TELETRABAJO, NUEVA MODALIDAD DE TRABAJO

El Convenio no se toca

 

El pasado viernes 5 de junio por la tarde, los compañeros Gabriel Suárez y Alfredo Seydell, Secretario General y Secretario de Derechos Humanos respectivamente, fueron invitados a la presentación de un  proyecto de ley en referencia a la modalidad de teletrabajo, cuyo autor es el Diputado Nacional por el Frente de Todos, Eduardo Fernández.

En la actividad participaron también dirigentes de otros gremios, el asesor legal de Fernández y su asesor personal.

Durante la exposición de presentación del proyecto, el diputado Fernández manifestó que el teletrabajo debe ser tenido en cuenta como una nueva modalidad laboral y como tal, se debe reglamentar, haciendo énfasis en que la reglamentación de esta nueva modalidad laboral, no implica de ninguna manera abrir la discusión de convenio, muy por el contrario, expresó, que el teletrabajo debe estar sujeto a las normativas madres, Ley de Contrato de Trabajo y los Convenios Colectivos de Trabajo, aspecto este que el Dr. Villar, asesor legal, se encargó de profundizar.

Comentó también que hay alrededor de doce proyectos de ley, que se están analizando en la Cámara Baja de la Nación. Sobre el particular subrayó que en general todos pretenden velar por los intereses de los trabajadores, lo que hace previsible se apruebe una ley de carácter colectivo.

Algunas consideraciones a tener en cuenta de la normativa son:

Voluntariedad del trabajador para realizar la nueva modalidad de trabajo, es decir que el empleado tiene que prestar su conformidad para realizar la tarea.

Que sea revertible, que el trabajador tenga derecho a retomar su trabajo como lo venía realizando antes del teletrabajo.

Reglamentar claramente el cronograma de licencias y provisión de insumos por parte de la patronal

Debe tener una clara perspectiva de género.

Cumplir con la ley de protección de datos, de manera tal que no sea responsabilidad del trabajador, si hay filtración confidencial de la actividad que realiza, producto de la modalidad laboral.

Previsibilidad del lugar de trabajo para el empleado, es decir, que el trabajador debe saber con un tiempo claramente determinado, 60 días de anterioridad al cambio de domicilio de su espacio laboral, por ejemplo.

Desconexión, debe existir una jornada laboral determinada, de manera que una vez finalizada la misma, el trabajador no esté obligado a responder solicitudes por parte de la patronal, fuera de esa jornada laboral.

Preservar la intimidad del trabajador, este punto debe quedar muy claro, en cuanto a que no exista una invasión a su vida íntima y familiar.

Luego de la exposición los distintos referentes sindicales hicieron uso de la palabra los dirigentes gremiales que manifestaron su apoyo y predisposición a colaborar en lo que sea necesario, para que el teletrabajo, no signifique un retroceso en las conquistas ya obtenidas.

A su turno el compañero Gabriel Suárez, ratificó lo expresado por quienes lo precedieron en el uso de la palabra, a la vez que remarcó la importancia de enfrentar este nuevo desafío como movimiento obrero organizado.  Advirtió también que “bajo ningún aspecto vamos a permitir que so pretexto de reglamentar la modalidad de trabajo, pretendan abrir la discusión convencional”.

Por último, el compañero Gabriel, destacó y valoró, el gesto de Eduardo Fernández, al discutir esta iniciativa con quienes son los primeros en sentir los cambios ante esta nueva modalidad.

Al cierre, el Diputado Nacional Eduardo Fernández agradeció la participación e interés puesto de manifiesto por quienes estuvieron presentes.

 

 

 El Teletrabajo no debe generar desprotección ni interferencia en la vida personal

Como Secretario General de Luz y Fuerza de Córdoba vengo participando de distintas reuniones a través de esta nueva metodología de comunicación que es Zoom, a raíz de nuevos temas que van apareciendo que por más que estemos en situación de aislamiento obligatorio, tenemos que ir analizándolos porque serán los grandes desafíos por venir en la etapa post aislamiento.

El presidente de los argentinos hizo mención en el Plenario de la CGT en la que estuve presente, que la tecnología debe abrazar a los trabajadores y la CGT debería ser una gran escuela de capacitación para que los trabajadores no se vean desplazados por la tecnología, sino que la tecnología los incorpore y muten a otros tipos de tareas sin perder el poder adquisitivo del salario o incluso lograr un mejor ingreso realizando esa nueva tarea.

Las nuevas metodologías de trabajo han llegado muy rápidamente a la Argentina, lamentablemente producto del aislamiento social que hace que estemos empezando a ver qué nuevas actividades se han desarrollado y ser fuertes en fijar posiciones, porque hay varios proyectos de teletrabajo que se van a dar a conocer en este tiempo.

Nosotros como organización sindical lo primero que planteamos –que fue muy bien tomado por todos los dirigentes sindicales que participamos de la reunión virtual- es que por no tener la cuestión tecnológica un marco de control legal vigente, o un convenio colectivo de trabajo que lo tenga incorporado, o una reglamentación establecida, se terminen vulnerando derechos como la carga  horaria, o la imposición de la polifuncionalidad si el trabajador desarrolla una tarea determinada en su lugar de trabajo y también en su casa debe seguir haciendo la misma tarea u otra, en forma remota.

Entonces estas situaciones generan desprotección y la interferencia en la vida personal que mayormente la sufre la mujer, porque salen de su oficina después de hacer una labor determinada y al llegar a la casa les exigen que continúen con las tareas que pueden o no estar vinculadas a lo que estaba haciendo en el horario de trabajo y a su vez debe atender el quehacer del hogar, debe atender a sus hijos, por lo cual planteamos que los horarios tienen que seguir siendo regidos por lo que estipula el Convenio Colectivo de Trabajo, y que las nuevas actividades se puedan incorporar sin ningún tipo de apertura de los convenios, es decir, que se puede suscribir un acta acuerdo como Luz y Fuerza lo ha hecho en un montón de oportunidades con actividades nuevas que surgieron y luego las incorporamos en el marco de la Carta Orgánica, el Contrato Programa y el Consejo de Empresa. Hacía memoria cuando tuve una reunión en ese entonces como Secretario Gremial con el Dr. Recalde, quien me dio los instrumentos que permitió mantener a Comunicaciones y el Centro de Atención Telefónica en el marco de nuestro CCT siendo parte de nuestra actividad. Entonces explicaba que no hace falta abrir ningún Convenio para incorporar una nueva tecnología, inclusive el Convenio Colectivo de Trabajo 165/75 vigente lo prevé, solo es necesario llegar a un acuerdo entre las partes e incorporarlo, nada más, no hace falta modificar el Convenio sino solamente realizar un acta acuerdo que reglamente una nueva metodología de trabajo.

A esto lo vieron con agrado porque en muchos lugares pueden no tener el conocimiento sobre esta posibilidad y entonces  los empleadores pueden tratar de aprovechar la incorporación del teletrabajo como una herramienta para discutir Convenio.  Por eso fuimos muy claros, porque la experiencia de gran cantidad de años se la hemos trasladado a distintas organizaciones sindicales que se les plantea hoy día esta nueva forma de trabajo con nuevas modalidades operativas. De alguna manera nosotros hemos colaborado con el Secretario General de los gremios que nuclean a los trabajadores de los Centros de Contacto y Teletrabajo (ATACC), compañero Walter Franzone, tendiéndole un  puente de contacto con el MTA, con el abogado Hugo Moyano (h), que los estuvo ayudando como también Facundo Moyano.  Ahora estamos tratando de darle una mano fuerte al Sindicato de Informáticos que dirige el compañero Rubén Castillo. La actividad de los call center tiene un modelo de Convenio que establece una metodología de trabajo y pretendemos lo mismo para los compañeros del gremio de informáticos que trabajan en grandes plataformas y esto hace también a que el teletrabajo sea una herramienta fundamental para estos tiempos. Entonces nosotros los trabajadores tenemos que ir preparándonos para evitar que las patronales utilicen el “te quiero, te cuido” pero cuando te descuidas, lo que menos hacen es quererte y cuidarte. Por eso en la exposición que dimos en las reuniones virtuales hicimos el planteamiento formal como organización sindical de lo que nosotros observamos como herramienta generadora de la carga horaria, ¿por qué? porque  estando en tu casa cumpliendo con la cuarentena, cuando la Organización sindical resolvió la medida de trabajo a convenio y quite de colaboración, la Empresa al no tener regulado el teletrabajo, no podía impedir desconectarse.  Y la desconexión es uno de los elementos que también fue parte de lo que se incorporó como debate y que en la mayoría de los proyectos que están en el Congreso de la Nación lo tienen en cuenta.

También está el tema de las ART con los accidentes in itinere. Supongamos una compañera que ya cumplió su horario en el sector de trabajo, transcurrió el horario in itinere, llega a su casa y se pone a trabajar en forma remota para prestar colaboración pero no se desconecta por temor a sanciones. En un momento sale a comprar mercadería para preparar la comida a sus hijos y en el trayecto tiene algún accidente de trabajo. ¿Esta situación la contempla la ART? No, no lo cubre.

¿Qué pasa si en la tarea que estás desarrollando en la casa, al no tener un horario específico sucede esto? Nadie se haría cargo de un accidente in itinere. ¿Cuándo sería in itinere? ¿En el horario de ingreso a la empresa, a la salida o cuándo estás trabajando en tu hogar?

Bueno, son cuestiones que hay que saber definir para que nos permita tener una nueva tecnología sin modificar el CCT, que establece la carga horaria que corresponde.

El derecho a la desconexión es esencial porque si no vas a estar trabajando todos los días a la hora que la empresa lo desee, con lo cual ya estaríamos hablando de una invasión a la privacidad.

Y otra cuestión que es de fondo es que un trabajador en su casa no puede ejercer el derecho al reclamo y termina siendo parte de un maltrato o explotación laboral y tampoco tiene ningún elemento de reacción que permita lo que nosotros determinamos a través de una medida de fuerza, de un reclamo formal, de una movilización. Esto hay que tenerlo bien en cuenta porque se vienen nuevo métodos de labor a la par del avance tecnológico, por lo cual nosotros tenemos que ir custodiando nuestra fuente de trabajo cuando esta tecnología entra a querer desplazar el recurso humano.  Por eso los trabajadores tenemos que abrazar la tecnología introduciéndonos en los nuevos campos de acción para tener un elemento más de trabajo y no un elemento más para motivar la discusión del Convenio Colectivo de Trabajo

Gabriel Suárez

Secretario General       

 

 

.