REUNIÓN DE SECRETARIOS GENERALES DE LUZ Y FUERZA DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA

La preocupación de todos es ver la EPEC a la deriva

Este aislamiento social, preventivo y obligatorio nos ha generado la necesidad de comunicarnos con las organizaciones sindicales hermanas que han venido sufriendo -al margen de los acuerdos a los que arribaran- la misma persecución, la misma falta de respeto y la violación sistemática de artículos convencionados.   Supuestamente de parte de la Empresa ya no tenían más necesidad de seguir enfrentados con las otras organizaciones porque ya se había resuelto el tema con los acuerdos arribados y la conflictividad seguía solamente con el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba.

Ha quedado bien evidenciado que la pauta salarial para este año no la está discutiendo nadie, al margen de que desde Luz y Fuerza de Córdoba reclamaremos el 10% correspondiente a 2019.

Pero acá vienen algunas cuestiones que son propias de los que de alguna manera    tenemos una relación directa en el funcionamiento estratégico de la EPEC y es la preocupación de ver cómo la Empresa sigue a la deriva y que quienes conducen la misma lo único que han hecho es desastre.  Lo que no han podido es animarse a enfrentar con herramientas constitucionales, legales y legítimas a las posiciones de los gremios, han utilizado un montón de mecanismos violatorios de cualquier marco legal vigente desconociendo herramientas fundamentales de la EPEC, como su Carta Orgánica, el Consejo de Empresa y el Contrato Programa, tema que la misma Legislatura debería exigir su cumplimiento, es decir,  exigir  el respeto al Plan Quinquenal aprobado por ley.

Lo más importante de esta reunión es que hemos reconstruido una estrategia común entre las organizaciones sindicales, cada uno peleando por lo que tiene que pelear, porque así como nosotros pelearemos el 10%  que nos debe la Empresa, los compañeros de las otras organizaciones sindicales    deberán pelear por la recuperación del 100% del Convenio Colectivo de Trabajo, producto de que los acuerdos por un tiempo determinado ya tienen su culminación en el mes de mayo del corriente año.

En este retomar un camino de unidad que es necesario, donde cada uno tuvo una idea, que uno puede haber estado de acuerdo o no  con el otro, pero que en definitiva hoy día nos vuelve a unir la defensa de la EPEC, de su funcionamiento, la recuperación del Convenio, la recuperación del respeto hacia las organizaciones sindicales y hacia el sindicalismo en su calidad de representantes de los trabajadores. Qué mejor en este tiempo de aislamiento social, preventivo y obligatorio, juntarnos, dialogar, desarrollar nuestras propuestas, intercambiar ideas y volver a generar confianza entre nosotros mismos para volver a transitar las calles de la ciudad juntos, a tener medidas conjuntas y expresiones genuinas comunes. Es necesaria la unidad de los gremios de Luz y Fuerza para juntos reconstruir EPEC, y volver a ponerla en el lugar de donde nunca la deberían haber sacado. Sabemos quiénes son los responsables de la situación actual de la EPEC   y eso es lo que los gremios de Luz y Fuerza, hasta la estructura federativa, como también así la federación del sector del personal superior, todos nos estamos dando cuenta que es necesario estar juntos  y generar una estructura de fortaleza que impida la falta de respeto que han tenido hacia nosotros durante todo este tiempo, con acuerdo y sin acuerdos. Esto lo hemos sufrido todos y esto se terminó.

Nuestro Secretario General Gabriel Suárez, junto al Secretario Adjunto Jorge Molina Herrera,   mantuvieron una reunión por zoom con sus pares de Río Cuarto y  Regional de Villa María, donde se analizó retomar un camino común en defensa de la EPEC y las organizaciones sindicales.

 



 

20 de mayo de 2020

 

Sres. Directorio de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba

At.: Sr. Presidente Ing. Luis Giovine

Ref.: Posición gremial frente a la gestión  de las relaciones laborales en EPEC.

Los abajo firmantes, Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, Sindicato Regional de Luz y Fuerza, Sindicato de Luz y Fuerza de Río Cuarto, Asociación Personal Superior de la EPEC, Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza y Federación Argentina de Personal Superior de la Energía Eléctrica, en ejercicio de la representación colectiva de los intereses de todos los trabajadores y trabajadoras de esta EPEC, nos dirigimos a sus autoridades y en especial a su Presidente a fin de manifestarle lo siguiente:

Compartimos una misma preocupación, asumimos el mismo compromiso: estamos dispuestos a cambiar, de la mano de la legalidad, la realidad a la que hoy hemos llegado y encuentra a EPEC sumergida en una profunda crisis institucional.

La misma es producto de las violaciones a los institutos legales que rigen la actuación de la EPEC, como así también de otras tantas acciones pergeñadas y operativizadas por Gerentes ajenos a EPEC y sus intereses, que trajeron aparejado como consecuencia la constante violación de las normas que regulan las relaciones laborales entre la Empresa y todo su personal, acompañada de una constante y sistemática actitud autoritaria y antidemocrática de no escuchar a las representaciones sindicales que legítimamente tienen todos los trabajadores de EPEC, aún al extremo de usar el salario como coacción para la pérdida de derechos.

Todos nuestros representados y representadas identifican estas situaciones descriptas, así como el deterioro de sus condiciones de trabajo desde comienzos del año 2018, la inseguridad y la incertidumbre conspira en contra de la voluntad de colaboración. Estos hechos que no pueden ser ignorados por la conducción de una Empresa pública estatal que tiene regulado su funcionamiento por una Ley Provincial.

Esa propia Ley menciona el marco normativo por el cual se vincula todo su personal con la Empresa, norma que, además, instituye para su funcionamiento institutos (como el Consejo de Empresa, Comisiones de Trabajo, generadores del contrato programa, entre otros) que son sistemáticamente incumplidas por éstas autoridades.

Con perplejidad y asombro hemos presenciado desde intentos de ampararse en modificaciones legislativas (ilegales e ilegitimas) a nuestros convenios colectivos (ingresos, tarifa, fondo compensador), hasta la constante mala fe empresaria en el ámbito de la negociación colectiva expresada en el intento de desarmar una unidad de negociación que resulta anterior a 1975, sumado a la profunda agresividad conceptual, la violencia y persecución laboral y hasta una campaña que persigue como finalidad hacer responsables de los propios desaciertos empresarios en la gestión a los trabajadores y trabajadoras de EPEC.

Hoy saben éstas autoridades de EPEC que sus trabajadores y trabajadoras les han demostrado su valor, valentía y compromiso al enfrentar la pandemia garantizando la continuidad del servicio más allá de los esfuerzos constantes de un par de gerentes que no cesan en la persecución laboral, el ejercicio indiscriminado de la violencia y el hostigamiento permanente a ese mismo personal.

Imponen con autoritarismo y sin ninguna justificación ni fundamento la violación constante a las normas que garantizan derechos a los empleados, desde el primero hasta el último. No asumen comportamientos democráticos y responsables. No pagan el trabajo extraordinario, no reconocen el desempeño de funciones jerárquicas o superiores conforme al marco legal y convencional, borraron en los hechos el sistema de reemplazos y promociones ahora sustituidos por las “iluminadas decisiones” de éste par de funcionarios/gerentes; seguramente porque no entienden o no quieren entender el valor, la vigencia y la importancia de las estructuras de plantel diseñadas en el Estatuto del Personal, al que violan e incumplen de manera sistemática; desconocen acuerdos convencionales previos, válidos y exigibles, modificando unilateralmente el régimen de jornada y, finalmente, violentan las propias normas que invocan para cercenar nuestros derechos como es el ingreso de personas en cargos jerárquicos no sólo incumpliendo los convenios, sino, reiteramos, su propio discurso.

Nuestras organizaciones pretenden persuadir a estas autoridades acerca que el descripto no es el camino que deben transitar para mejorar la Empresa.

Aspiramos a que se rectifiquen sus (in)conductas, que cumplan las normas vigentes, que establezcan un diálogo democrático con sus interlocutores sindicales y se nos informe los objetivos que se persiguen en el corto y mediano plazo para mejorar la calidad institucional de EPEC, así como su situación económica financiera. Estamos abiertos al diálogo serio, responsable, comprometido y cumplible por lo cual solicitamos ser convocados a tratar, debatir y proponer soluciones a las problemáticas enunciadas a modo de ejemplo en los párrafos anteriores y que por supuesto no se agotan en ellas.

Sin más que agregar a la espera de una pronta convocatoria, aprovechamos para saludar a las autoridades Atte.

Firman:

Gabriel Suárez (Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba)

Julio César Chávez (Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza de Río Cuarto)

Máximo Brizuela (Secretario General del Sindicato Regional de  Luz y Fuerza)

Guillermo Moser (Secretario General de FATLYF)

Walfrido Vergara (Presidente de APSE)

Fabián Pujol (Presidente de la Federación Argentina del Personal Superior de la Energía Eléctrica)

 

 

.