SECRETARÍA DE DERECHOS HUMANOS

#DondeEstaFacundo

Imagináte que tenés un hijo. Ya es grande. Tiene 22 años.

Imagináte que vivís en un pueblo. Donde todos se conocen, donde dejas la bicicleta en la vereda, la reja abierta y nunca pasa nada.

Imagináte que tu hijo quiere ir a ver a la ex novia, a esa que no se sacó de la cabeza ni del corazón.

Imagináte que discutis y le decis que no se vaya, pero él es grande y decide ir igual.

Imagináte que no tiene un mango y decide hacer dedo. Pero en un pueblo, donde nunca pasa nada. Donde es común hacer dedo, porque siempre alguien en la ruta te levanta y te acerca.

Imagináte que hay cuarentena, y el pibe no tenía que salir, vos lo sabes y en el fondo él lo sabe. Se mandó una macana. En un pueblo, tranquilo, en el sur, en el frio, en la ruta, nunca pensó que pasaría algo, que sería grave, él tan solo quería volver a la casa de su ex, y tal vez pasar allí la cuarentena, y tal vez, compartir el frio de Bahía Blanca, los mates y el amor que a los 22 años estalla en las venas.

Imagináte que te llama la cana, y que te dice que lo detuvieron, pero que no pasa nada.

Imagináte que después te llama tu hijo y te dice que no lo vas a ver más. Y corta. Y nunca más te llama ni te atiende.

Y la cana te miente. Y la cana te dice mil versiones distintas. Y la cana te oculta información.

Imagináte que la última foto de tu pibe, es esposado, al lado de un patrullero. Esa foto que te dijeron que no existía, está. Y un diario local la comparte. Pese a que la cana te dijo que no. Que era imposible.

Imagináte que gritás y nadie te escucha.

Imagináte que los medios nacionales no repiten todo el día la noticia. Están ocupados en otra cosa.

Imagináte que nadie se espanta con vos. Que nadie grita con vos. Que nadie, absolutamente nadie hace algo para que tu hijo aparezca.

Imagináte que los que antes reclamaban por la desaparición de otro pibe como el tuyo, ahora especulan que esta vez no.

Imagináte que los que rompen el silencio, lo hacen en soledad como en otras épocas de pañuelos y rondas.

Imagináte que los nueve meses en la panza, que los años de escuela, que las tardes de merienda, que los bailes, que los partidos, que los goles, que los besos, los abrazos, los vieja llegué, los vieja me voy, los vieja te quiero… Todo eso ya no está. Todo eso desapareció. Te lo robaron.

Imagináte por un segundo todo eso.

Imagináte por diez minutos todo eso.

Yo no sé vos, pero yo tengo un hijo.

Y me resulta intolerable, increíble, inaceptable, imaginarme todo eso.

Ahora, imagináte que el pibe que falta es el tuyo. ¿Gritarías no?

Bueno. No seas parte del silencio. Gritá. Gritemos todos.

Nos falta Facundo. Queremos que aparezca. Se lo debemos a él, a su pueblo, a su gente y a su mamá. Porque cuando dijimos nunca más, era nunca más. Y era en serio.

#FacundoCastro

#DondeEstaFacundo


Del muro del compañero Manuel Reyes

 La deuda externa de Macri

Rechazo profundo al pago de esa deuda ilegítima

Por Miguel Ángel Estrella (*)

Nosotros, peronistas, tenemos grabado a fuego esa frase maravillosa de la compañera Evita: “Donde hay una necesidad hay un derecho”

El peronismo siempre fue inclusivo, y si de inclusión se trata, hablamos entonces de un Estado presente con el pueblo, pero sobre todo con los más necesitados de la Patria.

La política macrista siempre fue contraria al peronismo.

El gobierno macrista contrae una deuda, por cierto ilegítima, que se supone Argentina tiene que pagar… ¡¡¡Una locura total!! Una más de la pesadilla que fue el gobierno de Macri.

Pensemos un instante lo terrible que sería para nuestro Pueblo pagar esa deuda. Menos escuelas, menos insumos en los hospitales, menos ayuda social, menos educación y una pobreza que se dispararía descontroladamente.

Beneficiar a unos pocos vivillos en detrimento de nuestro Pueblo. Todo por esa deuda maldita, que huele a podrido, solo teniendo en cuenta que la misma es de 50 mil millones de dólares con el FMI.

Hoy más que nunca levantamos las banderas de nuestro movimiento: SOBERANIA POLITICA, INDEPENDENCIA ECONOMICA y JUSTICIA SOCIAL.

El macrismo y sus secuaces destruyeron todo lo que se les cruzó por el camino, todo lo que estaba a favor de los humildes, de las trabajadoras y de los trabajadores…

Con la ONG que creé después de mi liberación en 1980 (Música Esperanza) también sufrimos el avance gorila del macrismo. Teníamos un centro cultural en Villa 31 desde comienzos del año 2000. Era un lugar de contención para las chicas y los chicos de la Villa.

Le habíamos puesto « Casa de la solidaridad Padre Mujica » Había talleres artísticos: música, baile, pintura, etc y también una sala de primeros auxilios ¡y hasta un consultorio dental!

Llegaron ellos y en los primeros meses del 2016 recibimos una carta documento en la cual nos decían que como esos terrenos fiscales pertenecían al Estado entonces Música Esperanza no tenía más esa concesión…¡Cerdos!

 

La deuda es ilegítima y abusiva, ni siquiera pasó por el Congreso.

Así estuvimos los argentinos durante 4 años, en manos de un tarambana atorrante que jugó a ser presidente y se escolazeó el país. Todo fue peor: duplicó la inflación, la desocupación y creció la pobreza casi un 11 % en su mandato y como cereza del postre esta deuda impagable.

Rechazo profundamente el pago de la deuda, rechazo profundamente que por culpa de esa deuda el Pueblo tenga que sufrir, rechazo profundamente como argentino y peronista que nuestro país vuelva a ponerse de rodillas ante la usura del mercado.

*Pianista. Director de la Casa Argentina en Paris. Embajador de Buena Voluntad de la Unesco.

Nota:  Por sus convicciones éticas su actividad artística siempre fue paralela con su labor de músico social; así comparte presentaciones en las mayores salas y teatros del mundo con conciertos de solidaridad con jóvenes de barrios pobres, comunidades indígenas, trabajadores y campesinos pobres.

Su labor al lado de los más humildes y desfavorecidos lo puso en el ojo de la tormenta en los años de la última Dictadura Militar y fue secuestrado en Montevideo en 1977 y recién fue liberado en 1980, gracias a una campaña internacional apoyada por las Naciones Unidas, el Vaticano, la Cruz Roja Internacional, organismos de Derechos Humanos y sobre todo una impresionante movilización de sus colegas músicos en el mundo entero.

En reconocimiento a la música y a los músicos que le permitieron recobrar su vida de hombre libre, Miguel Angel Estrella fundó el 10 de diciembre de 1982 el movimiento humanitario internacional “Música Esperanza” organismo internacional de Derechos Humanos cuya vocación es la de poner la música al servicio de la comunidad humana y la dignidad de cada persona, de defender los derechos artísticos de los músicos y de ayudar a los más humildes y a los desamparados a través de la música.

Música Esperanza tiene filiales en 15 países del mundo: Argentina, Italia, Estados Unidos, España, Francia, Bélgica, Suiza, Bolivia, Uruguay, México, Burundi, etc.

Desde 1992 “Música Esperanza” es una ONG reconocida por la UNESCO.

Miguel Angel Estrella realiza un centenar de conciertos por año en Medio Oriente, en Africa, en los Países del Este Europeo, y a través de sus “Dos Patrias” Europa y América Latina. En todos lados le brindan un recibimiento caluroso, tanto en el Teatro Colón de Buenos Aires como en la salle Pleyel de París, en los Centros de jubilados, las cárceles, las escuelas, las fábricas, en el campo…

Tuvo muchas distinciones internacionales entre las cuales el Ministerio de Cultura Francés le dio el de “Comendador de Artes y Letras”, las Universidades: Charles De Gaulle, Católica de Lovaina y Nacional de Tucumán, las Universidades de Catamarca y de Rio Cuarto en Córdoba, Paris VIII, Rennes II, le dieron la distinción de “Doctor Honoris Causa”.

También es “Embajador de Buena Voluntad” de la UNESCO desde 1988. En diciembre de 2000 las Naciones Unidas a través del Alto Comisionado para los refugiados le entregaron el Premio “NANSEN” por su infatigable lucha por los derechos humanos.

En 2002 el Rey de Marruecos le otorgó el Premio de la Paz por su labor a favor de la infancia. En estos últimos años, sus frecuentes viajes a Medio Oriente le permitieron crear la Orquesta para la Paz, con 40 jóvenes pertenecientes de las tres religiones de hijos de Abraham (cristianos, musulmanes y judíos).

 

 

.