa a Luz y Fuerza le puede pasar al SMATA, le puede pasar a la UOM y le puede pasar a cualquier otra organización sindical. Tenemos que estar unidos  y responder ante cada ataque hacia los trabajadores y hacia  las organizaciones sindicales. No hablo de la unidad de nosotros  como lucifuercistas, eso está y el Consejo que lidera el Compañero Guillermo Moser va a estar a la altura de las circunstancias. Pero sí me preocupa la otra cuestión porque la fortaleza  del  movimiento obrero depende de la unidad  y del sostenimiento del Modelo Sindical Argentino y vienen por eso.

Pero el movimiento obrero debe definir hechos concretos, la aprobación del presupuesto va a significar el exterminio de todas y cada una de las organizaciones sindicales porque esto es la garantía de la aplicación de las recetas del Fondo Monetario Internacional

Después del G20 la situación económica del país va a ser mucho peor de lo que estamos viviendo ahora, nadie puede decir que un 40 por ciento de aumento salarial sea el resultado de lo que va a pasar con la inflación.  Nosotros en Córdoba todavía no hemos logrado ni siquiera un 0 % de aumento salarial. Luz y Fuerza de Córdoba mantuvo durante estos años el poder adquisitivo del salario, hicimos bien los deberes,  tan es así que aun sin aumento salarial en lo que va de este ejercicio,  le podemos poner el hombro a la situación porque peleamos y conseguimos un salario digno.

Pero no  es ese el fondo   de la cuestión, ni la cuestión salarial,  ni la cuestión del Convenio. El fondo es el gran negociado que se va a dar si eliminan la matriz energética, porque este modelo de exclusión social que lidera Macri  no tiene una matriz energética, sólo quieren   generar grandes negocios para los amigos del poder.

Tanto  el  Gobierno Nacional como el de la Provincia de Córdoba no tienen idea de lo que es una matriz energética, priorizan los negocios estructurales sabiendo que le queda poco a este gobierno.  Pero si aun así llegara a ganar Macri, van a tener que cumplir con  todas las garantías que firmaron  en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional

Por eso a partir del convencimiento que tenemos a partir del trabajo en conjunto que hemos hecho con los compañeros de los sindicatos de Río Cuarto y Regional, con la presencia,  cuando lo hemos necesitado del compañero Guillermo Moser  y de todo el Secretariado, hoy los exhortamos a la Unidad por sobre todas las cosas, mantener una Federación en alerta y movilización, que responda cuando alguna de nuestras organizaciones se vea atacada. Luz y Fuerza somos todos, esa frase histórica  sintetiza nuestro sostenimiento,  y nuestro compromiso con el crecimiento de las organizaciones sindicales, y el  sostenimiento del Modelo Sindical Argentino.  Pero por sobre todo la defensa irrestricta de nuestra dignidad como laburantes  y de representar a quien tenemos que representar,  que son los trabajadores.

Nuestro Secretario General Gabriel Suárez en uso de la palabra en la reunión de Secretarios generales de FATLYF

 

.