REAPERTURA DEL JARDÍN MATERNAL

Un reclamo cada vez más enérgico

En el Eléctrum anterior difundimos la necesidad que tienen nuestras compañeras y compañeros de que vuelva a funcionar el Jardín Maternal Rayito de Luz. No se trata solamente de que nuestros hijos estén cuidados mientras desarrollamos la actividad laboral, sino que ellos necesitan recuperar ese seno de contención y educación integrado.

La Empresa no ha dado respuesta a la fecha al planteo formal realizado por nuestras compañeras docentes que la organización sindical respalda y que se ha amplificado por distintas reparticiones de EPEC.

Compartimos el pedido de una mamá lucifuercista, que es la voz de numerosas compañeras y compañeros de trabajo que propugnan por la reapertura del jardín maternal:   

Soy una trabajadora más, igual que vos, y hoy necesito que conozcas mi situación y apoyes mi pedido.

Mi nombre no es relevante ya que estas líneas representan a otras tantas mujeres que, como yo, no tenemos donde expresarnos y compartimos los mismos sentimientos de bronca y tristeza.

Soy mamá de dos niños pequeños, quienes todavía no pueden cuidarse solos. Quiero trabajar y cumplir con las responsabilidades que requiere mi puesto, pero quiero hacerlo con la tranquilidad de saber que mis hijos son cuidados en ese tiempo y además reciben el amor y respeto que todos los padres pretendemos. Así fue siempre, por eso cada año nuestras decisiones familiares han girado en torno al cuidado de nuestros pequeños, seguro que todo esto te resulta familiar.

Les pedimos a los responsables de tomar las decisiones, que consideren nuestra situación como trabajadoras, porque parte del desempeño en nuestras tareas, tiene que ver con la tranquilidad de saber y sentir que nuestros hijos están donde deben estar y todo lo que para ellos implica atravesar esta etapa del primer aprendizaje y amor.

En representación de toda la familia de EPEC, les pedimos que abran las puertas del jardín maternal, con un protocolo que sea respetado por cada uno y nos permita volver a una normalidad que nos beneficie a todos.

¿Acaso, nuestra necesidad les parece descabellada?

Somos simplemente mamás que queremos trabajar con la tranquilidad que merece cualquier persona, no nos identifica ningún color en particular, pero sí una necesidad: Queremos la reapertura del Jardín “Rayito de Luz”.

No ignores nuestro pedido, compartilo; hoy necesitamos tu solidaridad.

Maestras del jardín maternal

 

.