RECHAZAMOS NUEVO RECORTE PREVISIONAL

El Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba manteniendo firme su posición histórica, rechaza enérgica y contundentemente cualquier tipo de ajuste salarial y jubilatorio.

 

Hace un tiempo advertíamos el quiebre económico de la Provincia que no es producto de la pandemia en el mundo ni tampoco del Aislamiento Social Preventivo Obligatorio en toda nuestra querida Patria. Y habíamos anticipado que en 2020 volverían a la carga con alguna artimaña nueva, tal vez con distintas denominaciones, para instalar en la sociedad cordobesa nuevamente la Armonización Previsional que indudablemente recaerá en los jubilados y pensionados de nuestra Caja de Jubilaciones provincial. Decimos nuestra, porque es de los trabajadores que somos los verdaderos aportantes y garantes del Sistema Solidario de Reparto.

 

Y empiezan a volver a la memoria algunas recetas que fueron las que desfinanciaron nuestra Caja, como los retiros voluntarios, las jubilaciones de privilegio que precisamente no la cobra ningún trabajador; todas las decisiones políticas tomadas desde el retorno de la democracia a la fecha, nunca pudieron recuperar el equilibrio económico de nuestro sistema previsional.

 

Hoy se utiliza como pretexto del recorte la situación económica derivada del Aislamiento Social, y sucede lo de siempre, el gobierno provincial apela al ajuste, en esta oportunidad fijando un nuevo tope de la jubilación máxima (Art. 53 de la ley jubilatoria) de $ 201.000 a $ 110.789 y a partir de allí aplicar una reducción de hasta el 10% en los haberes, por el término de cuatro meses.

 

Es más que evidente que la Provincia tiene serios inconvenientes económico-financieros que no los oculta cuando habla abiertamente de la posibilidad de la emisión de bonos para palear el quebranto financiero del que no tienen responsabilidad los jubilados ni los pensionados, ni todos los aportantes a la Caja de Jubilaciones, sino es producto del desacople económico, ni más ni menos que la quiebra económica-financiera de la Provincia. Por eso con este recorte en las jubilaciones, se pretende obtener aproximadamente 95 millones de pesos por mes para el pago de deudas contraídas irresponsablemente en dólares.

 

Esta falta de sensibilidad política la exponen en este momento que el riesgo de contagio afecta más al sector de la tercera edad que requieren una mayor necesidad de atención permanente y personalizada porque es el grupo que más consume medicamentos y donde se concentra la mayor cantidad de muertes por el Covid-19. Esta medida arbitraria se suma al impacto desfavorable causado por el mal llamado impuesto a las Ganancias y a la reducción de los haberes producida por la inconstitucional ley 10.333.

 

¿Qué dirán ahora los medios corporativos? ¿Dirán que por algo será? Pero a nosotros ya no nos importa, porque no aceptamos ser nuevamente la variable de ajuste; que hoy aporten los sectores del poder económico concentrado y que para eso, nuestros representantes en el Congreso Nacional apoyen sin excepción la ley del impuesto a los Grandes Capitales, para que los que siempre se beneficiaron con las políticas neoliberales durante tantos años, aporten parte de sus ganancias extraordinarias o ganen menos o un poco menos de lo que están acostumbrados. Seguro que a estos medios hegemónicos no les gustará, por lo que exigimos la no instrumentación de este recorte que rechazamos.

 

En resguardo de nuestros compañeros jubilados y pensionados, estamos haciendo las consultas legales necesarias para realizar los planteamientos que correspondan, porque seguimos velando por jubilaciones y pensiones dignas que permitan una recuperación real del poder adquisitivo perdido.

 

 

¡BASTA DE AJUSTE, NO AL RECORTE¡

 

QUE EL QUIEBRE DE LA ECONOMÍA DE LA PROVINCIA LO PAGUEN LOS QUE SE BENEFICIARON CON LAS POLÍTICAS NEOLIBERALES

 

Cba, 30/4/2020

 

    Gabriela Del Bosque             Daniel Tapia                           Gabriel Suárez

    Secretaria de Prensa    Secretario de Previsión Social     Secretario General

 

Compañeros y compañeras jubiladas en lucha (foto de archivo)

 


 

SECRETARÍA DE PREVISIÓN SOCIAL

Rechazamos una nueva confiscación jubilatoria

 

Con fundamento en la emergencia sanitaria por la pandemia, el gobernador se rebajó su sueldo transitoriamente -por cuatro meses- y el de la planta política, sumándose también el Poder Legislativo.

Con igual argumento, dispuso por decreto y de manera arbitraria (como en diciembre de 2015 cuando se aprobó la ley 10.333) una nueva reducción de las jubilaciones más altas de los trabajadores aportantes a la Caja provincial, en la que incluye a los poderes Ejecutivo y Legislativo pero exceptúa a ex magistrados y funcionarios del Poder Judicial, Tribunal de Cuentas y Fuerzas de Seguridad. Para ello apeló a la modificación del tope de la jubilación máxima previsto en el artículo 53 de la ley jubilatoria provincial, bajándolo de $ 201.000 a $ 110.789 a partir del cual se aplicará un recorte en el haber básico de hasta un 10%, también por cuatro meses. El gobierno, con el fin de evitar futuros litigios, estableció expresamente que la reducción no puede perforar el llamado “núcleo duro” fijado por el Tribunal Superior de Justicia en el caso Bossio, que impide pagar jubilaciones por debajo del 82% del salario neto de los activos (el 82% del 82%).

Teniendo en cuenta esto y que el cálculo que practica la Caja de Jubilaciones según la ley 10.333 es el 82% del 89%, existiría un margen del 7% para recortar haberes.

Está claro que tenemos dificultades económicas que arrastra la situación de aislamiento social en toda nuestra querida patria, pero entendemos que la decisión del gobierno en realidad deja al descubierto el desbarajuste financiero de la Provincia producto de una equivocada administración que irresponsablemente tomó deuda en dólares y ahora aprovecha la contingencia de la pandemia, para procurarse un “ahorro” de recursos con la reducción jubilatoria (unos $ 95 millones por mes) para destinarlos al pago de la deuda. Por eso de ningún modo aceptamos que la pandemia sea el verdadero y único motivo del recorte. Nuevamente apuntan como variable de ajuste a una importante cantidad de compañeros jubilados y pensionados de EPEC, municipales, bancarios y otros sectores sindicales, que verán afectados injustamente el derecho de propiedad que viene siendo atropellado por aplicación de la inconstitucional ley 10.333 y del impuesto a las Ganancias.

Lamentablemente se continúa vulnerando los marcos legales que resguardan la intangibilidad de las jubilaciones y pensiones, castigando a quienes pudieron acceder a una jubilación digna en base al nivel y la cantidad de años aportados y que en el caso de los lucifuercistas está garantizada por nuestro Convenio Colectivo de Trabajo 165/75.

Nos oponemos enérgicamente a este ajuste jubilatorio y en defensa de nuestros compañeros pasivos la organización sindical se encuentra evaluando las distintas acciones a seguir.

 

.