EDITORIAL – LUZ Y FUERZA DE CÓRDOBA NO PIERDE LA UNIDAD

Luego de las elecciones en nuestro gremio en diciembre del 19, en cada visita a los sectores de trabajo venimos dando a conocer una  pauta de la estrategia a continuar a partir del presente mes de marzo.

Durante estos primeros meses del año he visualizado claramente cuál es la actitud que mantiene la empresa  y cuál es el camino que ellos quieren seguir transitando, camino que como gremio no podemos acompañar porque lo que se está haciendo es  desproteger  a la Empresa Provincial de Energía.

La política que emana desde la Dirección de la Empresa que según ellos, es impuesta desde el Gobierno de la Provincia de Córdoba,  es una continua falta de respeto hacia el personal, con medidas persecutorias y buscando permanentemente minar el camino de la actividad sindical. Esto nos preocupa.

Ante esta irracionalidad empresaria que resistimos, apelamos a otros elementos que son fundamentales para que se mantenga el equilibrio de la  actividad sindical, que es resguardar a todos los trabajadores a través de las distintas denuncias que hemos realizado en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la Provincia que lidera el doctor Sereno que al día de hoy, a pesar de las solicitudes de pronto despacho, no nos ha dado ningún tipo de respuesta.

Siendo que el Ministerio de Trabajo de la Provincia -que es la autoridad  de aplicación- debe velar por los intereses y el  equilibrio  en la defensa y resguardo de los intereses laborales, así como también de los intereses de la Empresa Provincial de Energía, parece que lo único que se puede resguardar en la casa del control de las leyes laborales  es no precisamente la aplicabilidad de las mismas sino el desconocimiento de las mismas. Y eso genera alguna molestia porque hemos  sido tan explícitos en nuestras presentaciones, detallando la manera en la que está vulnerando el funcionamiento de la Empresa y los derechos individuales y colectivos de los trabajadores, que  resulta incomprensible no obtener ninguna respuesta por parte del Ministerio de Trabajo de la Provincia.

Hasta discriminan al personal

Hemos planteado la discriminación salarial, la Empresa niega a los trabajadores de Luz y Fuerza de Córdoba aumentos salariales que nos corresponden, sólo por no aceptar ni firmar la modificación del  Convenio Colectivo de Trabajo.  También hemos planteado la falta de pago de las horas extraordinarias realizadas y el reconocimiento de funciones superiores con efectivo desempeño.

Estas vulneraciones manifiestas de nuestro CCT parece que no las quieren reconocer, aunque  las denuncias en la Justicia indudablemente tendrán respuestas positivas para los trabajadores  al igual que en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

No se puede arribar al diálogo porque lo único que quieren es el “sí señor” … “como usted diga”, pero eso no responde a la fiel historia de Luz y Fuerza de Córdoba en la defensa irrestricta de los derechos de los trabajadores  ni a  la resistencia que ha caracterizado a nuestra organización sindical.

La Empresa persiste en impedir la acción gremial.  Si los miembros de alguna secretaría del Sindicato son convocados desde algún sector de trabajo por alguna denuncia o problema o duda   de los compañeros,  para la empresa ya es un problema. Se le debe recordar  al Directorio lo que es el rol de  las organizaciones sindicales y de los dirigentes gremiales que han sido votados por los compañeros.  Que sepan que este Consejo Directivo va a continuar fuertemente la actividad sindical.

Intentan minar la actividad sindical

Nosotros apoyamos poner de pie a la Empresa Provincial de Energía, por eso le decimos a los compañeros que hay cuestiones que hacen a las obligaciones que tenemos como trabajadores.  No tan solo es luchar en defensa de nuestros derechos y de la empresa estatal e integrada, hoy EPEC   se defiende  trabajando más que nunca, porque lamentablemente la empresa ha quedado a la deriva y debemos reconstruirla, con capacitación, adecuándonos también a las nuevas tecnologías respetando lo establecido por el CCT y en las leyes laborales vigentes.

Los funcionarios que hoy van a los sectores de trabajo y se muestran como que quieren una empresa modelo, que quieren que al sector ediliciamente no le falte nada, que las condiciones laborales sean las óptimas, que los trabajadores desarrollen su tarea tranquilos, por  otro lado no quieren pagar   las  horas extras, realizan traslados discrecionales, amenazan y amedrentan constantemente  a los trabajadores. Estos malos funcionarios van a un sector y durante dos horas intentan bajar línea tratando de demostrarle a los trabajadores que son buenos, pero parece que no saben que los trabajadores tenemos memoria.

Sobre los que hoy hablan y quieren justificar las medidas de vaciamiento de la EPEC con discursos sobre la EPEC “modelo”, sabemos los trabajadores  que son los que nos hicieron mucho daño durante estos dos años de conflicto, con sanciones,  descuentos en la BAE, no pago de las horas extras, no pago del reconocimiento de funciones, sanciones y descuentos por el solo hecho de reunirnos.

Ahora viene un gran desafío.  El Gobierno Nacional anunció la pesificación de las tarifas eléctricas y sobre este tema tan importante, nos llama la atención que los funcionarios no  estén hablando ni técnica ni políticamente  sobre este tema y solo se ocupen de que salga en los medios afines, política de destrucción de la empresa con una falsa  reducción de costos porque están  afectando la calidad del servicio con la consecuente  demora en la atención de los reclamos de los usuarios.

El mal funcionamiento de la Empresa se debe a estas políticas de ajuste dificultando la incidencia de los trabajadores en el buen funcionamiento con propuestas y aportes concretos.

No saben cómo hacer para gestionar exitosamente la Empresa ni para resolver los problemas que ellos mismos generaron, y ahora parece que necesitan de los trabajadores, y van por los sectores tratando de detectar quienes son afines a sus  políticas.  Por supuesto que lo  hacen amedrentando como ya están acostumbrados.

Estos gerentes importados lo único que van a hacer es dejarle un hueco económico a la Empresa por los posibles grandes negocios a través de las tercerizaciones  con adjudicaciones directas innecesarias perjudicando  a la Empresa, después  a los trabajadores y a todos los cordobeses. Fueron contratados para eso, y por eso necesitan eliminar la actividad sindical y la presencia  de los Delegados y del Gremio en los sectores.

La Empresa debe respetar todas las normas vigentes

La organización sindical va a plantear el control estricto a través de la ley de Contabilidad de la Provincia  y a través del Tribunal de Cuentas de la Provincia elementos que la dirección de la Empresa está realizando contra la normativa vigente. Como  ellos mismos dicen, buscan incidir para tratar de que todas estas operatorias en las contrataciones directas  realizadas en distintos ámbitos de la empresa no se investiguen, ni sean conocidas por las autoridades de aplicación y de control, tales como la contratación a la consultora Deloite, las contrataciones directas en el Centro de Cómputos de la mano de los gerentes de Kolektor, o las tercerizaciones en Automotores y Toma estado,  ni las nuevas metodologías implementadas en el ingreso al Edificio Central, violatorias del Convenio y de las normas de seguridad industrial.

Todas estas medidas forman parte de la política que viene desarrollando la Empresa por lo que se debe investigar qué posibles negocios hay detrás de cada tercerización.  Pero todo esto se quiere ocultar, por eso se trasladan compañeros de distintas áreas para que los trabajadores no podamos ver a dónde va cada expediente, a dónde se derivan las contrataciones, a quiénes se dirige cada licitación, cuáles son los procesos licitatorios.

Ellos mismos generan las condiciones para poder justificar una tercerización, por ejemplo la reducción de la capacidad operativa de Medidores y Conexiones fue hecha a propósito para que los  compañeros pidieran el traslado a distintos sectores, ante lo cual  automáticamente la Gerencia accedió. O como cuando  compulsivamente se trasladó a una trabajadora de la Gerencia Comercial, quien se desempeñaba en la jefatura de un sector importante como la de Facturación, justo cuando se estaba dando una reunión entre las partes para discutirlo.

Nosotros sabemos que esto tarde o temprano se va a corregir porque hay aspectos legales que van a empezar a prosperar y van  a tener que respetar más temprano que tarde.

Vemos que son muy rápidos para sancionar a los  trabajadores, pero hay errores e incumplimientos empresarios que no tienen ninguna sanción como por ejemplo esta contratación de los seguros para la flota de automotores de la EPEC; por ejemplo en una de las Guardias quedó el vehículo prácticamente tirado porque el seguro que había contratado la empresa pedía que con plata propia los compañeros pagaran el traslado al lugar de base. ¿Qué clase de seguro contratan? Queda evidenciado en el accionar de la empresa el reconocimiento de este error, porque el día miércoles se contrató el seguro de SOS, es decir que sí existió el error. Si esto lo hubiera hecho uno de los trabajadores de planta permanente de la EPEC hoy día estaría cesante o sería un compañero sancionado.

¿No hay sanción a los malos funcionarios y directivos de EPEC?

Nos preguntamos todos los trabajadores lucifuercistas, como el Consejo Directivo en su conjunto,  qué pasa que cuando hay este tipo de equivocaciones no hay ningún tipo de sanción para los funcionarios que actúan mal.

Parece que los Gerentes que cometen errores, o que hacen contrataciones directas o cuando no salen bien los resultados, acá está todo bien igual. Por eso es el “Sí señor” la política que quieren implementar, cometiendo abusos de autoridad  constantemente, sin que haya ninguna consecuencia para ellos.

Si el máximo nivel de responsabilidad de la empresa concreta contrataciones sin tener en cuenta en los pliegos todas las posibilidades, inmediatamente pasa a otra contratación en el término de 48 hs, como en el caso de la contratación de la empresa SOS,  es porque hay alguna cuestión rara.  Parece que los únicos que tenemos capacidad de absorber una sanción somos los trabajadores   que tenemos un nivel de categoría y responsabilidad inferior, en cambio   no se sanciona a todos los funcionarios que toman las malas decisiones  que han dejado la empresa al borde del abismo.

Hay que tener la cabeza fría en esto, tratando de leer la intención hay en un pasquín que manifiesta la intención de dividirnos. No estamos divididos ni vamos a estar divididos cuando hablamos de la necesidad de defender la EPEC, la organización sindical, nuestro CCT  y los puestos  de trabajo. Eso no se lo vamos a regalar a nadie. Podemos tener  propuestas distintas pero nunca vamos a estar enfrentados  entre trabajadores. Cuando hablan mal de la izquierda quiero decirles que también es una falta de respeto a la organización sindical porque en nuestra organización conviven compañeros de izquierda, de centro de derecha, pero todos con una sola convicción, la defensa del patrimonio  de la empresa provincial en manos del  estado y el respeto a los derechos de los trabajadores.

Sabemos que tarde o temprano los fallos laborales van a empezar a salir a favor de los trabajadores, pero como ninguno de los que inició esta política van a estar en la  Empresa Provincial de Energía o, si están, no querrán asumir la responsabilidad de haber cometido el error de una política que tarde o temprano se les vuelve en contra. Si nos remontamos un poco a la historia, en 2002 nos devolvieron el artículo 77 que lo había quitado en su totalidad el gobierno de Mestre.  Lo tuvieron que devolver con todos los reajustes y el reconocimiento de la retroactividad como siempre pasa cuando se vulneran los marcos legales,  tanto en el  ámbito de trabajo de la provincia  como en el ámbito de nación y en los fueros laborales.

Lo mismo pasó cuando se realizaron tareas que no fueron pagadas, cuando el Gobernador Mestre dio a través de la Ley de Emergencia económica de la Provincia un instructivo a la Empresa de que no se debían cubrir los cargos superiores, los cargos superiores se cubrieron.  Se realizó la función y la Empresa no la pagó en cada caso.  Después se la tuvieron que pagar  a no menos de seiscientos trabajadores, quienes  cobraron un montón de plata cuando el Ministerio de Trabajo dijo que el sindicato tenía razón ya que si hay un efectivo desempeño de la función, se paga y punto. Se le llevó los reemplazos, las denuncias, el testimonio de la realización de la tarea como pasa en todas y cada una de las estructuras de plantel vigente. Hoy estos funcionarios incurren en el mismo error por lo que es claro  que la Empresa se tiene que someter al respeto de las leyes, las leyes están para cumplirlas, no para violarlas.

Los gerentes importados son los malos de la película

La otra cuestión de fondo es que estos responsables que hoy día pululan por los sectores de trabajo mostrándose como los buenos de la película, fueron los que ocasionaron el deterioro  económico de cada uno de nosotros y de la propia organización sindical con el ahogo que hicieron con descuentos tremendos pasando por alto acuerdos que había con una gestión empresaria anterior, los  que el Directorio actual los olvidó, pese a que en muchos de estos acuerdos, algunos de sus actuales miembros  tuvieron participación, como por ejemplo en la descentralización comercial.  Pero hay derechos adquiridos, por lo que sí o sí, tarde o temprano, esos recursos volverán al bolsillo de aquel que fue de alguna manera vulnerado en sus derechos consagrados en nuestro Convenio Colectivo de Trabajo. Pero como siempre va a pasar, no va a haber ninguna sanción para los que generaron la deuda y la deuda la van a terminar pagando los cordobeses que son los que pagan la tarifa y los tipos que hoy son personeros, que ni siquiera saben de electricidad,  serán de alguna manera aquellos que se retirarán de la empresa, pasarán a ser un recuerdo no grato precisamente.

Estos funcionarios están dando muestras de volver a la etapa de modificar estructuras de plantel, para lo que sí o sí nos necesitan porque sin la participación de los gremios esto no se puede llevar a cabo, y lo que es más, hay que empezar a reconstruir la Empresa Provincial de Energía y la reconstrucción se hace pura y exclusivamente en la idea de levantar de nuevo a EPEC y esto no se logra sin los trabajadores.  Por eso hoy día somos más necesarios que nunca por lo que hay que ser bien cuidadosos en esto, hacer valer nuestros derechos y cumplir con nuestras obligaciones.

Doy un ejemplo  y si no es el correcto pido las disculpas del caso.  Creemos que si uno tiene que subir a un ring para una pelea debe hacerlo en óptimas condiciones físicas.  La idea es que en el marco de la unidad y de la preparación que necesitamos, debemos  corregir el error que pudiéramos haber cometido.  Debemos superar esos inconvenientes para subirnos al ring y salir de allí con el cinturón de oro defendiendo la Empresa Provincial de Energía, los puestos de trabajo y el CCT. Por eso es importante que se tenga bien en cuenta las cuestiones que nosotros las venimos diciendo, los traslados de Comercial siguen induciendo al miedo para que los compañeros no digan nada.  Y  nadie va a decir nada siempre y cuando le paguen lo que le corresponde y que el traslado sea por un tiempo determinado y que donde no haya estructuras de plantel tienen que sí o sí resguardarse sus derechos sobre la estructura vigente y si se hace una estructura nueva tenemos que estar todos de acuerdo, en primer lugar los trabajadores, y ahí saldrá la organización sindical en defensa de los compañeros que integran las estructuras del plantel.  Específicamente en la Gerencia Comercial es donde se focaliza la actitud, por lo que creo que es a través del desconocimiento de llevar políticas adelante que no tienen el consenso de nadie, ni la consulta de nadie y tienen un cúmulo de equivocaciones tremendas que más temprano que tarde va a traer los frutos que nosotros pretendemos en las denuncias que estamos realizando, las que hemos planteado y las que presentaremos.  Por ejemplo cuestiones de las que se desconoce cuál fue el mecanismo que utilizaron, por lo que serán responsables porque en algún momento tendrán que decir por qué dejaron acumular deuda de los compañeros por el tema de la tarifa, o compañeros que no sabían que tenían una deuda que no le habían pasado el descuento respectivo en el recibo de sueldo.  Será por eso también que en el recibo de sueldo con la nueva metodología adoptada inconsultamente,  no está indicado cuántas horas extras hicimos, cuántas comidas se nos pagaron, tampoco está identificada la sobreasignación.  Están utilizando un formato en el que resulta muy difícil de leer lo que el empleador está obligado a darnos como elemento de información fundamental para el trabajador.

Estas cuestiones no son cosas menores y seguro que los gerentes sobre estas cuestiones no hablan, porque les preguntamos quién es el que dio la orden de acumular deuda y todos miran para un costado, pero cuando van a los sectores de trabajo se posicionan en decir “somos los buenos que nunca les sacamos nada de la BAE, que nunca los sancionamos, que nunca cesanteamos a compañeros, que nunca hicimos nada malo, al contrario”, pero hoy día aplican metodologías buscando provocar enfrentamiento entre nosotros los trabajadores, ponen a compañeros de menor antigüedad, de menor categoría en cargos de funciones superiores, entonces pregunto, si eso no es generar un problema interno, ¿qué es?

Buscan  a través del miedo y la injusticia que los mismos trabajadores se enfrenten en sí, por eso hay que tener cuidado, porque aparte ya lo vivimos, los más viejos tenemos que empezar a hablar y hacer docencia de esto. En más de una oportunidad cuando va cualquier Secretario a hablar de cualquier necesidad de consulta de un sector, ya sale automáticamente un memorándum preguntando cuánto tiempo estuvieron, cuántos fueron de la organización sindical y qué terminaron resolviendo, cuando nosotros cada una de las cuestiones que resolvemos se las notificamos por escrito. Al margen de eso, que nos limitamos en el tiempo para poder desarrollar la respuesta a alguna duda de un compañero, hoy ya tranquilamente son los Gerentes los que hacen reuniones que superan las dos horas provocando el atraso del servicio, o sea que según ellos, la necesidad operativa únicamente se ve cuando vamos los dirigentes gremiales, cuando va un gerente parece que no.

Continuaremos en los sectores de trabajo

Si esto no es eliminar la actividad sindical, díganme qué es lo que es. Entonces vamos a tomar actitudes como las que tuvimos oportunamente con el directorio de la Empresa, los más viejos empezamos a hablar y como había mucha necesidad de servicio y había que ir a la calle, nos fuimos a la calle y el Directorio quedó a la espera de que nosotros regresáramos cuando hubiese menos necesidades operativas en la calle porque el servicio no estaba en condiciones. Una vez un Director dijo si los trabajadores están en la base es porque está entrando un flujo importante de dinero porque no tenemos ningún cable cortado, ningún inconveniente que afecte el servicio, por lo que es importante cuando los trabajadores están en situación de la espera de un reclamo, es porque los reclamos están al día, bueno parece que esto ni siquiera se entiende. En muchos casos me sorprendo que me dicen que va un gerente y pregunta si en las guardias hay atención al público, no saben que en los perímetros de acción de las Guardias Norte, Este, Sur y Argüello, hay usuarios que van directamente por el conocimiento que tienen de la actividad que desarrollamos a pedirnos de que acudamos rápidamente porque hay un cable cortado, una casa electrizada o alguna otra situación. ¿Acaso no sabían que hay trabajadores que atienden a los usuarios? ¿No sabían que hay policías que resguardan los distintos sectores donde está el personal de turno y hay que proteger el patrimonio de la EPEC? Quieren seguir reduciendo capacidad operativa para seguir generando tercerización y a lo que se gasta en tercerización se le debe agregar el costo del retrabajo porque después el personal de planta permanente debe corregir la tarea que se realizó mal por parte de los terceros. Esto ya lo vivimos y la Justicia se pronunció en su momento para que todo volviera a foja cero, dictaminando que se devuelva el trabajo a los trabajadores que conocen este tema y dejen de hacer un gasto innecesario a la Empresa porque el costo de estas malas decisiones la pagan todos los cordobeses.

Entonces entramos a ver ahí cuál es la función pública de cada uno de los responsables que toman estas decisiones.  Parece que los gerentes importados no lo han entendido y siguen siempre con la misma, siguen no entendiendo que las metodologías de trabajo que quieren implementar específicamente en los sectores operativos, son erróneas. Van y dicen que quien no haga la función de chofer será sancionado si por algún problema le fue a dar una mano a un oficial para poder llegar más rápido a otro reclamo.  Pero amenazan con sanciones si en un accidente le estabas alcanzando una masa a un compañero cuando su función es ser chofer únicamente.  Entonces eliminan lo que posibilita mayor eficacia en el trabajo ante la falta de personal que es la colaboración entre todos.  Y son estos funcionarios los que agudizaron el problema de faltante de personal con sus políticas de las PAV que sumadas  las jubilaciones ordinarias,  indudablemente agravan el problema de  la falta de personal que lamentablemente existe en las estructuras de plantel descentralizadas, tanto en Mantenimiento de Líneas Aéreas Norte y Sur como así también en la parte de Mantenimiento Subterráneo.  Si siguen tratando de aplicar este tipo de mecanismos, lamentablemente el atraso en la atención de los reclamos va a ser enorme y perderemos la característica de EPEC de llegar pronto al usuario a diferencia de las empresas privadas. No lo digo desde el desconocimiento, lo digo con la tremenda certeza de que esto ya pasó y le dio malísimos resultados a la Empresa ya que los trabajadores no podíamos llegar nunca en tiempo real a dar la calidad de servicio.

Es la Empresa la que viola la ley de Servicios Esenciales

Entonces, ¿qué pasará si termina siendo que -tal como lo afirmamos nosotros- es la misma empresa la que  genera un lock out patronal, que efecto va a tener la ley de Servicios Esenciales? ¿A quién va a notificar el ERSEP sobre esta equivocación? A los trabajadores no, porque el trabajador va a hacer lo que por Convenio Colectivo de Trabajo corresponda, tarea pagada, tarea abonada, tarea realizada.  En qué terminará la calidad de servicio si amenazan “si vos estas cobrando la categoría de chofer no podes hacer nada más que de chofer”, fíjense a dónde nos están llevando, fíjense  dónde termina.  Y en el medio de esto están los famosos proyectos sin firmas en baja tensión, en Subterráneo, en Líneas Aéreas, en distintos sectores. Proyectos que terminarán en un tercero, ¿quién es el tercero?, ¿dónde está la firma de la resolución de que esa tarea vaya a un tercero?, ¿quién será el responsable si hay un accidente?

En una licitación para después generar una adjudicación, por ejemplo entre otros ítems se especifican  los elementos de seguridad necesarios y se establece las sanciones si no se cumplimenta con los mismos hasta el punto de hacer caer automáticamente la ejecución de la obra o servicio. Hoy lamentablemente entramos a la empresa y vemos que en la empresa de seguridad sus empleados están de zapatillas y a nosotros cuando estábamos en la estructura de Seguridad y Vigilancia un poquito más y nos exigían estar en un lugar de atención al público con un casco y cinturón de seguridad. Estas cuestiones lamentablemente las vivimos en el día a día y no se entiende que no conocen lo que es EPEC pero sí saben perfectamente el daño que le están haciendo, pero ahora hay que parar esto.

Para el martes 10 está convocada la Reunión Conjunta

Ahora compañeras y compañeros ya no hay más división entre nosotros, acá no hay izquierda, no hay derecha, no hay centro, acá hay trabajadores de Luz y Fuerza. Ya pasó el proceso eleccionario, ya se definieron cuestiones estratégicas, ya hemos asumido un compromiso de que este año estaremos abrazados todos juntos, no sólo para resistir sino para tomar la ofensiva  entre todos.  Será analizado profundamente en la próxima Convocatoria a Reunión Conjunta de Consejo Directivo y Cuerpo General de Delegados el próximo martes 10, una vez que sea debatido en el Secretariado y en el Consejo Directivo.

El objetivo es  delinear un plan de lucha continuo en el tiempo con la responsabilidad de la ejecución del mismo entre todos y cada uno de los trabajadores afiliados a nuestra organización sindical. Debemos trabajar en conjunto entre todos los sectores que dignamente participaron en la contienda electoral que ya terminó.  Es lo que nos dará la garantía de un plan de lucha continuo y que de una vez por todas se den cuenta que Luz y Fuerza de Córdoba no está dividido, tiene estructura y fuerza porque los trabajadores lucifuercistas han perdido el miedo. Es hora de comenzar a hacer lo que de alguna manera se demoró o lo que no se transmitió correctamente o lo que no se entendió, también puede haber sido eso.

Ya pasó  y hay que salir a recuperar lo perdido, hay que ganar lo que tenemos e ir por más. Dignificar la actividad sindical y  fortalecer la unidad, es la herramienta indestructible para que nos devuelvan lo que nos han quitado a través del reconocimiento de los errores o si no quieren reconocerlos, que dejen de lado la política equivocada, mezquina y pongamos a la EPEC donde tiene que estar, para eso estamos los trabajadores de pie.

 

Gabriel Suárez

Secretario General

 

 

.