FELIPE ALBERTI

La valía de un militante y conductor lucifuercista

 

Se cumplieron 21 años de la desaparición física del compañero Felipe Alberti, quien condujera al gremio entre abril de 1987 y abril de 1989.

En las décadas del 60 y 70 integró los consejos directivos en los que Agustín Tosco fue Secretario General, teniendo un destacado activismo en la memorable jornada del Cordobazo, donde se le encomendó coordinar con otros sindicatos la organización de la movilización obrero-estudiantil. Horas después será uno de los dirigentes lucifuercistas detenidos y que en diciembre de 1969 recuperarán la libertad gracias a la lucha del Gremio. Como decían aquellos dirigentes, la liberación se construye.

En una carta publicada en el Eléctrum N° 223 del 27 de junio de 1969, Tosco escribirá desde el penal de Santa Rosa (La Pampa): “El que suscribe y los compañeros Felipe Alberti, Tomas Di Toffino. Simón Grigaitis y Osvaldo Ortiz, tenemos la gran satisfacción de dirigirnos a todos ustedes, Compañeras y Compañeros afiliados al glorioso Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba. Somos prisioneros del sistema que aún impera en nuestro país y rehenes de la dictadura que lo agobia. En esa calidad y como militantes de un gremio ejemplar por su conciencia, por su unidad y por su espíritu de lucha, les escribimos…”.

Felipe también demostrará su resuelta militancia enfrentando desde la Dirección Sindical en la Resistencia, a las intervenciones a nuestro Sindicato.

Tras el golpe cívico-militar de 1976 será perseguido y para salvar su vida deberá exiliarse en Mar del Plata. La dictadura lo dejó cesante de EPEC.

Recuperada la democracia, Felipe Alberti se transformará en el primer compañero reincorporado merced a arduas gestiones de la Comisión Transitoria de nuestro Sindicato que integraron Oscar Filippini, Lorenzo Racero, Cachulín Álvarez, Abel Avendaño, Ramón Contreras y Alberto Fonseca. Así volverá a ser Delegado de su sector, Mantenimiento de Líneas Aéreas de San José de Calasanz, y en 1987 ganará las elecciones que lo consagraron  como Secretario General de Luz y Fuerza de Córdoba.

Ya jubilado, Felipe Alberti no dejó la lucha sumándose a la defensa de la EPEC estatal e integrada. Lamentablemente dejó de existir el 21 de septiembre de 1999, dos años antes del gran triunfo de nuestro Gremio sobre los intentos de privatización.

Felipe Alberti, Agustín Tosco y Jorge “Caudillo” Molina Herrera (década del 70)
Felipe Alberti frente a nuestra sede sindical en 1998
Felipe Alberti en un acto en la calle en 1988

 

 

.