CONVERSATORIO A 50 AÑOS:“VIGENCIA DE LOS IDEALES DEL CORDOBAZO Y ENSEÑANZAS PARA LAS LUCHAS ACTUALES”

El viernes 31 de mayo se realizó en la Casa de los Trabajadores, el Conversatorio organizado por las Agrupaciones de Base Clasistas (ABC) como parte de las actividades programadas para conmemorar los 50 años del Cordobazo, gesta histórica de la clase trabajadora y el pueblo de Córdoba, que le asestó un golpe mortal a la dictadura militar de Onganía.

Los oradores fueron Gabriel Suárez (Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba); Irina Santesteban (Delegada de Judiciales y dirigente de las ABC); Pablo Aguirre (Delegado de ATE e integrante de la Lista Verde y Blanca) y Viviana Chiatti (trabajadora del trolebús despedida).

Entre los concurrentes había choferes del transporte público, Judiciales, miembros del Foro Solidario Córdoba, entre otros compañeros, que luego de las exposiciones participaron de un intenso debate sobre la situación actual, en la que los trabajadores enfrentan las políticas de ajuste y endeudamiento del gobierno nacional de Cambiemos, y en la provincia, el plan de reforma laboral a la cordobesa que pretende implementar el gobernador Juan Schiaretti, comenzando con el ataque al convenio colectivo de Luz y Fuerza.

Vivi Chiatti evocó la lucha de las trolebuseras, despedidas luego del conflicto de 2017, cuando los trabajadores de UTA pararon por aumento salarial pasando por encima de la conducción de ese sindicato cuya Seccional Córdoba estaba intervenida. Ese conflicto fue derrotado y la empresa TAMSE despidió a más de 60 trolebuseras, que se organizaron para resistir en una carpa que permaneció un año y medio frente a la Municipalidad de Córdoba. Vivi fue una de las trabajadoras que el martes 28 ocuparon pacíficamente la sede de UTA para reclamar por la reincorporación de los despedidos y despedidas de aquel conflicto, y de los que vinieron después porque todas las semanas hay despido por goteo. En esa acción fueron atacados por una patota, por lo que desalojaron la ocupación, pero esa noche la compañera Vivi fue agredida en la puerta de su casa por dos hombres que la golpearon y le dijeron “déjate de joder con el Gremio”. ¡Así de cobardes son los burócratas sindicales!

Pablo Aguirre se refirió a las enseñanzas del Cordobazo, en palabras de Agustín Tosco cuando decía que teníamos que ser capaces de unirnos para pelear contra el enemigo común, pues la línea divisoria era entre los que luchan y los que se entregan. Se refirió también a los planes privatistas del gobierno de Macri y Schiaretti en la provincia, a través de la Cobertura Única de Salud (CUS), con la tercerización de servicios hospitalarios como farmacia, con lo que eso significa, pues se priva de medicamentos a los sectores más vulnerables.

Irina Santesteban, ex Secretaria General de Judiciales y actual Delegada de ese gremio, habló del Cordobazo y sus enseñanzas en el momento actual, con sus diferencias, pero también con una gran similitud en cuanto a los blancos a atacar: los monopolios, las empresas energéticas, los bancos, etc., que son los que están ganando fortunas mientras crecen la pobreza y el hambre.

También se refirió a los programas históricos del Movimiento Obrero, como La Falda, Huerta Grande, el 1º de Mayo de 1968 de la CGT de los Argentinos, el de SITRAC-SITRAM; todos ellos con consignas muy claras y que tienen una gran actualidad: como por ejemplo, no pagar la deuda contraída a espaldas del pueblo, o la nacionalización del comercio exterior y la banca.

El compañero Gabriel Suárez se refirió a la necesidad de unirnos para derrotar el plan neoliberal del gobierno de Cambiemos, y el rol de la clase trabajadora en esa unidad.

Explicó la justa lucha lucifuercista en defensa del convenio laboral y adelantó que Luz y Fuerza de Córdoba no iba a tomar el rumbo de acuerdos hacia la reforma laboral que siguieron otros gremios.

Gabriel insistió mucho en la necesidad de la unidad de los diferentes sectores gremiales, para estar en mejores condiciones de enfrentar a los grandes responsables de los desastres que sufre nuestro pueblo. Dijo que la unidad obrera fue una de las grandes claves en tiempos del Cordobazo. Y que actualmente, recogiendo esas enseñanzas, todos los lunes nos reuníamos con los gremios, entidades sociales y demás compañeros de la CGT Rodríguez Peña y las CTA, preparando el acto de homenaje a los 50 años de aquellas jornadas.

Planteó la necesidad de que los dirigentes escuchen y actúen según lo que opinen y digan sus bases: “nosotros somos nada más que los representantes de ellos, de los trabajadores, y hay que respetar a los compañeros”.

Coincidió con Irina en reafirmar la importancia de rescatar los programas históricos del movimiento obrero, a los que añadió el programa de 26 puntos de la CGT de Saúl Ubaldini. Para Gabriel esos programas están perfectamente vigentes, y sólo habría que agregarles el punto de la innovación tecnológica.

El debate posterior fue muy enriquecedor, con preguntas e intervenciones de varios asistentes, culminando una muy buena actividad por los 50 años del Cordobazo.

Irina Santesteban, Vivi Chiatti, Pablo Aguirre y Gabriel Suárez en uso de la palabra

 


La agresión y la amenaza recibidas por Vivi Chiatti frente a su domicilio después de haber participado en una acción gremial de defensa de su derecho a ser reincorporada a su trabajo, es similar a la situación vivida en los crueles años de las Triple A, que también le tocó sufrir a nuestros compañeros lucifuercistas a mediados de la década del 70.


 

 

 

.