LA NECESIDAD DEL DIÁLOGO

Tanto la Carta Orgánica de la EPEC como las más modernas estrategias de organización empresarial, establecen la necesidad de contar con mecanismos de diálogo entre la conducción de la empresa y la representación sindical de los trabajadores.  Esa es una de las funciones  del Consejo de Empresa, de la Comisión Paritaria y del Tribunal Paritario.

Sin embargo, el directorio de EPEC continúa sin acordar una reunión con la representación orgánica de  los tres Sindicatos de Luz y Fuerza de la provincia.  Entre los temas a tratar mencionamos:

–   La discusión por el cierre de las Centrales Zanichelli (Pilar) y Las Ferias (Río Cuarto) y por la arbitraria tercerización de la toma de lecturas y el mantenimiento y reparación  de la flota de vehículos

–  La solución a los problemas de la atención al público derivados del cierre de los dos centros de atención comercial y por los reclamos por la facturación

–  La falta de personal crónica a la que se agregan las provocadas por el fallecimiento de trabajadores, por la jubilación, por las pasividades anticipadas y por el uso del derecho a las vacaciones anuales en la temporada estival

–   Los problemas causados por las cuatro resoluciones aprobadas en el mes de abril que afecta el normal funcionamiento de sectores técnicos, operativos y administrativos  al limitarse la cantidad de horas extras, las salidas en comisión  y el cubrimiento de  los cargos por vía de reemplazo

–  Las dificultades producidas por la demora en aprobar las disposiciones con la puesta de nombres de los planteles aprobados por resolución.

–  También está en la agenda de discusión, que la empresa desista del planteo de exclusión de la tutela sindical de cinco de nuestros compañeros a los que acusan por participar en acciones gremiales y de las sanciones a los siete compañeros injustamente suspendidos por cumplir con la obligación de resguardo de la información informátizada sensible ante el proceso de intervención del Centro de Cómputos por parte de ex – funcionarios de Kolektor designados arbitrariamente por el Directorio.

–  A todos estos problemas que impiden una normal atención al público y el mantenimiento adecuado del sistema interconectado provincial, del sistema de distribución y del resto de los bienes de la empresa, se suma la falta de definición de la discusión de la pauta salarial del corriente año con el agravante de que la patronal ha desconocido el mecanismo estatutario que siempre se ha cumplido, fijando unilateralmente un aumento a cuenta del 10 % que los tres sindicatos hemos rechazado de plano.

Ha dejado trascender el Directorio que accedería al diálogo si los tres sindicatos aceptaran la modificación del Convenio Colectivo de Trabajo 165/75 que está plenamente vigente, y lo hacen como si desconocieran que las organizaciones sindicales de ningún modo aceptaríamos resignar artículos del convenio colectivo como moneda de cambio por los derechos que nos corresponden ni por ningún otro motivo.

Ante esta presión del Directorio y del gobernador, los trabajadores y trabajadoras lucifuercistas deben tener la seguridad de que nunca la conducción de los tres sindicatos de Luz y Fuerza de la provincia, firmarían un acuerdo de ningún tipo sin que esté aprobado por los Cuerpos Orgánicos.  

Hasta el día de la fecha no se ha podido realizar ninguna reunión con el Directorio.

 

 

.