PERSISTIR EN EL RECLAMO Y ESTAR UNIDOS

Después de la última reunión presencial en sede del Ministerio de Trabajo de la Nación que fue previo al inicio de la cuarentena, se sucedieron una serie de reuniones virtuales donde logramos introducir un elemento para que quede fuertemente sostenido el reclamo por el no pago de la diferencia salarial del 10% que corresponde a la pauta 2019. Lo hicimos ante la necesidad de que la pauta salarial 2020 no quede nuevamente desactualizada producto de la decisión unilateral de la empresa de no otorgarnos el 10% cuando habíamos llegado con un acuerdo con la expectativa de tener una equidad respecto a la pauta 2019, para no tener que volver a plantear que se respeten los marcos legales que establecen que a igual trabajo, igual remuneración.

La Empresa tiene expresa actitud de castigarnos en lo salarial si no accedemos a entregar artículos del Convenio. Por eso el Consejo Directivo resolvió oportunamente buscar todos los recursos legales para garantizar que este reclamo no quede en la nada, sino que sigamos exigiendo, peleando y tratando de conseguir lo que nos corresponde, que es la obligación de la organización sindical para lograr nivelar la condición salarial con los otros gremios lucifuercistas de la Provincia, en la próxima adecuación salarial.

La Empresa continúa con el mismo mecanismo agresivo, pero ahora en menor medida producto de la presencia reducida de compañeros en los sectores de trabajo por el aislamiento social, no obstante, en el marco de esa situación, sigue con esta absurda intencionalidad manifiesta de quitarnos algo permanentemente para que incida en lo salarial, que lo único que va a generar son más reclamos y un crédito laboral tremendo para los trabajadores que alguien se va a tener que hacer cargo.

No tan sólo lo observamos en las incomprensibles modificaciones de los diagramas de turno, sino en el no reconocimiento de las horas extras y de las comidas, que aunque lo terminan pagando, siempre tiene que haber en el medio un reclamo una y otra vez.

Indudablemente que el reclamo formal va a existir ante estas situaciones porque es el modo de darle contenido a la defensa del Convenio Colectivo de Trabajo. A través de la presentación de carta documento, de iniciación de expedientes y de reclamos de distinta índole, hemos obtenido algunos resultados positivos ya que la Empresa ha terminado reconociendo funciones y categorías que oportunamente se desarrollaban o que por el artículo 18 correspondía el cubrimiento definitivo de los cargos vacantes o el cubrimiento transitorio por art. 19. Pero estas resoluciones las firman siempre como consecuencia de un reclamo, es decir, el que no reclama, automáticamente la Empresa sigue adelante no reconociendo la función realizada con el agravante que ahora suma cualquier descuento que se le ocurre y si no nos fijamos, pasa.  Por eso tenemos que mantenernos más atentos que nunca en la defensa de nuestro Convenio Colectivo que es el paraguas protector de todo lo que hace a nuestro salario, categorías,  sobreasignación,  horas extras, viáticos,  reemplazos, cubrimientos definitivos, francos compensatorios, licencias,  diagramas de turno, etc.

¿Por qué digo esto? Porque advertimos constantemente que la Empresa emplea una metodología determinada en la confección de los recibos de sueldo que hace más difícil el control de lo que cobramos, por eso modificó el antiguo mecanismo aplicando el Meta 4. Hoy día se puede advertir esta situación debido a la menor presencia de personal por el aislamiento social, eso hace que tengamos muchos trabajadores que venimos cubriéndonos con las estructuras vigentes, entonces los reclamos se reducen a la mínima expresión por la escasez de personal dispensado de trabajar, pero que en muchos casos tienen el derecho establecido, y si tomamos el aislamiento social es como si estuviéramos enfermos o trasladados.  Los derechos están establecidos hasta el momento en que quedaron exentos de trabajar o fueron trasladados en el marco del derecho estatutario que fija el cubrimiento definitivo de un cargo o un cubrimiento transitorio, mientras no se modifique esta situación, se tiene que seguir pagando lo que corresponde.

Todos estos reclamos que se van acumulando, finalmente la Empresa los va resolviendo, pero siempre a mes vencido. Después te dicen que no se dieron cuenta y mientras tanto ese dinero no estuvo en el bolsillo del trabajador como corresponde, por lo cual recomendamos revisar los recibos de sueldo, porque hoy es mucho más difícil que antes entender el recibo con el Meta 4, lo cual vamos a tener que empezar a analizar porque el trabajador está desprotegido al no conocer qué dice su recibo salarial en cada uno de sus ítems, más para aquellos que tienen sobreasignación, bonificación por función jerárquica, etc. Hoy más que nunca hay que controlarlo porque incluso identificamos descuentos malintencionados a compañeros durante el prolongado paro de transporte que la Empresa aprovechó para aplicar y ante lo cual ya hemos realizado el reclamo.

Todas estas cosas son aprovechadas por los funcionarios importados para descontar y por ahí nosotros los trabajadores que estamos abocados a sostener la calidad del servicio esencial que brindamos, no nos ponemos a analizar los recibos de sueldo, pero hay que hacerlo insisto, porque seguramente vamos a encontrar alguna irregularidad que lo venimos denunciando en distintos ámbitos.

Traslados transitorios

Otro de los temas importantes es la situación de aquellos compañeros y compañeras que fueron trasladados provisoriamente y no se sienten a gusto en su nuevo lugar, ya sea porque no están cómodos o no ven la posibilidad de proyectarse en su carrera laboral. No hay que olvidar que existe legalmente la posibilidad de solicitar el retorno a su sector de origen, por supuesto teniendo en cuenta si el sector de origen se encuentra o no dispensado de trabajar. Entonces hay que hacer nuevamente el reclamo por el art. 42, producto del vencimiento de los traslados por 180 días, sabiendo que puede prorrogarse por el mismo término siempre que haya un acuerdo entre el trabajador, la Organización Sindical y la Empresa.

Ante el destrato, reclamar todo lo que deba reclamarse

No es menos cierto que el objetivo de utilizar el Meta 4, es restarle información al trabajador sobre la liquidación de su sueldo para poder reducir merced al descuido del trabajador, el nivel salarial. Por lo mismo hay que fijarse como se está liquidando el mal llamado impuesto a las Ganancias, por eso recomendamos a los compañeros que se contacten con los contadores de la organización sindical para consultar cómo hace la Empresa el aporte de Ganancias.

Es evidente entonces que hay un destrato de parte de estos gerentes hacia los trabajadores, porque ninguno de ellos seguramente se hace faltar el viático o algo que legalmente les corresponda. Fíjense que nosotros estamos peleando por el 10% pendiente de 2019 y ellos ya cobraron ese aumento, o sea que existe un destrato hacia los trabajadores de Luz y Fuerza de Córdoba que responde pura y exclusivamente a una fuerte posición discriminatoria que nosotros tenemos que abordar con la suficiente virtud y decisión para generar demanda tras demanda, el crédito laboral con interés y costas habida cuenta que estos irresponsables que son los que hacen de este tipo de descuentos una política empresaria, generan un desfasaje en la recomposición del salario, mucho más en una etapa donde nadie está logrando acercarse a una recuperación real del poder adquisitivo, por eso insistimos que hay que reclamar todo lo que se deba reclamar, así sea un peso con cincuenta, hay que reclamarlo sí o sí.

Por una pauta salarial apropiada

Con respecto a la pauta salarial 2020, vamos a empezar a trabajar fuertemente con el Sindicato Regional de Luz y Fuerza y el Sindicato de Luz y Fuerza de Río Cuarto  en una adecuada recuperación del salario. Quiero aclarar que la gratificación otorgada por la empresa no fue un incremento salarial, sino un reconocimiento a la tarea que desarrollamos por ser una actividad esencial, ¿por qué decimos esto? Porque permanentemente aparecen con algo, tienen una carta bajo la manga que es irracional, ilegal y hasta absurda, por eso llamamos a estar atentos. De las conquistas que nos quieren eliminar y los aumentos que no nos quieren dar, se sirven quienes conducen la Empresa, no se lo niegan a ellos mismos, todos ellos se han servido del aumento que le dieron a los otros sindicatos, se han servido de la BAE, de los viáticos y de todas las conquistas que nosotros los trabajadores logramos a lo largo de nuestra historia sindical.

Por si no saben estos gerentes importados, el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, que es al que más critican con el argumento que al margen de no pagarnos ese 10%, seguimos teniendo un porcentaje salarial superior al resto de los gremios lucifuercistas en virtud de las estructuras de plantel que tenemos, no está discutiendo sobre los organigramas de plantel sino de un incremento salarial del 10% otorgado a la masa de trabajadores que no le llegó a Luz y Fuerza de Córdoba. Es por eso que vamos a realizar las denuncias necesarias en caso de no haber una solución ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, de lo contrario judicializaremos el reclamo.

Sé que es complejo entender toda esta situación que atravesamos como trabajadores, pero es lo que debemos hacer, persistir en el reclamo y estar unidos.

Si no hay respuesta, habrá conflicto

Estamos a la espera de una resolución positiva para luego convocar rápidamente a una reunión conjunta de CD y CGD a través de las plataformas virtuales. Ahora bien, si la empresa plantea una decisión irrespetuosa, intolerable, nos van a obligar a hacer lo que han hecho otros gremios cuando les recortaron sus salarios arbitrariamente. Espero que no salgan con ideas extravagantes, sabemos que no todo puede implementarse porque hay marcos legales vigentes y hay un gremio que va a responder con un conflicto si se ven afectados los intereses de los trabajadores.

Ratificamos que estamos en estado de alerta; vamos a dejar pasar esta semana y de tener alguna comunicación del Ministerio de Trabajo de la Nación inmediatamente se convocará a los Cuerpos Orgánicos para una Reunión Conjunta que de ser necesario se evaluará  todas las medidas preventivas pertinentes en cumplimiento de la normativa sanitaria y legal

Reafirmamos la importancia de no dejar de reclamar lo que es nuestro, porque ni bien salgamos del aislamiento social se caen todas y cada una de las modalidades de trabajo que implementaron específicamente para los diagramas de turno y otras cosas que la Empresa va a tener que restaurar. En definitiva, debemos seguir siendo custodios de lo nuestro porque la Empresa está teniendo inconvenientes por las desacertadas decisiones que tomó el Directorio, por lo que nosotros debemos continuar preservando el funcionamiento estratégico de EPEC desde nuestros puestos de trabajo presencial y remoto, para que de esa manera la energía llegue a todos los cordobeses como corresponde. Tenemos que demostrarle a la ciudadanía que los trabajadores somos los garantes del servicio esencial que brindamos no tan sólo para el desarrollo de la actividad económica provincial, sino también para satisfacer las necesidades diarias, especialmente en este periodo que vivimos, porque hay que tener en claro que si no hubiese energía sería todo mucho más complicado. Es fundamental entonces mantenernos comunicados y firmes en nuestro compromiso y responsabilidad, porque llegado el momento volveremos a tomar la calle para recobrar lo nuestro.

Hay que tener presente que la dirección de EPEC y sus funcionarios importados van a cambiar de actitud sólo cuando no estén más.  Estos personajes que hoy están conduciendo la empresa, que desconocen su funcionamiento y gozan de las conquistas que Luz y Fuerza logró a través de los años, se van a ir tarde o temprano, mientras que nosotros estaremos abocados a la reconstrucción de la Empresa Provincial de Energía Estatal, Integrada, Cordobesa y Pública.

Los elementos de prevención no deben faltar

Como la prioridad es la salud de los trabajadores, no dejamos de exigir a la Empresa que provea todos los elementos para el cuidado de la salud en los sectores de trabajo, sobre todo ahora que desde el gobierno provincial impulsan una flexibilización gradual del aislamiento. Somos conscientes que en Córdoba en lugar de disminuir los contagios hay una curva creciente, por lo que celebramos que no tengamos contagios masivos en el ámbito de EPEC.  Por eso insistimos en que hay que cumplir con la utilización del barbijo, con el lavado de manos, con la higienización de los elementos de uso cotidiano y con el distanciamiento social de dos metros que debe respetarse no sólo en el lugar de trabajo sino en cualquier parte.

Gabriel Suárez

Secretario General

 

.