EDITORIAL, POR GABRIEL SUÁREZ

En estos 2 años, Luz y Fuerza  de Córdoba neutralizó un intento de jaque mate del Gobierno:

-Ganamos tiempo

-No pudieron voltear el  Convenio

-Y la EPEC sigue siendo estatal e integrada

 

Electrum dialogó con nuestro Secretario General Gabriel Suárez, en la semana de un nuevo 13 de Julio, “muy atípico”, en sus propias palabras, sobre la actualidad de nuestro conflicto, y el rol de los trabajadores y de la organización gremial, cuando atravesamos una  delicada situación sanitaria, que nos obliga a responder más que nunca como trabajadores de un servicio público esencial, a la vez que  proteger nuestros derechos Convencionales y nuestra salud. 

 

– Otro 13 de Julio festejando el Día del Trabajador de la electricidad, ¿Qué análisis realiza con todos sus años de servicio y antigüedad en la EPEC, en este nuevo 13 de Julio?

– Es un 13 de julio muy particular, muy atípico, porque en mis 35 años de antigüedad no hemos vivido nunca una Pandemia, ni una etapa de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio donde  hablamos de muerte de gente, donde se dificulta fuertemente la actividad sindical,  que es aprovechada también políticamente por los gobiernos de turno para sacar rédito ajustando permanentemente a los trabajadores.

En el caso nuestro, indudablemente que el tema de la salud es la primera herramienta de construcción, porque sin salud, sin compañeras y compañeros vivos y saludables, es indudable que no podemos avanzar. Esto es claro porque si no empezamos con ese concepto de que  pasamos la salud al último cuando la salud tiene que ser lo principal y ahora empezamos a hacer los análisis reales respecto de cómo nos encontramos nosotros. Nos encontramos con un porcentaje de trabajadores, dentro de nuestra actividad que es esencial, afectados al servicio, compañeras y compañeros que dan todo de sí para que esté la garantía de la calidad del servicio y las demás actividades que aunque reducidas, se están llevando a cabo.  Esto consagra fuertemente lo que es un trabajador en su día, respondiendo a los sectores vulnerables de nuestra sociedad como corresponde, con la presencia y la predisposición permanente a resolver sus inconvenientes. Sabemos que estas bajas temperaturas han generado  inconvenientes en algunos lugares  y justo en nuestro día no tuvimos más posibilidad que saludarnos  y salir a reponer el servicio.  Esto es lo esencial, como también  los compañeros de Generación, los de Estaciones Principales, todos los sectores que han sido convocados en su día, estuvieron trabajando, dándole todo de sí a nuestros verdaderos patrones que son todos los cordobeses.

Un 13 de Julio atípico porque no pudimos conmemorar nuestro día a través de los festejos que solemos realizar, que es una solicitud que siempre viene de los compañeros. No pudimos ni sortear el inconveniente para   llegar rápidamente con un reconocimiento como tiene que ser, porque está también la entrega de la medalla al mérito sindical, están los compañeros que cumplen los 25 años de servicio y como no nos podemos juntar, no podemos generar un aglomeramiento, indudablemente que esto se dificulta más. Inclusive hasta la entrega de un presente, también se va a ir demorando, porque tampoco vamos a generar ningún tipo de riesgo de un contagio masivo  que después tengamos inconvenientes todos los trabajadores e indudablemente nuestra familia, porque Luz y Fuerza es toda una familia. Tenemos muy muchas cosas para seguir sosteniendo, indudablemente, la defensa del Convenio, la defensa de una empresa estatal e integrada, y que ahora se ve mucho más que nunca producto de que la presencia del Estado obedece a esta realidad de estar custodiando  las necesidades del pueblo.

Al margen de lo atípico, es un día de reflexión y de reconocimiento a la actividad, pero en primer lugar un eterno gracias a todos mis compañeros y compañeras por poner todo de sí, a los que están preocupados en sus hogares, producto de que por el aislamiento social, preventivo y obligatorio, o aquellos por el riesgo de ser personal con algún tipo de patología, están muy preocupados. Lo que siempre les decimos es que tratemos de sortear los miedos, respetándola a esta cuarentena, respetando la realidad de este desastre que está dejando la pandemia, pero los miedos se tienen que ir eliminando con responsabilidad, cuidándonos, y tenemos que volver a estar juntos para volver a pelear que esto es lo esencial. Y cada 13 de julio  es reafirmar un compromiso de clase, defender nuestros derechos, defender los derechos de nuestra Empresa, de nuestras familias y construir siempre una época mejor y lo que dejamos como continuidad laboral, nuestros hijos.  Que se vuelva a recuperar la capacidad operativa que necesita EPEC, la necesita hoy más que nunca, y por eso lo reafirmamos en documentos que hemos sacado en todos los medios, tanto por medios radiales, escritos y televisivos, reafirmando este compromiso. Por eso no es tan sólo que se conmemora un día dentro de lo atípico, sino dentro de la realidad del compromiso que siempre hemos asumido.


Es un día de reflexión y de reconocimiento a la actividad, pero en primer lugar un eterno gracias a todos mis compañeros y compañeras por poner todo de sí fin de recuadrito

 


 

Entrega de obsequios por el Día del Trabajador. 

-¿Podría hacer una síntesis sobre el estado del conflicto que lleva  dos años en nuestra institución sindical     con la EPEC?

-Desde el año 2018 de aquella decisión política del gobernador Schiaretti a través de quienes no mediaron el diálogo, no generaron ninguna posibilidad de incorporar propuestas, de facilitar el funcionamiento de la Empresa y evitar un conflicto, empezaron con las famosas resoluciones, que vulneraban el Convenio Colectivo de Trabajo.  Tuvieron que reconocerlo y quisieron llevar la discusión sobre nuestro Convenio al ámbito del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Córdoba y les fue mal, tuvieron que remitirse a la Nación y en el marco de esa realidad, hubo leyes bochornosas,  que una vez que desde la Nación esté la certificación de lo que decimos nosotros, que es la plena vigencia del Convenio Colectivo, van a tener que implementar plenamente las cláusulas convencionales.

Lamentablemente por esta cuarentena, no hemos podido avanzar, estamos tratando aunque sea avanzar virtualmente, para que nos reconozcan lo que queda pendiente de este conflicto que es el 10% del aumento salarial del 2019, la pauta salarial 2020 e indudablemente todos aquellos artículos que se incumplen de parte de la Empresa, que han sido pellizcados, porque no han sido eliminados,     y en esto hay muchos elementos de ilegalidad por parte de la Empresa, por lo que tarde o temprano lo vamos a recuperar. Esa es la confianza que tengo en todos los trabajadores lucifuercistas, confianza en este Consejo Directivo que tiene una posición asumida y sostenida.

Nos generaron distintas cuestiones para dividirnos, para someternos, primero dividiéndonos con los gremios de Luz y Fuerza, tanto el de Villa María como el de Río Cuarto, como también el personal superior.  También tratando de dividirnos dentro de una contienda electoral en nuestra organización sindical. Hubo una persona ajedrecísticamente que estuvo viendo cada uno de los movimientos que se hacían en el tablero, lo que nunca pensó que nosotros también sabíamos jugar al ajedrez y que teníamos la posibilidad de mantener nuestra vocación de resistencia fuertemente y que no íbamos a permitir que apuntaran a las torres para apuntarle a la reina y al rey, esta es la cuestión de fondo que nosotros tuvimos como una estrategia, que fue resistir y ganar tiempo.

Porque era prolongar en el tiempo,  la posibilidad de ir generando anticuerpos de parte de nosotros mismos en la resistencia y que empezaran ellos a mostrar lo que ya hemos visto, porque ni siquiera se les cayó una nueva idea, utilizar la  misma política que nosotros hemos superado durante muy muchos años de mis 35 años de antigüedad, hay compañeros más antiguos que pueden dar fe de lo que yo digo. Desde el retorno de la democracia a la fecha, siempre tuvimos que estar peleando, no hay ningún gobierno democrático que no  tuviese la intención de la venta de la Empresa Provincial de Energía, porque es un flujo importante de dinero y si hay un posible negocio, indudablemente que hablando de la energía hay muchos que están al salto.  Ustedes fíjense que podemos observar esta cuestión de fondo, que EPEC estatal e integrada, cordobesa y pública es nuestro eslogan y es lo que venimos sosteniendo: EPEC no se divide ni se vende, EPEC es de los cordobeses, EPEC estatal e integrada surgió porque nos querían desintegrar la Empresa en unidades de negocios.  En definitiva fueron todas maneras de jugar al ajedrez, tratando de destruir la Empresa, sin lograr meternos un jaque mate. Y eso es lo importante, de haber revertido fuertemente esto, por lo que ahora sí empieza otro tipo de etapa, donde hay un modelo nacional distinto, hay un modelo que no plantea la enajenación del patrimonio, al contrario es un modelo que enaltece la presencia del Estado.

En lo que nosotros tenemos que focalizar nuestra pelea específicamente, es en recuperar el funcionamiento estratégico de la Empresa Provincial de Energía, sí o sí, porque la Empresa está a la deriva,       porque quienes conducen la Empresa lamentablemente han dejado de hacer un análisis técnico y se han proyectado sobre un análisis netamente contable y nuestra actividad no es precisamente contable, ni de comercialización, nuestra actividad es de la energía puesta en red y a partir de ahí sigue la secuencia con la que se cobra la energía que se brinda.  Pero primero debe garantizarle sin condicionamientos el acceso a la energía a todos los cordobeses.  La instancia de la facturación debe reanalizarse frente a la realidad  que estamos viviendo de pérdida de puestos de trabajo, cierre de fábricas, suspensiones. Todas estas cuestiones recaen sobre la Empresa,  pero no es menos cierto que todo lo que supuestamente nos habían quitado para darle a los cordobeses, dicho por el Presidente Gióvine en su momento,  fue una gran mentira, y nosotros siempre dijimos que era una mentira, porque inclusive si le quieren dar una reducción de costo a la energía ya pueden eliminar todos los gastos absurdos en tercerizaciones que permitiría rápidamente tener una reserva económica para que la tarifa sea más accesible.

También cuando hablamos fuertemente de poner la Empresa en funcionamiento, está sostenida en cada uno de los artículos que nosotros hemos venido resistiendo que nos quitaran, porque todo tiene que ver con todo, porque acá el ingreso de personal es una herramienta fundamental, el artículo 4 que es la sustitución de un trabajador fallecido en actividad por su hijo o hija, yo que sepa en el gobierno nadie se le murió para que entrara a trabajar en la EPEC, entonces esta no es una cuestión menor y la justicia termina dando la razón porque el artículo 4 en el ingreso de personal que hoy día lo plantean por concurso, nosotros hemos sostenido el marco legal por la Bolsa de Trabajo. No reconocer la sustitución prevista en el artículo 4 del CCT es un error gravísimo que tarde o temprano nos van a terminar dando la razón como siempre ha pasado. El incumplimiento del artículo 77, que es la tarifa de empleado, tarde o temprano vamos a volver a recuperarla una vez superado el aislamiento social preventivo y obligatorio, que genera   demoras, porque  no podemos hacer todas las presentaciones que quisiéramos. En todo lo que se pueda hacer virtualmente lo vamos a seguir batallando.  Es la pelea de fondo en este medio tiempo, sostener los sectores de trabajo, pero empezar a darle muy fuertemente la entidad a la  exageración de costos que han generado las tercerizaciones en la Empresa, que puedan identificar todas y cada una de ellas, porque  cada una de ellas,  no han implicado un buen resultado para la Empresa, en mejor funcionamiento para los sectores y mucho menos un alivio para las tarifas que pagan nuestros verdaderos patrones,  los cordobeses.

Debemos seguir batallando, es cierto que tenemos algún otro tipo de realidades que no son precisamente las que enfrentan otros sectores  sindicales, pero como decimos nosotros, la resistencia es la herramienta del crecimiento a futuro y la proyección de puesta en funcionamiento de la EPEC, que sigue siendo un pilar fundamental para el crecimiento y desarrollo de nuestra querida provincia. Sigue siendo la EPEC estatal, integrada, cordobesa y pública la Empresa de todos los cordobeses.

Recujadrito Hay muchos artículos del CCT que la empresa nos ha “pellizcado” con elementos ilegales, por lo que tarde o temprano lo vamos a recuperar fin de recuadrito

 

Denunciemos todos los incumplimientos, que vamos a recuperar lo que nos quitaron arbitrariamente

-¿Cuál es la estrategia pensada para enfrentar esta situación en el corto y mediano plazo?

-En lo inmediato que cada uno de los compañeros y compañeras reclamen cada una de las cuestiones que al entender convencional y de la Ley de Contrato de Trabajo se manifiesta como incumplimientos absurdos como la violación sistemática de la leyes que se genera desde la Dirección de la Empresa, o desde las Gerencias que instrumentan mecanismo totalmente   violatorio a los marcos legales vigente.  Por ejemplo cada compañero que va a trabajar tiene que si o si, en el horario que sea convocado, tanto en una jornada extraordinaria como en una jornada normal, marcar su entrada y salida. Cómo será la incidencia del no entender lo que ha hecho la Empresa y que tanto daño le está generando a los trabajadores y eso se lo están trasladando al servicio, que viene un compañero a cubrir para tener un personal más y hasta tiene miedo de marcar, porque dice para qué voy a marcar si no me reconocen las horas extras.  No, hay que marcar, hay que exigir las horas extras, no las reconocerán hoy, pero las van a tener que reconocer mañana y se sumará a todos los elementos que se van a ir sumando al mal desempeño de la función pública, porque no existe   ley en el mundo que diga usted tiene que ir y no marcar, e irse a su casa y no marcar. Porque si hubiera algún accidente, que Dios no lo permita, imagínense sin marcación.  Esta no es una cuestión menor y la hemos venido peleando y batallando para que entiendan lo que nunca entienden y que creer que llevando a cabo deudas monstruosas que le va a generar un crédito laboral a todos los trabajadores, no van a ser responsables de haber generado esto que después en definitiva  la terminan pagando todos los cordobeses. La otra cuestión de fondo es que cada artículo del Convenio tiene plena vigencia, o sea que nosotros tenemos que exigir sí o sí el respeto del mismo,  para todos, sin excepción. No hay ningún artículo que se haya eliminado, que se haya modificado.

Todo lo que se hizo oportunamente con actas acuerdo, están refrendadas como acuerdos, sometido a la Asamblea y son los que por ahí el artículo 18, está reglamentado con la resolución 51221, que hace al tema de las evaluaciones. Pero hay otras cuestiones  de fondo, que son el cubrimiento de los cargos definitivos, el cubrimiento de los cargos vacantes, las estructuras de plantel, muchas de las cuales están todavía sin ponerse los nombres, aquellas  que ya tienen Resolución, o en aquellas otras que no se han movido, porque las tienen en la Gerencia de Recursos Humanos y no han sido pasados después de tener el informe de práctica a la Dirección de la Empresa para la firma de la correspondiente Resolución. Estos son créditos laborales que con el tiempo los vamos a tener, porque encima hay reconocimiento de funciones transitorias que van a generar derechos en el marco de la estructura de plantel que se presentaron  oportunamente.  Pero al margen de eso hay cuestiones que no debemos dejar de reclamar. Un ejemplo, se exige que las compañeras que tienen bebés, chicos pequeños,  para las cuales está establecido en el DNU que tienen que quedarse a cuidar los chicos, no se pueden presentar a trabajar y esto es claro. No es que no me presento a trabajar porque tengo una dolencia del momento o porque el transporte me lo impide, no, si tenes un bebé o chicos pequeños como dice la ley, no debes asistir porque lo que dice la Ley es que vos te tenés que quedar en tu casa a cuidar a tu hijo y tu familia.   No es legal que la Empresa te siga tratando de apretar violando un DNU presidencial, esto es simple.

Para los casos normales cuando uno vive  más de 30 cuadras, lo establece la Ley, si hay paro de transporte no se pueden trasladar y punto; también tenemos una resolución en la Empresa que manifiesta que en término de 60 días si no me equivoco, tenés que devolver las horas, también se hace eso, se devuelven las horas, o podes llegar dos horas tarde, pero bueno entre llegar dos horas tarde  y venirte caminando, y que te pase algo y te genere un problema grave, por ahí es preferible, devolver las horas en el tiempo que corresponde. Y la Empresa también tiene que entender que va a tener que sacarse esa pretensión que quiere implementar de que si para tal fecha no sacaste los compensatorios te los quitan, no es así, bajo ningún punto de vista, porque si no lo puedo tomar porque estamos en un aislamiento social, preventivo y obligatorio, eso tiene vigencia y tarde o temprano me los van a tener que dar. Lo mismo para todos y cada uno de los reclamos que correspondan, esto no tiene prescripción ni tiene límite, como las licencias.

Nosotros debemos entender que cada día que vamos a iniciar nuestra jornada laboral, tenemos que hacerlo sabiendo que existe un Convenio Colectivo de Trabajo que la Empresa tiene que respetar y eso es en el corto, en el mediano y en el largo plazo. El Convenio tiene PLENA VIGENCIA, no hay que     avasallar nuestros derechos y mucho más en este momento donde no podemos hacer Asamblea porque el COE no lo permite, porque están esperando que cometamos una equivocación, que generemos un aglomeramiento, que se genere contagio, y de ahí  aprovechar para difundir  la irresponsabilidad de quienes conducen, que generaron una Asamblea General en el gremio, se contagiaron y se   propagó el virus en Córdoba culpa de los de Luz y Fuerza, porque hasta en eso tenemos que estar siempre delante de lo que quieren hacer los gobiernos que especulan  en esta situación de la Pandemia, algo que han hecho en todo el mundo, no únicamente en la provincia de Córdoba.

Recjuadrito La cuestión de fondo es que cada artículo del Convenio tiene plena vigencia, o sea que nosotros tenemos que exigir sí o sí el respeto del mismo fin de recuadrito

 

–  Gremios como SUOEM, UTA y AOITA atraviesan un conflicto que parece recrudecerse por los atrasos salariales y recortes en sus ingresos. ¿Qué análisis hace de la realidad de estas organizaciones sindicales?

–  Sin entrar a hacer comparaciones, cada gremio tiene su estrategia así como la tuvimos nosotros donde logramos que no nos toquen el salario como ha pasado con los compañeros municipales, o el caso de UTA y AOITA a quienes directamente no les pagan el sueldo hace dos meses. A diferencia de esos trabajadores, nosotros venimos percibiendo en tiempo y forma los salarios y tenemos plenamente vigente nuestro Convenio Colectivo de Trabajo. Escuchaba en los medios que esos gremios estaban peleando la modalidad en que les pagarían el aguinaldo y que el SUOEM, dentro de su problemática, había logrado un principio de acuerdo con la restitución de los contratados (monotributistas) y la devolución de chapas a los inspectores de tránsito, sin embargo no se ha podido frenar el descuento del 30% en los salarios.

Ha quedado evidenciada la diferencia que hay cuando se tiene un Convenio Colectivo de Trabajo, por eso tanto insistimos en defenderlo. Cuando te preguntan ¿por qué el Convenio no se toca? No se toca porque es la herramienta de la dignificación del trabajador, porque si se toquetea, después termina pasando que te quedas sin Convenio, eso sucedió en la década del 90. No es la primera vez que nos pasa esto, no es la primera vez que UTA está en la calle, no es la primera vez que el SUOEM está en la calle, no es la primera vez que Luz y Fuerza tiene un conflicto, pero sí o sí la herramienta debe ser la UNIDAD porque hay cosas que nos unen y hay cosas que no nos son comunes. Nos une por ejemplo con los municipales y el resto de los gremios aportantes a la Caja, batallar fuertemente por nuestros derechos previsionales y resguardar el sistema solidario de reparto provincial. En eso estamos totalmente de acuerdo.

Nos tenemos que hacer cargo de todos de los problemas que atraviesa el otro y en este sentido creo que es necesario hacer un poco más de docencia. En lo personal me hago cargo y ni bien superemos este momento, tenemos que analizar también estas cosas, enseñarles a los compañeros por qué se defiende el Convenio, por qué en más de una oportunidad nos quedamos solos, cuántas veces titularon en medios periodísticos que Luz y Fuerza de Córdoba estaba en soledad y después la sociedad nos terminó acompañando en grandes marchas como las del 15 de agosto de 2001. Pero nos acompañaron porque las consignas son claras.

Lamentablemente otros sectores del trabajo ya ni Convenio tienen y nosotros peleamos por la plena vigencia del Convenio. Entonces entendamos, en el caso del SUOEM, que con la sola aplicación de una ordenanza municipal le recortaron los salarios y ahora pretenden eliminarles conquistas, lo cual nosotros ya conocemos porque nos quisieron aplicar la misma metodología.

Hablando con compañeros de otros gremios, uno cuenta sus vivencias y experiencias para que las tomen en cuenta porque son las mismas metodologías de ajuste, sólo que es diferente pelearla con un Convenio Colectivo de Trabajo que no tener las herramientas para la resistencia. Estas son las cuestiones de fondo, por eso muchas veces hemos estado solos, no obstante somos un gremio solidario que siempre hemos acompañado a todos, como lo hacemos ahora, más allá de las dificultades de salir a la calle. Existe una diferenciación que es el trabajador que está cobrando su sueldo sin inconvenientes y quiere apoyar a otro trabajador, con aquel que tiene el 30% de descuento o los que hace dos meses que no cobran, esa diferenciación tiene que ser el concepto de crecimiento de un trabajador, estar al lado de otro sabiendo que el otro está perdiendo más y que tenés que darle una mano, sin el resentimiento a lo mejor de que otras veces te dejaron solo en una lucha. Recordemos que la unidad después vuelve; cuántas veces pasó con Luz y Fuerza Regional y Luz y Fuerza Río Cuarto, tomaron un camino distinto al nuestro y los resultados todo el mundo sabe cuáles fueron. Entonces la UNIDAD por sobre todo y tratar que el Movimiento Obrero ensamble en una sola consigna la defensa de los intereses de la clase trabajadora a la cual pertenecemos y representamos.

Recuadrito  Ha quedado evidenciada la diferencia que hay cuando se tiene un Convenio Colectivo de Trabajo, por eso tanto insistimos en defenderlo. Cuando te preguntan ¿por qué el Convenio no se toca? No se toca porque es la herramienta de la dignificación del trabajador fin de recuadrito

Última reunión en el Ministerio de Trabajo de la Nación el 20 de  marzo.  En este ámbito continuaremos las gestiones para que EPEC reconozca nuestros legítimos derechos 

–  ¿Cómo avizora la situación económica de la Empresa Provincial de Energía en la etapa post aislamiento?

–  Es una excelente pregunta, porque no todos están analizando esto y creo que debemos anticiparnos a lo que puede llegar a venir. Indudablemente que la pandemia va a estar hasta que no haya una vacuna que garantice la salud, por eso existe el miedo, las dudas y el deterioro económico porque no hay un correcto funcionamiento de las empresas, hay escasa actividad comercial, es decir que todo está reducido a la mínima expresión. Indudablemente que por la pandemia, las consecuencias económicas, financieras y en el costo de vidas humanas, van a ser muy negativas a nivel mundial así como los efectos colaterales en todos los países, sean desarrollados o emergentes. Es lamentable pero lo vemos diariamente. Vamos a encontrarnos con una realidad del aparato productivo en caída, con sectores fabriles cerrados, con actividades totalmente modificadas y con la aparición de otras que en algunos casos, si no estamos bien preparados y resguardados convencionalmente -puntualmente en lo que hace a la modalidad teletrabajo del que pudimos participar en lo resuelto al respecto- van a querer pagar menos por estar en la casa y que uno se haga responsable. No obstante, en lo resuelto hemos asegurado el derecho a la desconexión, la protección por accidentes, la incorporación de esta nueva modalidad sin que se modifique el Convenio Colectivo de Trabajo que ha sido reconocido, es decir, nuestra participación ha sido bastante positiva.

Otra de las cuestiones para nuestra recuperación económica es lograr que nos reconozcan por ser un servicio esencial. Nosotros debemos tomar nuestra posición como trabajadores, porque logrando evitar el descuento de Ganancias, vamos a tener una recomposición en nuestros salarios importante para el consumo familiar, que de esa manera va a reactivar el mercado interno que a su vez genera puestos de trabajo y consecuentemente  empieza la reactivación de las economías regionales.  Esto engloba una actividad económica-financiera que permite no tan sólo pagar la deuda con una revisión de la misma, porque esa deuda con el FMI es demasiada grande y no se sabe si todo lo que supuestamente se le dio a nuestra querida Argentina en concepto de crédito llegó realmente. Argentina tiene que volver a estas políticas de unidad latinoamericana que devienen de aquellos próceres históricos de Latinoamérica que se han unido siempre para la defensa de una estructura y después se han creado estamentos importantes que han permitido unir a las economías latinoamericanas para que no seamos sorprendidos con decisiones desde otro lugar del planeta, donde lo único que hacen es quitarnos a los latinoamericanos para beneficio de otros.

Por eso es imperioso entender que la actividad eléctrica después de este tiempo, va a quedar bastante complicada. ¿Por qué lo digo? Porque va a aparecer la intención de hacer un gran negocio, haciendo un poco de memoria, la generación eólica, la biomasa, la energía fotovoltaica, fueron títulos para posibles grandes negocios, que hoy día aparecen como una realidad en un sostenimiento fuerte de una nueva incorporación tecnológica y en eso sí  ya hay que empezarse a preparar. Nosotros desde nuestro gremio queremos generar algún esquema importante de capacitación   a nuestros compañeros y a sus familias para evitar estos inconvenientes, volver a los oficios, empezar a preparar nuevamente y a incorporar también la tecnología que va a ser una de las herramientas necesarias.  El propio presidente  de los argentinos lo manifestaba cuando estuvo en la CGT, donde yo tuve la posibilidad de estar con él y escuchar manifestar esto, que la CGT se tenía que transformar en una escuela de capacitación para que la tecnología alcanzara a todos los argentinos. Esta es una cuestión no menor cuando uno lo tiene que llevar a su función específica como Empresa, nosotros tenemos que volver a reactivar esto, volver a plantear que la capacitación sea una herramienta de crecimiento y no un gasto como lo plantea la empresa  en el marco de una idea de tercerización como  lo han venido haciendo ahora.  Realmente las tercerizaciones que han hecho nos generan más problemas que soluciones y tenemos que hacer más trabajo que el que anteriormente hacíamos,  pero bueno, post pandemia la situación no va a ser distinta a ésta, yo creo y rogaría equivocarme, pero me parece que no me voy a equivocar, va a ser bastante inestable la situación económica de nuestra querida Patria donde el rol del Estado va a ser fundamental y donde nosotros vamos a tener que analizar fuertemente que la EPEC estatal e integrada debe ser una herramienta de crecimiento en sostenimiento de que esta actividad que desarrollamos nosotros llegue a todos los sectores, a los que tienen y a los que no tienen. Esas son las políticas que vengo proponiendo, porque hace muchos años que no hay una política energética, no hay una matriz energética y no hay discusión real del rol del Estado, recién ahora que aparecía un título, justo nos agarra esta situación.

Tenemos que estar alertas, movilizados, informados, dejar de lado las diferencias. Ustedes fíjense en esto, que no es un tema menor y la prensa lo debiera difundir, nosotros observamos que el presidente de los argentinos convoca a todos los sectores sociales y políticos para empezar a tener una estructura de contención sabiendo lo que se viene. Bueno, nosotros lo venimos planteando desde hace mucho tiempo, la unidad en la organización sindical, la unidad en todos los trabajadores, basta de chicanas, basta de cosas que no tienen sentido, la elección ya pasó y en ese sentido vengo diciendo que nosotros vamos a convocar a nuestros compañeros que estuvieron en la otra lista, para unificar esto.  Lo mismo que está haciendo el presidente de los argentinos convocando a todos los sectores, lo mismo hay que hacer porque lo que se viene no va a ser fácil para nadie, pero si nos preparamos tal vez sea un poquito mejor, pero si no nos preparamos va a ser grave. No se olviden que hay una generación, que nos vamos a terminar jubilando, entonces hay que empezar a dejar los conocimientos para que se desarrolle el grado de contención que se necesita, porque en toda época siempre hubo ajuste, pero en esta época hubo ajuste y muerte por la pandemia, entonces esto también va a servir de experiencia para que la historia argentina se escriba en una recuperación del funcionamiento del Estado, en consecuencia de priorizar la salud del pueblo, y después aggiornarse y equilibrar fuertemente esto en la economía del país.

En definitiva, la construcción de la resistencia sindical se basa siempre en el convencimiento que tiene una estructura que defiende su Biblia, su herramienta, que es el Convenio Colectivo de Trabajo. Entonces, mientras tengamos Convenio la pelea es distinta, sin Convenio la pelea nos va a encontrar siempre en inferioridad de condiciones.  Por eso EL CONVENIO NO SE TOCA.  

 

 


Vamos a encontrarnos con una realidad del aparato productivo en caída, con sectores fabriles cerrados, con actividades totalmente modificadas, por eso tenemos que estar alertas, movilizados, informados, dejar de lado las diferencias.


 

.