UNA MUESTRA DE LO QUE ES EL SERVICIO ELÉCTRICO MANEJADO POR CONTADORES

El martes 11/12/18 con una sensación térmica superior a los 40 °C, aproximadamente a las 14.30 se produjo un apagón que afectó la zona céntrica y norte de la ciudad de Córdoba y las localidades de Sierras Chicas.

Lamentablemente no tenemos acceso a la información precisa, pero quienes conocemos perfectamente la operación del Sistema Interconectado de alta tensión de EPEC, tenemos muy en claro que con esa temperatura es necesario que estén en servicio las tres máquinas de Pilar Bicentenario, las dos máquinas TG de la Central Dean Funes y de Pilar Zanichelli, la TV3 y una de las dos TV de 33 MW.  De esta manera es posible mantener un nivel de tensión adecuado, compensar el déficit de potencia reactiva, mantener la estabilidad y que las líneas de 132 kV  Malvinas-Norte; Malvinas-Guiñazú; Malvinas-Mercado de Abasto; Malvinas-Rodríguez del Busto; Norte-Rodríguez del Busto  y Montecristo-Jesús María  no superen el 90 % del límite térmico.

¿Qué pasó? Sin dudas que las líneas abrieron por sobrecarga porque el Ciclo Combinado de Pilar Bicentenario estaba al 50 % de su potencia efectiva, estaban fuera de servicio por mantenimiento programado  las máquinas de la Central Dean Funes y las máquinas vapor de la Pilar Zanichelli también están fuera de servicio.

¿Por qué el ciclo combinado de Pilar Bicentenario estaba al 50 %? Porque la TG11 estaba fuera de servicio por mantenimiento programado.

¿Y cómo es posible que la TG11 estuviera en mantenimiento programado en pleno mes de diciembre? Porque tal como lo ha denunciado el legislador Juan Quinteros, la empresa Electroingeniería –que ha sido beneficiada con un contrato leonino de mantenimiento- no pudo cumplir con el programa estipulado que establecía que la parada para ese mantenimiento se debía realizar en el mes de octubre por divergencias contractuales con Siemens.

¿Por qué las dos TG de la Central Dean Funes están fuera de servicio? Porque desde hace muchos meses no se ha destinado el presupuesto suficiente para poder contar con estas máquinas para hacer frente a las elevadas temperaturas estivales.  Lo mismo ocurre con las dos turbinas hidráulicas de la Central La Viña.

¿Por qué no estaban en servicio las máquinas vapor de la Central Zanichelli? Porque el Directorio, irracionalmente  ha solicitado desvincularlas del Sistema Argentino de Interconexión al igual que las máquinas de la central Las Ferias de Río Cuarto. ¿Y por qué? Habría explicado  el Directorio que es para ahorrar mano de obra y porque son viejas.  ¡Pero cómo! ¿no sabe el Directorio que son máquinas que estaban cobrando por disponibilidad de potencia y que son máquinas de alto valor técnico residual para la importante función de mantener la calidad y seguridad técnica del servicio eléctrico? ¿No sabe el Directorio que CAMMESA procura que por lo menos por diez o veinte años más se mantengan en condiciones de operación la totalidad del parque generador de todas las empresas y que es necesario recuperar la máxima confiabilidad y disponibilidad de potencia neta instalada?

Parece que las decisiones las están tomando los contadores que no tienen ni idea de lo que es una empresa de servicio eléctrico de una provincia importante como Córdoba.  Por este motivo deducimos que  los responsables del apagón del martes son de la Gerente de Finanzas y Comercial y subsidiariamente del Directorio y del gobernador porque según el Presidente de EPEC, el Cr. Juan Schiaretti es quién le da las instrucciones para manejar a la empresa, si es como ha afirmado ante la prensa en reiteradas  oportunidades el ing. Giovine.  Podríamos sumarlo en este parecer al Ministro de Finanzas Giordano.

Informó la empresa que la causa del apagón fue la falla de un interruptor de 132 kV, sin embargo estamos en condiciones de afirmar que la causa fue la sobrecarga.   Es posible que haya fallado un interruptor al momento de intentar normalizar, pero eso también sería consecuencia de las medidas tomadas por los contadores, ya que se destinan más recursos para afrontar el incremento del costo financiero  por el increíble endeudamiento de la empresa en dólares, que para el debido mantenimiento preventivo del Sistema Interconectado, del Sistema de Distribución y del Parque Generador.

En definitiva, el Directorio debe rever la medida de desvinculación del  SADI de Pilar Zanichelli y central Las Ferias, desplazar a los gerentes  “importados”, restablecer el funcionamiento del Consejo de Empresa y  destinar mayor cantidad de recursos a las áreas operativas de la empresa.

Por supuesto que lo hasta aquí descripto no son todas las fallas del Directorio y de su mandante, también deben  terminar con la tercerización de los trabajos que le corresponden a los empleados de EPEC, terminar con la violación de nuestro Convenio Colectivo, incorporar más personal  y   terminar con los tarifazos.

Una empresa de energía eléctrica de capitales intensivos como EPEC no puede estar manejada eficazmente por contadores y mucho menos por funcionarios que provengan de empresas de gas o de Kolektor.

Para los que sostienen que la solución es mayor tendido de líneas de 132 kV desde la E.T. Malvinas, les recordamos que en esa estación transformadora no hay más campos de 132 kV disponibles, pero por sobre todas las cosas, la generación local es imprescindible en días de extremo calor para mantener niveles de tensión adecuados y el factor de potencia dentro de la banda declarada.

Dante Maldonado
Secretario de Prensa