MASIVA REUNIÓN CON VECINOS EN EL CENTRO VECINAL DE VILLA EL LIBERTADOR

Gabriel Suárez: “El Gobernador tiene que devolverle a los usuarios de EPEC  una política tarifaria con  sensibilidad y Justicia Social”

 

El pasado jueves 1 de Noviembre  se realizó una masiva  reunión en el Centro Vecinal de Villa El Libertador con vecinos que están sufriendo la problemática de las altas tarifas de luz, algo que se viene replicando en todos los barrios de la ciudad de Córdoba y también en el interior.

Del encuentro participaron nuestro Secretario General Gabriel Suárez, el compañero Manuel Álvarez  del Centro de Atención Comercial Sur, Gabriela del Bosque (Subsecretaria de Prensa), Luis Calderón (Subsecretario de Política Energética)  y el compañero Marcos Courroux (Delegado de Mantenimiento de Líneas Aéreas Zona Sur), quienes fueron recibidos por el presidente del Centro Vecinal,  Aldo Ortega y por Flor Mc Ryan, de “Vecinos de Zona Sur  Autoconvocados Contra del Tarifazo”

Nuestro Secretario General inició la reunión explicando las razones por las que los usuarios están viviendo esta problemática de facturas altísimas y confiscatorias, realizando un repaso por las principales políticas que han llevado la situación a este punto.

 

La eliminación en los hechos de la Tarifa social

“Nosotros no venimos acá a pedirles ningún voto, venimos a decirles lo que realmente está pasando”, dijo nuestro Secretario General al iniciar la reunión, refiriéndose en primer lugar a los cambios en los cuadros tarifarios y en el programa de tarifa social.

Ante un salón repleto, Suárez  lamentó que el Gobierno de la provincia se haya olvidado de los laburantes y los sectores humildes, y tome medidas que agravan el tarifazo  nacional, exponiéndolos a  pagar cifras totalmente irracionales,  “se olvida el Gobernador  que la energía es un derecho”, dijo,  al tiempo que instó a los vecinos  a defender la Tarifa Social: “Es necesario que se movilicen. Tienen que exigir que les restituyan la Tarifa Social a todos ustedes. Porque el Gobernador se las quitó y no le dijo nada a nadie…

 

Las consecuencias de la tercerización de la toma de lectura

Suárez también se refirió a las  tarifas residenciales,  seriamente afectadas, “yo he visto facturas de 15 mil o más, ¿Quién puede pagar hoy por hoy una factura con esos montos? ¿Cuánto creen los Gobiernos que gana el común de la gente?”. Varias vecinas levantaron la mano en ese momento para contar que con tarifa residencial les llegan boletas de  15 mil, otra contó que le llegaron 20 mil.

En este punto nuestro Secretario General se refirió a otro de los problemas que afectan a los usuarios de EPEC, derivado de la tercerización de la toma de lectura: “uno de los problemas es el tarifazo y lo que recién expliqué del ajuste en Tarifas sociales y otro problema es la mala toma de la lectura”. “Los trabajadores de EPEC no toman más la lectura, hace ya cuatro o cinco meses que la lectura la están tomando los privados y hemos descubierto que en muchos casos no le han tomado la lectura, sino que han estimado masivamente y mal”  Sobre el problema que está significando la tercerización de la toma de lectura también advirtió sobre las roturas de las tapas de medidores: “tenemos miles de reportes de tapas rotas desde que se tercerizó toma estado, algo totalmente inusual, y les queremos advertir que la empresa que repone las tapas nuevas es una de las empresas concesionarias de la toma de lectura. Es un gran negocio y esto ustedes lo tienen que saber”

 

Las consecuencias sobre la calidad del servicio

Respecto de la situación general que se está viviendo desde el punto de vista tarifario, nuestro Secretario General, lamentó no sólo la insensibilidad social que significa cobrar tarifas caras en un momento de crisis como la que estamos viviendo, sino también las consecuencias que todo esto tendrá para todo el sistema eléctrico y para la calidad del servicio. “Esto nosotros ya lo hemos vivido.  Nos preocupa que muchos sectores humildes van a priorizar un plato de comida que hoy falta, y no van a pagar la energía,  tal vez en una cuadra paguen dos  y el resto se cuelgue  y terminan todos quedándose sin luz, porque el resultado de esto  es que se van a romper las líneas”   Los vecinos asentían con la cabeza, “ustedes ya lo saben, porque ya lo han vivido en la historia del barrio”, dijo Gabriel Suárez.

Los pasos a seguir

Tanto Suárez, como el compañero Manuel Álvarez, detallaron a los vecinos cuales son los pasos que tienen que seguir ante las boletas que no pueden pagar. En primer lugar, manifestaron que entienden perfectamente el descontento de todos los vecinos y pidieron disculpas en nombre de todos los compañeros  y compañeras si en alguna oportunidad, nuestros compañeros que están totalmente desbordados por la situación, tuvieron algún entredicho o perdieron la paciencia ante algún reclamo.  Como medidas a tomar individualmente en cada caso se pidió: que saquen una foto del medidor y luego se dirijan al Centro de Atención Comercial y pidan una verificación del medidor.

 

 

El compromiso asumido desde Luz y Fuerza

“El Gobernador tiene que devolverle a los usuarios una política tarifaria con  sensibilidad y Justicia Social, es hora que empecemos a juntarnos y a impulsar acciones concretas, nosotros los vamos a acompañar. Así como hemos venido acá, estamos hablando con varios centros vecinales” dijo Suárez al proponer una acción conjunta entre todos para exigirle al gobierno de la provincia que se le devuelva la tarifa social y se tomen medidas respecto de las tarifas residenciales que han llegado a precios impagables. “Tenemos que llegar a una movilización masiva para decirle al Gobierno que la tarifa social hoy más que nunca, tiene que volver a los hogares”.

Hay cosas que deben hacer ustedes y hay cosas en las que nosotros los vamos a acompañar, articulados con otros sectores que están trabajando en lo mismo, explicó Suárez.

Al respecto puso a disposición la estructura legal del gremio de Luz y Fuerza para asesorar a los vecinos.

Se están vulnerando derechos y tenemos que tomar todas las medidas necesarias para garantizar a todos los usuarios el derecho a la energía eléctrica, que le corresponde al estado garantizar, a través de una Empresa Pública como es EPEC. “Por eso nosotros estamos peleando en contra de la privatización que quieren operar a través del marco regulatorio eléctrico  y que ya han empezado a realizar en distintos sectores, porque sólo una empresa pública, con sentido social y solidario como siempre fue EPEC, le va a garantizar el derecho a la energía a los cordobeses. Desde Luz y Fuerza hemos presentado  un proyecto de marco regulatorio alternativo, que resguarde la empresa estatal e integrada con sentido social y donde incluso se plantea que los costos de los electricistas matriculados deben ser asumidos por el estado”.

 

Una situación insostenible para miles de cordobeses

La frase “no podemos pagar”, fue una constante en las intervenciones de los vecinos y vecinas que iban pidiendo la palabra.  Jubilados con la mínima que reciben boletas que abarcan más del 50% de sus haberes, usuarios con Tarifa Social con boletas acumuladas de 2, 3 o 4 mil pesos o incluso más, personas discapacitadas o con enfermedades crónicas como diabetes  que tienen miedo de perder su Medidor, algo fundamental para su salud, Vecinos que han visto como la privada que toma la lectura  les rompió la tapa de su medidor para cobrarle una nueva a EPEC.

“Los costos no tienen nada que ver con lo que antes se pagaba, es imposible”, dice una vecina, y la misma situación viven cientos de vecinos que NO pueden pagar y se están organizando para exigir una solución.

Una de las vecinas que está impulsando los reclamos narró “tenemos la situación que muchos vecinos ya tienen varias facturas acumuladas y no las pueden pagar, porque cobran la mínima, viven de changas, están enfermos, son jubilados”, dijo al tiempo que agradeció la presencia del gremio en el barrio.

Otra vecina contó que a su hija la echaron del trabajo y que ya no la puede ayudar en la economía de la casa, ella es diabética y no saben cómo pagar las  boletas de 1900 y 2000 pesos que le llegan.

Un jubilado pidió la palabra y contó que le vinieron 8000 pesos en la factura, “no puedo pagar y quiero sacar el medidor de mi casa”, “no quiero tener más luz”, porque “no la puedo pagar”. Los compañeros y nuestro Secretario General  le pidieron que lleve sus boletas al CAC y diga claramente “No puedo pagar”, así nuestros compañeros tienen la posibilidad de correr la fecha de corte, mientras se averigua qué pasó en su caso y mientras nos organicemos para la realización de un reclamo conjunto.

 

 

.