EN ESTE AÑO ELECTORAL, CONTINUAREMOS LEVANTANDO NUESTRAS BANDERAS DE LUCHA

Hemos sufrido un montón de presiones por parte de la Empresa que procuró permanentemente amedrentar, apretar, ajustar, hacer modificar la conciencia de clase con cada una de las distintas medidas injustas  que han implementado desde abril del año pasado.

Nos vamos a resignar ningún artículo del Convenio, que sepan que hemos asumido la responsabilidad de conducir el gremio para defender e incrementar nuestras conquistas.  El Directorio y el gobierno de Córdoba, tienen que saber que los convenios de ultraactividad como el nuestro, solo se pueden discutir hacia arriba no hacia la baja, es decir que las tratativas solo se pueden entablar para mejorar los derechos que ya conquistamos. Esto es esencial que lo comprendan porque es lo que marca la ley.

La empresa siempre ha querido tirar hacia abajo cada una de las reivindicaciones  que nosotros hemos venido sosteniendo. No debemos renunciar jamás a las conquistas que hemos venido logrando.

En muchas oportunidades los resultados de la gestión que se realiza o de la estrategia seguida en la lucha, no se ven inmediatamente, pero se verán con el tiempo. Esto ha sucedido a lo largo de la historia del movimiento obrero.

Nosotros dijimos que íbamos a llegar a fin de 2018 sin que la empresa lograra convalidar legal y legítimamente  la eliminación de nuestros derechos y así lo logramos.

La empresa ha violado nuestros derechos convencionales apelando a la ilegalidad, ha afectado transitoriamente la capacidad adquisitiva de nuestros salarios, ha vulnerado el art. 78 con una burda maniobra discriminatoria, pretenden  llevar adelante la modificación de la estructura de plantel de la empresa en su organigrama, tanto a nivel gerencial como a nivel de nuestro Convenio Colectivo de Trabajo, conociendo perfectamente que no lo pueden hacer si no hay una participación de las organizaciones sindicales (art. 9 del CCT).

También la Empresa  ha practicado la persecución sobre trabajadores y sus Delegados, arbitrariamente trasladó trabajadores y trabajadoras de un sector a otro, muchos de los cuales logramos frenar.  Debemos saber enfrentar estas maniobras ilegales y discriminatorias con la certeza de saber que tarde o temprano todo se va a volcar a favor nuestro.

Nosotros advertimos que la conflictividad iba a incrementarse ante la falta de respuestas por parte de la Empresa, por lo que vamos a trabajar orgánica y legalmente en todos los marcos que correspondan y a los niveles que corresponda, en resguardo de nuestro Convenio Colectivo de Trabajo.

Con la contundencia del  último paro de 72 horas que fue un éxito, realmente hemos generado un cimbrón dentro de la conducción de la empresa, demostrándoles con nuestra medida de acción directa,  la resistencia tenaz del Gremio a sus procedimientos ilegales y antisindicales.

Debemos continuar ganando la calle, yendo a los barrios, yendo a los centros vecinales, acompañando al mismo tiempo las medidas que se dispongan a nivel nacional y provincial, encolumnándonos  junto a la sociedad  para resistir a las consecuencias de los tarifazos y de la política de exclusión social.  Nuestro Gremio debe estar orgulloso de todas las jornadas que hemos protagonizado junto a la gente.

Lo que la Empresa ha acordado con el Sindicato Regional de Luz y Fuerza,  no ha conseguido modificar nuestro Convenio Colectivo de Trabajo, porque en definitiva lo que se firma a la baja no tiene ningún tipo de validez en el marco de la ley 14250, y mucho menos si lo firma solo uno de los tres sindicatos signatarios del CCT 165/75, y menos aun si lo firman en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la provincia.  Lo que firmaron  es totalmente violatorio a la normativa vigente.

Además, el ministro de Trabajo provincial Omar Sereno, tendrá que explicar por qué no nos da la respuesta a cada uno de los planteos que hemos realizado como Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba con respecto a las violaciones estatutarias por parte del Directorio de EPEC. No nos ha dado ninguna respuesta, esto también demuestra claramente la parcialidad a favor de la Empresa que practican. Tarde o temprano tendrán que dar las respuestas que corresponden a nuestro favor, tenemos que tener firmeza y fortaleza porque en los malos tiempos debemos estar más unidos que nunca y no tener miedo.  Lo esencial es no temer, hacer las cosas como corresponde legalmente y ganar la calle, sin dejar de reclamar lo que es nuestro porque ninguno de los que están hoy en la Dirección de la empresa estuvo en la década del 90 para defender a la EPEC estatal e integrada. Somos nosotros los trabajadores y nuestras familias los que sufrimos muy mucho la década del 90 para mantener la empresa que hoy tenemos.

En esta etapa electoral que vive la Argentina, que vive Córdoba, y que hasta nuestro gremio la vivirá, tenemos  que reafirmar fuertemente nuestro Convenio Colectivo de Trabajo, la EPEC estatal e integrada y la unidad monolítica del Gremio que permita resistir todo embate que pretenda violar conquistas que sabemos que legalmente no se debiera hacer. También debemos resistir cumpliendo la función diaria de cada una de las tareas que nos corresponde desarrollar, debemos impedir la modificación unilateral de las estructuras de plantel porque sin la participación del gremio estarían violando nuestro Convenio Colectivo.

A los que critican nuestras conquistas les hacemos saber que es hora de empezar a igualar hacia arriba, porque este modelo de exclusión social que lidera Macri también está vigente en la provincia de Córdoba. El actual gobernador Schiaretti –que es un alumno avanzado de la política que lleva adelante el gobierno nacional y candidato- pretende que la gente no se dé cuenta de la realidad que estamos viviendo y muestra todo el cemento de la obra pública pasando por alto que en grandes sectores de la sociedad están pasando hambre, mucha gente no tiene para comer.  No estamos en contra de las obras que se tienen que hacer, pero la gente no come cemento, la gente no va a poder transitar una autopista si ni siquiera tiene para pagar un litro de nafta, la gente debe quedarse en la casa para ver cómo afronta la situación económica que hoy está padeciendo al faltarle un plato de comida.

Ahora empiezan las clases y los distintos sectores sociales van a estar mal y nuestro gremio tendrá que tener la valentía de ser la punta de lanza para la resistencia, mantenerla, levantar las banderas, ser fiel a su principio, ser fiel a la historia de Agustín Tosco, ser fiel a la historia de Lorenzo Racero y no equivocarnos.

Fuerza compañeros, no bajemos los brazos.  En la reunión de ayer en la Secretaría de Trabajo de la Nación, mantuvimos férreamente nuestra posición, comenzamos a gestionar para recuperar lo que ilegalmente nos han arrebatado e iremos por más. (acá habrá que agregar el resultado de la reunión de hoy)

Seamos perseverantes, seamos fuertes, mantengámonos unidos. Cuando un compañero se caiga el otro tiene que estar al lado y levantarlo, pero por sobre todo seamos fieles a los ideales lucifuercistas y a la clase a la cual pertenecemos, a la de los laburantes.

Gabriel Suárez

Secretario General

 

Nuestro Secretario general Gabriel Suárez en una de las marchas a Tribunales flanqueado por Walter Daher (Subsecretario Gremial), Gabriela del Bosque (Subsecretaria de Prensa) y Rodolfo Bonetto (Secretario Gremial) (foto de archivo)

 

.