FESTIVAL NACIONAL DE FOLKLORE DE COSQUÍN ENCUENTRO DE LA CULTURA POPULAR BRUNO ARIAS Y NUESTRO BALLET ESENCIA DE MI PUEBLO

El jueves 31 de enero, en la sexta luna, Bruno Arias demostró en  el escenario   todo su talento imprimiéndole el color y la tonada de Jujuy.

En el primer tema que interpretó, realizó un  homenaje a Jaime Torres que falleciera el 24 de diciembre último.  Lo acompañaron  tres hijos del músico charanguista mundialmente reconocido.

Es sabido que Bruno (que actuó en otras ocasiones en nuestra sala Agustín Tosco), es un artista comprometido con diferentes causas sociales como la de los movimientos campesinos, la reivindicación del territorio de los pueblos    originarios, por eso no fue una sorpresa que alzara su voz contra el ajuste del gobierno nacional y del gobierno de su provincia y se sumó al pedido para que haya más presencia de mujeres en los escenarios ya que en la grilla del festival la mayoría siguen siendo hombres. El público en la plaza acompañó con una ovación. Una de sus nuevas canciones que estrenó fue “Sahumaditos” que dedicó -como él dijo-“para ese pueblo jujeño que lucha”. Esencia de mi Pueblo de Luz y Fuerza junto a otros bailarines hizo la puesta coreográfica ideada y dirigida por Oscar Arce.

Bruno Arias salió al escenario Atahualpa Yupanqui  jugándose todo con un show increíble, tremendo y emocionante, con un despliegue especial que preparó -incluida la coreografía de Oscar Arce- y quedó en la historia del festival. 
Fue un show integral con hermandad en la danza y en el canto comunitario 
Todos en una sola voz con invitados de lujo 
Previamente Bruno Arias comentó: “El miedo que teníamos por decir cosas y no perder nuestros trabajos,  ahora lo tienen los que nos mintieron y no cumplieron 
Que sepan que el pueblo no es tonto. Hoy muchos se dieron cuenta que estás y estamos más vivos que nunca y que el rugido de hoy va a llegar a todo el continente”. 

Por supuesto, en tres oportunidades convocó al “pogo andino” al grito de “el que no salta es un ….. gaaaaaaatoooo”.

Destacamos el homenaje al recientemente fallecido Jaime Torres con lo que Bruno abrió el espectáculo.  Como es costumbre de Bruno, en esta oportunidad invitó al músico y compositor Willy Alfaro  de Tupiza (Bolivia), de quien grabó su tema “El Locallito”en su primer disco  “Changuito volador” y que juntos lo interpretaron en esta 6ta. Luna Coscoína.

La actuación de nuestro Ballet Esencia de Mi Pueblo fue espectacular desplegándose por el escenario con categoría profesional.  Así lo resaltó Bruno Arias en la conferencia de prensa cediéndole la palabra a Oscar Arce para que explicara el trabajo coreográfico realizado.

 

Entrevistamos a Oscar Arce y a Pablo Molina instantes previos a subir al Escenario Atahualpa Yupanqui

Oscar Arce (Director de la Compañía Artística Esencia de Mi Pueblo)“Es gratificante para Esencia de mi Pueblo acompañar a Bruno Arias en temáticas como lo social y la reivindicación de la Madre Tierra”

El director de la Compañía Artística de Luz y Fuerza de Córdoba, profesor Oscar Arce, sigue dejando huellas en Festival Nacional de Folklore ya que nuevamente integró el jurado del Precosquín 2019 junto a Liliana Randisi y Miguel Diosquez Dupuy en el rubro danza, certamen realizado entre el 4 y 20 de enero en la plaza Próspero Molina. Pero su participación no terminó allí, también volcó todo su vasto conocimiento y creatividad para generar y coordinar la coreografía que acompañó el nuevo tema de Bruno Arias, “Sahumaditos”, que cantó en la apertura de la sexta luna coscoína, con un formidable despliegue de más de cien músicos y bailarines entre los que se destacaron veinticuatro integrantes de Esencia de mi Pueblo. En las horas previas a ese emocionante suceso, Eléctrum entrevistó a Oscar Arce.

 

 

Esencia de mi Pueblo nuevamente presente en el escenario mayor del folklore, ¿expresanos tus sensaciones?

– Muy orgulloso, son muchos años, creo que estamos llegando a las tres décadas, y este año nuevamente acompañando a un amigo, a un artista de primera línea como es Bruno Arias. Esencia de mi Pueblo hará la puesta en escena de su nueva obra que va a presentar en el inicio de su actuación y que se llama “Sahumaditos”, con una coreografía que la hemos trabajado con los propios bailarines de Bruno y junto a “Mixtura Andina Jujuy” y “Ay mi Morena”, por lo que me siento muy contento de ayudar a concretar los sueños de los jóvenes integrantes de nuestro ballet, porque una de las metas es que Esencia de mi Pueblo sea el escalón de despegue para sus carreras.

– ¿Cuántos bailarines del ballet de Luz y Fuerza subirán al Atahualpa Yupanqui?

– Van a actuar 24 bailarines de Esencia de mi Pueblo.

– Como director de nuestra compañía artística asumiste el desafío de lograr interpretar qué es lo que quiere mostrar Bruno Arias en la presentación de su nuevo tema.

– Te cuento algo, un día, eran como las 2.15 de la madrugada, atiendo el celular y Bruno me dice que había compuesto una canción nueva para el festival de Cosquín, empezó a cantarla acompañado de la guitarra y después pidió mi opinión. Durante casi dos horas estuvimos esbozando lo que se va a ver hoy con más de cien músicos y bailarines. Alguna vez tendré que escribir el anecdotario de cómo se han dado todas estas maravillosas cosas.

– ¿De qué se trata la coreografía?

– Abordamos la ritualidad de la Pachamama, la importancia de la Madre Tierra como eje fundacional de la vida. Realmente es gratificante para Esencia de mi Pueblo acompañar una vez más a Bruno Arias, sobre todo cuando se trata de temáticas que han marcado nuestras vidas como es lo social y la reivindicación de la Madre Tierra que para nosotros es muy importante, más aún en estos momentos donde vemos que la Pachamama está enojada con nosotros. Este es nuestro pequeño humilde aporte para crear conciencia con el movimiento.

– ¿Quién es el coordinador de toda la puesta en escena?

– Yo estoy a cargo y es una tarea que no ha sido fácil por mis dificultades físicas pero gracias a la tecnología actual he podido llevarlo adelante y hoy con expectativa queremos ver el resultado de este hermoso espectáculo.

– ¿Has podido advertir cómo están viviendo los bailarines los momentos previos a su actuación?

– Los he visto entusiasmados, contentos y con mucha adrenalina por todo lo que representa Cosquín y lo que significa para nosotros. Cuando llegamos la primera vez a este escenario lo hicimos con la expectativa de mostrar nuestra danza, nuestro arte y nuestro terruño, y todos estos años de la mano del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba que es mi casa, como siempre lo digo, encaramos esto como un espacio de resistencia cultural donde las situaciones que vivimos las canalizamos mediante la danza y los integrantes de Esencia de mi Pueblo están muy conectados con ello.

– Justamente, hay que resaltar tu lucha para que la danza crezca en importancia dentro del festival, lo que no es poca cosa.

– No es poca cosa, pero siempre hay algo más por hacer. Fijate que en este escenario, tras bambalinas, hay muchas fotos de músicos pero pocas de bailarines y menos de bailarines cordobeses. Entonces como presidente de la Asociación Cordobesa de la Danza presenté un proyecto para generar imágenes de bailarines y coreógrafos cordobeses como Don Aldo Bessone, El Chúcaro, el maestro Cacho Scarponi, Juan Carlos Báez, quienes fueron señeros en la danza y merecen el mismo lugar que los artistas convocantes del festival.

– Sumemos a esta iniciativa de reconocimiento el reclamo por una mayor presencia de mujeres en Cosquín.

– Así es, son propuestas que se hacen porque es necesario  estar a la altura de lo que pasa a nivel social, y con ese fin hay que seguir trabajando para que todos tengan las mismas oportunidades en esto. De eso se trata.

Pablo Molina (Profesor del Ballet Esencia de Mi Pueblo): “Esencia de mi Pueblo tiene ese espíritu de lucha de Luz y Fuerza que a todos lados lo llevamos”

– ¿Cómo te imaginas esta noche?

– La mejor de todas porque hemos trabajado arduamente en la coreografía del nuevo tema de Bruno Arias, tanto el ballet como los otros elencos que participarán, haremos un gran despliegue en el escenario. Es muy lindo vivirlo y también gestarlo.

– En pocas palabras defininos a Bruno Arias y cómo es trabajar con él en la diaria

– Es una persona simple que no olvida sus raíces y es un artista comprometido con el pueblo, con lo popular, con la gente trabajadora, con esos luchadores que no se rinden y están en desacuerdo con las políticas de un gobierno nacional que sin ninguna vergüenza está entregando el país. Con él hemos actuado varias veces y llegamos a congeniar en muchas cosas. Hay que rescatar que siempre le abre las puertas a los bailarines.  Con Bruno tenemos la mejor relación, le gusta la dinámica, sentir la esencia de las cosas, pero por sobre todo el poder compartir una idea y la forma de percibir la realidad, me refiero a la realidad social que es complicada en Argentina.

– Su compromiso también es con la identidad cultural

– Sí, claro, la identidad nos hace a todos iguales más allá de las diferencias y realidades. Tener identidad nos hace luchar por lo mismo, por el pueblo. Espero que ese sentimiento sea cada vez más fuerte y que no se quede en una frase. Desde nuestro lugar tratamos de que la esencia se mantenga tirando siempre para el mismo lado, unidos.

– ¿Has conversado en algún momento con él sobre lo que representa social y culturalmente Luz y Fuerza Córdoba?

– Bruno tiene una clara afinidad con el Sindicato de Luz y Fuerza por su historia de lucha, así como el gremio pelea en las calles, él lo hace desde un escenario y nosotros tratamos de acompañar en los dos ámbitos por una sociedad mejor.

– ¿Cómo has notado a Oscar Arce al frente de este desafío coreográfico?

– Por su salud lo está viviendo no tan de adentro, pero es siempre el nexo entre Bruno y los bailarines y es quien terminó de darle forma a todo esto, sólo él puede hacerlo.

– Me decías que es un orgullo representar artísticamente a Luz y Fuerza…

– El sindicato es una segunda casa, hace veinte años que ensayó allí por lo que representé artísticamente al sindicato muchas veces. Esencia de mi Pueblo tiene ese espíritu de lucha de Luz y Fuerza de Córdoba que a todos lados lo llevamos.