SECRETARÍA DE DERECHOS HUMANOS

MAIL PARA DENUNCIAS POR MALTRATO LABORAL

Compañeras y compañeros, en virtud de la imposibilidad de llevar adelante un funcionamiento presencial en la Secretaría de Derechos Humanos en la sede sindical, las denuncias por maltrato, violencia o acoso laboral serán receptadas en el correo violencialaboralddhh@gmail.com,  específicamente creado a tal fin, a los efectos de ir delineando acciones en cada caso particular,  con el correspondiente asesoramiento jurídico.

 


 

En plena pandemia, el gobierno provincial debe hacer cumplir a todos el distanciamiento social

Desde la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, nos hicieron llegar este documento, al que adherimos en todos y cada uno de sus términos. En el mismo queda evidenciado una vez más, cómo los sectores del poder, en este caso la cúpula eclesial en la persona de Monseñor Ñañez y del Ejecutivo provincial, Juan Schiaretti, poco les interesa lo vivido por los sectores más vulnerables.

La Iglesia hace caso omiso a una resolución emanada por el gobierno nacional y respaldada por el gobernador de Córdoba, que luego este último termina cediendo a las presiones del clero.

Como lucifuercistas rechazamos ambos comportamientos dado que los mismos van en contra de la salud de la mayoría de los cordobeses.

Exhortamos al Gobierno provincial hacer cumplir las medidas de distanciamiento y aislamiento social, preventivo y obligatorio recientemente dispuestas.

Desde la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) regional Córdoba exhortamos al Gobierno provincial a reforzar los esfuerzos para hacer cumplir las medidas de distanciamiento y aislamiento social, preventivo y obligatorio recientemente dispuestas por el Gobierno nacional y el Gobierno de la Provincia de Córdoba.

Ante un escenario de desborde del sistema sanitario provincial, con una ocupación de más del 76% del total de camas criticas covid-19, recordamos que todas las personas, sin excepción, tienen el derecho a cuidados que les salven la vida y esta responsabilidad recae en los Gobiernos. Esta atención médica es un derecho humano, como fuera ratificado por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Además, ante las declaraciones del arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos Ñáñez, realizadas el 15 de octubre de 2020 en relación a las recientes medidas dispuestas sobre el distanciamiento y aislamiento social, preventivo y obligatorio, en donde manifiesta “no acompañar esas medidas, que estimo exageradas”, desde la APDH regional Córdoba queremos manifestar nuestro más enérgico repudio.

En la situación en la que nos encontramos, en medio de una pandemia que, solo en la Provincia de Córdoba, ya se ha llevado la vida de más de 700 personas, las declaraciones del arzobispo de Córdoba son de una irresponsabilidad mayúscula y están en línea con una campaña concertada que busca debilitarnos como sociedad.

Además, le recordamos a monseñor Carlos Ñáñez que recientemente se dio un brote de coronavirus tras una misa en la parroquia Natividad de María en la localidad cordobesa de Justiniano Posse, tras lo cual al menos 16 personas dieron positivo de covid-19 y alrededor de mil vecinos quedaron aislados de manera preventiva. Actualmente la justicia federal está investigando dos cuestiones: si efectivamente se cumplieron los protocolos sanitarios en el marco de la pandemia y si el sacerdote que brindó la misa promovió quitarse los barbijos.

Ahora mismo, miles de trabajadoras y trabajadores arriesgan su propia salud y la de sus familias para atender –en todos los niveles– la emergencia sanitaria que nos ocupa, y somos millones las argentinas y argentinos que nos responsabilizamos y cumplimos con las normas de cuidado indispensables para evitar el colapso del sistema.


Pronunciamiento de la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos de  Córdoba ante la situación de niñes y jóvenes alojadxs en residencias de la SENAF

 

Desde la MESA DE TRABAJO POR LOS DERECHOS HUMANOS DE CÓRDOBA, y por iniciativa de la Comisión de Derechos de las Niñeces y Adolescencias, queremos manifestar nuestra profunda preocupación por los hechos acontecidos el día jueves 15 octubre de 2020 en la Residencia Madres Adolescentes de SeNAF (Secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia). Las adolescentes allí alojadas con sus hijes, reclamaron por alimentos insuficientes y de calidad regular, malas condiciones del espacio físico que habitan, falta de atención integral a su salud. También manifestaron inquietud e inconformidad con las estrategias que se diseñan para su egreso, piden mayor atención, participación y celeridad en el proceso, cuestión que se dificulta por la falta de personal en los equipos técnicos.

La protesta, que incluyó la quema de colchones y el bloqueo del portón de acceso, expresa indignación y vulnerabilidad ante una situación extrema, es una alerta no solo para el Estado Provincial, principal garante en esta cuestión; sino para toda la sociedad cordobesa, corresponsable en la protección integral de derechos de niños niñas y adolescentes. Las carencias que sufren estas jóvenes y sus hijes, no son un hecho aislado o circunstancial, son una realidad compartida por las diferentes Residencias que dependen de la SeNAF donde se alojan niñes y adolescentes con medidas excepcionales y bajo seguimiento judicial, niñes y adolescentes que fueron retiradxs de sus hogares porque sus derechos estaban siendo vulnerados (ya sea por falta de cuidados parentales, violencias, abusos, etc); y los centros socioeducativos que alojan a jóvenes en conflicto con la ley penal (Complejo Esperanza y CESAM)[1] también dependientes de SeNAF.

Sus condiciones de vida actuales muestran carencias profundas: falta de alimentos, hacinamiento, falta de cuidados en la salud integral (salud sexual no reproductiva, escasa atención a les niñes y adolescentes con problemáticas vinculadas a la salud mental y consumo problemático de sustancias psico-activas), y en el acompañamiento en la escolaridad. También se advierte la falta o inadecuada provisión de insumos de higiene personal, y escaso presupuesto para actividades lúdicas, recreativas, artísticas, deportivas o de oficios que constituyen también un derecho fundamental para el desarrollo integral de les niñes y adolescentes.

En la actualidad esta situación se intensifica y agrava al no contar con espacios suficientes y adecuados para cumplir con las medidas de bioseguridad que establece el protocolo Covid19, propiciando los contagios y/o la prevención y atención deficitaria. También nos inquieta el anuncio que hiciera el gobierno provincial sobre el posible traslado de personas presas de la UCA al Complejo Esperanza, dicha medida implicaría reducir el espacio físico disponible para les jóvenes que allí se alojan, y el desconocimiento de la normativa vigente que impide que les jóvenes convivan con población del sistema penal adulto.

Teniendo en cuenta la “LEY DE PROTECCIÓN INTEGRAL DE LOS DERECHOS DE LAS NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES Ley 26.061 a nivel nacional, como el Sistema de Promoción y Protección Integral de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes establecido por la Ley 9944 y 10.637, en la provincia de Córdoba, y la Convención Internacional de los Derechos del Niño, instrumentos de derechos humanos, a los cuales Argentina suscribe; es compromiso y responsabilidad indelegable del Estado garantizar la protección de los derechos reconocidos de niños, niñas y adolescentes.

Como Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos de Córdoba consideramos necesario y urgente que se lleven a cabo las intervenciones necesarias por parte del Estado provincial, para garantizar condiciones de vida dignas a niñes y adolescentes alojadxs en las Residencias.

Que se generen espacios de participación genuina para que les niñes y adolescentes puedan opinar, proponer e incidir en las decisiones que afectan su tránsito por dichos espacios institucionales, y que su voz sea la primera en ser escuchada cuando se generen vulneraciones en las condiciones de vida material, no material y los procesos de intervención profesional e institucional. Pedimos se arbitren los medios necesarios para dar respuesta inmediata a las jóvenes que realizaron el reclamo el 15 de octubre y a todes les niñes y adolescentes alojadxs en las Residencias de SeNAF que sufren las mismas situaciones que se expresaron en el reclamo.

Organizaciones que integran la Comisión de derechos de las Niñeces y adolescencias de la MESA DE TRABAJO POR LOS DERECHOS HUMANOS DE CÓRDOBA:

-Red de orquestas Barriales de Córdoba (El  Chingolo , Maldonado- Muller, Marqués Anexo) -Empalme es Red y Consejo comunitario de niñez y adolescencia del CPC empalme -Mesa de Gestión de Marqués Anexo -Seminario de Intervención social con niñes y jóvenes desde el Protagonismo (FCS UNC) -Colegio de Profesionales de Servicio Social de la Provincia de Córdoba -Asamblea Permanente por los Derechos Humanos Argentina y Regional Río Tercero -Cátedra de Trabajo Social Comunitario (FCS UNC) -Asamblea de niñez, adolescencia y familia (trabajadores de SeNAF Córdoba) -Equipo de estudiantes extensionistas en Malagueño

ADHESIONES:

Asociación de Trabajadores del Estado (Agrupación verde y blanca) – -Asociación ex-presos y ex-presas políticxs por la Patria Grande – Espacio por la Memoria y los DDHH San Francisco – Mesa de trabajo de Güemes, Cupani, Observatorio – La Colectiva

[1] Desde el observatorio de Derechos humanos de la UNC el informe Mirar  tras los muros (2013 y 2014) registró la situación del Complejo Esperanza, https://rdu.unc.edu.ar/handle/11086/1960, y desde el 2012 se han realizado diferentes pedidos de informes a la legislatura provincial sobre las condiciones de alojamiento de les jóvenes en conflicto con la ley penal.


Córdoba: la peor situación ambiental de su historia

Siglos para que la naturaleza se recobre

Tras el drama del fuego ahora el drama del agua

 

Entrevista de TELAM al Prof. Dr. Raúl Montenegro, Biólogo (*)

 

–  ¿Qué dimensión tiene el daño ambiental sufrido por la provincia de Córdoba?

–  Nuestra provincia no renace nueva cada año. Viene acumulando daño. En este momento la situación ambiental es la peor de toda su historia porque se quemaron más de 350.000 hectáreas en una provincia donde solo quedaba menos del 3% de bosque en buen estado de conservación, y que venía sufriendo un promedio de 5.000 hectáreas de desmonte por año. Es también el momento de mayor vulnerabilidad histórica a las sequías, a las lluvias y al Cambio Climático Global.

 

–  ¿Cuánto tardará en recuperarse? ¿Es cierto que demandará 30 años?

–  Cualquier cifra es antojadiza y técnicamente incorrecta. Aquí no se trata de árboles y arbustos reemplazando a árboles y arbustos. Estamos hablando de biodiversidad, algo que los gobiernos no comprenden y que las universidades han hecho poco por explicar. La biodiversidad comprende desde virus, bacterias y hongos a vertebrados, insectos y plantas verdes, cientos y miles de especies entrelazadas que ni siquiera conocemos. La biodiversidad se autorecompone viniendo desde los ambientes nativos que no han sido desmontados ni quemados a los lugares incendiados y destruidos. A esto lo llamamos ecosucesión secundaria, un proceso gradual con resultados progresivos que demanda desde décadas a siglos.

 

–  ¿Quiere decir entonces que Córdoba ha perdido una biodiodiversidad que ni siquiera conoce?

–  Efectivamente, no conocemos todo lo que se perdió. Solo ejemplares de las especies más dominantes y visibles, no la biodiversidad pequeña y mucho menos la invisible. Ni siquiera tenemos mapas de biodiversidad. Nunca se midió la biodiversidad a nivel provincial. Por eso, insisto, lo que viene sucediendo en Córdoba es una tragedia acumulada de dimensiones incalculables.

 

–  ¿Sirve reforestar? Porque es la solución que suelen ofrecer los gobiernos para restaurar lo perdido.

–  La biodiversidad no se planta. Es malicioso hacerle creer a la sociedad, como lo hace reiteradamente el gobierno de Juan Schiaretti, de que plantando árboles se recuperará el monte o un pastizal nativo que no tenía árboles. Solo la biodiversidad que aún tenemos puede reconquistar los ambientes con biodiversidad reducida o perdida. Pero claro, en Córdoba había 12 millones de hectáreas de bosque nativo a comienzos del siglo XX, y hoy apenas sobreviven 360.000 hectáreas con buen estado de conservación. La tarea natural de recolonizar demandará mucho mas tiempo que los casi dos siglos durante los cuales se destruyó la mayor parte de la biodiversidad provincial.

 

–  ¿Cuáles serán los efectos ambientales que podemos esperar después de los incendios?

–  Hay que tener en cuenta que los incendios más graves se registraron en zona serrana, donde se fabrica la mayor parte del agua que bebemos. Desprovista de vegetación protectora y biodiversidad, el agua de lluvia en lugar de infiltrar y alimentar esa gigantesca esponja rígida que son las sierras, correrá en superficie erosionando el suelo y llevando sedimentos con materia orgánica, fósforo y nitrógenos a los ríos y lagos. Por empezar, peligran las necesarias vertientes para el invierno del 2021, que es nuestra época seca. Además el fósforo y el nitrógeno agravarán la eutroficación cultural del San Roque y otros lagos, con sus malolientes superpoblaciones de algas verdeazuladas, tóxicas además. También aumentará el entarquinamiento, es decir, el llenado de las cubetas de lagos con sedimentos.

 

–  ¿Qué otros impactos tendrá esto que usted llama el drama del agua tras el drama del fuego?

–  La respuesta está en la historia reciente. En el año 2015 una creciente violenta del río Ceballos provocó 9 muertes y destrucción a su paso. Ninguna de esas personas debió morir. Pero claro, estamos en Córdoba, una de las provincias ambientalmente peor administradas de Argentina. La impericia del gobierno viene permitiendo desmontes y mal administrando el Plan Provincial de Manejo del Fuego. Este año el gobierno de Juan Schiaretti no hizo prevención, mantuvo desarticulada la red de Bomberos Voluntarios Vigía y en los incendios de septiembre demoró el pedido de auxilio a la Nación y otras provincias. Por eso el abogado Juan Smith y yo lo denunciamos penalmente. Lo que sucedió no puede quedar impune.

 

–  Para finalizar, ¿cuáles son las soluciones que deberían ponerse en marcha para amortiguar estas tragedias del fuego y del agua?

–  Córdoba no soporta ni más hectáreas de desmonte, ni más hectáreas de ambiente nativo quemado. Ya no hay margen. En lugar de sus ineficaces y poco transparentes planes de reforestación el gobierno debe ayudar a la naturaleza a que se recupere sola. Pero debe replantearse por completo el Programa Provincial de Manejo del Fuego, que demostró su fracaso. Debe haber prevención todo el año, su presupuesto debe duplicarse y a los Bomberos Voluntarios deben agregarse cuerpos de Brigadistas Vecinales debidamente entrenados para que todos funcionen en forma coordinada. Debe protegerse la vida de las personas y sus bienes, pero también la biodiversidad nativa. Finalmente, el gobernador debe aprender que el problema del agua se soluciona protegiendo las cuencas hídricas, no construyendo un canal con desnivel desde el río Paraná. Hace falta más inteligencia territorial y necesitamos con urgencia un mapa de la poca biodiversidad que queda en Córdoba.

 

(*) Profesor Titular Plenario de Biología Evolutiva Humana en la Facultad de Psicología (Universidad Nacional de Córdoba). Director del Campus Cordoba del Right Livelihood College (RLC) y Premio Nóbel Alternativo (Suecia, 2004)

Reserva Natural La Calera, el fuego destruye la biodiversidad (foto de Pablo Sigismondi)
El Cerro Uritorco (foto de Pablo Sigismondi)
La Paisanita (foto de Pablo Sigismondi)

 

 


 

 

.