NOS OPONEMOS AL CIERRE DE CENTRALES GENERADORAS DE EPEC

La posición de nuestro sindicato se justifica ante las malas actuaciones del Directorio de EPEC

A comienzos de abril de 2018, el gobierno de la provincia de Córdoba reinició una campaña de prensa intentando culpar a los trabajadores por el abusivo incremento de tarifas.  Por este motivo nuestro Secretario General Gabriel Suárez aclaró a la prensa que el problema de EPEC no era ni técnico ni convencional, sino económico producido por una mala gestión empresarial.  A partir de ese momento se incrementaron las decisiones del Directorio perjudicando el normal funcionamiento de EPEC.

En este sentido debe considerarse muy grave la decisión del Directorio de EPEC de comunicar a la Secretaría de Energía de la Nación que desafecta del Sistema Argentino de Interconexión (SADI) y del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) la Central Turbovapor Arturo Zanichelli (210 MW) ubicada en Pilar y a la Central Turbogas Las Ferias (32 MW) ubicada en Río Cuarto.  Hasta ese momento ambas centrales cobraban un pago por disponibilidad que ya no continuará percibiendo EPEC pese a que son operables y tienen vida útil.  Además se declara a la Central Turbogas Dean Funes (32 MW) solo disponible con gas y que no podrá funcionar con combustible líquido (gas oil).  La Secretaría de Energía publica esta solicitud en el boletín oficial y “corre vista” a los agentes del MEM y a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S. A. (CAMMESA) para que emitan su opinión.

CAMMESA  envía a la Secretaría de Energía de la Nación un Informe Técnico en el que advierte que en caso de que el ciclo combinado de la Central Pilar Bicentenario esté limitado al 50 % en días de máxima demanda, al faltar el aporte de la Central Arturo Zanichelli -y si fuera en un periodo de restricción de gas tampoco contar con la generación con combustible líquido de la Central Deán Funes- el abastecimiento de energía al sistema norte de Córdoba estaría en riesgo.  No obstante aclara que no se opondría  a la solicitud de EPEC por cuanto la disponibilidad de las centrales mencionadas no está garantizada por la falta de mantenimiento adecuado, el que aclaramos, depende de la planificación del Gerente de Generación (recordemos que el gerente de carrera profesional en EPEC fue reemplazado hace dos años por un profesional de Buenos Aires que poco conoce sobre las características y configuración del Sistema Interconectado de EPEC y de gestión de una actividad tan sensible como la producción de energía en el ámbito de una empresa estatal e integrada).

La decisión del Directorio de EPEC de desafectar del SADI las dos centrales y declarar disponible solo con gas la Central Deán Funes se inscribe en un claro proceso de futuro intento de privatización.  A este mismo fin tiende la denuncia del Convenio Colectivo de Trabajo y la violación de varios de sus artículos, la contratación de la Consultora Quantum para la elaboración de un proyecto de ley de marco regulatorio eléctrico provincial que notoriamente prevé el desguace de EPEC, la falta de ingreso de personal, el proceso de pasividad anticipada  para el personal más experimentado, la falta de cubrimiento de jefaturas imprescindibles especialmente para los sectores operativos, no atender la necesidad del mantenimiento programado del Sistema Interconectado y del Sistema de Distribución y fundamentalmente dejar el proceso de planificación y operación en manos de contadores que poco conocen del funcionamiento de una empresa de capital intensivo tan importante como es EPEC.  Es decir que los ingenieros están sujetos a las medidas arbitrarias de una Gerente de Finanzas   que además ocupa el cargo de Gerente Comercial, que restringe el presupuesto para la operación técnica de la empresa, para derivar fondos a actividades improductivas como por ejemplo el gasto en publicidad, contratación de consultoras y derivación de importantes inversiones con endeudamiento en dólares que  no se condicen con las prioridades de una Empresa de Servicios Públicos, entre otros.

Otra medida tomada por el Directorio, ha sido la de contratar con la Universidad Nacional de Córdoba, la Universidad Nacional de Río Cuarto y la Facultad Regional Córdoba de la Universidad Tecnológica, la  valuación contable de los activos del Sistema Interconectado Provincial y de la Central de ciclo combinado Pilar Bicentenario.  Evidentemente este propósito de valuar importantes activos de EPEC sin tener en cuenta su valor estratégico, es el paso previo a la privatización a manos de empresas relacionadas con los funcionarios del gobierno nacional.

Cabe aclarar  que el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba permanentemente está denunciando esta mala administración de la empresa, incluso mediante presentaciones judiciales.  Además cuestionamos la decisión del Gobierno de quitar el subsidio a la tarifa social y de trasladar el injustificado tarifazo nacional   a la tarifa residencial y comercial.

El Presidente de EPEC Luis Giovine en varias oportunidades ha señalado que las decisiones que adopta el Directorio son en cumplimiento de instrucciones del gobernador de la Provincia.

Más allá de los propósitos del gobierno provincial en sintonía con la política del gobierno nacional, y que son respaldados por notas de algunos medios periodísticos hegemónicos, comprobamos que el pueblo de Córdoba se opone a la privatización de EPEC y que nos acompañará siempre en la defensa del  patrimonio estatal que es propiedad de todos y cada uno de los habitantes de la provincia de Córdoba.

 

 

.