LAS PALABRAS DE NUESTRO SECRETARIO GENERAL

El acto tuvo toda la carga de emotividad que caracteriza a cada acto en el que asume un nuevo Consejo Directivo, una nueva Comisión Revisora de Cuentas, nuevos Delegados Federativos y nuevos miembros del Tribunal Paritario.

En el acto fuimos acompañados también por Dirigentes Sindicales y Sociales.  La oportunidad fue propicia para que nuestro conductor pronunciara un mensaje a la familia lucifuercista y también a los sectores gremiales y sociales.

Gabriel Suárez, Secretario General: “Se ha ratificado el espíritu democrático que tenemos los lucifuercistas”

Compañeras, compañeros, en primer lugar el agradecimiento a todos por su presencia. Nuestro reconocimiento a la Junta Electoral ante tan emotivo documento que leyó el compañero Pablo Perrone que también destaca la labor de nuestro querido compañero Miguel Avendaño y de todos los compañeros y compañeras que han integrado la Junta Electoral.

La transparencia con la que se ha manejado esta elección y la participación de nuestro gremio, sigue enmarcando fuertemente el espíritu democrático que tenemos los lucifuercistas. Indudablemente tengo que agradecer a todos y cada uno de los compañeros del movimiento obrero que se encuentran presentes; ayer hablamos con Pablo Chacón – presente en este acto- sobre la situación que hoy día vive el gobierno nacional electo.

Algunos de los que habían manifestado la posibilidad de estar presentes hoy, siguen debatiendo en el Congreso de la Nación cómo hacer un modelo de mayor equilibrio económico para darle al pueblo lo que el campo no quiere. Pero todos los que estamos acá pretendemos una vida distinta y que los asalariados no sean nuevamente la variable de ajuste como pretende el neoliberalismo, pero los que hablamos del peronismo en serio, los que sabemos del gremio, de los sectores sociales, también alcanzamos el mensaje de unidad y de necesidad de respeto y de estar todos juntos en apoyo a la conducción del presidente de los argentinos, Alberto Fernández, como así también de Cristina.  Esto para nosotros es algo importante y fue trasladado también a través de Sergio Massa en un comentario que nos hicieron llegar el día de ayer, sabiendo que muchos compañeros hoy día se encuentran en el Congreso debatiendo la política a seguir. Y esto para nosotros es un reconocimiento a la mayoría de los gremios que estamos acá y que estuvimos participando fuertemente en el tema electoral nacional. De alguna manera nosotros en cada uno de nuestros hogares hemos tenido la oportunidad de generar elementos para convencer a aquellos que estaban confundidos y que no entendían que debía irse rápidamente el modelo de exclusión social que lideraba Macri, para que viniera otro donde todos los argentinos empecemos a tener sueños, como históricamente fue, y que esos sueños se terminen cumpliendo en realidad para garantizar el bienestar de toda nuestra familia.

Tengo que agradecer a este nuevo Consejo Directivo y a los compañeros del Tribunal Paritario que también tiene integrantes que no son de nuestra lista y que también han sido democráticamente electos, compañeros que saben que en nuestra metodología de trabajo siempre priorizamos la unidad y el crecimiento de cada uno de los sectores de trabajo que compone la familia lucifuercista.

Este Consejo Directivo atravesó muy muchas cosas, vivió una contienda electoral donde se dijeron muchas cosas, pero ratificamos que la bandera que nunca la dejaremos en el suelo,  es defender el Convenio Colectivo de Trabajo, los puestos de trabajo, la empresa estatal e integrada y defender también a los cordobeses para que tengan un servicio óptimo pero que puedan tener también la posibilidad de poder pagar para que la energía llegue a cada uno de los hogares de nuestra querida Provincia.

Capítulo aparte para la familia de cada uno de los que integramos esta lista. Nosotros hemos dicho innumerables veces que ya no peleamos únicamente por nuestros hijos, peleamos por las generaciones venideras que son nuestros nietos, que nos convocan a seguir teniendo la fortaleza para resistir y tener una empresa estatal, integrada, cordobesa y pública y mantener el Convenio Colectivo sin que nos quiten ninguno de los derechos que costaron sangre a muchos dirigentes ilustres que nos legaron para defenderlo, no para entregarlo, por eso hago mención del compañero Agustín Tosco como también la pelea del compañero Lorenzo Racero que lideró la lucha contra la privatización en los años 90.

Pero seríamos mezquinos si únicamente nos interesase la situación de Luz y Fuerza y de EPEC, por eso cuando hablamos de los cordobeses, tenemos que hablar ¡de la unidad del movimiento obrero en la provincia de Córdoba! ¡¡y hay que animarse a tomar posición de una vez por todas!!

Esta es la cuestión de fondo, porque esta unidad que se ve, se ve en cada uno de los gremios que hemos estado en la calle, que hemos estado defendiendo los intereses colectivos, pero esto también tiene un precio, ¡son los gremios que son reconocidos por la dignidad de haber defendido a sus trabajadores y no haberlos entregado!, ¡y eso es la política para la integración y la unidad del movimiento obrero de ahora en más!

No tan sólo predicar con un comunicado de prensa sino con la presencia permanente en cada uno de los problemas del movimiento obrero, porque cuando una organización sindical tiene un problema, ¡el problema lo tiene todo el movimiento obrero! ¡no algunos, sino todos! ¡¡y no hay que excluir a nadie para defender la dignidad de los trabajadores como tiene que ser y fue históricamente en nuestra querida Provincia!! Por eso Luz y Fuerza, así como se nos considera un gremio combativo, ¡somos combativos!, ¡somos inteligentes!, ¡somos perseverantes!, ¡tenemos protagonismo!, ¡tenemos participación!, ¡¡queremos ser dignos!!

Cuando defendemos el Convenio Colectivo es porque se critica la posibilidad que ingrese alguien de nuestra familia, ¡son nuestros derechos! ¡¡Y Luz y Fuerza a partir del día lunes vuelve a pelear una política de ingreso de personal para poner a la empresa de pie como tiene que ser y como siempre debería haber sido!!

No dejaremos de pelear por cada una de las conquistas, esas que de alguna manera nos han querido pellizcar, pero en el medio ha habido miedo de muchas compañeras y compañeros que han sido trasladados, que han sido sancionados, que no les han reconocido sus funciones, pero ahora vamos a volver por esto, por cada una de las cositas que nos pellizcaron. No debemos olvidar quiénes han sido los que de alguna manera nos hicieron pasar un mal momento, y por eso hay que reconocer a la familia, esa que cuando llegamos y estamos bajoneados te dicen: “seguí peleando, no hay que bajar los brazos”, esa familia que está permanentemente ¡de pie! porque de vez en cuando alguno flaquea, porque cuando ve a sus hijos crecer y cuando ven sus nietos caminar ya uno no se siente viejo, ¡¡se siente un pibe con ganas de seguir peleando y seguir defendiendo la empresa estatal, integrada, cordobesa y pública y nuestro Convenio Colectivo, ¡¡y todos y cada uno de los derechos de los trabajadores lucifuercistas!!

Y no vamos a vacilar ni un momento en esto, porque sabemos hacia dónde nos quieren llevar, pero también sabemos hacia dónde queremos ir nosotros. Hemos sufrido mucho, hasta tenemos compañeros con pedido de exclusión de tutela sindical ¡¡pero esta lista que tiene los compañeros a los que les han pedido la exclusión de la tutela,  ha  ganado la elección y hay que defenderlos como a cada uno de los trabajadores, a cada uno de  los sectores de la empresa y también a los miembros del Consejo Directivo!! Porque es parte de la pelea, porque es parte de lo que hacemos, después vienen esas apretadas que siempre pasan, siempre le pasó al movimiento obrero y siempre le pasó a Luz y Fuerza. Por eso, para poner una agenda y empezar a decirles a nuestras familias que nos sigan aguantando, con estos compañeros que están a mi lado, los compañeros y compañeras del Consejo Directivo, a todos sin excepción, desde el día lunes el Consejo Directivo va a estar en los sectores de trabajo dándoles el apoyo a todos los compañeros que han querido ser sancionados.

Quiero agradecerles a todos, desearles Felices Fiestas y un próspero Año Nuevo. Reagrupémonos, unámonos y salgamos a pelear por la clase a la cual pertenecemos, a la de los trabajadores, porque sin trabajadores no se construye la patria, y si un trabajador no tiene memoria, no entiende lo que sucedió en el pasado, menos comprende este presente y no se pone un objetivo a futuro.

¡¡Por nuestras familias, por nuestro querido Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, por nuestra querida EPEC, todos juntos, hasta la última gota de sangre para que el Convenio no se toque!! ¡Muchas gracias!     

 

 

.