EPEC SIGUE CON EL CAMINO DE LA CONFRONTACIÓN

Nuevamente el Directorio de EPEC apela a la práctica desleal

 

Ante esta nueva falta de respeto, discriminación y violación lisa y llana de la negociación colectiva a los fines del establecimiento de la pauta salarial se hace preciso denunciar:

  1. a) La actitud empresaria de imponer un aumento salarial unilateral e insuficiente representa una tremenda injusticia y arbitrariedad asumiendo una vez más la condición de negociador de mala fe al utilizar -una vez más- la práctica desleal al pretender coaccionar a nuestra Organización Sindical a entregar artículos del Convenio Colectivo de Trabajo.
  2. b) Hemos denunciado sistemáticamente que la pretensión empresaria es una extorsión que el sindicato y sus trabajadores no aceptaremos porque lejos de resultar la expresión de una negociación, representa la firma de un acta de rendición en la que los trabajadores pagaremos nuestros aumentos con las concesiones que hagamos a la vez que dejamos abierta la posibilidad de futuras reducciones en las conquistas convencionales merced al mismo mecanismo que hoy se intenta imponer.
  3. c) La negociación de la pauta salarial debe ser independiente de las cuestiones convencionales que se disputan en el seno de la Secretaría de Trabajo de la Nación, donde hasta el día de hoy la empresa no ha cumplido con la requisitoria prevista en la ley 25877 (art. 26).
  4. d) Además, desde un punto de vista jurídico, la ley no apaña la pretensión de una modificación del convenio colectivo a la baja sin la obtención de ninguna ventaja que equilibre la negociación.
  5. e) La empresa se encuentra empeñada en: sancionar al personal sin razones justificadas, no respetar las normas de convivencia en un normal clima laboral produciendo descuentos, persecuciones, traslados, no cubrimientos de cargos, no aprobación de Planteles, despidos, recortes de todo tipo que reducen la capacidad operativa destruyendo la calidad del servicio, generar gastos innecesarios en adicionales de policías para custodia de Gerentes que han cobrado los aumentos de sueldos con la BAE cuando la única productividad que hemos visto es aumento de tarifas, gastos innecesarios de modificaciones edilicias innecesarias (como vidriera en oficinas para generar una actitud de vigilancia), pérdida de usuarios, incorrectas tomas de lectura, mala reparación de vehículos y la utilización exponencial de tercerizaciones que tanto daño le hacen a nuestra fuente de trabajo que, de no ser por el personal que es quien garantiza el servicio eléctrico en Córdoba de la mejor manera posible, sería una gran dificultad para la población.
  6. f) Como si todo eso fuera poco, la poca ética y coherencia en la conducción empresaria determina que algunos de estos “nuevos” gerentes contrastando artículos del convenio que quieren eliminar, disponen ingreso de personal contratado; toman licencias con días de viaje y disponen de viáticos o sea, hay recorte para los trabajadores pero no para los que llevan adelante el desguace de la EPEC.
  7. g) En definitiva nuestro gremio soporta el primer y más virulento intento de reforma laboral a la Cordobesa.

Quieren pero no pueden con la fortaleza del SINDICATO DE LUZ Y FUERZA DE CÓRDOBA que ratifica la férrea decisión de reclamar judicialmente cada violación convencional convencidos en continuar respetando las Resoluciones de la Asamblea General, órgano máximo de decisión que resolvió que el convenio no se toca y como se reafirma en las visitas a los sectores de trabajo.

  1. h) Ante esta nueva falta de respeto a nosotros, a nuestras familias, a nuestra historia, horas antes de nuestro Día del Trabajador de la Electricidad, lo único que podemos manifestar es que elegimos nuestra dignidad, reafirmamos nuestra historia de lucha y que nuestro convenio 165/75 tiene plena vigencia.

La Unidad de los trabajadores entorno al Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba  es el instrumento que nos da la fuerza de seguir resistiendo y repudiar el mecanismo  por insuficiente y unilateral en una actitud provocativa, de mala fe y discriminatoria.

EL CONVENIO NO SE TOCA.

POR UNA EMPRESA ESTATAL INTEGRADA CORDOBESA Y PÚBLICA.

NO AL NUEVO  MARCO  REGULATORIO ELÉCTRICO PROVINCIAL.

NO A LA PRIVATIZACION DE EPEC.

NO A LA REFORMA LABORAL A LA CORDOBESA

Cba, 11 de julio de 2019

 

                            Dante Sergio Maldonado                                                        Gabriel Suárez

                               Secretario de Prensa                                                        Secretario General     

 

 

.