CORONAVIRUS: FRENTE A UN ENEMIGO INVISIBLE

Cuidarte es cuidar a todos 

La propagación mundial del virus COVID 19, desde su foco  inicial en China, provincia de Wuhan,  pasando por  Oriente Medio, EEUU y  Europa, llegó a Latinoamérica a finales de febrero cuando se reporta el primer caso en Brasil. Declarado  oficialmente  pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS)  el 11 de marzo, luego de que se detectaran casos en todos los continentes,  el COVID 19  ha puesto el mundo patas arriba, colapsando los sistemas sanitarios de varios países y acelerando una crisis económica que, ya se predice,  será profunda y con consecuencias duraderas.

 

Un crecimiento vertiginoso

El 8 de diciembre y en los días subsiguientes se reportan en la provincia de Wuhan casos de “neumonía atípica” en pacientes que no responden al tratamiento clínico.  Mientras los casos se multiplican exponencialmente en China y se suceden los primeros contagios en Tailandia, Corea y Japón,  las autoridades sanitarias chinas inician una investigación biomédica sobre los casos, logrando identificar al nuevo virus,  llamado inicialmente 19nCOV, y compartiendo  su secuencia genética con los países del mundo  para desarrollo de  kits de diagnóstico.

A fines de enero, el número de contagiados en China asciende a 2700  y el número de muertos llega a 100, asimismo ya se han reportado para esa fecha los primeros  casos en EEUU y en Europa, siendo Francia el primer país en confirmar un contagio.

En febrero ya  hay docenas de casos en Irán, Pakistán, Afganistán y Armenia. En Europa, Italia se convierte en el segundo foco mundial de coronavirus después de China y, lamentablemente,  en un ejemplo de lo que no había que hacer.  Es que Italia que recibió los primeros contagiados los primeros días de febrero, no decretó la cuarentena sino recién 1 después, cuando ya la cifra de afectados había hecho una curva exponencial y el sistema sanitario colapsó por la cantidad de casos receptados simultáneamente.

 

La importancia de la Salud Pública

Si hay algo que ha demostrado esta pandemia es la importancia que tiene para la vida de las personas  el acceso a la salud como un derecho humano, basta pensar en los miles de infectados en Italia o EEUU que no tienen ningún tipo de cobertura, sencillamente porque allí la salud, es pública, pero no gratuita, quien no puede pagar, no tiene derecho a la salud, ni a la atención.

Cuando se trata de salud, las soluciones vienen del estado o no vienen, una primera lección que nos deja la pandemia de coronavirus que tiene en vilo a la población mundial, es que los países con sistemas débiles de salud pública y gratuita, o bien que no garantizan el acceso gratuito a la salud como un derecho han visto agravado el efecto del coronavirus sobre su comunidad. No es que sea nuevo, es algo que padecen millones de seres humanos en todo el mundo, pero la pandemia no ha hecho más que poner en evidencia las falencias de un sistema hiperfinanciarizado , globalizado pero profundamente desigual socialmente.

 

Argentina: a la altura de las circunstancias

Desde el 4 de marzo, día en que se confirmó el primer caso de Coronavirus en la Argentina, el Gobierno Argentino ha ido intensificando las medidas con un alcance y profundidad creciente, en un fino  y responsable equilibrio  que tomó en consideración no sólo el resguardo de la salud pública sino también la grave situación económica y social que atraviesa nuestro país.

Desde el 6 de marzo se van tomando medidas cada vez más restrictivas a fin de contener la explosión de contagios, y a su vez, dando tiempo al Gobierno a crear paquetes de medidas que no dejen desamparados a muchos argentinos y argentinas que dependen de la actividad normal para sobrevivir, comerciantes, trabajadores independientes, niños y ancianos que garantizan al menos una comida en comedores o residencias.

Así, se crea Licencia especial para trabajadores que regresen de las zonas afectadas, justificación de inasistencias en las escuelas, creación de un fondo especial de 1. 700 millones, cierre de los espacios culturales nacionales y de suspensión de todos los espectáculos públicos y masivos a nivel nacional

El 11 de marzo mediante el  Decreto de Necesidad y Urgencia  260/2020 se  declara la emergencia sanitaria en todo el territorio nacional.

Entre el 13  y el 15 de marzo se amplían las medidas suspendiendo las clases en todos los niveles educativos y dando licencia a todos los trabajadores de la administración pública por 14 días.  Al mismo tiempo también se toman medidas de auxilio económico a los sectores más vulnerables, como sostenimiento de  comedores,   aumento de las Asignaciones Universales por hijo y bono a jubilados.

A su vez, se establece la construcción de 8 hospitales modulares de emergencia.

 

No entrar en pánico,  si Cuidarnos y prevenir

Al 19 de marzo hay en el  mundo 219 mil casos confirmados, con 8732 muertos, pero también hay 83, 313 recuperados. Explican los especialistas que lo importante es espaciar el número de contagios para que el sistema de salud pueda absorberlos y darles cuidado, dando tiempo también al desarrollo de una cura o la llegada de medicina, como el Interferon Cubano, que ya fue probado en China y les ha dado muy buen resultado.   También es importante  no entrar en pánico y saber que no necesariamente contraer el virus significa enfermar gravemente o morir.

¿Qué medidas de prevención debemos tomar?  La prevención y la acción colectiva  responsable frente a la pandemia del Coronavirus es fundamental para minimizar el número de contagios. Se indica: Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, utilizar alcohol en gel si se está en la calle o trabajando, para higienizarse hasta poder lavarse  las manos; Al toser o estornudar  cubrirse  la boca y nariz con el codo; Ventilar los ambientes en tu casa y lugar de  trabajo; Desinfectar los ambientes y las superficies: escritorios, mesadas, pantalla de celular, teclados de computadoras, controles, perillas; No compartir  el mate, ni elementos de uso personal, cuidar las defensas alimentándose y descansando  bien, incluir en la dieta verduras, frutas y  mucha vitamina C (presente en los cítricos).

 

Cuáles son los síntomas y cómo actúa el Coronavirus

Los síntomas del coronavirus son  tos, fiebre  alta, dolor de garganta o dificultad respiratoria. Es importante saber que no necesariamente si se tienen  estos síntomas se está  afectado por COVID.19. Al detectar los síntomas, se indica   NO auto medicarse. Llamar al servicio de Emergencia, ECCO para el caso de afiliados a la Obra social de Luz y Fuerza, y seguir las instrucciones que ellos indiquen.

¿Cómo se contagia?  Y ¿Cómo actúa el Coronavirus? Lo que han aprendido los científicos en estos meses, es que el Virus COVID-19 ingresa se contagia a través de las gotitas de saliva que pasan al aire por tos o estornudos, ingresa  a través de la nariz, la boca o los ojos. Las partículas virales viajan al fondo de los conductos nasales y las mucosas del fondo de la garganta, adhiriéndose a un receptor particular de las células.

Las partículas de coronavirus tienen proteínas en forma de puntas que sobresalen de su superficie, y estas puntas se adhieren a las membranas de las células, permitiendo que el material genético del virus ingrese en la célula humana y provocando su reproducción en el metabolismo. El virus desciende por las vías respiratorias, hacia el sistema bronquial y los y pulmones, desarrollando  inflamación e infección (neumonía), en los peores casos.  Es importante aclarar que el 80% de los pacientes infectados tienen síntomas leves, pero el 20% enfermó gravemente, en algunos casos, con desenlace fatal. Por eso se insiste mucho en la necesidad de fortalecer el sistema de defensas y cuidarse mucho, especialmente si ya hay patologías previas.

¿Quiénes son pacientes de riesgo?  Están en riesgo  las personas mayores  de 60 años, como así también las  embarazadas y las personas que presentan alguna de  estas patologías previas:  EPOC, enfisema congénito, displasia broncopulmonar, bronquiectasias, fibrosis quística, asma moderado o severo; insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, valvulopatías y/o cardiopatías congénitas; inmunodeficiencias, diabetes, insuficiencia renal crónica con necesidad de diálisis presente o  con expectativa de ingresar a diálisis en los próximos 6 meses. Estas personas no deben  no concurrir a trabajar y deben minimizar el contacto social

-Son pacientes de riesgo también aquellos que viajaron al exterior a las zonas de riesgo o alguien de la  familia lo hizo, ante esto se debe avisar, y seguir los pasos de la Cuarentena Obligatoria.  No hacerlo pone en riesgo a otros y tiene consecuencias penales.

Cuidemos la salud entre todos y minimicemos el riesgo de contagio

 

 

.