EDITORIAL VAMOS A SEGUIR RESISTIENDO

La Gerencia de Recursos Humanos está utilizando la metodología de impedir la libertad sindical y la posibilidad de que el Sindicato tenga la herramienta de comunicación como históricamente fue, el cara a cara con los compañeros para debatir por mantener la calidad del servicio eléctrico y por defender nuestro Convenio Colectivo de Trabajo con respecto  a nuestras obligaciones e indudablemente a nuestros derechos.  Lógicamente también necesitamos debatir con los compañeros y compañeras, la necesidad de obtener una recomposición salarial sin sufrir  la extorsión de cambiar mejora salarial por artículos de nuestro Convenio Colectivo de Trabajo.

Sabemos que este accionar empresario procura instalar el miedo entre los trabajadores, meternos presión, generar desconocimiento a la organización sindical, interrumpir el funcionamiento gremial con metodologías que nos hacen recordar la época en que estaba intervenido nuestro Sindicato  y ni siquiera los dirigentes perseguidos podían conversar con los trabajadores porque se encontraban en la clandestinidad.  Son prácticas de tiempos que no queremos que vuelvan nunca más porque no queremos tener sobre nuestras espaldas la lamentable pérdida no sólo de puestos de trabajo sino de la vida de trabajadores como sucedió en esas épocas, trabajadores que defendieron a la empresa, que nos ha dado todo lo que tenemos, lo que nos obliga a pelear para seguir sosteniendo la calidad del servicio, el carácter de estatal e integrada de EPEC, el Convenio Colectivo de Trabajo y ser fieles a nuestros principios, a nuestra historia para que con la memoria del pasado nos paremos en este presente para construir un futuro entre todos y volvamos a tener la garantía del respeto a la institución sindical.

Lo que buscan, y esto ya lo vivimos en los 90 con los procesos de privatización, con la intención de enajenar el patrimonio provincial, es reeditar las arbitrariedades  de otra manera. Creemos que la manera es más compleja porque la Empresa ha tenido un apoyo sistemático de la autoridad de aplicación a nivel provincial. El Ministerio de Trabajo de la Provincia tiene la obligación de respetar con equidad e igualdad las cláusulas del CCT 165/75, porque de esa manera posibilita que se mantenga la calidad del servicio.

Por más que nuestro Convenio Colectivo está homologado por lo que hoy es  la Secretaría de Trabajo de la Nación, la responsabilidad de la autoridad de aplicación de la Provincia es convocar a las partes para generar un principio de diálogo.  La falta de cumplimiento a este deber de funcionario público, indirectamente está impidiendo el mantenimiento preventivo y predictivo en los sistemas de Distribución y Transmisión.

A este despropósito que afectará a los usuarios en la temporada estival, se suman los aumentos tarifarios del servicio que no es responsabilidad de los trabajadores, es una decisión política producto de la dolarización de la tarifa a nivel nacional con acuerdos con los gobernadores de provincia.

Nuestro Gremio ya ha denunciado con anterioridad la mala gestión de quienes dirigen las gerencias de Finanzas y Comercial, que por ejemplo eliminaron los cajeros, cerraron Centros de Atención Comercial,  tercerizaron la toma de lecturas y alteraron el sistema de facturación.  Las consecuencias son muy negativas para EPEC pero también para los usuarios, por ejemplo errores de facturación por errores de toma de lecturas, más de un vencimiento dentro del mismo mes, usuarios que desde hace meses no se les factura el servicio y ahora pago de boletas de luz con tarjetas clonadas o robadas, lo que ha generado problemas a EPEC causando un perjuicio económico considerable.

Estas sistemáticas y arbitrarias medidas empresarias han causado el deterioro del parque automotor porque tercerizaron la reparación en forma directa a EDENRED quitando al sector Automotores la capacidad operativa y la función de control de las reparaciones, entonces en los talleres privados muchas veces los vehículos van y vuelven como entran sin posibilidad de verificación.  Ante esta situación anómala, hemos acudido a la Justicia a la que continuamos aportando pruebas de que lo que decimos es la verdad porque nosotros no tenemos ningún compromiso con ninguna empresa contratista, por lo que vamos a seguir adelante.

Otro tanto ha ocurrido con la consultora  Deloitte, una contratación para certificar la misma tarea que realiza, eliminando el poder de control del Tribunal de Cuentas de la Provincia porque EPEC en su Carta Orgánica prevé el control no tan sólo de la ley de Contabilidad Provincial y del TCP sino también del Poder Legislativo que ha legislado sobre el funcionamiento de la empresa.

Si hoy día han quitado la posibilidad del debido control de la empresa nos preocupa enormemente porque producirán el desguace total dejando la Empresa como una caja vacía transformándola en una EPEC residual con el único fin de concretar posibles negocios, sin tener en cuenta a los trabajadores ni a los usuarios ni al servicio eléctrico.

En este camino de perjudicar el funcionamiento de la Empresa, pretenden modificar la modalidad de marcación de ingreso y egreso del personal, dejar de aplicar el sistema ideado por el Centro de Cómputos -antes de su tercerización- con elementos informáticos importantes para acceder velozmente a la información en el sistema de Distribución que permitía responder de inmediato al reclamo del usuario. Pretenden también modificar el sistema de usufructo de las licencias y de los francos compensatorios de manera irracional alterando el ambiente laboral.

Con las tercerizaciones afirman falsamente que disminuyen los costos, pero es una ecuación equivocada porque los trabajadores seguimos realizando la tarea aunque  no en el 100% de la misma,  pero igual se nos abona el sueldo.  Con estas medidas persecutorias  afectan la capacidad operativa porque provocan el éxodo de compañeros hacia otros sectores de trabajo para facilitar más rápidamente la tercerización de los trabajos.

Todas estas acciones empresarias que se van definiendo, como organización sindical observamos que se trata de desguazar la empresa mediante la eliminación de la posibilidad de atender al usuario como tradicionalmente lo hacemos, es decir, frente a frente con nuestro verdadero patrón el usuario.

Otra característica de esta gestión empresarial, es la aplicación de tarifazos que los usuarios tengan que hacer refinanciación de refinanciación de refinanciación, que nunca van a poder terminar de pagar.  En contrapartida no nos permiten realizar las inspecciones para evitar el fraude producto de estas políticas, o sea, lo obligan al usuario a que haga fraude y a nosotros nos obligan a no controlar el fraude lo que desprotege las líneas y al no poder proteger las líneas vamos a tener inconvenientes en el servicio afectando la calidad.  Y si no hay calidad de servicio, nuevamente los trabajadores serán culpados cuando en realidad los únicos responsables de haber llevado a EPEC al abismo son los miembros del Directorio y no los trabajadores,  que no hemos recibido ningún aumento salarial, que han sido vulnerados nuestros derechos, que hemos sido trasladados, que hemos sido sancionados injustamente en muchos casos.  Estamos ante una política de destrucción de la Empresa mientras esperan aprobar un marco regulatorio eléctrico para  intentar privatizar EPEC, por más que lo nieguen continuamente, por más que quieran desmentir a la organización sindical.

Yo les pregunto por qué siguen aferrados a modificar artículos del Convenio, por qué siguen aferrados a aprobar un nuevo marco eléctrico, por qué siguen aferrados a desguazar la Empresa Provincial de Energía, por qué aplican políticas de vaciamiento, de tercerizaciones y todas las cosas que han hecho mal.

Si uno se aferra a ciertos conceptos, advertimos que hay un direccionamiento político para el desguace de EPEC, para la atomización de los sectores, para su privatización. Buscan eliminar nuestro Convenio Colectivo de Trabajo y transformar a EPEC en una empresa residual que nada le sirva a los cordobeses y a los trabajadores. Por eso compañeros, hoy más que nunca unidos continuemos  resistiendo esta política de desguace de la Empresa Provincial de Energía.

En esta contradicción empresarial, utilizan el Convenio Colectivo para sancionar a los trabajadores pero no respetan cláusulas que consagran los derechos del trabajador.  Desconocen el CCT 165/75 para una cosa y lo aplican para otras cosas, esta incoherencia es lo que  caracteriza la actitud de un negociador de mala fe por lo que tarde o temprano va a traer algún resultado favorable a los trabajadores, ya sea por un reclamo colectivo o por un reclamo individual.

No debemos olvidarnos que siempre hemos salido de estos inconvenientes y esta ocasión no será la excepción. Es total el desconocimiento convencional, es grave el desconocimiento del funcionamiento de EPEC y de las normativas legales vigentes, no tan sólo en lo que respecta al reglamento de comercialización y a las normas de funcionamiento de los sectores operativos, sino también del régimen de trabajo de los sectores operativos de semana no calendaria, del de los sectores de los compañeros sobreasignados  afectados al servicio de semana calendaria con la afectación total; no conocen qué es la media afectación y andan preguntando y viendo cómo es la metodología de trabajo.  De alguna manera están censando algo que ya hace rato nos damos cuenta que ellos desconocen y ni siquiera comprenden con esos censos que están haciendo.  Nosotros les explicamos cuál es nuestra metodología de trabajo para evitar cualquier tipo de accidente, pero ellos mandan gente para que vean cómo es la metodología.  Entonces si no sabes cómo funciona, si no sabes cómo se trabaja, si no sabes cuál es el horario que corresponde, si no sabes qué es una afectación al servicio total o una media afectación, qué es un personal de turno que no puede estar marcando permanentemente, no entienden que no pueden aplicar metodologías que vulneran el Convenio Colectivo, porque si hay algo que te obliga a cumplir cada una de las requisitorias del funcionamiento estratégico de la empresa, es el Convenio Colectivo de Trabajo 165/75. Cuando lo aplicas para algunas cosas y para otras no, es que tenés ambigüedad de criterio, entonces lo único que estás logrando es reducir la calidad del servicio, exponiendo a la Empresa Provincial de Energía al desguace total.

Gabriel Suárez

       Secretario General    

 

Nuestro Secretario General Gabriel Suárez presidiendo una Reunión Conjunta de Consejo Directivo y Cuerpo General de Delegados

 

 

.