HIPÓLITO NICOLÁS DUARTE

El 1 de julio se cumplió un nuevo aniversario del fallecimiento de Hipólito Nicolás Duarte, un compañero muy militante del Sindicato y que se desempeñó en el Comando de Operaciones (hoy Centro de Control).  Su hijo lo recuerda con un poema:

Mi padre fue trabajador

muy comprometido,

por sus convicciones y sensibilidad,

mi madre una heroína

de su paciencia y espíritu sentimental.

Para vos mi viejo que desde

hace mucho volaste al cielo,

justo un primero de Julio,

si estarás conversando con tu héroe

con el cual, compartiste

hasta la fecha de tu viaje eterno

Y desde allí me alumbras como el sol,

la luna y las estrellas,

y en esa luz que recibo cada día,

encuentro la energía

para evocar tu magnífica presencia.

Así naciste, oscuro guerrero que danzabas

al caer la tarde y con nombres

diaguitas en tu territorio riojano.

Aunque ambos tenemos piedras en el alma,

para afrontar los más bravíos temporales

y el corazón presto para ayudar las causa nobles,

que gracias a Dios prendieron en mi descendencia

yo te amo, te amo y me amas grande procreador

soy el fruto de tu sombra,

soy espejo de tu enseñanza

triste figura con alma de niño.

Oh mi viejo, guárdame en tu palma.

Te amo y respeto a cambio de tu amor.

Único padre de mi habla, única pena del alma

si tú me dejaste tus raíces, mi viejo,

para seguir siendo “el loco justiciero”

Con espíritu para aguantar ………….

hasta las más duras acechanzas.

GANAREMOS EN LA VIDA Y EN EL CIELO

Pertenecemos a esa clase de no acomodables

al que el poder que a Uds. no los contenía

como al pobre, pero, de acero inoxidable.

Aunque se les oxidaron los recuerdos

de su pasado y de su arte,

pero tuvieron la inmensa dicha

de envejecer como artistas de la vida

y no como personas normales.

GRACIAS NEGRO DUARTE

Nicolás Duarte

 

El compañero Hipólito Duarte en su mesa del Comando de Operaciones ubicado en ese tiempo en la Estación Transformadora Oeste.  A su lado el compañero Pablo Juárez

 

 

.