LUZ Y FUERZA DE CÓRDOBA ADHIERE A LA JORNADA DE PROTESTA DE LOS TRABAJADORES DE LA SALUD

Desde el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, nos solidarizamos con la lucha de las  y los trabajadores de la Salud de  nuestra provincia, que están dando la batalla frente a la pandemia de COVID19  en un contexto de precarización, falta de insumos y personal y deficiente remuneración. La situación de la salud de Córdoba viene siendo denunciada por los trabajadores de hace tiempo, la pandemia no ha hecho más que poner de manifiesto que los reclamos, las demandas, y las advertencias por el vaciamiento del sistema realizadas por los trabajadores estaban en lo cierto.

Nos solidarizamos con su lucha, agradecemos a cada trabajador y trabajadora de la salud por cuidar de todos los cordobeses, e instamos a que las autoridades provinciales estén a la altura de las circunstancias, reconociendo como se debe a quienes están en la primera línea de batalla frente a la pandemia, y otorgando todo lo necesario para su cuidado y el cuidado de todos. Asimismo rechazamos las prácticas persecutorias contra quienes reclaman y luchan por los derechos de los trabajadores, esas prácticas antisindicales también las sufrimos nosotros, no son propias de la convivencia, ni del diálogo, y resulta el colmo que en medio de la pandemia, se practique la persecución justamente contra los trabajadores que la están enfrentando.  Por todo esto, Luz y Fuerza Córdoba adhiere a las jornadas de protesta que se llevan adelante y se solidariza con todos los trabajadores de la salud.

 

Comunicado de los gremios convocantes

 

Córdoba, 26 de octubre de 2020

En defensa de la salud y sus trabajadores, ahora más que nunca

Las organizaciones firmantes vemos con suma preocupación la acuciante situación epidemiológica de la Provincia y las políticas gubernamentales provinciales, que favorecen la propagación de los contagios. Observamos también que las autoridades no toman medidas eficaces y efectivas para cuidar la salud de las y los cordobeses ni tampoco a las y los trabajadores de la salud que debemos hacer frente a la pandemia y padecemos las consecuencias de esas políticas.

Ante esta realidad, las organizaciones firmantes declaramos: la exigencia laboral a la que ya veníamos sometidos, se vio agravada por la pandemia con su secuela de un alto y creciente número de contagios entre el personal de trabajadores de la salud. Por la COVID-19 ya debemos lamentar más de una decena de compañeros fallecidos. En esta situación nos encontramos: cada día menos personal, para atender a un número de pacientes que crece.

Como si esto fuera poco, junto a la pandemia nos enfrentamos diariamente a la falta de reconocimiento y destrato por parte del Estado empleador y las patronales del sector privado. Lejos de recibir reconocimiento por nuestra labor, padecemos todo tipo de ataques: imputación a médicos por trabajar y contagiarse de Covid-19, robo a la Caja Provincial de Jubilaciones que nos condena a una vejez de miseria, paritarias absurdamente insuficientes y en cómodas cuotas, aprietes de todo tipo a los trabajadores de la salud. También imponen más precarización laboral: por ejemplo, prolongando becas a los residentes en vez de contratarlos o incorporando personal por la contingencia con contratos temporales y salarios de miseria.

En una de las provincias más ricas del país, los trabajadores de salud de Córdoba somos históricamente de los peores remunerados. Esto se debe al abandono del gobierno, con la complicidad de las conducciones sindicales que firman nuestras paritarias. Si la situación salarial era ya grave, con el continuo e intenso proceso de inflación y devaluación que vive nuestro país no ha hecho más que empeorar. Para el gobierno provincial, la salud no es prioridad.

Por todo ello, nos proponemos avanzar en un plan de lucha provincial.

En esta situación es indispensable sentar una clara posición y reclamar:

– Recomposición salarial urgente. Sin sumas en negro o no remunerativas. Por un básico inicial de 50.000 pesos.

– Pago del Adicional por Actividad en Unidades Críticas (Decreto 690/20) a todo el personal de salud

– Regulación y aumento de honorarios por parte de APROSS.

– Basta de precarización laboral mediante contratos, monotributos, becas o pagos por cooperadora. Pase a planta de todas y todos los precarizados y residentes.

– Cumplimiento de las recategorizaciones y orgánicas establecidas por ley.

– Paritarias para el sector salud que posibiliten discutir de manera específica nuestra problemática

– Aumento de personal, atendiendo a la especificidad de las tareas. Incorporación de personal con plenos derechos y salarios acordes a la tarea.

– Protocolos elaborados con participación y control del personal para cuidarnos efectivamente. Provisión continua de EPP en cantidad y calidad suficiente.

– Establecimiento de la modalidad “espejo” en todas las instituciones, para reducir los riesgos de contagio.

– Licencias para todos los compañeros y compañeras que son parte de grupos de riesgo. Avanzar en las condiciones para eliminar el pluriempleo que incrementa el riesgo

– Testeo sistemático para coronavirus a todo el personal de salud.

– Unificación de las leyes 7233 y 7625.

– Defensa del derecho del acceso a la salud y de la salud pública

– Derogación de la ley 10694 de ajuste jubilatorio.

Por todo lo planteado realizaremos una jornada de protesta provincial el miércoles 4 y el 10 de noviembre un paro con asistencia a los lugares de trabajo, cese de tareas y movilización. Asimismo, los días 29 y 30 se desarrollaran actividades de recuerdo y homenaje a los trabajadores de la salud fallecidos por Covid-19. Invitamos a las organizaciones que defienden a las y los trabajadores de salud y que aún no son parte a debatir y organizar juntos este reclamo que nos incumbe a todos y todas. En este difícil momento llamamos a las autoridades gubernamentales a reflexionar, cambiar su actitud y abrir canales de diálogo para dar una respuesta a las necesidades que tenemos las y los trabajadores de salud que, hoy más que nunca, desarrollamos una tarea esencial.

Convocan: M.A.C. – MÉDICOS AUTOCONVOCADOS CÓRDOBA U.T.S. – Unión de Trabajadores del Estados A.T.E. – Asociación Trabajadora del Estado FORO de Especialidades Médicas de Córdoba S.I.M.I.P. – Sindicato de Médicos de Instituciones Privadas de la Ciudad de Córdoba S.I.M.S.E.P. – Sindicato de Médicos de Servicios de Emergencias Privados de Córdoba C.T.A. Autónoma Provincia de Córdoba C.T.A. Autónoma Regional de Córdoba Federación Sindical de Profesionales de la Salud.