DEFENDEMOS EL PATRIMONIO DE EPEC

Parece que la Empresa no abandona su intención de avanzar con cualquier posible negocio inmobiliario, incluso con la construcción de estaciones transformadoras de alto costo siendo que EPEC ya tiene dos Estaciones Transformadoras (Tablada y Calasanz) que se pagaron muy caras y están funcionando al 20 % de su capacidad instalada. Técnicamente sabemos que es necesaria una adecuación de la Estación Transformadora Oeste, no lo negamos porque compartimos ese criterio  técnico,  no así la magnitud del gasto que se diera a conocer en un medio de prensa. Y sabemos y sostenemos con claridad que debemos tener siempre un resguardo ante un cero tensión, por eso contamos con las dos máquinas Turbo Gas. cada una de 12 MW de potencia efectiva que se ha utilizado en distintos casos de cero de tensión o problemas en el sistema interconectado provincial Aunque quizás en la nota publicada en el diario Comercio y Justicia el 9 de octubre, donde se expuso la desactivación de la Central Deán Funes, se estuviera refiriendo a que lo que se “apagaba” era específicamente el grupo Turbo Vapor de 33 MW que no funciona hace aproximadamente 25 años por decisión de la Empresa que lamentablemente persistía en el criterio de no invertir en esa máquina que hoy es parte del patrimonio de EPEC trasladad a la Central Zanicheli,  que seguro terminan siendo partes de desarme y posterior venta cuyo valor  nunca aparece en los balances de la EPEC.

En aquella época, plena década del 90, Luz y Fuerza de Córdoba eligió mantener el perfil combativo contra los procesos privatistas y no transformarse en un Gremio con un criterio empresarial como pasó en los 90 con otros gremios de la rama de la energía. No debemos olvidar que los trabajadores que aceptaron esa transformación privatista, fueron engañados con la ilusión de propiedad participada que prometía un porcentaje del capital accionario de las empresas privatizadas, fueron engañados con los retiros voluntarios y con el reparto de las ganancias, todo un esquema que en realidad llevó al desguace del patrimonio del Estado.

Resistimos hasta las últimas consecuencias que se diera de baja la TV 33 MW, si bien la turbina vapor estaba recientemente reparada a nuevo,  la caldera requería una importante inversión al igual que las torres de enfriamiento.  En ese momento la Empresa toma la decisión de darla de baja argumentando posibles impactos ambientales por la quema de fueloil para su funcionamiento aunque también funcionaba con gas.  Precisamente el cambio de combustible por necesidades operativas generaba problemas y muchas críticas de la ciudadanía circundante. Oportunamente se hicieron las presentaciones que correspondieron, sorteamos inconvenientes, y se estuvo garantizando que las últimas certificaciones ambientales del predio de la Central Deán Funes, estuvieran en condiciones.

Por decisión de la empresa se eliminó el despacho con combustible líquido de las TG de Central Deán Funes para evitar problemas en la certificación ambiental.  Precisamente hace poco nuestros compañeros recibieron felicitaciones por haber logrado la aceptación de las exigencias establecidas para la central

Ahora aparece una licitación de actualización de la Estación Transformadora Oeste que no es necesaria porque con las nuevas Estaciones Transformadoras Tablada y Calasanz se puede disminuir más de un 30 % el requerimiento de potencia de la Estación Transformadora Oeste.  No hay ningún justificativo técnico para tremendo costo de más de mil millones de pesos, tampoco ha existido requerimiento alguno de parte del Departamento Operaciones del que dependen el Centro de Control, Operación Sistema y Estaciones Transformadoras, ni de ningún otro sector operativo,  para ampliar la capacidad de dicha estación transformadora, aunque nadie se opone a actualizar el equipamiento existente. Lo que sí es necesario, es una nueva Subestación Alimentadora (SEA) en dicha estación transformadora para mejorar el servicio y las condiciones de seguridad en las maniobras habituales.

Por eso le enviamos una nota al presidente de EPEC, para que nos explique qué significa la desactivación de la Central. Es más, al propio Gerente de Generación le consultamos y nos respondió que no conocía nada y que técnicamente no había por qué plantear un “apagado” de la Central.

Lo que nosotros interpretamos es que se proyecta un posible negocio desarrollista donde tenemos que ser bien claros porque la custodia del patrimonio de EPEC también compete a sus trabajadores. Está el ejemplo de las instalaciones de la Central Mendoza que fue dada de baja del patrimonio de EPEC para ser transferida para promover el gran negocio que hoy se conoce como la Vieja Usina. Por eso como trabajadores tenemos la obligación de controlar lo que se hace con el patrimonio de la Empresa Provincial de Energía, incluidas las centrales generadoras existentes a lo largo y ancho de la Provincia, porque esos “fierros viejos” como algunos anteriores gerentes manifestaban y también algunos de los actuales, cuentan con el reconocimiento de CAMMESA como potencia disponible para disponer su entrada en servicio según los requerimientos del servicio.

Es muy complicado no identificar estas cuestiones para dar el ensamble técnico que se necesita, porque no tiene por qué gastarse 1.500 millones con tanta prisa, porque insisto, hay dos estaciones transformadoras en su perímetro de acción que están trabajando al 20% de su capacidad.

Hagamos memoria de la velocidad que se tomó para trasladar la sede del Jardín Maternal frente al Edificio Central, que denunciamos que no era una necesidad urgente, lo mismo pasó con el predio de Calasanz donde se tuvo que descentralizar Mantenimiento de Líneas Aéreas.  También dijimos que para descargar la ET Oeste, en lugar de haber construido la E.T. Calasanz, se podría haber alimentado la SEA rebaje y la SEA Santa Ana, desde la E.T. Don Bosco con una inversión muchísimo menor sin afectar la estabilidad de la E.T. Centro que consta de una sola barra de 132 kV desde la que parte la línea subterránea de 132 kV que alimenta la E.T. Calasanz.

Además en la ET Oeste fue remodelado el canal del cableado tras un incendio que hubo, por lo que ese problema fue corregido. No hay ninguna necesidad de construir una estación transformadora con tecnología GI con un costo tremendo.

Así comenzó el gran negocio inmobiliario con el terreno de la ex Cervecería Córdoba. Por eso ya hemos venido hablando con otras organizaciones para entablar la resistencia si se pretende enajenar el patrimonio de EPEC, en esto tenemos que ser claros.

Pero tampoco se puede inmiscuir la Municipalidad en el predio que es de EPEC y hablar de un desarrollo urbanístico como parte de un acuerdo con la Provincia cuando el predio es de EPEC. Esto nos obliga como Consejo Directivo a estar nuevamente alertas por lo que tomamos la decisión como corresponde ante el primer embate, siempre estamos listos para la pelea, pelea que la vamos a dar.

Acá proceden como el tero, haciendo ruido en un lado y buscando otro objetivo que nosotros como estamos despiertos, estamos viendo que es el Marco Regulatorio Eléctrico Provincial, donde la figura del comercializador es la herramienta fundamental que preparan para el gran negocio, con el que pretenden enajenar el Sistema Interconectado Provincial (SIP). No nos llama la atención la aparición de personal jerárquico que esté trabajando en EPEC proviniendo de ECOGAS, porque ya sabemos a qué grupo privado responden. El tema del SIP si hubiese ganado la reelección Macri, hubiese quedado en manos de su amigo Caputo y Mindlin, quedando desmembrada la Empresa Provincial de Energía, dejándola como una EPEC residual.

La provincia transferiría su patrimonio a operadores privados como hizo con los negocios de los gasoductos, dejando fuera a EPEC en el tendido de la fibra óptica que era necesario para fortalecer la actividad de comunicación de EPEC, todo tiene que ver con todo.

No crean que nosotros técnicamente no lo vamos a debatir a esta cuestión, porque la conocemos, porque lo sabemos y porque tenemos mucha más experiencia que los que hoy día quieren hacer los posibles grandes negocios.

La otra cuestión, que no es menor, es que la resistencia también necesita del marco de la unidad para enfrentar lo que se viene, porque no existe hoy en EPEC necesidad técnica de gastar esa plata,  cuando hoy en el País hay otras necesidades que es proteger la salud, cuidar la necesidad de crecimiento, cuidar los hospitales, dar la tendencia real de que la salud vuelva a recuperar el protagonismo, algo que eliminaron tanto en la década del 90, como después el gobierno de Macri.

Acá todo tuvo que ver con todo, no crean que el conflicto con Luz y Fuerza en el 2018 no tiene nada que ver con lo que pasaba, tiene que ver con esto, con el desguace de la Empresa, con la intención de quedarse con el Sistema Interconectado Provincial. Ahora empezamos nosotros a tomar la ofensiva sobre esto, porque hay patrimonio, vuelvo a poner el ejemplo de la Vieja Usina, donde estaba la Central Mendoza, hay patrimonio que tienen la obligación quienes conducen la Empresa de mantenerlo, porque ahí había álabes, ahí había turbinas, bombas de impulsión de combustible, como también de agua, lo mismo pasó con la TV 33 de la Central Deán Funes, porque la máquina, la famosa colorada hoy está en la Central Zanicheli de Pilar. Yo les pregunto si eso no es patrimonio de la Empresa Provincial de Energía, no tan sólo lo edilicio, sino lo que está adentro y bueno vamos a analizar bien legalmente como corresponde para que se recupere económicamente esas instalaciones.

Después del desguace de la década del 90, se empezaban a encontrar un álabe de una máquina que estaba en la ciudad de alguna provincia porque se había desguazado la máquina tal, y luego en otra provincia porque otra máquina se había transferido por tal otra cosa.  A nosotros nos tocó vivir salir a buscar los repuestos en distintas localidades de distintas provincias y nadie empezó a hacer el revalúo de la recuperación económica de todo lo que queda como repuesto como nos pasó con la TV 33, lo dijimos un montón de veces, la Empresa miró para el costado.

Técnicamente hoy no es necesario gastar esa cantidad de plata y habría que empezar a pensar fuertemente como repotenciar Generación, pero para eso tenemos que poner una persona que esté a favor de la repotenciación de la Generación, tiene que ser una persona que entienda de que la Generación es una necesidad, no un costo. Nosotros refrendamos fuertemente esta cuestión y una vez que podamos salir de esta cuarentena, nos reuniremos a nivel nacional para recuperar los proyectos que se presentaron oportunamente para la Central Deán Funes.  También el proyecto para la Bazán, porque esos proyectos están y tal vez ahora exista en un Ministerio una intencionalidad distinta de la que hubo en los años anteriores. Basta con esto de que el medio ambiente sea la excusa para posibles grandes negocios inmobiliarios. El medio ambiente si lo cuidas no hace falta gastar 1.500 millones en una estación transformadora GI en la Central Deán Funes, ya que con menos plata se pueden hacer un montón de mejoras.

Estos son los debates que hay que empezar a darse, porque mientras nosotros resistimos va a ser imposible que quieran quedarse con el Sistema Interconectado Provincial, si entre todos peleamos.

Pero acá también va a tener que ser una pelea clara entre las tres organizaciones sindicales, Luz y Fuerza de Córdoba, Regional de Luz y Fuerza y Luz y Fuerza de Río Cuarto, porque no estamos hablando de un aumento salarial, no estamos hablando del Convenio Colectivo de Trabajo, estamos hablando del Patrimonio de la Empresa Provincial de Energía. Entonces esto que yo empiezo a advertir que el patrimonio es todo,  funcionando y no funcionando, por lo que hay que tener mucho cuidado con los negocios que se pueden llegar a ejecutar a posterior de esas políticas que desde el desguace que se llevó de los 90 y que se llevó en la época de Macri,  esto nosotros también lo estamos denunciando a nivel nacional.

A principios de año quedamos en volver a juntarnos en varios Ministerios Nacionales, pero por la pandemia ahora no podemos viajar, pero todo esto lo hemos venido denunciando y todo esto nos da la razón de por qué llegamos a un conflicto de la magnitud del que se desató en 2018 y continúa hasta la fecha.

Es esto lo que lamentablemente los cordobeses por ahí no entienden que nosotros no peleamos únicamente por nosotros, peleamos por la Empresa, peleamos por los cordobeses y peleamos por la Provincia.  Estamos cansados de que se hagan grandes negociados y no se realicen después los seguimientos y los controles ni las necesidades que hay en cada uno de los distintos estamentos que conforman el Estado.  Y EPEC es una empresa autárquica que debe sí o sí controlar y resguardar su propio patrimonio en todo sentido.

Gabriel Suárez

Secretario General

Gabriel Suárez, Secretario General

 

Una de las máquinas generadoras TG de la Central Deán Funes

 


 

Córdoba, 9 de Octubre 2020

Señor Presidente

Empresa Provincial de Energía de Córdoba

Ing. Luis Giovine

El que suscribe, en nombre y representación del Sindicato de Luz y fuerza de Córdoba, me dirijo a Ud. con el objeto de solicitarle precisiones sobre los alcances de la información periodística aparecida en el día de la fecha en el diario Comercio y Justicia y que da cuenta, a la par de un llamado a licitación para el emplazamiento de una estación transformadora (ET) la intención de convocar a un “concurso de ideas” para recuperar el espacio como parte del desarrollo urbanístico de la Costanera del Suquía.

La noticia se integra con la difusión de imágenes de dicho desarrollo que da cuenta de la disposición completa del predio de la Central Deán Funes.

Como el Sr. Presidente comprenderá, la difusión que comento ha causado honda preocupación entre los trabajadores, en particular los que de una manera u otra se encuentran vinculados a ese espacio físico, razón por la cual amerita el presente pedido de información que precise: a) la veracidad sobre los alcances de la noticia periodística comentada; b) en su caso, cuál es el proyecto empresario respecto de los sectores que se desenvuelven en dicho predio?; c) y, en ese orden, cuál será el destino que la Empresa pretende para los trabajadores que puntualmente se desenvuelven en todo el predio de la Central,  no tan solo en Generación.

A la espera de la información solicitada a la brevedad posible que despeje la incertidumbre y lleve sosiego a los trabajadores, hago propicia la oportunidad para saludarle atentamente.

 

Gabriel Suárez

Secretario General

 

 


 

 

COMUNICADO DE PRENSA

 

 

 

¿Otro posible gran negocio inmobiliario con el patrimonio de EPEC?

 

El proyecto del Gobierno de la Provincia y su Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, con la Municipalidad de Córdoba

 

El fantasma de los emprendimientos inmobiliarios y desarrollistas no sólo se oculta detrás de los incendios provocados en nuestras serranías, sino que ahora también sobrevuela el patrimonio de EPEC. Esto se desprende de un informe publicado hoy en el diario Comercio y Justicia.

El Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba advierte a la población de la gravedad que significa que se esté planificando traspasar patrimonio de la Empresa Provincial de Energía a manos privadas. Nos oponemos.

Dejando planteada la posición gremial que representa la voluntad del pueblo de Córdoba, los recursos del Estado como las grandes obras hoy deben analizarse en el contexto económico que vivimos y que se observa en todo el mundo, por lo que cualquier asignación de recursos para emprendimientos debe ser dirigida a la PROTECCIÓN DE LA SALUD DE LOS CORDOBESES A TRAVÉS DE LA INCORPORACIÓN DE NUEVOS MÓDULOS SANITARIOS, DE MÁS RESPIRADORES, DE MÁS ELEMENTOS DE TESTEO, debe ser dirigida a GARANTIZAR LOS PUESTOS DE TRABAJO, a SATISFACER LAS NECESIDADES ALIMENTARIAS DE LOS SECTORES MÁS DESPROTEGIDOS, LA NECESIDAD DE VIVIENDAS PARA UN GRUESO IMPORTANTE DE CORDOBESES QUE NO LA TIENEN y OTRAS PRIORIDADES QUE PODRÍAMOS SEGUIR ENUMERANDO EN LAS QUE EL ESTADO DEBE ESTAR PRESENTE, NO AUSENTE.

Rechazamos el proyecto de licitación para la repotenciación de la Estación Transformadora Oeste instalada en el predio de la Central Deán Funes. Es totalmente falaz que sea necesaria para garantizar el abastecimiento de la zona circundante ya que para eso se construyeron  las nuevas  Estaciones Transformadoras  Calasanz (80 MW) y Tablada (80 MW), que actualmente están funcionando con apenas un 12% de su capacidad de carga, lo que hace dudar sobre los fines que persiguen con una inversión absolutamente innecesaria de casi 1.500 millones de pesos. Técnicamente sabemos que es innecesario, por eso enunciamos algunos de los enfoques que demuestran que ante una supuesta necesidad de la provisión de energía totalmente inexacta, se oculta un gasto inútil más cuando existen otras urgencias frente a la gran cantidad de pérdidas humanas y el crecimiento de contagios de Covid-19, con posibilidad de retroceder de fase.

La convocatoria a un concurso de ideas para aprovechamiento urbanístico de 7,9 hectáreas del predio de la Central Deán Funes, encierra un posible negocio. ¿Será un negocio desarrollista para usufructo y rentabilidad de unos pocos?

Este invento del concurso no es necesario ya que EPEC oportunamente presentó una iniciativa de recuperación de sus edificios para mixtura de usos en función del código y leyes de edificación de la ciudad de Córdoba. Creemos que ninguna de las ideas reflejará la necesidad de darle a la comunidad un espacio de contención social que hoy más que nunca necesita.

Como siempre, nuestra Organización Sindical está al lado del pueblo de Córdoba.

 

 

Córdoba, 9 de octubre de 2020

 

 

Gabriel Suárez, Secretario General

Gabriela del Bosque, Secretaria de Prensa

 

 

.