HACE 66 AÑOS NACÍA LA EPEC DE LOS CORDOBESES

El 1° de abril de 1953, la Empresa Provincial de Energía de los cordobeses iniciaba su actividad después de una importante transición de casi siete años desde la estatización del servicio eléctrico el 11 de noviembre de 1946. Fue creada por una ley sancionada el 31 de diciembre de 1952 por impulso del gobernador peronista Raúl Luchini.

EPEC contribuyó a que nuestra provincia fuese la matriz de progreso para apuntalar la independencia económica y el desarrollo industrial que promovió Juan Domingo Perón. Nuestra organización sindical conducida por Cristóbal Sierra fue protagonista de este período fundacional, dejándonos una empresa estratégica estatal que defendemos contra cualquier intento de privatización que busque transformarla de bien social a mercancía. Como dijo nuestro Secretario General Gabriel Suárez, “no habría aniversario de EPEC sin la resistencia y lucha de los trabajadores, quienes con el apoyo de la sociedad, no sólo no ahorramos esfuerzo para mantenerla en marcha, sino que pusimos todo lo que teníamos que poner para evitar que la vendieran”.

Etapa previa

Hacía 1893 el servicio de energía eléctrica en la ciudad de Córdoba y alrededores era prestado por la compañía estadounidense MacKinlay que tres años después traspasa la concesión a la Compañía de Luz y Fuerza Motriz de Córdoba. En 1907 se otorga la concesión de la distribución de energía a la Compañía General de Electricidad. Por los inconvenientes y el deplorable servicio que brindaban las privadas, el gobernador Argentino Auchter dispuso el 11 de noviembre de 1946 la estatización del servicio de electricidad. Por decreto 4.198/46, la distribución de electricidad queda a cargo de la Comisión Administradora del Servicio Público de Electricidad (CASPE), que el 30 de octubre de 1949 se convierte en el Servicio Provincial de Energía de Córdoba (SPEC). Nuestro Sindicato apoyó decididamente la estatización del servicio eléctrico, al punto que en el Acta del 4 de abril de 1947 se manifiesta claramente que “como argentinos y amantes de nuestra patria cuidamos celosamente los tesoros de nuestra tierra y que la inmensa riqueza que es la explotación de la energía eléctrica quede en nuestra tierra”.

La creación de EPEC integrada

En pleno auge industrial y explosión demográfica se decide crear una empresa estatal que unificase la prestación del servicio. Con el plan eléctrico impulsado en 1949 por el gobernador Juan Ignacio San Martín, la provisión de energía experimenta una mejora y el 31 de diciembre de 1952 se sanciona la ley 4.358 que fusiona SPEC y la Dirección General de Energía en un solo ente, EPEC, que tiene independencia administrativa y autonomía operativa. La primera Resolución fue emitida el 1° de abril de 1953, fecha en que comienza a funcionar. Además de administrar la distribución del servicio en nuestra ciudad,  sumará generación y transporte en todo el territorio provincial.

Luz y Fuerza de Córdoba tuvo una destacada participación en la elaboración de la ley que dio origen a EPEC. Cuando comenzó a tratarse la ley, los sindicatos de Luz y Fuerza designaron cuatro representantes para debatir el tema con el gobierno provincial: por Córdoba, participaron los compañeros Cristóbal Sierra, entonces Secretario General, y Atilio Borserini, Secretario Adjunto; por Villa María, Cristóbal Pérez y Roberto Bottino. Los gremios proponían formar un Tribunal Paritario con facultades resolutivas, una Comisión Paritaria para discutir el Convenio Colectivo de Trabajo (firmado en 1950 durante la conducción de Sierra), elaborar un registro de denominaciones único y el listado de quienes pasarían a integrar la empresa, limitado a los que efectivamente estaban afectados a la prestación del servicio eléctrico. El proyecto avanzaba en la Legislatura de la Provincia y los sindicatos no habían podido expresar sus propuestas. El 23 de diciembre de 1952 estaba previsto tratar la iniciativa, por lo que las organizaciones sindicales esta vez exigieron ser tenidos en cuenta y amenazaron con medidas de fuerza. Ante esto, el gobernador resolvió retirar el proyecto de la Legislatura y discutirlo con Luz y Fuerza. En una semana, se pudieron incorporar los cambios planteados por los trabajadores: se creó el Tribunal Paritario, que tenía carácter resolutivo, es decir, que sin dictamen del tribunal, el directorio no podía adoptar ninguna resolución en temas laborales o gremiales, y se conformó la Comisión Paritaria, entre otras modificaciones.

 

 

A raíz de una denuncia de Luz y Fuerza

La Justicia allanó el domicilio de la Doctora Miseta, la Gerente de Legales con Tarifa Social

El allanamiento se produjo en el marco de la investigación que realiza el Fuero Anticorrupción por  posible defraudación en contra de la administración pública, a raíz de una denuncia  de Luz y Fuerza presentada el pasado 14 de marzo  con el asesoramiento del Doctor Gonzalo Ruiz, luego de conocerse que la Doctora Miseta, Abogada y Gerente de Legales de EPEC, tenía en su vivienda el beneficio 190, correspondiente a la Tarifa Social Nacional, y el suministro a nombre de otra persona, algo violatorio del reglamento de EPEC.

Allanamiento

La fiscalía allanó el miércoles 27 de marzo el domicilio de la Doctora Miseta en  Barrio Los Árboles de Valle Escondido por  orden de  la Fiscalía Anticorrupción, en momentos en que la Doctora Miseta no se encontraba en la  casa por estar de  vacaciones en Miami.

Durante el procedimiento se secuestró documentación relacionada  con el suministro eléctrico de la vivienda; previamente, la semana pasada, la fiscalía había solicitado a la EPEC documentación sobre  el servicio que se presta en ese domicilio de Valle Escondido.  Se investiga por qué en la vivienda  el suministro estaba a nombre de otra persona, desde hacía cuánto tenía la tarifa social y si la funcionaria estaba o no al tanto de esto.

 

Los hechos y la denuncia presentada por el gremio

El 7 de marzo todos los medios de Córdoba se hicieron eco de la noticia, una funcionaria de EPEC, a cargo de la Gerencia de Legales y abogada de la empresa pagaba la luz con el beneficio de la tarifa social nacional.

Al tomar conocimiento nuestra organización sindical de esta información, hizo una presentación en la Justicia solicitando se investigue a la señora Miseta por  si hay o no una irregularidad o algún delito cometido por esta situación, con los siguientes fundamentos:

 

–  Como representante legal de EPEC en varias causas, tiene pleno conocimiento de los aspectos relacionados al cuadro tarifario de EPEC.

–  Habría omitido declarar su verdadera situación económica  a los fines de obtener con ello un beneficio económico ilegítimo, cuestión que de haberse puesto en conocimiento  del ente regulador  no hubiera podido llevarse adelante

–  El beneficio sería improcedente, por estar la vivienda en un lote donde ella aparece como co-propietaria,  en un barrio cerrado de alto nivel social, donde no corresponde un  beneficio pensado para personas de escasos recursos

–  Que resulta inverosímil y llamativo  que  pudiera desconocer que estaba siendo beneficiada con una tarifa subsidiada, atento a  que al momento de adquirir el inmueble, los datos del suministro eléctrico pudieron consultarse, ¿Nunca se fijó a nombre de quién estaba la luz de su propia vivienda?  Además, el monto que abonaba mensualmente  (ella o su administrador)  por el servicio eléctrico era “absolutamente  irrisorio”.   ¿Nunca le llamó la atención? más aun teniendo en cuenta que el alto costo de la luz en la provincia es público y notorio, y que la denunciada es alguien con funciones públicas dentro de la EPEC, por lo que no puede aducir desconocimiento.

 

Una excusa inaceptable  e incriminatoria

Al conocerse públicamente esta situación, que incluyó un volanteada de esclarecimiento organizada por nuestro gremio para poner en conocimiento a los vecinos de Valle Escondido de esta irregularidad,   la Sra Miseta atinó a dar explicaciones por demás inconsistentes. “Yo no tengo tarifa social”, había dicho, cuando en todos los medios circulaba la foto de pantalla del contrato del suministro eléctrico de su vivienda, con la referencia 190, que es el código de la tarifa social nacional.

Pero no sólo negó lo innegable, sino que en su intento de defensa, se auto incriminó: es que la señora trató de quitarse responsabilidad diciendo que: “El titular del suministro, que no soy yo, no sé si tuvo (la tarifa social); es más, no me llega ni la factura a mi casa”. Debiera saber la Gerente a cargo de los asuntos Legales de una empresa Pública como EPEC, que el reglamento de comercialización establece como una infracción  tener el suministro a nombre de otra persona. ¿Con qué autoridad se puede hacer cumplir  el reglamento a nuestros usuarios, si la funcionaria a cargo de los asuntos legales, está en infracción deliberada?

 

Conducta inmoral

Usufructuar un beneficio pensado para personas de bajos recursos  si uno no lo necesita, es repudiable, pero si encima la beneficiaria, es funcionaria pública directamente implicada, resultaría sencillamente inmoral.    No sólo porque es violatorio de la ley y las disposiciones internas de la empresa, sino porque se  trata de una funcionaria que cobra arriba de los 120 mil pesos mensuales y hace uso de un beneficio exclusivo para sectores vulnerables, en un contexto donde los gobiernos tanto nacional como provincial vienen aplicando un fuerte tarifazo, que ha significado un aumento en la tarifa del 90 % desde enero de 2018 y que para muchísimos usuarios resulta impagable, tanto que muchos han perdido su medidor.

Doblemente inaceptable  cuando en el marco del conflicto que los trabajadores vivimos con la Empresa desde abril de año pasado, la empresa y el Gobierno de la provincia han intentado  por todos los medios, mentirosa y falsamente,  convencer a los cordobeses de  que la luz en Córdoba es cara porque deben  pagar nuestros sueldos y respetar los derechos consagrados en nuestro Convenio Colectivo de Trabajo,    que según ellos, son privilegios.  Estos  funcionarios que cobran viáticos de lujo, que tienen tarifa social, que incumplen leyes laborales y de transparencia en la administración que son básicas, que presentaron balances truchos….¿En serio nos van venir a hablar a nosotros de privilegios?

 

 

.