EL PUEBLO DIO SU VEREDICTO Y EL PUEBLO NOS SEGUIRÁ APOYANDO

La instancia de una reapertura del diálogo entre la empresa y la organización sindical indudablemente responde al resultado político en nuestro país.  Finalizada la jornada electoral del domingo 27 de octubre, los fantasmas de la flexibilización laboral han empezado a desaparecer.  Habrá cambio de figuras en la conducción de la Secretaría de Trabajo de la Nación -que se transformará en Ministerio- por lo que todos los elementos del modelo de exclusión social empezarán la retirada.

Todos sabemos que se modificará sustancialmente el escenario político en la República Argentina por lo que toma fuerza nuestra resistencia.  Habíamos advertido que la pelea iba a tener un largo alcance y que esta pelea demostraría  quiénes íbamos a resistir, quiénes íbamos a ser orgánicos y quiénes íbamos a soportar esta presión constante producto del modelo de exclusión que también ocasionó estragos en la Empresa Provincial de Energía, como por ejemplo esta intención manifiesta de traslados permanentes, de sanciones permanentes, de decisiones inconsultas y de incorporar el miedo como una herramienta de imposición.

Ahora tenemos que tener la tranquilidad, el equilibrio, la firmeza y la capacidad para continuar enarbolando la bandera de la defensa de EPEC estatal e integrada, del Convenio Colectivo de Trabajo, de la custodia de los puestos de trabajo, del reordenamiento y la reconstrucción de la Empresa Provincial de Energía.

¿Por qué hablamos de reconstruir?, porque como siempre lo hemos venido afirmando, esto ya pasó anteriormente; hoy día al haber un horizonte diferente políticamente hablando, se plantea la generación de un modelo de consumo, de actualización salarial, de respeto a las leyes laborales, de resguardo del patrimonio nacional, provincial y municipal, es decir cuestiones que son de fondo que se empezaron a evidenciar a partir de la nueva postura de la Secretaría de Trabajo de la Nación y de la propia empresa, por lo que las organizaciones sindicales tenemos un nuevo desafío.

Cuando nosotros decíamos firmemente que la posición adecuada para este momento era la resistencia, no nos equivocamos.  Muchos compañeros sintieron el dolor por la pérdida del poder adquisitivo de su salario, el no reconocimiento de funciones superiores, todo lo que cada uno de nosotros sabemos. Pero hemos tenido la contundencia del Cuerpo General de Delegados, de las Asambleas, de todo el Gremio en las movilizaciones. Hicimos todo lo que correspondía y orgánicamente. Hemos llegado a una instancia de poder levantar fuertemente la bandera de que el Convenio NO SE TOCA.

Pero sabemos que la etapa de reconstrucción de la empresa propone un desafío mayor, porque siempre decíamos que a EPEC no se la defiende únicamente haciendo respetar nuestras conquistas, sino también cumpliendo con nuestras obligaciones. Es fundamental entenderlo en esta etapa, porque como ya dije, y creo no pecar de reiterativo, uno a través de los errores que va cometiendo va aprendiendo y madurando y en base a ello articulando para evitar cualquier tipo de inconveniente en la demora de la reconstrucción de la empresa.

Ya nos había pasado soportar diez años sin recomposición salarial, diez años sin modificación de las estructuras de plantel, diez años con el miedo de estar a la deriva, pero después supimos recuperar todo lo perdido. Hoy contamos con la experiencia para afrontar la nueva etapa democrática en la que sabremos recuperar nuevamente lo que el gobierno provincial arbitrariamente cercenó.  Este año el gobierno provincial ha apelado al régimen de pasividad anticipada voluntaria como parte de una acción de desguace de la empresa, de un desmantelamiento, lo mismo que antes había generado un montón de malos resultados, como les tocó a los compañeros que optaron por irse con el retiro voluntario y que después les tocó padecer la situación laboral fuera de la Empresa Provincial de Energía, porque no es lo mismo estar trabajando en EPEC que retirarse cualquiera sea la modalidad. Por eso siempre hablamos de que es fundamental proteger el empleo.

Nosotros tenemos que intensificar el reclamo por ingreso de personal, porque  esta nueva apertura de la PAV nos va a llevar indefectiblemente a afectar críticamente el servicio de distribución, por caso las guardias, mantenimiento, los sectores netamente operativos, porque deben entender los funcionarios que no hay posibilidad de retirarse del puesto de trabajo del turno de guardia, si no hay reemplazante, se debe cumplir con la obligación estatutaria y seguir laburando para sostener el servicio. Los sistemas de operación no pueden quedar a la deriva sin personal de relevo y se debe garantizar también la respuesta inmediata a las necesidades del servicio de excelencia que brindamos los trabajadores de EPEC y que nos hemos comprometido ante la sociedad a mantenerlo.

A nuestro humilde y responsable entender, es una equivocación utilizar la PAV para sortear tanta tensión, tanto miedo, tantos malos momentos, yo creo que ahora vienen tiempos distintos, una mejoría importante donde se va a retomar el diálogo, se sabe que hasta acá se llegó con el marco del Convenio, no van a poder avanzar sobre esto.

En la reunión que mantuvimos en la Secretaría de Trabajo de la Nación, se ha planteado otro esquema, se habló de violencia de género y de violencia laboral a lo que nosotros solicitamos incorporar el tema de las adicciones.

También la Empresa planteó que es necesario volver a acordar la cantidad de permisos gremiales y la cantidad de Delegados de los distintos sectores de trabajo.  Con respecto a este aspecto, nuestro Sindicato siempre garantizó que la elección de Delegados se realizara de acuerdo a lo estipulado por la normativa vigente, el Ministerio de Trabajo siempre avaló todos los procedimientos por lo que señalamos en la reunión, que este análisis solicitado por la Empresa sólo se realizará respetando la normativa vigente.  Todo en el marco de la ley, nada fuera de la ley.

Los trabajadores no somos los causantes de los tarifazos

Haciendo  un análisis real de la situación económica de la empresa, se demuestra que nunca fuimos los trabajadores los causantes de los tarifazos de EPEC, sino las malas políticas instrumentadas que generaron un sobre gasto por exclusiva responsabilidad de los altos niveles de conducción de la Empresa. El exceso tremendo de la tarifa está generando las dificultades que son de público conocimiento, muchos cordobeses no pueden pagar la actual tarifa por lo que se incrementa día a día  el robo de energía lo que trae como consecuencia las roturas de líneas, de conductores, de posteados, etc, que todo el mundo lo conoce.  Esta película ya la vimos y la vivimos en la década del 90, por lo que volvemos a intentar incorporar en la cabeza de los compañeros que se tienen que quedar para ser parte en la nueva etapa, que es la etapa de la reconstrucción de nuestra querida Empresa Provincial de Energía.

Capítulo nuevo en el país, capítulo nuevo en la Empresa

Empresa y trabajadores tenemos que identificarnos con un capítulo nuevo porque tendremos un gobierno distinto, con políticas distintas.  La Empresa va a tener que reacondicionar su situación económica financiera, haciéndose responsable de las decisiones políticas. Hoy día, a nosotros los trabajadores, no se nos puede culpar del desmanejo de la empresa y de supuestos excesos de los niveles salariales, en este año y medio el directorio se manejó con arbitrariedad y sin acordar incrementos salariales acordes a la elevadísima inflación, sin embargo los números de la Empresa no son buenos. Creo que los resultados en la época que a los trabajadores se les daba participación en las decisiones empresarias, fueron mucho mejores que los que tenemos hoy.

¿Y por qué decimos que los resultados para atrás fueron mejores que los que tenemos hoy? Porque nosotros hemos perdido el poder adquisitivo, han implementado en los sectores de trabajo una política de miedo y sin embargo la empresa se ha desbarrancado.

Pero creo que ya está, a través de la resistencia y de lo que sucede a nivel de la Secretaría de Trabajo de la Nación, indudablemente que empezamos a tener otro tipo de presencia los trabajadores, en un modelo que nos incluye,  no como el modelo que vivimos hasta el domingo pasado, donde se sometió a la provincia en una contienda electoral que no hace falta ningún tipo de análisis, los resultados de esa política se vieron el día domingo 27.

Pero bueno, sabemos nosotros que empiezan a fluir esos contactos nacionales que supimos forjar con el trabajo constante de nuestra organización sindical, que nos encuentra más cerca del modelo de producción que se implementará a partir del 10 de diciembre, más cerca de un esquema salarial de crecimiento para que genere consumo y el consumo reactive el mercado interno y a su vez el mercado interno reactive las economías regionales.  Es lo que hemos venido planteando largamente como organización sindical en cada Asamblea, en cada acto público.

Y ya empiezan a aparecer aquellos contactos nacionales que siempre tuvimos que comparten nuestra forma de pensar, donde no entra en la cabeza la flexibilización laboral ni un esquema de modificación previsional, donde no entra tampoco pisotear a los trabajadores como se ha venido haciendo en estos cuatro años. Ahora asistimos a un tiempo de transición en el que los trabajadores debemos consensuar el mecanismo de recuperación estratégica de funcionamiento de nuestra querida Empresa Provincial de Energía en beneficio de los cordobeses y volver a sostener fuertemente que ese beneficio, esa presencia, esa calidad y garantía de servicio, también se traslade en un resultado adecuado de salarios dignos para todos los trabajadores lucifuercistas.

Hay que reconstruir fuertemente la intención de unidad con las otras organizaciones sindicales, porque el tiempo nos termina dando la razón, la resistencia hubiese sido mucho más equilibrada y con mejores resultados si hubiésemos estado juntas las tres organizaciones sindicales de Luz y Fuerza, pero bueno… Creemos que hemos hecho las cosas bien, hemos resistido, no nos hemos entregado y ahora se genera un nuevo canal de diálogo.

Gabriel Suárez

Secretario General

 

Nuestro Secretario General Gabriel Suárez y el Presidente Electo Alberto Fernández: “Llegó la hora de los trabajadores, EL CONVENIO NO SE TOCA”

 

.