CON MEDIDORES Y CONEXIONES Y TOMAESTADOS

Es manifiesta la provocación empresaria, sin apelación al racional método del diálogo, con la imposición permanente, con el destructivo criterio  de que “lo hago porque lo voy a hacer y punto y no acepto ningún tipo de cuestionamientos porque soy la que tengo la razón” como emana permanentemente de la gerencia a cargo de Sandra Dora Martínez.  Sabemos que esto tarde o temprano se va a terminar, este poder ficticio que exhiben,  lo único que va a generar es una deuda astronómica de la Empresa por gastos que algún día va a traer consecuencias graves a EPEC.  Están violando sistemáticamente la ley de Contabilidad de la Provincia, por eso ya nos encontramos preparando presentaciones para que, si realmente esto está sucediendo, vamos a dejar asentado que nosotros no tenemos nada que ver y que hay una preocupación de los trabajadores por su fuente de trabajo y por el endeudamiento que están generando a la Empresa Provincial de Energía de cara al futuro. Una deuda que indudablemente la va a pagar la sociedad cordobesa y los trabajadores con recortes.

Esto generó el traslado de los compañeros Tomaestado al sector de Ilícitos y los compañeros de Medidores y Conexiones Zona Centro y Zona Sur junto al de Zona Norte, o sea que todo lo que ellos mismos aprobaron anteriormente anunciando auspiciosamente la descentralización comercial, hoy están dando marcha atrás irresponsablemente.  Nunca estuvimos de acuerdo que Medidores y Conexiones que es un actividad técnica, dependiera del sector Comercial, pero la situación está dada así.  Esta centralización vuelve a unirnos en el predio de la Central Deán Funes, por lo que hemos pedido a la Empresa la requisitoria establecida en la ley para que se cumpla con los marcos de higiene y seguridad, tales como espacio, ventilación, agua, etc. producto de que cuando se descentralizó Medidores y Conexiones, el espacio quedó dimensionado solo para el grupo de compañeros de Medidores y conexiones zona Norte.  Para unificar nuevamente los tres sectores, hoy día se debe volver a acondicionar todas las instalaciones.  Si el pretexto es ahorrar el alquiler del galpón que ocupaba Medidores y Conexiones Zona Centro, no tiene explicación lógica el traslado de  Medidores y Conexiones Zona Sur  para el que se había construido su propia sede en Barrio Jardín por lo que no se justificaría para nada haberlos trasladados al predio de Central Deán Funes.

Nos reunimos con la empresa al retorno de la reunión en la Secretaría de Trabajo de la Nación en Buenos Aires, les planteamos que esperaran para comprobar la situación edilicia antes de concretar el traslado, no hubo forma porque los funcionarios creen tener demasiado poder y lo que termina siendo una decisión se convierte en una imposición. Pero todos los trabajadores conocemos la cantidad de personas que tuvieron posición de mando y se fueron de la empresa dejando un mal recuerdo.  Podemos llenar las páginas de todo un Eléctrum con nombres de personas que terminaron siendo despreciados por haber desplegado su poder ficticio en un momento determinado, después haberse ido y no tan sólo dejando un mal recuerdo por su inoperancia, sino también por haber dejado una situación económica crítica en EPEC.

Esperamos que dejen de equivocarse, pero vemos que hay direccionamiento hacia determinados intereses por lo que  deciden vulnerar  algunos sistemas de control establecidos en la ley de Contabilidad de la Provincia, control que se nos exige a nosotros hasta para preguntarnos qué hacemos, si estamos desayunando en tal lugar por qué lo hacemos allí, siendo que en muchos casos  salimos porque no tenemos un sitio para tomar el refrigerio que corresponde,  debiendo tomar un café en cualquier lado parados y a las apuradas como lo han hecho todos los trabajadores de la República Argentina, salvo en China y en Japón donde tenés un tiempo para hacer gimnasia, para hacer yoga, para disfrutar del desayuno y el almuerzo, cosa que para que ocurra eso en nuestro país falta un montón. En cambio acá prácticamente quieren eliminar leyes por la que les asiste derechos a los trabajadores.

Sabemos que es así y lo hemos vivido ante esta intención ya concretada de traslado a los compañeros tanto de Tomaestado como de Medidores y Conexiones, dejando en claro que existen las tres estructuras de plantel y que están completas, ¿en qué sentido completas? Porque tienen Resolución, tienen Disposición y la puesta de nombres, por lo que son invulnerables e intocables.  Si se les ocurriera vulnerar estos derechos, tenemos que accionar con la firmeza que corresponde exigiéndole a la autoridad de aplicación que rápidamente haga respetar lo que por ley está determinado. Analizaremos si en algunos casos las denuncias corresponde hacerlas en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la Provincia o a nivel de la Secretaría de Trabajo de la Nación.

Así como lo hacemos con cada sector que visitamos, agradezco en esta ocasión a los compañeros de Medidores y Conexiones y de Tomaestado, en primer lugar por el compromiso para resguardar su fuente de trabajo, en segundo término por la conducta que han tenido ante tantos atropellos y además por la fortaleza que van a segur teniendo para la pelea, porque cuando un gigante se encuentra dormido y se despierta, puede llegar a tener el logro que nadie espera, y digo esto ya que en los 90 y en 2001 la columna de la Central Deán Funes y de los demás sectores de trabajo salimos a defender a EPEC.  Pero me detengo particularmente en la Deán Funes porque fue allí donde surgió esa repetida consigna, EPEC estatal e integrada, porque estábamos hablando de la defensa de generación.  Era impresionante ver bajar nuestra enorme columna por la  Av. Colón o por la hoy Costanera.  No nos van a poder quitar el Convenio Colectivo de Trabajo, y hoy como ayer,  con toda la movilización del complejo de la Central Deán Funes, volveremos a recuperar nuevamente la capacidad operativa de la empresa estatal, integrada, cordobesa y pública, para evitar que la destruyan como lo están haciendo quienes conducen EPEC porque no conocen nada absolutamente de lo que es una empresa de energía, de cuáles son los mecanismos de actualización técnica, no tienen ni idea de los desastres que están dejando con la tercerización.  Esta es la pelea diaria que tenemos.

Tenemos que tener la fortaleza de seguir resistiendo, estar unidos, no quebrarnos, ayudarnos entre nosotros mismos y ser fieles a nuestro sector de trabajo.  Si nos sentimos decaídos no es excusa para pedir un traslado, hay que quedarse en el sector para pelear, así logramos que no nos privatizaran EPEC.

Es cierto que en ese momento no vimos los resultados en lo inmediato, pero hoy día debemos valorar nuestra pertenencia a la Empresa Provincial de Energía y haber sabido mantener elevado nuestro poder adquisitivo del salario producto de la gestión gremial llevada a cabo.  Por eso  ahora podemos afirmar que en esta malaria pasajera, tenemos que estar todos unidos para volver a esos tiempos de crecimiento de EPEC, con salarios dignos y entrar a pensar que en esta etapa de elecciones nacionales, tenemos que ser claros hacia dónde vamos, no a la reforma laboral provincial ni nacional. Es necesario resistir si queremos seguir siendo dignos de nuestra historia, poniendo todo lo que hay que poner para superar este momento.

Gabriel Suárez

Secretario General

 

 

.