A 72 AÑOS DE LA ESTATIZACIÓN DEL SERVICIO ELÉCTRICO EN CÓRDOBA

Ya no quedan dudas de que el gobierno busca privatizar la Empresa de Provincial de Energía de todos los cordobeses, por eso es de suma importancia tener presente aquel hecho trascendente que significó recuperar el servicio eléctrico el 11 de noviembre de 1946, que hasta entonces se encontraba en manos de concesionarias privadas.

La estatización del servicio eléctrico fue vital para el inminente desarrollo de la provincia. Con el fuerte respaldo de Cristóbal Sierra -quien era nuestro Secretario General en aquel momento- el gobernador peronista Argentino Auchter dispuso por los decretos 4.196 y 4.197 la caducidad de las concesiones a la Compañía de Luz y Fuerza Motriz de Córdoba y a la Compañía General de Electricidad, respectivamente, interviniendo las usinas ubicadas en Villa María de la Compañía Central Argentina de Electricidad SA, perteneciente al grupo financiero Ansec.

Precedentemente, el decreto 9.888 bis, serie C, dictado el 4 de octubre de 1944, estableció la condición de servicio público y definió la política de Estado para la industria eléctrica. La producción, transporte y distribución de electricidad en todo el territorio provincial debía estar a cargo del Estado y, por lo tanto, a partir de ese momento no se otorgarían nuevas concesiones ni se podrían transferir las existentes, las que no serían renovadas al término de su vencimiento. Las usinas e instalaciones de distribución de energía eléctrica fueron consideradas de utilidad pública y sujetas a expropiación. La estatización de las empresas eléctricas mejoró notablemente la prestación del servicio que necesitó de más personal para cumplir con eficiencia las tareas en una Córdoba en pleno crecimiento. Se designó una Comisión Administradora del Servicio Público de la Electricidad (CASPE), que en adelante fue la responsable de prestar el servicio eléctrico. En 1949 se convirtió en Servicio Público de Electricidad de Córdoba (SPEC) y posteriormente en la Empresa Provincial de Energía de Córdoba el 31 de diciembre de 1952.

 

Defensa irrestricta del servicio público

Aquel decreto 9.888 del año 1944 fue determinante porque dispuso que la producción, transporte y distribución de electricidad en todo el territorio provincial (sumado hoy generación) debían ser públicos. Nuestro Sindicato no permitió ni permitirá la entrega de EPEC al capital privado. Tenemos que resistir en unidad cualquier proyecto privatista, como vemos que busca implementar el gobierno a través de un nuevo marco regulatorio eléctrico, para transformar al patrimonio de todos los cordobeses que es EPEC en un negocio lucrativo para unos pocos, con un servicio deficiente en el que perderemos tanto los trabajadores como la sociedad.

Cristóbal Sierra al frente del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba junto al Gobernador Raúl Lucini en 1952 en la sede sindical de calle San Jerónimo con motivo de la creación de EPEC. En 1946, Cristóbal Sierra también impulsó la estatización del servicio eléctrico de Córdoba
Usina Tablada

Acto conmemorativo

Lunes 12 de noviembre a las 12 hs

En el Complejo San José de Calasanz

 

 

.