EDITORIAL ¿COSTO-BENEFICIO?

Costo-beneficio debería ser el análisis sobre un resultado de acuerdo a un artículo periodístico.  Indudablemente los números pasados por la Empresa han quedado bien al descubierto con respecto a que en este recorte o costo-beneficio, hay cuestiones que han quedado pendientes.  Por ejemplo, qué costo tiene pagar EPEC a terceros siendo que cuenta con mano de obra calificada de excelencia para realizar las tareas que el Directorio terceriza, con la contrapartida que los trabajadores de planta permanente de EPEC generalmente después tienen  que corregir todas y cada una de las fallas que se cometen en la ejecución de los trabajos por parte de las empresa contratadas que para colmo no asumen la responsabilidad por las tareas mal realizadas. Evidentemente las tercerizaciones generan pérdidas a EPEC provocando un exceso de gastos. Seguimos denunciando ante la Justicia las adjudicaciones directas realizadas por la Empresa produciendo el incremento de los costos y una reducción notable de la calidad del servicio por deficiencia del servicio prestado por las empresas contratadas.

Ha habido un esquema contable planteado por el gobierno de la Provincia y ejecutado por la dirección de la empresa que con el costo-beneficio impide un equilibrio de resultados para mejorar el servicio y reducir el costo de la tarifa a los cordobeses.

En cambio apelaron a incrementar enormemente los gastos en publicidad para frenar de alguna manera el descontento por el encarecimiento del costo de las tarifas de nuestros verdaderos patrones los usuarios, elevadas tarifas que son responsabilidad del gobierno de la provincia por lo que los trabajadores no tenemos nada que ver.

La misma Empresa se pone en evidencia sobre su desacierto en la gestión, al publicitar que ha habido una reducción de costos, porque la consecuencia debiera ser  la disminución de la tarifa, sin embargo en diciembre volvieron a incrementarla pese a que en el orden nacional se han congelado pro 180 días. Haciendo memoria, el Presidente de EPEC había declarado a la prensa,  que cada conquista que se le restara a los trabajadores lucifuercistas iba a traducirse en una tarifa menor para los cordobeses.  Pero nada de eso sucedió, todo lo contrario, la tarifa de energía se incrementó y sigue en ese curso ascendente con la prensa hegemónica con ataque de amnesia sobre la publicidad de aquellas declaraciones irresponsables.

Ahora ponen como novedoso que ha habido una reducción del pago del art. 78 (Bonificación Anual por Eficiencia).  Sin embargo se pretende ignorar que en el mismo texto del CCT está claramente expresado que los trabajadores podrán percibir al pago de este artículo convencionado, siempre y cuando hubiesen tenido un buen desempeño en la Empresa, de los contrario se le descontaría proporcionalmente de acuerdo a las faltas cometidas.  Los trabajadores que están expuestos las 24 horas del día los 365 días del año colgados de una línea restableciendo el servicio o atendiendo al público permanentemente, están sujetos a perder el cobro de la BAE, sin embargo a los niveles superiores que no tienen la exposición de un trabajador que trabaja permanentemente con el riesgo eléctrico, no les disminuyen el porcentaje de BAE pese a errores de magnitud cometidos en el desempeño de sus funciones, esto hay que dejarlo bien claro para que la gente no se confunda o no la confundan. Los niveles de conducción recién arribados a la empresa tienen el primer premio de reconocimiento que es cobrar la Bonificación Anual por Eficiencia, incluso aumentos salariales que no se les ha trasladado a los trabajadores y trabajadoras afiliados del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba.  Esta discriminación demuestra a las claras la intencionalidad del Ejecutivo Provincial volcado a un informe suministrado especialmente a un diario que es afín a dar por sentado todo lo que diga la Empresa sin poner en la mesa la realidad que viven los trabajadores lucifuercistas, porque ese medio monopólico siempre tuvo en su línea editorial “quiten lo que más le puedan quitar a los trabajadores”.  Así fue que los trabajadores de prensa de ese medio perdieron conquistas, bueno sería que esos columistas  reflexionaran sobre estas cuestiones en vez de dejarlas dormir para el recuerdo.

Que compañeros no accedan a cobrar el 100% de la Bonificación, pasó siempre si se les aplicó alguna sanción por alaguna falta como la de no presentarse a trabajar todos los días y cumplir con su tarea diaria. Sin embargo hay un montón de personal superior que han cometido equivocaciones que provocaron serios perjuicios a la Empresa y sin embargo no son sancionados con lo que no sufren deducciones en el cobro de su BAE.  Si por el contrario esos malos funcionarios fueran sancionados, habría una gran reducción de los costos del pago de la Bonificación.

Por eso dejamos aclarado que por ahí quieren poner como título importante en esta nota de parte de La Voz del Interior, que ya se logró la eliminación del porcentaje del art. 77, que ya se logró la eliminación de la contribución patronal (art. 10) y hace una serie de falsas consideraciones que no le compete al Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, porque nuestra organización sindical ha concretado las presentaciones legales que corresponde.  Lógicamente sabemos que la Justicia demorará expedirse porque sin dudas la razón está de nuestra parte, pero continuaremos accionando judicialmente para la recuperar nuestros derechos.   Tarde o temprano recuperaremos nuestros derechos, tal como ocurrió después que el entonces gobernador Ramón Mestre conculcara el mismo art. 77, y tras las gestiones ocupando yo el cargo de Secretario Gremial, cuatro años después obtuvimos un dictamen firmado por Graciela Camaño -que en 2002 era Ministro de Trabajo durante la presidencia de Eduardo Duhalde- restituyéndonos el pleno derecho al artículo 77 de nuestro CCT y obligando a la empresa a cumplir con el Convenio Colectivo de Trabajo. Nosotros no descartamos de ninguna manera que este vuelva a ser el resultado de nuestra gestión mientras los marcos legales sean respetados, cuestión que durante el gobierno nacional anterior la cartera laboral reconvertida a Secretaría, no cumplimentó ninguna de estas exigencias en el marco de la ley 14.250.

Nosotros, respetando nuestra historia, no vamos a resignar ninguna de nuestras conquistas, seguiremos haciendo los reclamos por el art. 77 y para que nos restituyan el porcentaje de la contribución patronal especificada en el art. 10.)  También continuaremos reclamando  el pago de las horas extras realizadas pero no abonadas, el cubrimiento de los cargos en el desarrollo de una función no reconocida y la puesta de nombre de los planteles. Es la pelea que se viene en este año y vamos a tener sí o sí la presencia de nuestro gremio en cada uno de los reclamos, porque hemos observado que con la masividad de nuestro Gremio terminarán dándonos la razón.

 También nos solidarizamos con aquellos sectores que han visto afectada gravemente su capacidad salarial y más aún, quienes han perdido su puesto de trabajo y que hoy día ni siquiera tienen la posibilidad de llevar un alimento a la mesa mientras sus familias están esperando que esto se solucione.

En los medios hegemónicos de comunicación persisten en promover en la sociedad que se debe igualar hacia abajo, poniendo como mal ejemplo la defensa de los intereses de los trabajadores.  Pero nosotros ya estamos acostumbrados a esto, lo hemos vivido en plena campaña electoral, todo nuestro gremio advirtió al igual que toda la sociedad, hacia donde apuntaban estos sectores monopólicos de la información que dicho sea de paso, tuvieron un traspié en su idea de que el gremio no fuera conducido por el actual Consejo Directivo.  Vamos a demostrar, como siempre lo hemos hecho, que la razón está de nuestra parte, que tenemos fuerza y que tenemos leyes a nuestro favor a las que están desconociendo.  Muchos sectores de la sociedad esperan que nuestra organización sindical no convalide la entrega de artículos del Convenio como lo plantea la nota de La Voz del Interior, consagrando como gran éxito la política de reducción. Lamentablemente se contradice muy mucho en las cosas que se decían del resultado de hoy, por ejemplo cuando la misma persona responsable de la nota manifestaba por qué debían cobrar la BAE sectores de mayor responsabilidad que no estaban convencionados, nosotros nunca salimos a responder porque creo que los que vienen de la política no deberían percibir la BAE, porque vienen sí o sí puestos por el gobierno para ser eficientes, ya el solo beneficio que no los sancionen por los gravísimos errores que han cometido entiendo que es más que un premio.

Indudablemente siempre es lo mismo, algunos reducidos sectores de la sociedad se regocijan cuando les quitan conquistas a algún sector del trabajo, pero como nosotros decimos, la lucha continúa, una frase histórica de un líder indiscutido que ha hecho cimiento en nuestra estructura sindical de formación para garantizar que en este 2020 vamos a equiparar las cargas para tener una pelea en igualdad de condiciones, no como la que se dio en 2018 y 2019 que fue política con amedrentamiento, con persecución, con generar miedo, con violación sistemática con la complicidad de algunos sectores que deben imponer sí o sí los criterios coercitivos, pero bueno, sabemos que toda resistencia implica un gran esfuerzo.  Cada logro lleva su tiempo pero de lo que sí estamos seguros es que no importa el tiempo que demore la pelea para la recuperación de lo que nos quitaron, estamos convencidos de que en el marco de la unidad volveremos a recobrar lo que es nuestro porque a ninguno de los que hoy día se regocijan con algunas actitudes de haber reducido determinados costos, tuvo que levantar la empresa en la década del 90 y después del 2001.  Cada vez que “los genios de la política” la tumbaron a EPEC -como en estos momentos que está a la deriva- fuimos los trabajadores la que la levantamos una y otra vez.

Y ahora, si hablan de que la EPEC está saneada, correcto, si es así, deberán hablar entonces de una pauta salarial adecuada en lugar de las imposiciones salariales que forzaron.  La discusión paritaria la seguiremos reclamando a pesar de las notas que produce este medio monopólico de la información.  Esta mala información a nosotros nos da una inyección de fortaleza y optimismo para seguir peleando, porque demuestra muy a las claras qué es lo que quieren de un trabajador, no quieren que el trabajador tenga conquistas y eso lo difunden permanentemente en cada uno de sus escritos.

Escritos que tienen que ser analizados en el seno de la estructura sindical para que los compañeros comprendan por qué desde la recuperación de toda la capacidad de funcionamiento de la empresa, siempre hubo un sector de la información que nunca estuvo de acuerdo que la EPEC fuera estatal, integrada, cordobesa y pública, porque sus caminos se direccionaron hacia la privatización y  la pérdida de conquistas como las que hemos tenido nosotros.

Tal vez muchos desconocen que trabajadores de este monopolio de la información tenían los mismos premios anuales que tenemos nosotros y al no haber resistido sus propios trabajadores, porque lamentablemente no se resistió, esos trabajadores perdieron artículos similares a la BAE. Estas conquistas que eliminó la patronal de este monopolio demuestra a las claras en qué lugar de la sociedad están y por qué siempre es contra Luz y Fuerza de Córdoba, y bueno…  creo que todo el mensaje sobre lo que iba a suceder que transmitimos durante nuestra campaña electoral, se está cumpliendo,  hoy vuelven a hablar de la BAE, remarcan las “bondades” de la reducción del costo laboral de la BAE, pero omiten que la reducción del mismo, no se tradujo en una mejor calidad de servicio a los cordobeses que es la obligación de una empresa que brinda un servicio público esencial, que además, por ser un derecho humano, se debe garantizar el acceso al mismo a todos y cada uno de los cordobeses a este servicio.  Y este punto nos lleva a  hablar del tema de la tarifa, porque si hay reducción del costo laboral ¿por qué el medio monopólico no informa que correspondería bajar la tarifa?  Evidentemente el propósito es solo cumplir con la pauta publicitaria que le abona el gobierno de la provincia.  ¿Hablarán en algún momento sobre la tarea de los monopolios de la información para desinformar?

Debemos estar alertas y movilizados porque a ellos no les va a cambiar la idea de someter a una organización sindical como Luz y Fuerza de Córdoba y a nosotros no nos van a cambiar la historia de resistencia porque nunca resignaremos ninguna de nuestras conquistas, por eso seguimos manifestando que EL CONVENIO NO SE TOCA.

Gabriel Suárez

         Secretario General   

 

 

.