DÍA MUNDIAL DE LA SEGURIDAD Y LA SALUD EN EL TRABAJO

El 28 de abril es el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, y este año el abordaje se enfoca a la importancia de las medidas de prevención para contener y evitar la propagación del COVID 19 en el ámbito del trabajo, así como de enfermedades infecciosas. Asimismo el tema adquiere cada vez más relevancia más allá de la pandemia y apunta a fortalecer los mecanismos y medidas de seguridad y prevención de los accidentes y enfermedades laborales.

En nuestro caso, por estos días a la obligación de cumplir las 5 reglas de oro de seguridad para el trabajo eléctrico, se suman las medidas de prevención y protección establecidos  para todos los que prestan distintos servicios esenciales fuera de sus casas, en medio de la cuarentena social por el COVID19.

La noción de trabajo decente de la OIT

Desarrollado en 1999, por la Organización Internacional del Trabajo, el concepto de trabajo decente se fundamenta en que la Justicia Social no puede subordinarse a la economía, y que de la pobreza la mejor forma de salir es creando trabajo digno. Asimismo, un Trabajo decente es un concepto que busca expresar lo que debería ser, un buen trabajo o un empleo digno. El trabajo decente es aquel que dignifica y permite el desarrollo de las propias capacidades, no el que  se realiza sin respeto a los principios y derechos laborales fundamentales, ni el que no permite un ingreso justo y proporcional al esfuerzo realizado, sin discriminación de cualquier tipo, ni el que se lleva a cabo sin protección social, ni aquel que excluye el diálogo social y el tripartismo.

Dentro de esta misma noción, un trabajo digno o decente es aquel en el que están garantizados la salud y la seguridad del trabajador y su entorno.

El riesgo del trabajo eléctrico

Sabemos nosotros como trabajadores de EPEC que nuestra actividad es de riesgo, y por eso son fundamentales las medidas de prevención y el cumplimiento de las normas de seguridad, que apuntan a evitar los accidentes, muchos fatales o incapacitantes, que tantas veces hemos lamentado. El 28 de abril es también el día en que se conmemora la Jornada Internacional de Conmemoración de los Trabajadores Fallecidos y Lesionados, para así honrar la memoria de las víctimas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, por lo que en este día recordamos a todos los compañeros que perdieron la vida cumpliendo con el servicio o que sufrieron un accidente grave.

Según la Superintendencia de Riesgos del Trabajo “La presencia de energía eléctrica tanto en operaciones con Tensión o sin Tensión, y en niveles de energía de baja, media o alta tensión, involucra en sí mismo, un riesgo en la ejecución de los trabajos debido a diferentes factores vinculados al ambiente, diseños de equipamiento, apresuramientos operativos y de mantenimiento. A su vez la continuidad eléctrica se relaciona muchas veces, con soportes de vida, ventilaciones en atmósferas peligrosas, o circuitos de emergencia entre muchos otros, que hacen que el tema eléctrico sea esencial no solo para el que opera directamente, sino para terceros cuyas vidas dependen de esas operaciones. El nivel de conocimiento e involucración de cada trabajador en la tarea y su convicción sobre los conceptos de seguridad necesarios para llevarla a cabo, son solo una parte del espectro a tener en cuenta para ejecutar un trabajo en forma segura. Tanto en la Generación, Transporte o Distribución de energía eléctrica, se observan niveles importantes de accidentabilidad, particularmente acentuado en la Distribución de Energía”.

Es por esto que tanto se insiste  desde nuestra Organización sindical, trabajando específicamente a través de la Comisión de Seguridad e Higiene, en la adopción y respeto de las medidas de seguridad y en la exigencia a la EPEC de los elementos de  seguridad necesarios.  Las 5 reglas de oro, de las que tanto hemos hablado apuntan a reducir la accidentabilidad en nuestra área y en poner todo nuestro empeño en evitar nuevos accidentes e incluso muerte de compañeros que tanto dolor nos ha causado.

Doble cuidado

A su vez en este contexto de emergencia por la pandemia de COVID 19, debemos cumplir las recomendaciones de prevención, cuidado e higiene: lavarse frecuentemente las manos, no compartir el mate, ni vasos, ni utensilios de uso personal, al toser o estornudar taparse con el pliegue interno del codo, ventilar los ambientes de trabajo, al salir llevar alcohol  en gel e higienizarse las manos frecuentemente, usar barbijo al  salir, limpiar las superficies del ambiente de trabajo como mesas, mesadas y teclados, no tocarse cara, mantener el distanciamiento social con los compañeros de trabajo, higienizar y desinfectar los espacios con lavandina.

Al cumplirse el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el trabajo, las felicitaciones de siempre a los trabajadores y trabajadoras de EPEC, que en este contexto cumplen ejemplarmente su tarea, sumando un riesgo al riesgo habitual del trabajo eléctrico, exponiendo su salud. Asimismo  instamos a la Dirección de la Empresa a apostar al diálogo con los trabajadores y su organización sindical, especialmente en este contexto, siendo una de las recomendaciones de la OIT en materia de seguridad y salud laboral la acción tripartita: Estado, empleadores y organizaciones sindicales.