MANUEL RÍOS: LA PASIÓN POR ENSEÑAR

Curso de máquinas generadoras en Central Bazán

En los últimos tres meses, una vez a la semana nuestro compañero Manuel Ríos concurría a la central Bazán y durante cuatro horas por día capacita a trabajadores de la central.

Manuel Ríos entró a trabajar en la Central Mendoza en el sector de máquinas herramientas.  También trabajó en Mediciones y en el Centro de Formación Profesional de Villa Belgrano como instructor hasta el momento de su jubilación donde cerró su ciclo.  Bueno cerró su ciclo es una forma de decir, porque Manuel después de jubilarse ha continuado su labor como instructor, capacitando a compañeros en distintos lugares de trabajo y brindando conferencias en escuelas, universidades y otros espacios culturales.

La semana pasada concluyó la primera etapa de un curso sobre máquinas generadoras en la Central Bazán, tomando el examen correspondiente.

Fabián Montenegro, Manuel Ríos, Javier Juárez, Eduardo Gómez y Claudio Castro

Electrum lo entrevistó

¿De qué se trató el curso que brindó en la Central Sudoeste?

El curso es sobre máquinas generadoras porque hay gente que viene de otros sectores de la empresa sin conocimientos previos.

En el curso capacitamos sobre el funcionamiento de la turbina, del generador, de los equipos auxiliares, etc.

¿Cómo surge la necesidad del curso?

En estos últimos tiempos a la Central Bazán han ingresado trabajadores que vienen de otras áreas como  Seguridad y Vigilancia, vinieron sin ningún tipo de conocimiento sobre qué es una máquina.  Tuve que empezar sobre lo básico, incluso enseñarles las características de un bulón, de un tornillo, de un caño, de  un conducto. Les tuve que enseñar esos conocimientos básicos y algo de física también, porque el proceso de generación es física pura, qué son los ruidos, los gases, los líquidos, el tipo de combustible que se usa.

El curso incluyó la descripción general de la turbina, con sus distintos componentes y circuitos, el rotor de la turbina y sus partes, el estator, los álabes que tienen un circuito de enfriamiento que es muy especial porque se enfría con el mismo aire del compresor axial para controlar la temperatura de los álabes de la primera etapa de trabajo porque en la zona donde están los quemadores, está cerca de los mil y pico de grados.

¿Quién le encargó el curso?

El gestor de todo esto fue el jefe Alejandro Marenco, él habló conmigo porque en el Centro de Capacitación no quedaron instructores disponibles para este tipo de curso.  Los instructores que se jubilaron  no fueron reemplazados.  En ese momento me encontraba dictando un curso en la Central Deán Funes que ya estaba en su fase final y justo cayó Marenco y pidió hablar conmigo. La cuestión es que me comentó que tenía gente nueva a los que era necesario capacitarlos.

¿El Gerente de Generación sabía que usted iba a dictar el curso?

Al comienzo desde el Centro de Formación Profesional opusieron reservas, entonces mantuve una reunión con el Ing. Daniel Escriba y le expliqué que mi inquietud era capacitar a los compañeros porque es un tema que me apasiona. Finalmente nos reunimos en la Escuelita el Subgerente de Generación Ing. Polo, el Ing. Escriba y yo.  El Subgerente me preguntó por qué quería dar el curso y le contesté que es un tema que lo llevo en la sangre, me gusta mucho la técnica y para mí es algo placentero; porque gracias a la empresa, a EPEC, yo he llegado a lo que he llegado. Desde ese punto de vista me lo entendieron y me autorizaron a capacitar a los compañeros de la Central Bazán.

Nos comentó que también estaba dando un curso en la Central Deán Funes

 

Años anteriores, a trabajadores  de Mantenimiento de la Central Deán Funes los estuve capacitando sobre máquinas herramientas como por ejemplo trabajos en el torno.  En esa época los compañeros Ricardo Bettini y Juan Ferrer me compartieron la idea de aprovechar la experiencia lograda capacitando a compañeros también sobre máquinas generadoras.  Ellos mismos, después de jubilarse, colaboran por voluntad propia en encontrar soluciones para la puesta en marcha de la TG2 de la Central Bazán que hace más de dos décadas que no funciona. Esa es la pasión que despierta EPEC en muchachos que tienen la llama del amor por la fuente de trabajo así como la tengo desde siempre.  El tema es que es gente de mucho valor por la experiencia de trabajo que tienen, no se puede desperdiciar así a esa gente. Entonces cuando me hablaron yo chocho de la vida porque les había dado cursos cuando ellos habían estado activos.

¿Cómo desarrolla el dictado del curso?

 

Dividí el curso en dos etapas.   En la primera etapa que es de tres meses, desarrollamos los principios de funcionamiento de las máquinas generadoras y sus componentes.  En la segunda etapa que se iniciará en marzo del año que viene, entraremos más en detalles, por ejemplo qué relación existe entre el cuadro de válvulas y el de instrumentos, y especialmente sobre regulación, para que ellos comprendan bien cómo se deben realizar las maniobras.

 

El propósito que guía el desarrollo del curso, es que conozcan bien la máquina que operan.  Me ha pasado a mí que siendo activo en la empresa, cuando trabajaba en la parte mecánica de la tornería de Mantenimiento en la Usina Mendoza.  Trabajaba con las máquinas herramientas y como tornero, o como fresador o como rectificador o ajustador, comprendí que tenía la obligación de conocer mi máquina, cuáles eran sus partes y cómo funcionaban. Esos son los conceptos que les trasladé a los operadores de la Central Bazán, para que sepan el valor que tiene esa máquina que le ha costado mucha plata a la empresa por lo que hay que cuidarla, así como hay que cuidar la empresa, porque EPEC es del pueblo, no es una empresa privada, es también de todos los que hacemos el trabajo diario y así los mentalizo.

¿Cuántas horas dura cada clase?

Al curso lo he dictado un solo día por semana con una duración de cuatro horas por cada jornada. Hacemos un recreo para tomar un café y seguimos. Los llevo a la máquina, repasamos visualmente todos los circuitos, vemos para qué sirve una cosa, para qué sirve el compresor, para qué la caja de aceite, todas las cañerías que hay y en esas cañerías les muestro bien los sensores de temperatura, los de caudal y presión y cómo se reflejan en el tablero.

¿Quiere agregar algo más?

Decir que estoy muy contento con todos en general por la recepción que me hicieron los compañeros y en especial  agradezco la gestión de Marenco que ha posibilitado que los compañeros reciban capacitación.

Compañero Manuel Ríos
El instructor Manuel Ríos le toma examen a los compañeros que completaron el curso de máquinas generadoras

 

 



El 22 de octubre, conferencia en la Sala Regino Maders

 

El Ministerio de Ciencia y Tecnología, ha invitado una vez más al compañero Manuel Ríos para brindar una charla en el salón Regino Maders de la Legislatura Provincial el 22 de octubre a las 10 horas.  Es la misma charla que Manuel les da a alumnos de todos los colegios que lo han convocado.  En tres años y medio ha concurrido a 36 colegios para brindar las clases, incluso en la Universidad Tecnológica Nacional lo hizo dos veces y en la Cárcel. Cuando cumplió cien años el Cassaffousth también fue  invitado al igual que  en la feria de ciencias de hace algunas semanas atrás. También estuvo en la UTN de Paraná donde hubo gente que le encantó la charla y lo invitaron para darla en Diamante, en Entre Ríos.

Para brindar las charlas, Manuel Ríos utiliza  maquinitas a escala fabricadas por él mismo en su taller.

Están invitados todos los compañeros y compañeras.

 

 

.