FESTIVAL NACIONAL DE FOLKLORE YAMILA CAFRUNE ENCENDIÓ A LA PLAZA

En la  primera luna coscoínaactuó Yamila Cafrune.  Su actuación nos pareció una de las que más fundamento –como ella definió- le impregnó al escenario Atahualpa Yupanqui. Contó con la participación de Mariano Saravia constituyendo una sorpresa, que no fue la única pero que despertó  algunos comentarios poco afortunados que hacían referencia a que su padre nunca hubiera politizado su actuación.  Justamente a la hija de Cafrune le vienen a cuestionar que plante la bandera de la cultura popular en el Festival Mayor. Entre las sorpresas también se abrazó conel hijo de Atahualpa Yupanqui compartiendo unas coplas y homenajeó la 60 edición del Festival con una plaqueta entregada al Intendente.

Yamila Cafrune acompañada por cuatro guitarras

En la conferencia de prensa ella misma comentó el carácter de su presentación : “Para mí es un placer volver a Cosquín, cada vez que vuelvo a Cosquín me toca más difícil, el anterior fue el año pasado en que se realizó un homenaje al papi que me tocó estar una hora arriba del escenario y esta vez nada más y nada menos que en el cumpleaños número 60 de este festival, por eso no elegí un repertorio al azar, por eso no quise ser una más arriba del escenario, traje un folklore tradicional acompañada por cuatro guitarras.  No quise traer Paisajes de Catamarca que si bien es hermosísima, quería traerles algo con fundamento, empezamos con la zamba Homenaje al Cantor en la que se nombra a la mayoría de los cantores, seguimos con una chamarra de Aníbal Sampayo “El Río no es solo eso” que también fue uno de los pioneros del Festival de Cosquín, seguimos con “La Patria no se hizo sola” porque no se hizo, no se hace ni se hará sola, se va a hacer con todos nosotros y con todas nosotras en la que me acompañó Mariano Saravia  y después “Chacarera del tiempo” de Alma García  y Kelo Palacios donde dice lo que tiene que decir y al final la sorpresa más grande que era abrazarme en este escenario mayor con el hijo de uno de los padres del folklore que no por ser hijo de él tiene menos capacidad ni menos importancia para mí en lo personal, el Coya Chavero, el hijo de don Atahualpa Yupanqui.  Como Cosquín siempre nos regala cosas a nosotros, nos regala la posibilidad de estar sobre el escenario, quería darle la posibilidad de estar arriba del escenario y que el Sr. Intendente, Presidente natural de la Subcomisión Municipal de Folklore recibiera dos placas, una que quedará en el Museo del Festival y la otra para que la tenga en su despacho de la Municipalidad para que no se olvide que Cafrune fue la primera revelación pero que también sepa que puede contar con la familia Cafrune para lo que necesite, haya plata o no haya plata, nosotros los Cafrune vamos a estar en El Cosquín para lo que los coscoínos o las coscoínas necesiten.  Por eso agradezco al Pipulo (Claudio Juárez) que pidió el bis y me dio el honor y el gustazo que me acompañara Daniel Barrionuevo que por la mañana me cedió gentilmente su potro para que lo pudiera lucir yo en el desfile inaugural de Cosquín”.

–  Yamila, teniendo en cuenta la realidad argentina y lo que está sucediendo  ¿sentís que estamos ante la necesidad de un nuevo cancionero argentino?

–  No sé si un nuevo cancionero argentino, canciones tenemos para tirar al techo, la cuestión es saber elegirlas, y la cuestión es no caer en lo mismo de siempre, es decir, creo que no hay que venir acá para hacer las canciones que se hacen todas las veces en todos los festivales, eso es lo importante.  Canciones en el repertorio nacional tenemos muchas y muy buenas.  Ento0nces creo que sería cuestión de pararse y ver qué es lo que vos querés hacer, y si no  sabés qué es lo que querés hacer, al menos que es lo que no querés hacer, entonces elegís, ésta no la quiero hacer y no la hago por más que me traiga mucho marketing, por más que me traiga mucho aplauso, por más que yo sea famosa o famoso por esa sola canción, no me interesa cambiar una canción de calidad por una cantidad de discos vendidos.  Por eso es que tenésmuchísimo repertorio para elegir y de don Ata ni hablar.

–  Mariano Saravia, cómo surge la necesidad de traer a Manuel Belgrano al escenario Mayor?

–  Nosotros venimos haciendo un espectáculo con Yamila que se llama “La Patria no se hizo sola” que está basada en el disco “Independencia” de Jorge Cafrune de 1969.  Me parece que también desde el arte y desde la cultura tenemos que poner un granito de arena en la reconstrucción de la Patria, combinando con tu pregunta, como dice Yamila, capaz que no sea imprescindible que haya nuevas canciones, nosotros recuperamos canciones de ese disco de Jorge Cafrune, pero sí hace falta que  los hombres y las mujeres de la cultura se junten como hicieron Armando Tejada Gómez, Mercedes Sosa, Oscar Matus, en Mendoza en los años 60 y en los 70 pero en realidad era decir somos trabajadores de la cultura, tan trabajador como cualquier otro trabajador, como el trabajador de periodista o como el albañil, y nosotros también pensamos y también construimos la Patria.  Simplemente fue una muestrita de lo que venimos haciendo con Yamila.

Mariano Saravia y Yamila Cafrune

Momento antológico de la actuación de Yamila

En el tercer tema, Yamila presenta a Mariano Saravia y explica por qué la necesidad de revisar  “La Patria no se hizo sola”.

“Nuestro Presidente oficialmente designó a este año como el año de don Manuel Belgrano.  Entonces traerlo al escenario de Cosquín a uno de los padres de la Patria, es obligación y qué mejor que de la mano de un ilustre historiador y periodista Mariano Saravia con una canción que habla de la Patria porque este Cosquín tiene que ser identidad nacional”.

Inmediatamente comenzó a interpretar la canción de  Waldo Belloso y León Benarós.  Reproducimos las coplas y en medio de ellas la intervención de Mariano Saravia:

 A ver usted, compañero

Saque lanza y tercerola.

Vamos a ganar la Patria.

La Patria no se hizo sola.

 

Se fue haciendo de a poquito,

o a galope y a ponchazo.

Soy un veterano de eso,

disculpe, no me haga caso.

 

La Patria no se hizo sola,

la soñaron unos cuantos,

y la ganaron después,

unos hombres de a caballo.

 

Se despertó como libre,

un 25 de Mayo,

y luego en el Tucumán,

sin dueño nos declaramos.

 

La Patria no se hizo sola,

si quiere le voy contando:

A nosotros nos han ocultado muchas cosas, por ejemplo te dijeron que todo empezó un 25 de mayo de la nada, pero vos y yo sabemos que la Patria no surgió de la nada.  La Patria no se hizo sola, la soñaron unos hombres a caballo y mujeres también, la paisanada, la gauchería, la montonera, el criollaje, nuestros abuelos que eran gringos pero aquí se acriollaron, nuestros abuelos originarios que habían estado aquí desde siempre, y nuestros abuelos africanos, que fueron secuestrados, esclavizados y traídos por la fuerza.  La Patria no se hizo sola, la hicieron las grandes mayorías populares y la siguen haciendo.

La Patria tuvo pobreza,

y sus indios y sus gauchos,

tuvo yeguadas salvajes,

y campos sin alambrado.

 

Tuvo quién la defendiera,

peleando y montonereando,

y supo bien acriollar,

los gringos que la poblaron.

 

Le queda quién la defienda,

yo digo, es por si acaso.

La Patria tuvo pobreza y mucha y la sigue teniendo, una vergüenza, una Patria con tanta riqueza y con tanta pobreza, cómo puede ser, no hay ninguna justificación, pero sí hay una explicación, la desigualdad, el que mejor lo explica es Belgrano, nos lo dejó por escrito.  Manuel Belgrano dice acá hay dos clases de seres humanos los que pueden disfrutar de los bienes de la tierra  y los que solo pueden trabajar para que los otros disfruten.  Eso tiene que cambiar.  ¡Y qué mejor homenaje esta año a Belgrano que recuperar y empezar a hablar de las banderas de Belgrano!, las otras banderas, el trabajo, la producción nacional, el mercado interno, la igualdad de género, la educación igualitaria para todas y todos, el reparto de la tierra, y el respeto por la naturaleza.  Sabés qué pasa, qué es lo maravilloso de esta noche y de este nuevo Cosquín, que cuando creés que no te dejaron nada, siempre te queda algo, la memoria.  Cuando vos recordás por qué luchaban tus viejos, entendés para qué estás acá, sobre todo en este escenario y seguís adelante pero ahora mirando al que va junto a vos, por los que estuvieron antes, por los que vendrán después, porque la Patria no se hace sola, se hace con todos y todas

La Patria no tiene precio,

no se compra ni se vende,

se lleva en el corazón,

como prenda para siempre.

 

Ella sabe pedir cuenta,

cuando levanta la frente,

que no la invoquen en vano,

los hombres, ni las mujeres.

 

La Patria no se halla sola,

aprenda, si le conviene.

 


 

A Cosquín, pueblo y escenario de sueños musicales, cuna de referentes y estribo obligatorio para quienes anhelamos viajar por esta noble vida de la danza y de la copla, en sus 60 años de vida  infatigable, reciban esta ofrenda en nombre de don Jorge Cafrune, primera Revelación del Festival Mayor en el año 1962 y de toda mi familia. 

 


 

 

 

.