REUNIÓN EN LA SECRETARÍA DE TRABAJO

Nuestro CCT 165/75 tiene plena vigencia

En la última Reunión Conjunta de Consejo Directivo y  Cuerpo General de Delegados, informamos sobre un dictamen de la Secretaría de Trabajo de la Nación del que íbamos a tomar conocimiento oficial el jueves de la semana pasada.  El análisis que habíamos realizado sobre el mismo era positivo con respecto a la situación conflictiva creada por el gobierno de provincia de Córdoba y ejecutada por el Directorio de la Empresa, conflicto que nos ha venido generando todas y cada una de las  dificultades que existen por lo que venimos implementando distintos mecanismos legales para revertir esta situación.

En la reunión realizada el jueves 25 en la Secretaría de Trabajo de la Nación participó por el Sindicato Regional de Luz y Fuerza un abogado que pertenece a FATLYF, por Luz y Fuerza de Río Cuarto su Secretario General Julio Chávez y el Secretario Gremial y por nuestro sindicato los compañeros Gabriel Suárez, Jorge Molina Herrera y Rodolfo Bonetto junto a nuestros asesores letrados Héctor García y Oscar Luque. Representando a la empresa, concurrieron la Dra. Miseta junto al Gerente de Recursos Humanos Figueroa y el patrocinador legal que asiste para este tipo de cuestiones específicas.

Tomamos conocimiento sobre dicho dictamen 2352 del que informáramos en tapa del Eléctrum 1532.  La empresa sin ningún tipo de miramiento quiso poner sobre la mesa, la convocatoria del día anterior a la reunión de Mesa de Diálogo (ver pag. 9 de Eléctrum 1532).  Recordemos que antes de dicha reunión, ese miércoles 24 por la mañana provocativamente no permitieron a algunos miembros del Consejo Directivo el ingreso al Edificio Central de EPEC.  Ese día se estaba generando el tema del traslado de los compañeros de Tomaestado, y seguramente ya empezaban a activar la reunión con los compañeros de Medidores y Conexiones que después terminó definiendo el traslado al predio de la Central Deán Funes de la zona Centro y la zona Sur. De esta manera pretendieron generar una provocación para sacarnos del eje con el objetivo de declarar ilegales nuestras medidas y seguir con los descuentos de haberes.  Tampoco olvidemos que con anterioridad horas antes del 13 de Julio, Día del Trabajador de la Electricidad, nos mojaron la oreja con un aumento unilateral de sólo el 5 %, inconsulto, insuficiente, ilegal e ilegítimo.

En la reunión en la Secretaría de Trabajo de la nación, volvimos a dejar bien aclarado que la Empresa sigue en falta con la pauta salarial 2018, adeudando el porcentaje del mes de noviembre, el SAC y la base de cálculo al 31 de diciembre de la BAE.  Además en lo que va de este año, también es insuficiente un 10 % que ni siquiera es acumulativo ni retroactivo.  Planteamos también la intencionalidad de la Empresa que siempre tuvieron y tienen de discutir una pauta salarial solamente si entregamos  artículos del Convenio Colectivo.

Esto quedó bien evidenciado en la reunión en la Secretaría de Trabajo de la Nación porque quien es negociador de buena fe debe discutir la pauta salarial independientemente de la denuncia del Convenio Colectivo de Trabajo, que fue lo que generó nuestra presencia en Buenos Aires.  Cada vez que seamos convocados concurriremos, porque tenemos la claridad de que por más que ellos nos hayan querido tildar de negociador de mala fe a nosotros, así como lo están leyendo.  Hemos demostrado que hace más de un año la empresa evade el diálogo constructivo porque cada vez que nos sentamos en una reunión, nos terminan planteando que cedamos artículos del Convenio, por lo que queda en evidencia que la empresa no permite un mecanismo de discusión de la cuestión salarial.

La Empresa expone falsamente que somos las organizaciones sindicales las que generamos este conflicto, y queda claro que no es así y que cuando manifestamos que el CONVENIO NO SE TOCA es porque en el contexto donde estamos,  no había ninguna razón para que la empresa denunciara nuestro Convenio.

La Empresa al tratar de involucrarnos a nosotros como negociadores de mala fe, están cada vez más alejados de la realidad porque en el dictamen de la Secretaría de Trabajo claramente le reclaman por no haber presentado el balance anual ni el balance social, o sea que siempre están flojos de papeles como se dice. Esto se lo he manifestado expresamente a la autoridad de aplicación a sabiendas de que este mes de agosto todo el mundo va a estar con el tema electoral e indudablemente también pasa en la sede de la Secretaría de Trabajo de la Nación.

Al asistir solicitamos que el dictamen termine siendo una intimación y una exigencia de la Secretaria de Trabajo hacia la Empresa para que cumplimente todo el marco legal exigible y que a la fecha no lo han hecho.

También el dictamen 2352 establece claramente  que nuestro CCT 165/75 tiene plena vigencia.  Es decir que mientras el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba resista las intenciones del Gobierno y de la Empresa, el Convenio tendrá plena vigencia porque lo dice bien claro el dictamen, mientras no haya acuerdo entre las partes prevalece el convenio anterior por su carácter de ultraactividad.

En el cuerpo del expediente de la Secretaría de Trabajo de la Nación y lo dijo bien claro su secretaria Silvia Suárez, no está incorporado el acta acuerdo entre el Sindicato de Luz y Fuerza de Río Cuarto y EPEC y tampoco la firmada por el Sindicato Regional, por ese motivo entendemos por qué ellos piden el archivo de las actuaciones, porque la negociación colectiva la han hecho en el marco del Ministerio de Trabajo de la Provincia, por lo que no tiene validez, pero igual se han sometido a las modificaciones estructurales que en el tiempo se constituirá como un antecedente que sin lugar a dudas les traerá problemas. Nuestro CCT 165/75 tiene plena vigencia, igual continuaremos en la mesa de discusión y seguiremos aportando pruebas de que nada de lo que dice la Empresa lo cumple  El problema que le surge a la Empresa, es  que debería  generar un diálogo responsable dentro de la legalidad, porque saben que sin diálogo no pueden avanzar sobre la propuesta de la actualización de los organigramas de plantel producto de lo que dice el art. 9 del CCT y saben que deben respetar los artículos 18 y 19 y demás artículos que dejamos planteados en la Secretaría de Trabajo de la Nación.

También la Empresa debe terminar con sus provocaciones a través de los traslados antiestatutarios, de la falta de respeto a los marcos legales de higiene y seguridad que no contemplan al disponer el traslado de sectores de trabajo, que las instalaciones cumplan con las normativas vigentes como siempre hemos reclamado nosotros.

Los funcionarios de la Empresa saben que no pueden avanzar en sus pretensiones de desconocer la normativa vigente, entonces ahora viene la etapa en la que nosotros tenemos que denunciar todas y cada una de las violaciones sistemáticas a nuestro CCT 165/75, por eso venimos planteándoles que tenemos que hacer la denuncia por el art. 77 que han empezado a realizar, y que ya están haciendo con respecto a la del art. 78 todos los compañeros que cobraron la BAE.  También en cada sector se debe  completar las planillas Excel para que se nos pague lo que corresponde por las estructuras de plantel aprobadas oportunamente y que tienen resolución pero que todavía resta que se pongan los nombres con la  correspondiente Disposición.  Al no hacerlo la Empresa, están cometiendo un fraude laboral porque están haciendo reconocimientos transitorios de funciones que son definitivas. Estamos ante tres situaciones: el que tiene plantel aprobado por Resolución y tiene Disposición, el que tiene plantel aprobado por Resolución y no tiene Disposición y el que tiene presentado el expediente acordado entre la empresa y el sindicato para la aprobación de su organigrama de plantel y todavía falta la Resolución. Entonces en el segundo caso, la empresa debe firmar la Disposición y en el tercer caso debe firmar la Resolución.  No puede admitirse de ninguna manera que la Empresa actúe arbitrariamente para el reconocimiento de una función.

Gabriel Suárez

Secretario General

 

 

Jorge Molina Herrera, el Dr. Héctor García, Gabriel Suárez, Rodolfo Bonetto y el Dr. Oscar Luque previo al inicio de la reunión en la Secretaría de Trabajo de la Nación

 

EL CONVENIO NO SE TOCA

Muchas son las opiniones infundadas que circulan en las redes deformando la situación real de nuestro Gremio que tiene la firme posición  de mantener a rajatabla la vigencia de nuestro CCT 165/75 “E”, tal como lo hemos logrado hasta ahora después de recuperarlo en 1986.

Es importante rescatar las palabras de nuestro Secretario General en cada informe a los Cuerpos Orgánicos y en cada reunión en los sectores de trabajo cuando afirma que nuestro CCT está protegido bajo el principio de ultraactividad y que solo es posible modificarlo por acuerdo de ambas partes y en ese caso la posición de nuestro Sindicato es la de incorporar mayores beneficios, de lo contrario mantenerlo tal como está.  Por eso en negrita reproducimos parte del Dictamen 2352

 


Así las cosas, cabe señalar en primer término y en torno a la denuncia de Convenio Colectivo de Trabajo efectuada, que sin perjuicio del deber de buena fe que debe presidir las negociaciones extremo que  conlleva a que las partes estén obligadas a adoptar una postura proclive a la negociación respetando tal precepto –rigen prima facie al respecto las disposiciones contenidas en el artículo 6 de la ley N° 14.250 (t.o. 2004), en tanto establece que por imperio del principio de ultraactividad, las disposiciones de un plexo convencional permanecen vigentes hasta tanto se negocie un nuevo Convenio Colectivo  que lo sustituya.  Fin de recuadrito


DICTAMEN N° 2352

Informe Técnico Número: IF-2019-54938175-APN-DNRYRT#MPYT

CIUDAD DE BUENOS AIRES, Viernes 14 de junio de 2019

Referencia: EX-2018-32728086- APN-DGD#MT DICTAMEN

SEÑORA DIRECTORA NACIONAL:

Las presentes actuaciones han sido iniciadas por la EMPRESA PROVINCIAL DE ENERGÍA DE CÓRDOBA (EPEC) denunciando el Convenio Colectivo de Trabajo N° 165/75 “E” y solicitando la apertura del procedimiento previsto en la Ley N° 23.546 a los fines de iniciar las respectivas tratativas negociales.

Dicho plexo convencional ha sido suscripto por la empresa requirente y en representación del sector sindical: el SINDICATO DE LUZ Y FUERZA DE CORDOBA, el SINDICATO DE LUZ Y FUERZA DE RIO CUARTO y el SINDICATO REGIONAL DE LUZ Y FUERZA (Villa María).

De todo lo sustanciado en autos y audiencias llevadas a cabo surge esencialmente que en la actualidad las partes mantienen una divergencia que no ha podido ser superada, motivada en la dificultad económica y financiera que aduce la empresa, lo que conlleva a la falta de consenso con las entidades gremiales sobre las condiciones salariales; aspecto que dificulta el avance en la negociación de condiciones de trabajo. Mediante presentación efectuada con fecha 14 de Diciembre de 2018, el SINDICATO REGIONAL DE LUZ Y FUERZA solicita en su relación el archivo de las actuaciones y no se lo convoque a las audiencias que eventualmente se designen, en atención a que habría llegado a un acuerdo en forma privada con la entidad empleadora.

Idéntica pretensión articula mediante el EX-2019-11961689-APN-ATC#MPYT, que tramita en forma conjunta con los presentes actuados.

Respecto a las demás entidades sindicales intervinientes en autos, se señala que a la fecha subsiste el conflicto inicialmente suscitado.

Finalmente, en la audiencia llevada a cabo el 26 de Abril de 2019, el SINDICATO DE LUZ Y FUERZA DE CÓRDOBA y el SINDICATO DE LUZ Y FUERZA DE RIO CUARTO solicitan que esta Autoridad de Aplicación se expida rechazando la denuncia del Convenio Colectivo de Trabajo efectuada por la empresa y la intima a acompañar documentación que acredite la situación económica y financiera invocada, ello con sustento en lo previsto en el Artículo 4 de la Ley N° 23.546.

En este estado llegan los presentes actuados a fin de que esta Asesoría Legal emita opinión.

Así las cosas, cabe señalar en primer término y en torno a la denuncia de Convenio Colectivo de Trabajo efectuada, que sin perjuicio del deber de buena fe que debe presidir las negociaciones extremo que  conlleva a que las partes estén obligadas a adoptar una postura proclive a la negociación respetando tal precepto –rigen prima facie al respecto las disposiciones contenidas en el artículo 6 de la ley N° 14.250 (t.o. 2004), en tanto establece que por imperio del principio de ultraactividad, las disposiciones de un plexo convencional permanecen vigentes hasta tanto se negocie un nuevo Convenio Colectivo  que lo sustituya. 

Sin perjuicio de lo expuesto, corresponde exhortar a las partes a fin de que continúen las negociaciones mantenidas extremando sus compromisos y adoptando actitudes proclives a la superación de la divergencia que las enfrenta.

En tal sentido, es pertinente puntualizar que el deber de buena fe previsto en el Artículo 4 de la Ley N° 23.546, implica intercambiar la información necesaria a los fines del examen de las cuestiones en debate, para entablar una discusión fundada y obtener un acuerdo.

En tal sentido, tiene dicho la Doctrina Deber de dar información. Respecto de esa obligación que le concierne a ambas partes, pero en especial al sector empleador, la citada norma establece que el mismo comprende una serie de temas que indica en forma expresa e implican “intercambiar” la que resulta “necesaria a los fines del examen de las cuestiones en debate”, a fin de facilitar “una discusión fundada y obtener un acuerdo”. Dicho intercambio comprende la información respecto “de la distribución de los beneficios de la productividad, la situación actual del empleo y las previsiones sobre su futura evolución” (art. 4, a) III; ley 23.546, reformada por art. 20, ley 25.877). En situaciones especiales (que luego analizamos), esa obligación también se amplía a otros temas no incluidos en las situaciones comunes. La ley intenta que las partes tengan suficientes elementos de juicio para realizar una negociación fructífera, realista. Para ello, se requiere contar con un conocimiento cierto de las perspectivas del desarrollo de la actividad respecto de la que se negocia y, en especial, las futuras que inciden sobre la demanda de empleo, tema éste de fundamental importancia para los trabajadores. Para que la negociación (que supone la celebración de un acuerdo de esa índole) se realice sobre bases firmes, se requiere que quienes la realizan tengan un panorama lo más adecuado posible de la realidad no sólo actual, sino también futura, respecto de la cual se proyecta el negocio en el tiempo. El deber de informar constituye una importante modalidad de la participación funcional de los trabajadores en la empresa. Cuando se trata de la celebración de un convenio de empresa, es decir, respecto de un ámbito más reducido, la obligación de informar a cargo del empleador, se amplía. En el caso, la misma también incluye: “I) situación económica de la empresa, del sector y del entorno en la que aquella se desenvuelve; II) costo laboral unitario; III) causales e indicadores de ausentismo; IV) innovaciones tecnológicas y organizacionales previstas; V) organización, duración y distribución del tiempo de trabajo; VI) siniestralidad laboral y medidas de prevención; VII) planes y acciones en materia de formación profesional” (art. 4, ley 23.546, según texto art. 19, ley25.877). Confr. Vázquez Vialard Antonio, El régimen legal de la Negociación Colectiva, reformada por la ley de ordenamiento laboral (25.877) (La Ley 2004-D-1449).

Sin perjuicio de ello, corresponde exhortar a todas las partes a buscar canales adecuados de diálogo que permitan superar el conflicto suscitado, respetando el deber de buena fe que debe imperar en las negociaciones.

Al respecto se puntualiza que negociar no implica solo un derecho sino que también es una obligación, y a su vez, esta negociación debe ser de buena fe, así lo establece el Artículo 4° apartado 3° de la ley 23546, a los fines de poder arribar de la manera más pacífica y veloz a la conformación de un plexo convencional acorde a la realidad imperante.

Es decir que la buena fe en el marco de la negociación colectiva requiere un diálogo constante y propicio para alcanzar el acuerdo colectivo, a su vez, exige no simular disposición a negociar, no dilatar las negociaciones, suministrar razones veraces, no repetir sistemáticamente la misma postura sin ofrecer vías de acuerdo, en fin, una actitud leal y favorable a la obtención de u acuerdo.

En este orden de ideas, cabe agregar que el deber de negociar de buena fe constituye una condición indispensable, donde cada parte debe estar dispuesta a oír los argumentos de la otra y tomarlos en consideración, no es solo la mera concurrencia a la mesa de discusión sino una verdadera actitud positiva y concreta que demuestre la voluntad de las partes de llegar a la finalización del mecanismo. Como corolario de lo expuesto y con la opinión vertida, correspondería remitir las actuaciones al Departamento de Relaciones Laborales que entiende en la actividad para la notificación del presente y designación de una nueva audiencia.


Reunión en la Secretaría de Trabajo de la Nación (25/7/19)

En la reunión mantenida en la Secretaría de Trabajo de la Nación el jueves 25/7/19, tras receptar el texto del Dictamen N° 2352, nuestro Sindicato representado por nuestro Secretario General Gabriel Suárez, El Secretario Adjunto Jorge Molina Herrera y el Secretario Gremial Rodolfo Bonetto, hicieron constar en actas la posición de nuestra organización sindical:

 

En uso de la palabra el SINDICATO DE LUZ Y FUERZA DE CÓRDOBA manifiesta:

Que, en primer lugar, esta organización sindical, con apoyo en el dictamen N° 2352 (IF-2019-54938175-APN-DNRYRT#MPYT), emitido el 14/06/2019 en las presentes  actuaciones por la ASESORÍA TÉCNICA LEGAL (ATN) de la DIRECCIÓN NACIONAL DE RELACIONES Y REGULACIONES DEL TRABAJO, a solicitud de esta parte gremial, ratifica el rechazo a la pretensa denuncia del CCT 165/75 “E” por parte de la Empresa —en cuanto por imperio del principio de ultraactividad establecido en el art. 6o de la ley 14.250 (t.o. por decreto 1135/2004) dicha convención colectiva se mantiene vigente hasta que se acuerde una nueva que la sustituya—, y su rechazo y oposición a la solicitud de exclusión del Sindicato Regional de Luz y Fuerza del presente expediente así como de cualquier otro sujeto partícipe de esta unidad de negociación. Por otra parte, el SINDICATO DE LUZ Y FUERZA DE CÓRDOBA puntualiza:

1°) Que no es cierto que esta institución sindical ni sus dirigentes adopten ni hayan adoptado una actitud refractaria al arribo de un acuerdo que beneficie mutuamente a las partes de esta negociación; 2°) Que tampoco es cierto que esta entidad sindical lleve a cabo o aliente prácticas autoritarias y reprobables, que la Empresa imputa de manera irresponsable dejando constancia en el acta de la audiencia próximo-pasada celebrada en este ámbito o que esta asociación sindical pretenda la sustitución o remoción de ejecutivo o representante alguno de la Empresa; 3°) Que, del mismo modo, corresponde negar que el SINDICATO DE LUZ Y FUERZA DE CÓRDOBA se rehúse a negociar colectivamente. En particular, expresa desde ya y en forma categórica su disposición a negociar y acordar, entre otras materias, el texto de un protocolo para la erradicación de la violencia en el trabajo, para lo cual propone se tengan presentes  los términos del Convenio n° 190 y la Recomendación n° 206 de la OIT, con prescindencia de que dichas normas aún no hayan sido objeto de ratificación por el Estado argentino; 4°) Asimismo, este Sindicato expresa su disposición a negociar y acordar medidas de prevención y acción conjunta contra el consumo de sustancias ilegales, tal como la EPEC manifestó en el acta precedente haber acordado con el Sindicato Regional y haberlo impulsado con el Sindicato de Luz y Fuerza de Río Cuarto; 5°) Que exigimos a la Empresa el cabal e íntegro cumplimiento del  mencionado Dictamen N° 2352 – ATN, especialmente en cuanto el mismo refiere al deber de negociar de buena fe (art. 4o, inciso “e” de la ley 23.546, t.o. por decreto 1135/2004), que se demuestra en la obligación de aportar a esta organización  sindical y en el presente trámite procesal toda la información y documentación  necesaria y conducente para el normal progreso de la negociación colectiva, en coincidencia con lo solicitado por esta parte sindical en la última audiencia celebrada en esta sede de la autoridad de aplicación (en fecha 26/04/2019). Tal información y documentación que debe aportar la EPEC, especialmente, consiste en: a) la “distribución de los beneficios de la productividad”; b) “la situación actual del empleo de la empresa y las previsiones sobre su futura evolución”; c) la “situación económica de la empresa, del sector y del entorno en la que aquella se desenvuelve”; d) el costo laboral unitario; e) causales e indicadores de ausentismo; f) innovaciones tecnológicas y organizacionales previstas por la empresa; g) organización, duración y distribución del tiempo de trabajo; h) siniestralidad laboral y medidas de prevención; y asimismo i) los “planes y acciones en materia de formación profesional”. Así también, requerimos de la empresa que tenga presente que el organismo de asesoramiento técnico legal de la Dirección Nacional de Relaciones y Regulaciones de Trabajo subraya que “alcanzar el acuerdo colectivo exige no simular disposición a negociar, no dilatar las negociaciones, suministrar razones veraces, no repetir sistemáticamente la misma postura sin ofrecer vías de acuerdo” sino, adoptar “una actitud leal y favorable a la obtención de un acuerdo”. A lo precedente, el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba exige e intima a la EPEC al cumplimiento de las siguientes obligaciones: a) Otorgue la urgente recomposición salarial que se encuentra pendiente desde 2018 con más la actualización correspondiente a 2019, conforme al Índice de Precios al Consumidor que elabora el INDEC; b) Al mismo tiempo, que se abstenga de otorgar aumentos salariales de manera unilateral y arbitraria, que implican un comportamiento desleal, incompatible  y obstructivo de la negociación colectiva; C) Cumpla las cláusulas del CCT vigente, especialmente lo estipulado en los artículos 4, 6, 9, 18, 19, 42 y 78; y d) Cese de inmediato en su actitud violatoria de la buena fe en la negociación, que se manifiesta, además del comportamiento dilatorio y obstructivo ya denunciado por esta parte, en la pretensión de imponer compulsivamente la firma de instrumentos “de adhesión” como condición sine qua non para otorgar la correspondiente recomposición salarial, sin dar lugar siquiera a atender contrapropuestas de esta Asociación Sindical, lo que atenta contra el equilibrio y la buena fe negocial que debe imperar en las relaciones entre las partes. Finalmente, ponemos en conocimiento de la Autoridad Administrativa que, mientras obstaculiza todo avance en la negociación y prolonga en el tiempo la situación de conflicto, la Empresa viola de manera cotidiana y sistemática las cláusulas del CCT vigente, al ignorar el cubrimiento de las vacantes, definitivas y transitorias, y el pago de las funciones efectivamente cumplidas por el personal, al que sanciona con ”traslados” arbitrarios; asimismo, mediante impedimentos para el ejercicio de la actividad sindical de los directivos y representantes de esta Organización, a los cuales se les impide hasta el ingreso al establecimiento. Por todo lo expresado, el SINDICATO DE LUZ Y FUERZA DE CÓRDOBA solicita a la Autoridad de Aplicación que intime a la empresa EPEC al cumplimiento íntegro y oportuno de los términos del DICTAMEN N° 2352 (IF-2019-54938175-APN-DNRYRT#MPYT) emplazando a la Empresa a aportar la totalidad de documentación e información enunciada en la referida pieza consultiva a la próxima audiencia que se fije a los efectos de la prosecución del  trámite de las presentes actuaciones, bajo apercibimiento de las sanciones previstas en el Anexo II de la ley 25.212


 

 

.