OTRO BOCHORNOSO ACTO LEGISLATIVO

Hemos vuelto a ver lo que Luz y Fuerza de Córdoba en soledad hace no mucho tiempo anunciamos  cuando fuimos al último Cabildo Abierto frente a la Caja  de Jubilaciones, en esa oportunidad  dijimos que volvía la intención de armonización.   Lo dijimos siempre y nos opusimos siempre y reclamamos siempre y el gobierno siempre hizo lo que impulsaron sus  socios de los desaciertos y la falta de respeto al pueblo.  Estamos aproximándonos a la fecha del Cabildo Abierto de Mayo y en contraposición tenemos este Cabildo Cerrado que es la Legislatura, que lo único que terminó haciendo es violar una vez más los derechos de jubilados y pensionados que es un sector vulnerable.  Pero en esta oportunidad, para que no quedara ningún tipo de diferenciación, aprovecharon para ir contra el futuro previsional de los trabajadores activos aprovechando esta etapa de aislamiento obligatorio cercando la  ciudad para que no ingresáramos con el pretexto de evitar  focos de contagio que se habían empezado a disparar.

Dejaron solo al Ministro de Salud para explicar por qué se retrocedía una fase en el aislamiento, mientras estaban vallando la Legislatura para poder procesar una ley bochornosa que nuevamente deja a la política de la provincia de Córdoba, como decimos nosotros, en pañales, sin concepto, sin contenido.  Al terminar el aislamiento social, iremos a explicarle a cada una de las localidades lo que votó cada uno de sus legisladores, porque la gente votó gobernador y legisladores  para que los defendiera, no para que los ajuste.  Eso es parte de la política que vamos a desarrollar dentro de la estructura de este Frente de los Gremios Aportantes a la Caja que de alguna manera venimos peleando siempre.

Creo que en esta oportunidad hay más elementos irregulares que pueden llegar a plantearse con respecto a la inconstitucionalidad de la ley sancionada, porque hacen un recorte cuando un DNU no lo permite.   Hoy día cuando la Nación está poniendo plata para los distintos sectores para evitar los recortes, prohibiendo las cesantías, las suspensiones y los recortes, en Córdoba se hace exactamente lo contrario, se ajusta y se ajusta otra vez porque recientemente se recortó a las jubilaciones más altas en una actitud despótica del gobernador que decide rebajarse el sueldo pero imponiendo a los jubilados que ellos deben aceptar la disminución de sus haberes. Pero acá hay leyes, hay convenios colectivos, está la Constitución Provincial y hay una situación política nacional totalmente distinta,  donde el Estado está custodiando los marcos legales, al pueblo, focalizando la preservación de la salud como eje primario y no en proponer y dar riendas sueltas a los recortes como lo están haciendo aquí en la Provincia, y eso también es un análisis que tenemos que hacer nosotros.

Por eso las organizaciones sindicales, Luz y Fuerza de Córdoba siendo parte de esta unidad de concepto de los gremios aportantes a la Caja, nos declaramos en estado de conflicto. Por qué planteamos esto, porque no estamos de acuerdo en un montón de cosas como la actitud del gobierno de no convocar a todos los sectores interesados a debatir la situación previsional y la económica y entre todos consensuar un modo de salir adelante, porque la Provincia por el endeudamiento en dólares ya está quebrada, nada más que no saben de qué manera sortear este inconveniente.  No se hacen cargo de la deuda contraída irresponsablemente contra los intereses del pueblo de Córdoba, la que próximamente se vence, es un monto importantísimo,  entonces resuelven recortar en todos lados para buscar cómo achicar el mal denominado gasto público, con los recortes salariales a los lucifuercistas,  a los jubilados y otros sectores.

Lo que les pasó a los compañeros municipales es lo mismo que nos pasó a nosotros, el Ejecutivo Municipal presenta proyectos de Ordenanza  y hacen que los mano de yeso aprueben.  Así se consuman las violaciones sistemáticas de los marcos legales existentes desde el retorno de la democracia a la fecha. Creo que en la provincia de Córdoba es donde más se han atropellado las leyes.

Pero volvemos al mismo rechazo de siempre, rechazamos la reducción del haber jubilatorio que daría una pérdida del 6% llegando al límite del denominado “núcleo duro” que no debe perforarse; rechazamos la modificación de la base de cálculo porque con todo el despegue inflacionario imagínense lo que es tener una base de cálculo de 10 años; rechazamos la reducción del porcentaje de las pensiones de un 75% a un 70%; rechazamos el diferimiento de la movilidad que es una maniobra conocida por la que los aumentos salariales van a demorar dos meses en trasladarse a los pasivos.

Todavía no hay ningún gremio que haya cerrado un acuerdo salarial, imagínense cuándo van a cobrar los jubilados lo que se acuerde de pauta salarial.

Además  han incorporado ítems que afectan a lo consagrado en los convenios colectivos de trabajo.  Posibilitan la aparición de la figura de las sumas en negro, o sea que si hay un acuerdo entre partes y si el acta no es parte de un Convenio Colectivo de Trabajo, qué destino tendrá en el cálculo ese aporte.

Este punto hay que revisarlo detenidamente porque la ley puede tener interpretaciones distintas.  Hay que tener en cuenta también que no debe haber violaciones a marcos convencionales nacionales por una reforma de rango provincial.

En este tiempo debemos ir generando una estrategia entre los gremios que el mismo miércoles 20 firmamos el documento en oposición a la reforma en la CGT Histórica, para incorporar elementos que nos permita estar todos juntos en esto que es lisa y llanamente un repudio contundente al ajuste jubilatorio.

Ya hemos identificado algunos puntos que son parte de la catarata de denuncias que van a aparecer a distinto nivel porque esta ley bochornosa ha sido catalogada como inconstitucional.

Por ejemplo hay una cuestión que va a fundamentar la mayoría de los reclamos: que la Constitución Provincial establece que el haber jubilatorio es irreductible lo que está fundamentado en muchos marcos legales vigentes y es lo que se viene exigiendo en el marco de la justicia en espera que se expida la Suprema Corte de Justicia que es la última instancia de apelación. Ahora está metido en la misma bolsa el Poder Judicial que es el sector al que más le van a reducir con esta ley.

No sorprende que el gobierno de la Provincia quiera siempre ajustar del lado de los trabajadores tanto activos como pasivos, en lugar de apelar a los sectores que tienen gran rentabilidad que podrían hacer en este momento un aporte extraordinario.

En este marco, tenemos que prepararnos para hacer las denuncias que correspondan y prepararnos para cuando podamos volver a la calle para movilizarnos y dejar bien identificado que no queremos ser más la variable de ajuste y hacer todas las denuncias que van a tener que ser acompañadas con la movilización de todos los sectores aportantes a la Caja.  No terminan de reconocer que la culpa del déficit no la tiene el trabajador, porque a partir de la intervención a la Caja,   los gobiernos de turno empezaron a otorgar jubilaciones de privilegio inventadas por los políticos, las pasividades anticipadas, los retiros voluntarios, todo eso fue desacoplando el equilibrio económico en la Caja de Jubilaciones, eliminaron lo esencial que es el principio de relación entre aportante y beneficiario, que es cinco activos por cada pasivo, porque muchos trabajadores están en negro en los ámbitos nacional, provincial y municipal.  Esto es lo que hay que volver a instalar en la sociedad, porque por ahí no se entiende y algunos medios de comunicación, no todos, justifican que los trabajadores que tienen una buena remuneración son los que tienen que sostener “solidariamente” a los que cobran un poco menos, siendo que tendría que aplicarse la misma ecuación con aquellos que más ganan con la renta financiera, ese sector es el que debería aportar para que no sea la clase trabajadora la que permanentemente sea la variable de ajuste.

Es importante que esto se resalte bien porque son los argumentos que vamos a presentar en la denuncia por la inconstitucionalidad de la ley bochornosa que fue aprobada como es costumbre de este gobierno, inconsultamente, sin sustento legal y como decimos nosotros, entre gallos y medianoche.

Gabriel Suárez Secretario General  

 

.