COMO TRABAJADORES, NUESTRA FILOSOFÍA DE VIDA ES DEFENDER AL COMPAÑERO

Debemos hacer respetar siempre el Convenio

 

Tenemos una preocupación que hemos transmitido a distintos niveles de la empresa, porque estamos viendo que se modifican  informaciones de un jefe de sector o área, que ocupa ese puesto por  lo establecido por nuestro Convenio Colectivo de Trabajo que abarca hasta la categoría 18.  Los cargos superiores son fuera de escalafón, algunos de los cuales son los que lamentablemente han modificado una información de un jefe de División o de Area, generando un procedimiento ilegal.  Por ejemplo, después que un trabajador le manifiesta al Jefe de División que por un motivo determinado, que es específicamente el paro de transporte, no va a poder asistir porque no tiene cómo llegar, esa información la carga el Jefe en el sistema, pero después a esa información la modifican.

 

Carga ilegal de información sobre el personal

Nosotros advertimos esa situación porque esta carga ilegal de información incorrecta va a traer como complicación llegado el momento que los jefes, quienes pasan la información correcta, pasen la información correcta y no la dejen modificar, porque si la dejan modificar y después ninguno se hace cargo   ese trabajador que pasó la información correcta,  termina siendo parte de  una deducción del  salario producto de una incorporación de una información totalmente incorrecta,  pero no por su jefatura sino por gente de categoría superior. Entonces es fundamental que respeten las atribuciones de los Jefes de División o de Area. La categoría de mando tiene una responsabilidad, no tan sólo de controlar al personal, de organizar la tarea,  de generar que el sector funcione como corresponde, sino también de cargar la información correcta para evitar cualquier tipo de inconvenientes. Una equivocación puede darse, nadie es perfecto pero esa equivocación tiene un tiempo real para ser corregida y es corregida por la misma persona que incorpora la información y nosotros tenemos mecanismos resolutivos que tal vez ahora hay que hacer un análisis profundo de la situación de un paro de transporte que supera los 100 días, cuando nosotros tenemos 60 días para devolver las horas durante el tiempo  que no hemos podido desarrollar nuestra tarea habitual producto de una determinada  medida de fuerza, como es en este caso la medida de fuerza de AOITA o de UTA.

 

Ante el Paro prolongado de Transporte. Sobre la cuestión de la devolución de horas

Cuando hay una medida de fuerza del transporte, siempre tenemos después la posibilidad, que lo dicen los mismos marcos legales que el día está cubierto, porque hemos avisado que no íbamos a poder asistir.  Después en lo interno de la Empresa hay una posibilidad de devolución de horas, se puede llegar tarde hasta por 3 horas,  esto es parte de la Ley. Es muy complicado porque una persona que depende pura y exclusivamente de este tipo de transporte,  al acumularse la cantidad de días de faltas y que son superados notoriamente por el  Paro, no hay posibilidad técnica  de  devolver las  horas. Eso hay que analizarlo, porque el trabajador siempre tiene la voluntad y la obligación de devolver las horas, pero nosotros no somos responsables de que si en ese entonces firmáramos acuerdos donde se manifestaba que en 60 días se devolvían las horas, que hoy una medida de fuerza que ha superado ya los 100 días no esté establecida como mecanismo  en ningún lado. Entonces hay que ver cómo hacer un cronograma de devolución de horas que tampoco vulnere el derecho al descanso, porque hay muy muchos jefes que hoy día porque son jefes nuevos, no lo conocen, o porque automáticamente, como decimos nosotros, los aprietan para que digan cosas que son inaceptables.  Un ejemplo es que un Jefe diga que no se puede devolver las horas, pero si es un paro de transporte y no pudiste asistir y debés horas a la Empresa, el Convenio Colectivo de Trabajo y  la Ley dicen que sí podes devolver las horas. Lo que sucede es que hay que ver  ahora cómo se organiza eso, después de una medida de fuerza del transporte de 100 días, porque hay horas que no se van a poder devolver dentro de los 60 días, porque  ya superó los 100 días el conflicto del transporte.

 

Ante una “orden” por fuera de Convenio, que  la hagan por escrito haciéndose responsables de lo que implica

En estas cuestiones tenemos que ser prácticos y empezar a definir nuestra responsabilidad, los cargos no tan sólo son para cobrarlos sino también para ejecutar las funciones. Por eso el Convenio Colectivo de Trabajo es tan noble, el artículo 18 especifica normas para cubrir vacantes que le corresponden a la categoría inmediata inferior, y el art. 19 regula sobre la transitoriedad de los mismos.  Lo que está ocurriendo es que la Empresa  le da cargos a compañeros que después les modifican  la información, faltando a la verdad, dan órdenes que son totalmente inaceptables porque vulneran los marcos convencionales.

Lo que es peor, es que todas estas cuestiones se dan por WhatsApp, por vía telefónica, por lo que es imprescindible que se hagan responsables por escrito sobre cada una de las órdenes que dan, porque llegado el momento de un Juicio Laboral, alguien se tiene que hacer responsable.  Veo que hay muchos trabajadores que han decidido emprender los juicios laborales para seguir manteniendo fuertemente los reclamos, al margen de reclamos a la Empresa que se han venido solucionando, o de reclamos  realizados en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la Provincia sobre los que hemos tenido alguna recepción con respecto al planteo sobre la mala carga de la información y con otras cuestiones que uno advierte que se dan en un clima distinto al que había con anterioridad a 2018.

Les pedimos a los compañeros que ejercen estos cargos, transitoria o definitivamente, que hagan cumplir ellos mismos el marco del Convenio Colectivo, la labor  que organicen que sea dentro del marco del Convenio y sí es fuera del Convenio que lo ordenen por escrito para de esa forma nosotros poder tener todos los anticuerpos para cuando hagamos los reclamos y dignificar lo que tanto nos inflamos el pecho cuando decimos nuestro CONVENIO NO SE TOCA.

El Convenio no se toca pero siempre y cuando garanticemos nosotros que no se toque, esto tiene que ser así, el personal debe tener la fortaleza de evitar que nos den malas órdenes y quitarse la responsabilidad por esas malas órdenes, porque siempre la responsabilidad cae en los mismos compañeros que terminamos siendo los responsables de todo.   Hay que tener bien en claro, quien modifica la información, quien da una información que no es Convencionada debe atenerse al Convenio y que por cualquier duda  se dirijan a la organización sindical para consultar.

Hay que empezar a decir que las den las órdenes por escrito, nadie  puede sancionar a nadie por pedir de que una orden que vulnera el marco del  Convenio la dejen por escrito, porque después está “te dije”, “me dijiste”, “nos dijeron” y ninguno se quiere hacer cargo respecto de quien fue el que procedió a dar la orden, ni quien la estructuró, pero siempre se cae sobre   quien la ejecuta y siempre el damnificado de esta decisión  termina siendo un laburante, un compañero nuestro.  Hoy la categoría puede dar la posibilidad de estar arriba en un cargo importante, y haber visto el desplazamiento de otro compañero en un momento de conflicto, pero esto tarde o temprano vuelve a su lugar.

¿Por qué? Porque las estructuras tienen plena vigencia, porque los trasladados volverán a su puesto de revista, porque los que hoy no desarrollan su función, la desarrollarán, los que los han trasladado y les pagan la función volverán a ser jefes, los que los han trasladado y no les pagan la función volverán a ser Jefes y tendrán que pagarles todo debido a esta discriminación, a este maltrato, a este traslado que no tiene sentido porque hay que interpretar el artículo 42.

 

Defendamos siempre, todos los días, cada artículo del Convenio

Todos los días hay que hacer más hincapié en defender los artículos del Convenio, entre nosotros en primer lugar.  La Organización Sindical está retomando fuertemente la estrategia mantenida con la decisión férrea de superar   los inconvenientes que hemos tenido desde 2018, específicamente en la actualización salarial y empezar a exigir lo que corresponde por ley, porque la Ley existe, porque tenemos un clima totalmente distinto en el marco de respetar las leyes y en esa situación los primeros que la tenemos que respetar somos nosotros.  En más de una oportunidad hay que saber decir, no me corresponde  aceptar un cargo que después nos puede traer como consecuencia que los compañeros nos miren como diciendo “cuando estabas en un lugar defendías los intereses del conjunto y hoy que sos Jefe me estás hundiendo”.

Esto es una filosofía de vida. No hay que olvidarse nunca que los trabajadores de la Empresa Provincial de Energía nos jubilamos en EPEC, nos vemos todos los días y hemos sufrido muy muchas veces estas situaciones, estos atropellos y hemos vuelto siempre al mismo lugar, pero lo más lindo es mirar a los compañeros a la cara y decirles: yo siempre estuve en el mismo lugar y siempre tuve el mismo criterio y nunca me aproveché de la situación para  perjudicar a nadie.

Gabriel Suárez

Secretario General   

 

 

.