LA MEMORIA RECONSTRUYE LA PATRIA QUE SOÑAMOS

Documento elaborado por la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos leído en el acto del 24 de marzo por Ana Mohaded y Sonia Torres

LA MEMORIA RECONSTRUYE LA PATRIA QUE SOÑAMOS

Cordobesas y cordobeses. Otro 24 de Marzo nos encuentra juntas y juntos, marchando masivamente, abrazándonos como siempre, siendo miles y miles en las calles gritando “Nunca Más”; con los desaparecidos y las desaparecidas en el corazón, la lucha en las manos y la esperanza en el pueblo.

A 43 años del Golpe de Estado genocida de Videla, Agosti y Massera, de los grupos económicos, de la cúpula de la Iglesia, de la corporación judicial, nos convocamos para repudiar el terrorismo de Estado y los crímenes de lesa humanidad: las miles de desapariciones forzadas, asesinatos y presos políticos; las torturas; el robo de bebés; el funcionamiento de cientos de centros clandestinos de detención, tortura y exterminio; la censura y el exilio al que fueron obligadas miles de personas.

Aquí, frente a este escenario, Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares de detenidos y desaparecidos por razones políticas, H.I.J.A.S e H.I.J.O.S, las y los ex presos políticos, las y los sobrevivientes del Terrorismo de Estado, las nietas y nietos recuperados, convergemos junto al movimiento feminista, el movimiento estudiantil, el movimiento ambientalista, los movimientos populares, los partidos políticos, el movimiento obrero organizado y el pueblo movilizado. Porque hoy, en esta marcha, partimos desde distintos lugares para confluir alrededor de este escenario, para llegar a este abrazo colectivo.

Este abrazo colectivo que nos damos con las compañeras y los compañeros del movimiento ambientalista, con los pueblos originarios, comunidades que nos traen las memorias ancestrales, pueblos que continúan sufriendo la persecución por su lucha territorial.

Este 24 también levantamos las banderas de solidaridad, resistencia y lucha del pueblo comechingón, del pueblo nación mapuche; las mismas que levantaron Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

Este abrazo colectivo en el que también se siente la fuerza de la marea verde; el movimiento más potente que tenemos en estos años, un movimiento que exige que no haya ni una mujer menos a manos de la violencia machista, que lucha por el aborto legal seguro y gratuito, que defiende la igualdad de todos los derechos entre hombres y mujeres.

Los tiempos que vienen serán feministas. Las mujeres y la tenacidad de sus pañuelos, ayer, hoy y siempre, nos marcan el camino.

En este abrazo colectivo en el que nos fundimos estudiantes y trabajadores. Como en 1918, cuando aquellos estudiantes junto al pueblo unido lucharon para transformar todo lo que debía ser transformado, porque tenían bien en claro que los dolores que nos quedan son las libertades que nos faltan.

Como hace 50 años, cuando, con los trabajadores a la cabeza, el pueblo de Córdoba le puso fin a la dictadura de Onganía.

Hoy, como en aquellos tiempos, seguimos luchando. Porque el pueblo unido, con las y los trabajadores y con las y los estudiantes, es invencible.

Nos reunimos este día con el dolor de ver como destruyen nuestra patria. Mientras más crece la deuda externa, más caen nuestros sueldos; mientras más crece la entrega al capital financiero, más caen los derechos de los trabajadores y trabajadoras; mientras más se hambrea al pueblo, más crece la represión y la estigmatización de los luchadores y las luchadoras populares.

¡Ésto no es un error, ésto es el mismo plan de siempre!!!!!

Un plan que venimos denunciando desde hace muchos años: este  gobierno planifica la miseria. Y lo hace porque quiere concentrar la riqueza. Es un gobierno para pocos. Quiere educación para pocos, trabajo para pocos, acceso a la salud para pocos. En definitiva, derechos humanos para pocos.

Para poder gobernar de esta manera necesita a los medios de comunicación concentrados, aliados siempre del poder real y de la desinformación. Medios que se enriquecieron en plena dictadura cambiando onerosos negocios por el silencio más atroz sobre los crímenes que los genocidas cometieron contra la humanidad, medios que hoy persiguen y censuran a las y los periodistas comprometidos.

Necesita también a otro aliado fundamental: parte del poder judicial hace mucho tiempo mira con un solo ojo lo que sucede, ojo siempre puesto sobre el más débil y nunca sobre los poderosos. Poder judicial que una vez más vuelve a debilitar los procesos de juzgamiento de los crímenes del terrorismo de Estado. Con la desfinanciación y vaciamiento de los organismos públicos que investigan estas causas, con los beneficios otorgados a los genocidas condenados por delitos de lesa humanidad. Hoy, más de la mitad de los genocidas condenados por delitos contra la humanidad, en Córdoba, gozan del beneficio de la prisión domiciliaria. CÁRCEL COMÚN PERPETUA Y EFECTIVA A LOS GENOCIDAS!

Todas estas políticas siembran impunidad y se alejan de los pilares de Memoria Verdad y Justicia.

Conduce el destino del país un gobierno negacionista del terrorismo de estado, que discute el número de desaparecidos y que quiere borrar nuestra historia reciente porque sabe que un pueblo con memoria es un pueblo con conciencia, y un pueblo con conciencia no baja los brazos; resiste, lucha y sueña.

El gobierno nacional sustenta su poder en fuerzas que poco tienen que ver con el pueblo y la vida democrática del país.

Mauricio Macri gobierna para sus amigos, gobierna para los grupos económicos del poder fáctico concentrado. Gobierna para y con los hijos y nietos de los que usurparon y masacraron nuestro país en la última dictadura cívico-militar. Para los Blaquier, los Massot, los Fortabat, los Mitre, los Magnetto, los Martínez de Hoz, los Rocca, los Pérez Companc, los Herrera de Noble, los Benetton, la Fundación Mediterránea y la Fundación Fiel, la Sociedad Rural y el mismo clan Macri, entre otros.

Todas estas familias y empresas fueron parte y se enriquecieron con las políticas económicas, sociales y culturales de la dictadura militar, que no hubieran sido posibles sin la persecución de militantes políticos, sin secuestros, sin torturas, sin centros clandestinos de detención y desapariciones forzadas; sin robo de bebés.

No hubieran sido posibles sin el terror organizado, sin un genocidio.

Sabemos que hoy los objetivos del imperialismo son los mismos, pero sus estrategias son diferentes.

Hoy un nuevo plan cóndor nos sobrevuela. De la mano de los medios masivos de comunicación, de los servicios de inteligencia pagados por la embajada norteamericana y de los poderes judiciales, en nombre de la libertad, se avalan intentonas de golpes, se autoproclaman presidentes y se encarcelan y asesinan opositores. La unión latinoamericana no se negocia. Los pueblos de américa latina son nuestros hermanos. Repudiamos con toda nuestra fuerza la injerencia extranjera en suelo venezolano y en toda la Patria Grande. Siempre vamos a estar del lado de la autodeterminación de los pueblos. Tiene que ser el pueblo el que elija su destino. Y ese destino tiene que ser de paz, tiene que ser de diálogo, tiene que ser respetando el voto popular.

Por eso, desde aquí, le mandamos nuestro abrazo latinoamericano al pueblo venezolano, y a su gobierno elegido democráticamente. FUERA  YANKEES DE AMÉRICA LATINA

Decimos basta de encarcelar a compañeras y compañeros por luchar, basta de persecución política. Hoy, como siempre, decimos con todas nuestras fuerzas que en nuestro país no vamos a tolerar ni un solo preso político. LIBEREN A MILAGRO SALA Y TODAS LAS PRESAS Y PRESOS POLÍTICOS!!

En nuestra provincia, el gobierno insiste en implementar políticas represivas poniendo cada vez más policías y gendarmes en la calle, políticas que lo único que hacen es subir el número de pibes muertos a manos del Estado, y que de nada sirven para bajar el índice de inseguridad.

Además, demoniza a los trabajadores que luchan por mejores condiciones salariales y laborales. Desde aquí, nuestra solidaridad a los compañeros trabajadores perseguidos, despedidos, flexibilizados… a quienes aún así siguen luchando.

El pueblo de Córdoba no quiere más privatizaciones. Basta de impulsar las mismas recetas que nos llevaron al 2001. Por una EPEC estatal, integrada y de sus trabajadores.

Tampoco nos olvidamos de la nefasta ley de bosques de la provincia de Córdoba que entrega lo poco que queda de nuestro bosque nativo al desmonte indiscriminado solo en beneficio de las corporaciones agroganaderas e inmobiliarias. ¡El monte es vida! ¡paren de desmontar!

Les decimos que a pesar de estos dolores, no vamos a bajar los brazos, tenemos la memoria como bandera, nos empodera la lucha de las 30 mil compañeras y compañeros desaparecidos.

No vamos a bajar los brazos hasta que la última nieta y el último nieto lleguen al abrazo de su abuela.

Los y las jóvenes que no conocen su verdadera identidad nacieron en el cautiverio de sus madres o fueron secuestrados junto a sus padres y fueron robados. Esto sucedió en el marco de un plan sistemático y generalizado que incluyó el robo de bebés. Ese delito se prolonga hasta el presente y es una de las formas más perversas de desaparición.

¡Que los genocidas rompan el silencio! queremos saber dónde están los niños robados, ¿dónde nacieron? ¿dónde fueron entregados? ¿quiénes participaron de tal aberración?

Como sociedad tenemos esa herida abierta, comprometámonos todos en la búsqueda colectiva y solidaria para que de una vez por todas se restituyan las identidades robadas y sus “historias”, que es la historia de   todas nosotras y nosotros. Sin esa verdad, sin cada nieto con su familia, la deuda de nuestra democracia sigue siendo enorme.

Hemos encontrado 128 nietas y nietos y nos faltan muchas más. Hoy nos falta el nieto de Otilia Lescano de Argañaraz, el de Irma Ramacciotti, hoy falta mi nieto.

Pero si algo aprendimos en los años recorridos es que la lucha y la búsqueda es colectiva. Por eso si tienen algún dato que pueda contribuir a ese abrazo postergado, por favor, díganlo, acérquense que las Abuelas todavía seguimos esperando.

Son 41 años buscando encuentros. Juntos y juntas podemos vencer el miedo: ya es tiempo de encontrarnos.

Aun en estos difíciles tiempos repetimos que hay algo que no nos van a poder quitar nunca, y eso es la alegría. La alegría de la participación política, del abrazo colectivo y compartido, la alegría de salir a la calle, de marchar hasta vencer con el amor como bandera, como nos enseñaron las viejas y la tenacidad de sus pañuelos blancos.

No nos podrán robar la alegría porque este es un pueblo solidario. Y necesitamos un pueblo cada vez más unido para derrotar a este gobierno entreguista y oligárquico, que defiende cualquier interés, menos el del pueblo.

HAY OTRO CAMINO, LA PATRIA QUE NOSOTROS Y NOSOTRAS SOÑAMOS. La que soñaron los 30mil desaparecidos y desaparecidas, esa patria justa libre y soberana que no es una utopía irrealizable y que más temprano que tarde construiremos entre todas y todos.

ARDERÁ LA MEMORIA HASTA QUE TODO SEA COMO LO SOÑAMOS

30MIL COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS DESAPARECIDOS ¡PRESENTES!

Ana Mohaded y Sonia Torres dan lectura al documento

 

Impresionante marcha en repudio al golpe cívico-militar del 76

Como cada 24 de marzo y con la consigna “La memoria Reconstruye la Patria que Soñamos”, nuestra organización sindical marchó, el domingo pasado,  por las calles de nuestra ciudad, junto a los organismos de Derechos Humanos, organizaciones sociales, organizaciones sindicales y estudiantiles,  para repudiar aquel nefasto golpe cívico-militar del 24 de marzo de 1976 en el que las fuerzas armadas de nuestra nación tomaran inconstitucionalmente la presidencia de nuestro país y que significó para los argentinos el comienzo de una larga noche de tortura, homicidios y desapariciones.

Tal como fuera organizado, los gremios y agrupaciones territoriales nos agrupamos en la intersección de Boulevard San Juan esquina Arturo M. Bas y desde allí marchamos hacia la Plaza Agustín Tosco. Otra columna de las organizaciones de Derechos Humanos y partidos políticos partieron de Colón esq. Gral Paz y los estudiantes, agrupaciones feministas y ambientalistas desde Bv. Illía esq. Chacabuco. Una vez llegadas las columnas a la Plaza Tosco donde se había emplazado el escenario, nuestro Secretario General Gabriel Suárez junto a nuestro Secretario Adjunto Jorge Molina Herrera, fueron invitados a tomar asiento en un espacio especialmente preparado para las autoridades de las distintas organizaciones.

Una vez que llegaron todas las columnas de manifestantes, se dio comienzo al acto entonando primero el Himno Nacional Argentino con la participación de Contracoro Al Resto y seguidamente  la Decana de la Facultad de Artes, Ana Mohaded y Sonia Torres, Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo de Córdoba, dieron lectura al documento elaborado en forma conjunta por todas las organizaciones nucleadas en la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos.

En el marco de la Marcha por la Memoria, la Verdad y la Justicia, a su paso por las calles, entre miles de manifestantes,  se iban expresando artísticamente diferentes murgas, agrupaciones teatrales y grupos de bailarines.

En el escenario, después de la lectura del documento, actuaron en el escenario Contracoro al Resto (de la Agrupación de Ex – presos Políticos por la Patria Grande); La Cruza (banda de Villa El Libertador) con Norma Aguirre y Paola Bernal; Ballet Esencia de mi Pueblo (del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba); Pelu Mercó; Norma Picone; Banda Surikata Ki; Tranki Punki; Les amigues de Vera; Tango por la memoria; Orquestas barriales; y Ulularia Teatro.

Nuestro sindicato marchó en la columna de Gremios y Organizaciones sociales
Nuestro Secretario General Gabriel Suárez y nuestro Secretario Adjunto Jorge Molina Herrera entonando el Himno Nacional Argentino con que se dio inicio al acto
La Plaza Tosco desbordada por más de 150.000 manifestante. Nunca Más
Impresionante actuación de Esencia de Mi Pueblo con una coreografía de folklore testimonial
Integrantes de nuestro Ballet Esencia de Mi Pueblo
Hugo Acevedo de la Comunidad Comechingona del Pueblo de la toma, también hizo uso de la palabra, porque en nuestro continente los crímenes de lesa humanidad se iniciaron en 1492 con la conquista
El tango, como expresión artística nacional, también tuvo participación en la marcha

 

 

.

 

.