DEPARTAMENTO FACTURACIÓN

Abarrotamiento de trabajo  y una propuesta de los trabajadores

Una de las áreas de la EPEC  que se han visto profundamente afectadas por las políticas de achicamiento, ajuste, tercerizaciones, cambios permanentes en los cuadros tarifarios y aumento desmesurado de las tarifas,  es sin dudas toda el Área Comercial, cuyos trabajadores y trabajadoras tanto del sector facturación como de cada uno de los Centros de Atención Comercial (CAC) que permanecen  en funcionamiento, están abarrotados de trabajo, con insuficiencia de personal y teniendo que dar explicaciones al usuario molesto por los montos impagables que llegan en sus boletas, situación de la que no somos responsables los trabajadores, sino la conducción de la empresa con la implementación de estas políticas que perjudican al usuario y a la EPEC.

Una de las consecuencias de este desmanejo financiero y tarifario es una gran cantidad de reclamos por parte de los usuarios, por boletas altísimas, errores de lectura producto de la tercerización, estimados masivos y el cambio de la facturación bimestral a la mensual. Esto significa mucho más trabajo  que debe hacerse con personal insuficiente, lo cual  ha generado un atraso en el tratamiento de los reclamos.

Una medida que no podía aplicarse

Como medida ante esta situación, la Gerencia Comercial había tomado la decisión de que los ajustes de facturación  se realicen en los diferentes CAC, y los reclamos de ERSEP los realice la oficina de Grandes Clientes.

Al tomar conocimiento  nuestro Secretario General Gabriel Suárez y los trabajadores del área, se rechazó esta propuesta porque significa  sacarle a los trabajadores de la División  parte de su tarea y aumentar el trabajo en los CAC, que ya de por sí no dan abasto atendiendo a los miles de usuarios  que reciben por día y que además no cuentan ni con el personal suficiente, ni con el soporte informático necesario, ni con la infraestructura edilicia adecuada.   Este es un sistema que se utiliza en el interior, que tiene una cantidad muchísimo menor de usuarios, y no puede compararse con la envergadura de la ciudad de Córdoba.

Un principio de acuerdo

Finalmente, se llegó al acuerdo entre nuestra Organización Sindical y las Gerencias involucradas que se elevará una propuesta por parte del sector, con el aval pleno del Consejo Directivo del gremio, para que en cuatro meses logremos bajar considerablemente el número de reclamos pendientes hasta tratar de ponernos al día.  Esta propuesta también prevé que  la oficina de Grandes Clientes colabore  con los reclamos de ERSEP.

Ayer nuestro Secretario General Gabriel Suárez concurrió al sector en el Edifico Central y dialogó con  los compañeros y compañeras sobre esta situación, quedando en que dicha  propuesta será elevada a la Gerencia de Finanzas y Abastecimiento y la Gerencia Comercial.

Debe tenerse en cuenta  por parte de la autoridades de la EPEC, que la predisposición de los trabajadores a encontrar soluciones, siempre y cuando medie el diálogo y el consenso, es permanente, aun cuando la situación es difícil, como es el caso de la realidad que están viviendo en la división Facturación,  con  aproximadamente 15 mil reclamos pendientes, debido al aumento fuera de lo común de las quejas, pedidos de revisión y refacturación por parte de los usuarios.

 

 

 

 

 

.