A 74 AÑOS DE LA ESTATIZACIÓN DEL SERVICIO ELÉCTRICO EN CÓRDOBA

Compañeras y compañeros,  como todos sabemos, el pasado 11 de noviembre se cumplió un nuevo aniversario de la estatización del servicio eléctrico cordobés,  una estatización vital para el inminente desarrollo de la provincia en muchos aspectos.

Con el fuerte respaldo de nuestro Sindicato, conducido por Cristóbal Sierra -quien era nuestro Secretario General en aquel momento- el gobernador peronista Argentino Auchter dispuso el 11 de noviembre de 1946 por los decretos 4.196 y 4.197 la caducidad de las concesiones a la Compañía de Luz y Fuerza Motriz de Córdoba y a la Compañía General de Electricidad, respectivamente, interviniendo las usinas ubicadas en Villa María de la Compañía Central Argentina de Electricidad SA, perteneciente al grupo financiero Ansec, por los inconvenientes y el deplorable servicio que brindaban las concesionarias.

La estatización de las empresas eléctricas mejoró notablemente la prestación del servicio que necesitó de más personal para cumplir con eficiencia las tareas en una Córdoba en pleno crecimiento. Se designó una Comisión Administradora del Servicio Público de la Electricidad (CASPE), que en adelante fue la responsable de prestar el servicio eléctrico. En 1949 se convirtió en Servicio Público de Electricidad de Córdoba (SPEC) y con la fusión de ésta y la Dirección de Energía se formó nuestra querida Empresa Provincial de Energía de Córdoba el 31 de diciembre de 1952.

Hoy, a 74 años de aquel logro histórico para el pueblo de Córdoba,  somos testigos de nuevos intentos privatistas por parte del Gobierno Provincial, que, como en los `90, pretende echar mano sobre la EPEC y su patrimonio para llevar adelante sus negociados con ganancias para pocos, pero con muchos damnificados, la sociedad cordobesa en su conjunto, trabajadores y usuarios del servicio eléctrico.

Por si quedan dudas de qué pasaría con el servicio eléctrico si se privatiza la EPEC, basta poner la mirada en la provincia de Buenos Aires,  donde numerosos intendentes y organizaciones sociales reclaman la estatización de EDESUR,  para que la prestación del servicio quede en manos del Estado, los trabajadores y los consumidores; la urgente rescisión del contrato atento a los innumerables incumplimientos contractuales verificados por el defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires; y la declaración de la energía eléctrica como derecho humano.

Recordemos, compañeras y compañeros,  que durante el gobierno de Macri y mediante tarifazos exorbitantes, EDESUR  tornó prohibitivo el acceso a la energía, y hoy pretende conseguir el descongelamiento tarifario para poder continuar el saqueo a los usuarios, amenazando solapadamente con la multiplicación de cortes durante el período veraniego. Basta mirar las noticias para saber que cuando hay cortes de energía en Buenos Aires pasan días y semanas sin luz, con todo lo que acarrea, hasta la normalización del servicio.

Es por eso que debemos resistir con más fuerza que nunca cualquier proyecto privatista que pretendan imponer,  luchar tanto en el debate de ideas como en la calle para defender nuestra fuente de trabajo y el patrimonio de todos los cordobeses.

A no aflojar compañeras y compañeros, sigamos cuidándonos.

Un fuerte abrazo a todos.

Jorge Molina Herrera

Secretario Adjunto

 

.