¿SEGUIREMOS LEGITIMANDO LO ILEGAL?

El profesor de Derecho Penal I de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba, entra al aula y exige que uno de los alumnos se retire.  Asombrado y apesadumbrado dicho alumno se retira sin saber por qué. El resto de los estudiantes observan sin entender pero también sin protestar ni reaccionar.

El profesor pregunta a la clase si es legal sacar un alumno sin motivos de la clase, a lo que los estudiantes responden que no es legal. Entonces el profesor señala que pese a ser ilegal, los estudiantes aprobaron la acción con su silencio. A eso se lo denomina “legitimar”.  Un hecho totalmente ilegal, es legitimado por la sociedad que protagoniza dicho acto si no reacciona ni rechaza ese acto ilegal.

¿Suena familiar? Para quienes miramos más allá de nuestras propias narices, es completamente familiar. Son permanentes los hechos ilegales que esta sociedad legitima…, legitimamos desde  una junta militar que tomó la presidencia y que dejó 30000 desaparecidos, hasta un gobierno que viola leyes laborales. Estamos hablando de una brecha de casi 50 años de continuos hechos ilegales y que esta sociedad legitima, tanto que llegamos al extremo de seguir legitimando el saqueo, corrupción  y desidia de los actuales políticos.

¿De quién es la culpa? ¿Quién se responsabiliza por todos los daños? Fácil, la responsabilidad es de la sociedad toda. Esta sociedad impregnada de ignorancia, esta sociedad embriagada de fanatismos, esta sociedad incapaz de despojarse de subjetividades para autocondenarse siempre a los mismos fracasos.

¿Es esto lo que querían nuestros padres? ¿Es esto lo que queremos para nuestros hijos? Pues, si no es esto lo que queremos para nuestros hijos es hora de ir aprendiendo de nuestros errores, es hora de instruirnos, es hora de empezar a interesarnos por el futuro de nuestros hijos, abriendo nuestros ojos, leyendo nuestra historia para aprender y aprehender de ella y dejar de ser idiotas útiles.

Sra. de Lamparita  

 

 

.