DIÁLOGO SI, IMPOSICIÓN NO

Transcurriendo los primeros días del año, al realizar un análisis funcional de la empresa, advertimos una realidad que ya veníamos anticipando que sucedería.  Lamentablemente la empresa no ha podido o no ha querido interpretar nuestra constructiva posición gremial.

La falta de personal que ahora se ve, que no es compatible con el gran crecimiento demográfico de la población, es producto del recorte de ingreso de personal tanto por bolsa de trabajo como por la cuestionada ley de ingreso por concurso. Con respecto al cumplimiento del artículo 4° de ingreso por trabajador fallecido en actividad, la empresa está evidenciando una total falta de sensibilidad por lo que nuestra organización sindical ha iniciado los reclamos correspondientes.

Lo que realmente es preocupante, es la falta de diálogo por parte del Directorio  para encontrar solución a todas las violaciones de artículos de nuestro Convenio Colectivo que han cometido y están cometiendo a partir de abril del año pasado.

Con respecto al accidente de trabajo que costó la vida del compañero Fabián Miranda, está pendiente de que la empresa informe sobre las circunstancias en las que se produjo.  No se puede hablar livianamente de nada sin el análisis previo de lo sucedido por parte de los organismos que corresponde.  Si hubo algún error en las maniobras realizadas debe ser corregido de ahora en más. Pero la empresa tiene que comprender que los nuevos gerentes designados, no tienen conocimiento del funcionamiento técnico de la empresa y pese a ello, en lugar  de la búsqueda del diálogo para solucionar los problemas, apelan a la presión sobre los trabajadores con lo que en lugar de solucionar los problemas, los están incrementando porque provocan un deterioro en el estado de ánimo de los trabajadores.  Es muy fácil comprender  que la falta de cubrimiento de los cargos, la falta de reconocimiento de las horas extraordinarias realizadas  para su debido pago, el incumplimiento la necesaria y justa actualización salarial, la discriminación sufrida en la escala salarial con respecto a trabajadores de otra jurisdicción de la empresa faltando a la premisa de que a igual trabajo, igual remuneración.

El desmantelamiento del Centro de Formación Profesional que ha provocado el Directorio con el desacertado plan de pasividad anticipada, agrava la situación originada por la falta de un verdadero plan de capacitación porque es evidente que el actual Directorio no tiene el más mínimo interés de incorporar a los trabajadores de la  empresa, en un proceso de mejora continua, ni siquiera de brindarles  un plan de actualización y entrenamiento periódico.    La empresa cuenta con muchos profesionales que pueden ser sumados al plantel de Capacitación, pero pareciera que algún directivo está pensando más en tercerizar la capacitación.

La falta de compromiso de los funcionarios de la empresa en materia de seguridad industrial llega hasta tal punto, que ahora a los encargados de los sectores operativos les impiden comprar por caja chica los elementos de seguridad que circunstancialmente les estén haciendo falta para cumplir con una orden de trabajo.

Además no se puede poner el costo por sobre la necesidad de la seguridad industrial, porque es muy claro que sin inversión en seguridad industrial, la empresa falla en la prevención de accidentes. Nosotros no vamos a permitir que la empresa vea la seguridad como un gasto y no como una necesidad de prevención.

El Directorio y los  gerentes contratados el año anterior, tienen que comprender que mantener a los trabajadores en un clima de incertidumbre, de amenazas de eliminación de sus puestos de trabajo, de violación de sus derechos estatutarios, es atentar contra la seguridad laboral. Esta pésima situación que incrementa el riesgo de accidente, la estamos denunciando desde hace más de seis meses.  En el Electrum 1506 del pasado 11 de enero, solicitamos a los Monitores de Seguridad en cada sector de trabajo, que verificaran el cumplimiento de los procedimientos y de la entrega del equipamiento necesario para trabajar en forma segura.  También la empresa ha incrementado los riesgos de accidentes al promover la pasividad anticipada de los trabajadores más experimentados con conocimientos técnicos para lo que primero desalentaron sus expectativas de trabajo mediante el manoseo y las medidas restrictivas que atentan contra el normal desarrollo de las actividades. Por supuesto que de esta manera también los directivos están atentando contra la calidad del servicio.

También es una medida negativa modificar el criterio de autoaseguramiento que EPEC ha tenido hasta el presente, por el de contratar una ART cuyo objetivo no es mejorar las condiciones de seguridad sino desligarse de esa responsabilidad.

El apriete que atenta contra la calidad del servicio

La empresa intentó apretar a los trabajadores y trabajadoras con amenaza de descuento por el Estado de Asamblea de dos horas, pese a que ha sido fehacientemente comunicada de la medida adoptada en la Asamblea General del 19/12/18 ante la falta de cumplimiento de cláusulas de nuestro Convenio Colectivo de Trabajo, del necesario incremento salarial que compense la inflación producida durante 2018, la discriminación salarial con respecto a trabajadores de otra jurisdicción, la tercerización de tareas que le corresponde a los trabajadores de EPEC, la falta de pago de las horas extras realizadas, la falta de reconocimiento de las funciones desarrolladas por el necesario cubrimiento de los cargos vacantes o transitoriamente vacantes para que la empresa pueda prestar normalmente el servicio eléctrico.

Trabajo con tensión en distribución

Es muy positivo para la calidad del servicio, el trabajo con tensión en el nivel de 13,2 kV.  EPEC ya cuenta con el sector de Trabajo con Tensión en los niveles de 66 kV y 132 kV, por lo que al implementarlo en el nivel de 13,2 kV se debe tener en cuenta esa experiencia, pero además se debe incluir al personal que actualmente se desempeña en Distribución.  Sería totalmente desacertado prescindir de la experiencia de los trabajadores que conocen perfectamente todo el Sistema de Distribución.  Contar con un sector de Trabajo con Tensión en el nivel de 13,2 kV, es complementario de los sectores que trabajan con tensión en el Mantenimiento del Sistema de Distribución, tal como ocurre en Redes de Alta Tensión  que está abocado a los trabajos en el Sistema Interconectado Provincial.

Otra mala decisión

Por falta de conocimiento del funcionamiento de la empresa, los nuevos funcionarios han adoptado otra medida que perjudicó el normal funcionamiento de la empresa.  Al disponer quitar las claves del SIGEC a personal que ya no presta servicio en el Area Comercial,  utilizaron un método que provocó que ayer en varios Centros de Atención Comercial no contaran con la autorización para utilizar el SIGEC.  Por este nuevo error empresario, el Consejo Directivo tuvo que concurrir e varios de estos sectores de trabajo con el objetivo de salvar el inconveniente.

La falta de diálogo

Vamos a continuar reclamando y judicializando todos y cada uno de los incumplimientos de la empresa, falta de pago ya sea de horas extras, reemplazos, el Sueldo Anual Complementario, la Bonificación Anual por Eficiencia, vamos a hacer lo que nunca tuvimos necesidad de hacer porque siempre coincidimos empresa y sindicato en que debíamos priorizar el diálogo constructivo.  Nosotros los trabajadores siempre consideramos que la empresa es y será parte de nuestra vida, pero observamos que quienes la conducen hoy día,  nos pretenden llevar a un callejón sin salida y a un enfrentamiento permanente donde la apretada es constante, el hacer circular versiones para meter miedo a la gente es permanente.  Hasta han hecho circular el rumor de que analizarían la posibilidad de cesantía de trabajadores, desconociendo que los trabajadores contamos con un Convenio Colectivo de Trabajo que en su art. N° 7 dispone que tenemos la estabilidad absoluta.

Tampoco vamos a permitir que se hagan organigramas de plantel sin la presencia de la organización sindical tal cual lo establece el art. 9 de nuestro Convenio Colectivo de Trabajo.

También  controlaremos la tarea desarrollada por cada uno de los gerentes, porque en el medio existe la posibilidad de que incurran en el mal desempeño de la función pública.

Estarán confiados en que nuestras denuncias irán por la escalera de la justicia, pero en algún momento van a llegar los fallos y cuando lleguen verán la certeza y veracidad que tienen cada una de las denuncias que hemos realizado y las que estamos dispuestos a realizar si no se convoca a un canal de diálogo donde nos permita poner en normal funcionamiento a la EPEC, porque si hay una diferencia que tenemos los trabajadores con los gerentes circunstanciales, es que la política los puede llevar a otro lado en cualquier momento, mientras que nosotros pertenecemos a la empresa amparados por nuestro CCT 165/75.

Estos funcionarios, circunstancialmente nos están negando  derechos aunque no los pueden cercenar, pero lo que no nos van a poder quitar, es la resistencia de nuestra organización sindical.   Estamos dispuestos a dialogar pero estamos dispuestos por sobre todas las cosas a poner a EPEC en el funcionamiento que debe tener para seguir manteniéndose estatal e integrada, cordobesa y pública, porque nuestro compromiso no es solamente con nosotros mismos y nuestras familias, ni para con la empresa, sino para con los cordobeses.

La realidad política

Haciendo un análisis global de la política internacional, nacional, provincial y municipal, vemos que está asentada en el neoliberalismo, que la intención del poder dominante es quitar nuestras conquistas. Nosotros hace tiempo que venimos advirtiendo que en la República Argentina quieren que todos los regímenes jubilatorios converjan en un sistema previsional único donde la edad jubilatoria va a ser mayor y el haber previsional va a reducirse, esto es lo que el gobierno nacional y provincial han acordado con el FMI. En 2019 y 2020 tratarán de eliminar la Caja de la Provincia, por lo que con tiempo, deberemos estar preparados y movilizados.

Desde nuestro sindicato desde su creación aportamos al desarrollo de la provincia, pero también resistimos todos los intentos de privatización y a ser transferidos a las AFJP. Saben por qué nos paramos y peleamos, resistimos, porque fuimos y somos leales a la historia de Luz y Fuerza de Córdoba, organización sindical que ha sido el baluarte del sostenimiento de las conquistas sindicales.  Por eso los cordobeses nos acompañaron y nos acompañan.

El gobierno nacional engañosamente decretó la emergencia energética y nos metieron el tarifazo.  El gobierno provincial se acopló y de esta forma  tomó medidas para desguazar la empresa.  Evidentemente detrás de esto hay un acuerdo político entre nación y provincia.  Es necesario  derrotar esta política de exclusión social como la que lidera Macri, quién  para consolidarla intenta  dividir al peronismo que es la estructura que con todos los otros sectores políticos con los que  se están uniendo, puede generar otra nueva opción para conducir los destinos del país y modificar la situación laboral y previsional, el sistema económico argentino, volver a un modelo de producción. Todo lo que no conlleve a la unidad y que quieran crear una tercer columna, son los que son funcionales para que vuelva a ganar el macrismo.

Nosotros seguimos planteando como laburantes que usemos bien la cabeza, que pongamos firmeza en nuestras decisiones, que democráticamente defendamos al sector al cual pertenecemos los laburantes y que no caigamos de nuevo en un engaño, porque ya se vio lo que fue apostar a aires nuevos, apostar a una aventura.  Miren a dónde estamos, ya estamos con el Fondo Monetario Internacional, ya estamos endeudando a generaciones que ni siquiera han nacido y no nos dimos cuenta de eso. ¿Por qué? Porque nos aventuramos a una cuestión que todavía no dejamos de analizarla y nosotros lo dijimos cuando se dio la contienda electoral en nuestro gremio en 2015, que era preferible seguir peleando contra el impuesto a las Ganancias y no tener que pelear por la pérdida de los puestos de trabajo, por la defensa de los convenios colectivos de trabajo, contra la privatización de las empresas.

Lamentablemente se dio todo lo que nosotros decíamos, la gente nos confió el voto pero no entendió que la política neoliberal sigue creciendo y va en contra de nosotros.  Por eso hay que volverse a unir, nuestro gremio tiene la posibilidad de demostrar eso porque tiene la fortaleza, la formación, tiene una permanente vida democrática, con muy mucha capacidad de resistencia en la época de la dictadura y también en la democracia, porque nuestro deber por sobre todo, es seguir sosteniendo una empresa que es baluarte de desarrollo y crecimiento de nuestra provincia. Eso no lo tenemos que dejar de lado. Por eso les decimos a las autoridades empresarias, basta de apretadas, basta de decisiones unilaterales que destruyen a la empresa, basta de tratar de tapar los errores como si taparan el sol con la mano.  Debemos  empezar a reconstruir entre todos la empresa que todos los cordobeses se merecen.

Luz y Fuerza de Córdoba plantea que el diálogo es necesario, que la imposición no da resultado.  Ante la imposición indudablemente planteamos la resistencia.

Gabriel Suárez

Secretario General

 

 

.