¿MOLESTA PAGAR EL IMPUESTO A LAS GANANCIAS?

Todo un tema…, el arma para presionar a los pueblos se llama impuestos. La historia misma lo demuestra, la condición humana cada vez más degradada conduce inevitablemente a la miseria.

Por otra parte, la ambición desmedida de querer tener cada vez más riquezas, provoca la desigualdad y la injusta distribución de las riquezas. La concentración de la riqueza se acentuó a tal punto en 2018 en el mundo, que 26 multimillonarios poseen más dinero que las 3.800 millones de personas más pobres del planeta, según un informe de la ONG Oxfam Internacional publicado el lunes, que además informa que la mayoría de ellos elude pagar impuestos como les correspondería.

Argentina no es la excepción en este planeta. Más aún cuando está gobernada, por elección del pueblo, por un grupo de personas que tiene por objetivo aumentar a niveles superlativos sus respectivas riquezas a través de transferencia de recursos de los trabajadores a favor de ellos.

Es evidente que para obtener este objetivo, también se valen de los medios de comunicación, de estrellas del espectáculo o de periodistas mercenarios que les son funcionales a cambio de un buen pago, logrando de esta manera el objetivo de idiotizar al pueblo. Como ejemplo basta mencionar la exención de impuestos del que se vieron beneficiadas las estrellas de la farándula Mirtha Legrand y Susana Giménez. Por dicha exención Mirtha Legrand dejará de pagar cerca de 10 millones de pesos por año que equivale al 1% de su patrimonio, mientras que Susana Giménez dejará de pagar cerca de 15 millones por año.

¿Se imaginan compañeros, si todos los amigos del poder tuvieran que pagar impuestos, cuánto se abarataría la vida de todos? Si todos y todas las empresas, las financieras, las  mineras, etc. pagaran sus impuestos religiosamente como nos lo hacen pagar a nosotros los asalariados … ¿estaríamos en crisis hoy? Obviamente que no. Hoy existen países donde el agua, el gas, la electricidad y el transporte son de un mínimo costo. ¿Cómo lo hacen?, fácil… se logra  que todo el pueblo pague sus impuestos proporcionalmente a su patrimonio, o sea los que más tienen más pagan. En Argentina es una utopía.

Si quisiera amargarme más, investigaría a cuántos más les eximen de impuestos, en especial figurones y multinacionales de nuestra provincia, para que Córdoba haya resignado su condición de revolucionaria.

Lo que queda claro es que entramos en una espiral de difícil salida, veremos a pocos volverse inmensamente ricos y millones inmensamente pobres. Qué se le va a hacer compañeros, el 70 % del pueblo cordobés dijo a través de las urnas que no merecemos vivir dignamente, porque sabíamos de antemano que venían a aniquilar la clase media para convertirla en pobres ¿o no?, ¿Quién no lo entendió? Ahora nadie reclama por el impuesto a las ganancias porque  quizás hayan creído que el impuesto a las ganancias es un derecho solamente de este gobierno.

Sra. de Lamparita

 

 

.