ACERCA DE UN NUEVO RELATO EMPRESARIO

Ha llegado a nuestro conocimiento el contenido de una contestación que recibiera un compañero que “se tomó” el Derecho de intimar a la E.P.E.C. al pago de la BAE 2018 tal como lo estipula el CCT 165/75 “E”, es decir en un pago haciendo reserva, para el caso de no acontecer dicho pago, por el reclamo de los intereses que se devenguen durante el lapso que demore dicha cancelación.

Nuestro Sindicato ha realizado reclamos solicitando el pago de la BAE en el mismo sentido del compañero acusando el incumplimiento convencional y destacando el derecho que tendrán los trabajadores afectados a reclamar el resarcimiento por los intereses que se devenguen hasta el efectivo pago de las sumas adeudadas.

Dicho reclamo se ha efectuado en reiteradas oportunidades por distintos medios y ámbitos (Carta Documento, Escritura Pública y Secretaría de Trabajo del Ministerio de la Producción de la Nación).

Ratificamos aquí que cada compañero afectado tiene legítimo Derecho a no aceptar la decisión unilateral, arbitraria e ilegítima adoptada por la Empresa de diferir el pago de la BAE en las tandas que también unilateralmente estableció.

Su proceder es injustificado e ilegal no solo porque desconoce el derecho escrito en el CCT 165/75 “E” sino porque se arroga buena fe y razonabilidad cuando los trabajadores sabemos que lo único que ha caracterizado al accionar empresario ha sido lo contrario: mala fe privilegiando el rompimiento de la unidad negocial convencional y propiciando un trato desigual al adjudicar incrementos salariales manifiestamente dispares durante el año 2018 y su impacto en la BAE.

Ello, sin contar con que la omisión de actuar coherentemente frente a hechos de corrupción desnuda su verdadera motivación: hacer del costo laboral el núcleo del problema empresario y no la desidia en el manejo de la cosa pública como el caso en cuestión lo demuestra.

La mora en el pago que nos ocupa, es únicamente imputable a la dirección de la E.P.E.C. que arrastra consecuencias por mala administración desde larga data –por todos conocidas- consistentes en ruinosas inversiones y falta de ellas donde era necesario para el mantenimiento del servicio, todo lo cual concluye en el tiempo presente en una carrera para “tapar agujeros” descuidando la actualización material y tecnológica, la incorporación de personal en cantidad y calidad suficiente  y el mantenimiento de una política tarifaria más acorde con las necesidades de la ciudadanía cordobesa  que con las decisiones de un poder central que ha decidido transformar esta herramienta de desarrollo en una ruina para la pequeña y mediana empresa y desesperación  para el consumidor domiciliario.

Que no nos confundan compañeros.

La aparente fortaleza de las respuestas empresarias solo encuentran correlato en el clima de impunidad e insensibilidad en que parece vivir la República.

No tienen razón en el Derecho ni legitimidad en la ética.

Sres. de la Dirección de la Empresa: la ciudadanía cordobesa sigue esperando respuesta en lo que verdaderamente interesa: las medidas que adoptarán frente al hecho de corrupción recientemente difundido.

El jueves 27 de diciembre de 2018, mediante escritura pública se reclamó al Directorio que abone la BAE antes del 31 de enero de 2019 tal como lo establece nuestro CCT 165/75.
No obstante, la empresa no cumplió por lo que nuestro sindicato elevó una carta documento a la empresa reclamando por el incumplimiento y los trabajadores un telegrama obrero. También se realizaron presentaciones en el Ministerio de Trabajo de la Provincia y en la Secretaría de Trabajo de la Nación

 

.