1946 – 11 DE NOVIEMBRE – 2020

A 74 años de la estatización del servicio eléctrico en Córdoba

 

El 11 de noviembre de 1946 se produce este acontecimiento histórico que será fundamental en el camino hacia la creación de la Empresa Provincial de Energía de los cordobeses.

Con un enérgico apoyo del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, en ese momento conducido por el compañero Cristóbal Sierra, el gobernador peronista Argentino Auchter dispuso por decretos 4.196 y 4.197 la caducidad de las concesiones a las empresas extranjeras que prestaban el servicio, la Compañía de Luz y Fuerza Motriz de Córdoba y la Compañía General de Electricidad, e incautación de todos sus bienes (usinas, redes, etc.). Además intervino las usinas ubicadas en Villa María de la Compañía Central Argentina de Electricidad S.A.

Dos años antes, el 4 de octubre de 1944 (ocho meses después del nacimiento de nuestra organización sindical, entonces denominada Unión Sindical de Empleados y Obreros de las Compañías Productoras de Electricidad), el decreto 9.888 bis, serie C, estableció la condición de servicio público y definió la política de Estado para la industria eléctrica. La producción, transporte y distribución de electricidad en todo el territorio provincial debía estar a cargo del Estado y, por lo tanto, desde ese momento no se otorgarían nuevas concesiones ni se podrían transferir las existentes, las que no serían renovadas al término de su vencimiento. Las usinas e instalaciones de distribución de energía eléctrica fueron consideradas de utilidad pública y sujetas a expropiación.

A partir de estatización, el servicio eléctrico quedó a cargo de la Comisión Administradora del Servicio Público de la Electricidad (CASPE).

En 1949, CASPE se transformó en el Servicio Provincial de Energía de Córdoba (SPEC) y unos años después, el 1° de abril de 1953, comenzó su actividad la empresa de todos los cordobeses, la EPEC estatal e integrada creada por la ley 4.358/52, siendo en siete décadas pilar de desarrollo de nuestra querida Provincia.

La prestación del servicio mejoró ostensiblemente con una empresa de energía en manos del Estado provincial, que irá incorporando nuevos trabajadores para cumplir con eficiencia las tareas en una Córdoba en pleno crecimiento y que será esencial en la siguiente década para la Córdoba industrial.

La estatización del servicio eléctrico es una bandera que reivindicamos y siempre defenderemos los lucifuercistas.

 

Gabriel Suárez, Secretario General

 

 

.